Crónica de la jornada del sábado del Wacken 2018

El sábado 3 de agosto volvió a ser un soleado día en el WOA 2018, Día grande del festival como os contamos aquí para cerrar nuestra extensa crónica de la edición número 29 del Wacken…

WOA Header

WACKEN OPEN AIR 2018: Sábado 4 de Agosto (última Jornada) 

Tras la jornada del viernes (aquí podemos leer también sobre la del miércoles y la del jueves), el sábado 3 de agosto volvió a ser un increíble soleado día en el WACKEN OPEN AIR 2018 en el que no cayó ni una sola gota de lluvia; una cosa extraña que no recordábamos desde 15 años atrás. Un día en el que disfrutamos de muchas actuaciones geniales que a continuación os contamos:

Una foto con el jefe para empezar

Inaugurando el día y con un sonido inmejorable los renacidos RIOT V convocaron a su concierto a todos los amantes del Heavy Metal tradicional, incluida una nutrida representación de fans japoneses, un país con el que el grupo mantiene un idilio desde los tiempos de “Narita” (1979).

Al lío… RIOT aprovecharon al máximo cada minuto de su tiempo asignado, iniciando su actuación con una especie de “Best of Thundersteel” del que sonarían hasta 6 canciones seguidas y con el que el público enloqueció, y eso que no habíamos alcanzado ni el ecuador del concierto. “Bloodstreets” empalmada con “Take me Back” abrió el melón de los temas distintos, incluyendo un par de concesiones al reciente “Armor of Light” y a un buen puñado de canciones de todas las épocas, con recuerdo al difunto Mark Reale incluido en “Swords & Tequila” incluido.

Por mi parte disfruté particularmente de la vuelta al repertorio de “Angel Eyes” y por supuesto de los clásicos “Road Racin’ “ y “Warrior” con los que cerraron por todo lo alto.

Volvimos a poner nuestra máxima atención en la actuación de los germanos BETONTOD en el Faster Stage y de nuevo nos reafirmamos que tienes que ser muy alemán para que le puedas sacar el gustillo a esta banda. Son curiosos porque es como ver a los madrileños PORRETAS pero con un fuerte acento germánico en sus comprometidas letras, porque el sonido es prácticamente igual, totalmente metido dentro del Rock Urbano pero cantado en alemán y acompañados en los estribillos por todos los presentes. Espectáculo ninguno, salvo ligeras correrías por el escenario pero quisieron lograr una gran conexión con su público y ¡vaya si lo consiguieron!… Éstos no dejaron de cantar con ellos ni un segundo; mucha actitud y entrega por su parte que fue devuelta con creces.

Eso sí, los temas son muy parecidos con estribillos fáciles, simples pero efectivas guitarras y una voz que a priori te resulta curiosa ya que es como escuchar a cualquier grupo de Rock Español con letras alemanas pero a la cuarta canción pierden mucho cayendo en una monotonía que si no te sabes las letras terminas yéndote a otro escenario mejor.

WINTERSUN

A los finlandeses WINTERSUN no les afectó mucho la altísima temperatura con la que tuvieron que aguantar durante su actuación en el Harder Stage. Mucha gente y mucha comunicación entre público y banda que no cesaron de pedir brazos y puños en alto al ritmo de sus tranquilas, elegantes y épicas melodías. Como todos (salvo GHOST) un sonido perfecto y a pesar de la hora (de día), una luminotecnia preciosa.

Era de los conciertos “bonitos” del W:O:A 2018, al igual que sus compatriotas AMORPHIS el día anterior, todo un derroche de composiciones envolventes llenas de belleza alternadas con fuertes y sorprendentes cambios de ritmo, aunque la voz de JariMäenpää, parecía romperse en su deseo de darlo todo en esa ocasión tan especial. Les vi con muchas más ganas, mucho más crecidos como músicos y en desarrollo de show que en otros festivales donde no tenían tan buena posición en el cartel. Todos los miembros dándolo todo, movimiento, entrega y pasión en una actuación que me sorprendió por recibir mucho más de lo que esperaba. De esperar monotonía y demasiada tranquilidad, pasamos a recibir muchos minutos de elegancia musical ofrecida con pasión como previa a la fiesta que ya nos acechaba.

Después de unos inicios titubeantes, la verdad es que ALESTORM han sido capaces de hacerse un sitio en el mundillo con la sencilla receta de hacer canciones ligeras, divertidas y de temática alcohólica…  y les funciona muy bien. Tanto como para, sin pretensiones, hacer que todo el mundo participe de la fiesta, ya sea en “Mexico”, en el naufragio de “Shipwrecked” o bebiendo todo lo que se pueda con “Drink”. Por si a nivel de cachondeo la fiesta se hubiera quedado corta, también tuvimos la tradicional lanzada de pato de goma gigante al público y a un amigo de la banda bebiendo cervezas al ritmo que traga un fregadero. Get drunk or die! (¡emborráchate o muere!)

DIE APOKALYPTISCHEN REITER

Un clásico de WACKEN son los locales DIE APOKALYPTISCHEN REITER, una banda que arrasa allí ya que saben dar canciones frescas, divertidas, facilísimas de tararear con ellos (si sabes alemán, claro) y además ver el ambiente que crean, con muchísimo crowdsurfing sobre todo que al final es copiado por la banda en un bote salvavidas. En esta ocasión, aguantando un sol de justicia, lo consiguieron todo: recinto lleno de incondicionales dándolo todo, cantando todas sus canciones, saltando como si no hubiera mañana y divirtiéndose de lo lindo con ellos.

Son mezcla rara de temas duros, casi rozando a veces en el metal extremo, del que están bastante influenciados, para pasar a momentos facilones, muy simples pero que la banda sabe unir en una misma canción. Daba igual el intenso calor de la tarde nórdica, el polvo que se levantaba de tanto saltar, ese sonido perfecto que tuvieron captaba tu atención incitándote a seguir viéndoles aunque sus extrañas mezclas cantadas en alemán de forma brusca no sean de tu agrado. Si a ello le unes el público que hace más que una fiesta de sus actuaciones y les pasea subidos encima de una lancha neumática por sus cabezas ante miles de aplausos, el éxito está asegurado. Por lo menos una vez en WACKEN es obligatorio verles, y te lo pasarás genial por el ambiente que logran… musicalmente es otra cosa.

He visto a GOJIRA ya en múltiples ocasiones, pero no acabo de pillarles el punto. Su música es acelerada y brutal, sí, y es también la banda sonora ideal para acompañar varios de los pogos más salvajes que iba a sufrir el suelo del Holy Land… o ¡los huesos de sus asistentes!… pero aún así las canciones me siguen diciendo poco y en directo… pues parecido, aunque docenas de miles de fans bailando al ritmo de “Silvera” y ”Vacuity” contradicen mi opinión, pero me quedo con otras propuestas distintas que tendríamos ocasión de ver a lo largo del día, como por ejemplo la de SKINDRED…

Hace un par de décadas SKINDRED eran lo más, especialmente en el Reino Unido, ¿os acordáis? Ahora esa polvareda ya se ha disipado y aunque están muy lejos de ser un grupo de Heavy Metal tradicional, lo cierto es que saben muy bien cómo mover a la gente. Esa tarea recae en particular sobre Benji Webbe, el cantante y frontman, que mientras incita a participar del bolo no olvida meter consignas políticas (de las buenas) entre canción y canción. Al final no hubo quién se resistiera a bailar “That’s my Jam” o “Kill the Power” y eso es lo que cuenta.

Fotón de ARCH ENEMY de nuestro amigo Iñigo Malvido

De nuevo ARCH ENEMY actuaban en W.O.A., esta vez sin el increíble montaje que tuvieron para la grabación de su DVD aunque la producción que llevaban no estaba nada mal. Ya había caído la noche cuando aparecieron ante miles de fans entregadísimos desde que sonó la intro del “Ace of Spades” arrancando de forma brutal con “Set Flame to theNight”, dando ya paso a un repertorio de temas con mayoría del  exitoso “Will To Power” con el que llevan girando tiempo.

Vimos a Alissa (su maravillosa vocalista) pletórica, muy arreglada para la ocasión (mucho más que en Download Madrid este año en el Leyendas el pasado) y sobre todo crecida en experiencia y aplomo. Se le nota muy segura en escena, sabiendo dejar a sus compañeros lucirse en los solos y mostrándose como una vocalista increíble pasando de los más diabólicos guturales a bonita voz limpia en un momento mientras va y viene sin parar por el enorme escenario. Si ella es un cañón, ¿qué malo podemos decir de sus compañeros que forman una súper banda?…

¡Nada!, pues cada día es más compacta y fuerte pero además alterna momentos de guitarras de las que salen melodías increíblemente cristalinas perfectamente ejecutados por Jeff Loomis. Todo perfecto, más que sincronizado con un increíble juego de luces que sabía realzar de manera híperprecisa todos los movimientos dependiendo del desarrollo de las canciones. Todo estábamos encantados por todo el show respondiendo con un sinfín de mosh-pits y de crowdsurfers que dieron bastante trabajo a Seguridad. Era un sin parar de caña total, con “War Eternal”, “You Wíll Know My Name” con la combinación perfecta de banda con toda la predisposición y actitud, producción perfecta, medios técnicos espectaculares, un público entregadísimo y una noche clara y calurosa dieron como resultado un concierto sobresaliente.

ARCH ENEMY demuestra y confirma una y otra vez por qué están tan arriba merecidamente; si encima les ves como aquí, terminas encantado con su show. ¿Lo comprobamos?

Del escenario más  grande a los cubiertos, y es que después de haber visto a DIABLO BLVD bastantes veces en su Bélgica natal, donde son mucho más populares, me gustó ver cómo se batían el cobre en un escenario más pequeño del que están acostumbrados como es el W.E.T. Stage, dentro de la carpa. Eso no achantó a DIABLO BLVD que descargaron con energía canciones cargadas de groove con “Sing from the Gallows” como momento destacado en cuanto a levantar  reacciones entre el público.

¡STEEL PANTHER! Sí, bueno, más o menos

Cada uno con su guerra particular. Satchel, Michael, Styx y Lexi, o lo que es lo mismo, STEEL PANTHER, no suelen fallar, y menos si tienen de su lado a un público dispuesto a participar y hacer su actuación más grande y divertida si cabe. No hay que olvidar que la comedia la arropan varias de las mejores canciones de Hard Rock / Hair Metal que se han escrito en el siglo XXI, así que la unión de los deslenguados comentarios de todos los miembros con canciones de altura como “Party all day (Fuck All Night)”.

Además en el humor no hay medias tintas, ni ese cogérsela con papel de fumar que impera últimamente, ¡todo lo contrario!: por parodiar, hasta se parodió cómo toca Rick Allen de DEF LEPPARD la batería con un solo brazo y… ¡Oh!, nadie se sintió ofendido… Por supuesto hubo invasión de escenario en “17 Girls in a Row”, y hubo también numerosas “titten” al sol sobre las tablas… pero todo ello en un ambiente de fiesta inmejorable sin más consideraciones que pasar un buen rato con la mejor banda de Hard del momento (y de hace ya muchos momentos).

Para ver a los noruegos DIMMU BORGIR, preferimos retirarnos por un rato para verlos de lejos admirando la barbaridad de escenarios que son el Faster y el Harder Stage (los dos principales) iluminados de noche. Fue una forma especial de ver y escuchar a la banda que desde 2015 no había vuelto por allí. Al igual que ARCH ENEMY, los DIMMU contaron con todo el despliegue de luces, columnas de humo y fuego, sus mejores galas y de todo lo imaginable para realzar su show atronando el Norte de Europa de tal forma que, aunque no te gusten los sonidos más oscuros, no puedes dejar de asombrarte.

Foto: Andreas Lawen, Fotandi

A esas horas, de noche, con miles y miles esperándote, la banda arriesgó arrancando con dos temas nuevos: “The Unveiling”  y “Summit the Chosen Legacy”, así de primeras, mostrándose como una banda viva, con futuro, incluso regalándonos uno no presentado antes, “The Archaic Correspondence”. Show intenso, para admirar en plenitud más que para vivirlo en primeras filas por la grandiosidad de la puesta en escena y ese sonido que realzaba todo, especialmente la rápida batería o los tambores de la intro de “Council of Wolves & Snakes”, tremendos.

Un show en el que acertamos de pleno el estar viéndolo de lejos, en su total grandiosidad porque la tecnología puesta a su servicio, les hizo salir más que airosos de su actuación. Y llegaba HELLOWEEN en su genial versión 2018 de “Pumpkins United”…

En Wacken era cabecera de cartel y, como sabemos los trucos del lugar, pudimos estar en el centro, en primeras filas disfrutando como si no hubiera mañana de un auténtico conciertazo de los germanos. ¡Qué decir de las luces!, las mejores para ellos, del sonido impresionante y de la banda que con la vuelta de Michael Kiske vive un renacer que es especial para todos… brutal. A su vez, en el púbico había de todo:  mucha gente joven saltando con lo más antiguo y todos cantando con ellos. Una noche tan preciosa, tan clara, la temperatura perfecta, de noche para admirar el mejor despliegue de luces que os imaginéis y además tener el show tan cerca, verles tan bien sobre todo a Michael Kiske que fue recibido como un Dios allí.

No paramos todos de saltar con el repertorio elegido, más corto que en Madrid (pero a la par que en RockFest, en set festivalero suponemos), con las animación de las simpáticas, y a veces cargantes, calabacitas entre cañonazos como “I’m Alive”, saltando con “Dr. Stein” o viendo cómo incluso Andi Deris estaba saliendo más que airoso de sus temas. El resto estaban muy simpáticos, con un Michael Weikath que hasta esbozaba una ligera sonrisa, y no era para menos al ver cómo tenía de abarrotado el recinto.

HELLOWEEN en Wacken

Mucha gente haciendo crowdsurfing aunque con más dificultades para llegar al final que en los días previos, también porque el tipo de público de HELLOWEEN es diferente. De cualquier manera todo fue como la seda: un auténtico cañonazo de show, con intensidad, con las canciones que han ocupado muchas horas de nuestras vidas sonando perfectas, una banda mucho más entregada que durante años y un show especial animado todavía aún más con el lanzamiento de enormes calabazas sobre nuestras cabezas. Momento Wacken, por ejemplo, cuando sonó el maravilloso “Keeper of the Seven Keys”, inolvidable, tan intenso que lágrimas metaleras corrían por más de una mejilla al escuchar a uno de los más grandes, al Kiske demostrar lo buenísimo cantante que es.

En definitiva, un show mucho más dinámico (al ser más corto) que el que vimos en Madrid en diciembre pasado, sin tantos tiempos de dibujitos juegos en las pantallas, y con ellos jugando en casa. Eso sí, eché mucho en falta que hablaran más en alemán que lo que hicieron… aunque es verdad que se retransmitía al mundo en directo. Mención especial mía y aplausos para Kai Hansen, muy recuperado de sus problemas de voz y que le noté a gusto, sonriente y cómodo, pareciendo todos haber olvidado malos rollos y situaciones desagradables del pasado… pero es que me imagino que ver el impresionante ambiente, con el recinto abarrotado hasta el límite y todo el mundo cantando tus canciones, debe ser algo impactante desde arriba.

Al final todos afónicos de tanto cantar, con muchas emociones y sentimientos de nostalgia y de alegría a flor de piel viendo a una banda que pasó por horas muy malas pero que no hay nada como olvidar los malos rollos y afrontar su carrera de nuevo con mucho futuro en beneficio de todos. Eso sí, hay alguno que sobra y no diremos quién es… Todavía se me pone la carne de gallina recordando “How Many Tears”, que eso en Wacken es algo más que una canción: es la razón de por qué nos gusta el Heavy Metal.

Mira que estábamos a punto de morir de cansancio cuando les tocaba el turno, ya de madrugada a los alemanes IN EXTREMO, habituales en cerrar muchas ediciones de Wacken Open Air generalmente con frío y lluvia. No esta vez, con la misma noche clara y serena, con una temperatura que no te la crees y que nos ayudó a revivir y a disfrutar como si no lleváramos 5 días ya de festival a saco. Un escenario precioso, reflejo de su recién lanzado “Quid Pro Quo” y con el que han vuelto a su sonido más auténtico y a la vez más animado y divertido.

Eso sí, se notaba que muchos ya habían abandonado el “infield” (zona de conciertos principal) al ser de madrugada, pero los asistentes estaban como locos con ellos, saltando y cantando los clásicos “Vollmond” y por supuesto “Herr Mannelig”, ese himno medieval que han hecho totalmente suyo. Sonido perfecto, donde todo, el arpa, las preciosas gaitas, los tambores… todo se oía tan nítido, tan claro que no había que esforzarse mucho para distinguirlos unos de otros.

WACKEN de noche impresiona

Sí noté mucho más envejecido a su vocalista, Das Letzte Einhorn, pero a la vez más saltarín y entregado que hacía pocos conciertos suyos atrás. Hay un gran salto delante de nuevo en IN EXTREMO, recuperando su mejor sonido mezcla entre música medieval europea, en varios idiomas y el Metal más contundente que ellos comenzaron y que vuelven a liderar. No paramos de bailar, de cantar y de formar corrillos saltarines con los de al lado… dejando el cansancio de lado y disfrutando de uno de las mejores actuaciones de los germanos. Eso sí, no sonó “Ai Vis Lo Lop”, un clásico que esta vez se quedó fuera del setlist.

Muy divertido, más rápido y animado que otros pasados y devolviendo a IN EXTREMO arriba del Medieval Folk Metal esperando que no se vuelvan a alejar. Ellos nos ayudaron a decir sin llorar eso de…

See you in Wacken 2019, rain or shine!

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com) y Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: Redhardnheavy y RRSS oficiales de las bandas.

Y cerramos con la Aftermovie oficial, agradeciendo infinito a la organización el trato y las facilidades que nos dieron en todo momento:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »