ELECTRIC BOYS y STAR MAFIA BOY en Madrid

Muchos conciertos en estos días y de todos los estilos. Por ejemplo una muy buena noche hardroquera la tuvimos el pasado viernes en Madrid, con ELECTRIC BOYS y STAR MAFIA BOY, como os contamos debajo:

ELECTRIC BOYS + STAR MAFIA BOY (Viernes 12 de octubre, sala Sound Stage de Madrid)

ELECTRIC BOYS

El pasado 12 de octubre se nos presentaba, con el nombre “Deluxe Glam Hard Rock Night”, un interesante programa doble en la sala Sound Stage de Madrid: STAR MAFIA BOY y ELECTRIC BOYS.

Por desgracia el público no acompañó, pues apenas hubo 50 personas en la sala. Había puente y el otoño viene sobrecargado de conciertos interesantes, cierto, pero no son muchas las oportunidades que tenemos de ver a esta buena banda sueca de hard rock en nuestro país. Y dada la escasa respuesta que tuvieron, sospecho que en el futuro serán incluso menos. Vamos con lo que vimos…

STAR MAFIA BOY:

STAR MAFIA BOY

A la hora establecida, las 20:30 salió al escenario STAR MAFIA BOY. Fueron apenas 40 minutos de actuación, que se hicieron cortos… Con su rock chulo y macarra, tan cercano al punk y al glam, y derrochando energía, entrega y actitud, nos hizo pasar un buen rato a los presentes. El primer tema, “Ven conmigo al ring”, fue toda una declaración de intenciones: Paco Star Mafia venía a pelear, a darlo todo, como siempre.

Me quedo con la traca final, que vino con una versión sucia y punk del “20th century boy” de los T-REX, “Los Ángeles”, un trallazo hard-rockero que será el primer single de su nuevo disco (“GLAM”), y el que quizás es su tema más reconocido como solista “2012 Cyberpunk”, con el que Paco se vació por completo, bajando del escenario y recorriendo toda la sala mientras tocaba. Solo le faltó tocar desde los servicios.

ELECTRIC BOYS:

ELECTRIC BOYS

Tras el tiempo imprescindible para cambiar los bártulos en el escenario, a las 21:30 saltaron al escenario ELECTRIC BOYS, tras haber arrasado esa tarde en la sección de pañuelos/foulards y complementos del centro comercial de turno. La banda sueca nos presentó varios temas del que será su 6º trabajo, “The Ghost Ward diaries”, que debería salir en noviembre. Y si hay una palabra para resumir su concierto es CORTO… Y no lo digo en el sentido de que nos lo pasáramos tan bien que se hiciera corto (bueno, un poco también), lo digo porque efectivamente fue muy corto.

Me parece inadmisible que una banda con 6 discos y casi 30 años de trayectoria a sus espaldas (aunque con un paréntesis de 15 entre medias, cierto), se despachen con un mini concierto de 1 hora y 10 minutos. Vale que éramos 4 gatos en la sala, y que la mitad encima íbamos acreditados, pero aunque fuéramos pocos nos merecíamos un respeto, especialmente la gente que había pagado los 20€ de entrada. Si te lo hace una banda novel con un par de discos a sus espaldas, ok, de acuerdo, pero esto no lo puede hacer una banda como ELECTRIC BOYS… o no debería.

Por lo demás, no puedo decir nada negativo más del concierto, fue cortito pero intenso, como un chupito de Jack Daniels. La banda sueca es la prueba de que el rock no son matemáticas, 2+2 no siempre son 4. A lo mejor hay quién me mata por decir esto, pero realmente los miembros de ELECTRIC BOYS no parecen unos grandísimos músicos, ni son unos virtuosos, pero sin embargo juntos consiguen formar una banda que suena jodidamente bien. Haciendo las cosas sencillas, sin meter solos innecesarios, pero bien hechas: con su divertida mezcla de hard rock, funk y glam, consiguen sonar de lujo en directo.

ELECTRIC BOYS

Me encantó el inicio del concierto, el rock stoniano de “Spaced Out”, los pesados riffs y los toques funkys de “Groovus Maximus”, una de mis favoritas de esta banda, nos hicieron entrar en calor muy rápido a los todos presentes. También me gustó mucho lo que vino a continuación, un corte nuevo llamado “Suffer”, con gran presencia de las guitarras de Conny Bloom y Franco Santonione, quien por cierto lleva todo el camino entrar por la puerta grande en el exclusivo club de rockeros que parecen señoras mayores.

El concierto avanzó mezclando estilos y referencias, con una variedad al alcance de pocas bandas. De la divertida y marchosa “Knee Deep in you”, que te recuerda a AEROSMITH, al rock psicodélico sesentero de “Mary in a mistery world”, pasando por “If only she was lonely”, que suena tanto a THE WHO que te imaginas a Roger Daltrey cantándola, hasta volver a los 80 – 90, su época, con la poderosa y rockera “Angel in armored suit”, en la que destacó Niklas Sigevall aporreando la batería como si fuera la cabeza de su peor enemigo.

ELECTRIC BOYS

Otro de los mejores momentos de la noche, llegó con “Electrified”, uno de los temas con sonido más funky de la banda, en la que incluso se permitieron el lujo de colar un trocito del “Tom Sawyer” de RUSH en los solos. Y con 2 viejos temas de su maravilloso primer disco, “Funk-o-Metal Carpet Ride”, cerraron la noche: “Rags to riches”, a la que dieron por momentos un divertido toque reggae, y el rock guitarrero de “Captain of my soul”.

La verdad es que no podíamos creer que ya se hubiera terminado… Ahora salen y hacen al menos 3 o 4 bises. Pues no, se tocaron el inevitable “Lips and hips”, himno por excelencia de esta banda, y para casita que tenéis cara de sueño. Estos suecos nos gustaron pero fueron unos tacaños de cuidado, al menos en Madrid…

Texto: Raúl Moreno

Foto: Alejando Penedo 

¿Vemos para terminar galería completa de fotos de ELECTRIC BOYS?

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »