APOCALYPTICA “metaliqueando” en un precioso teatro en Madrid

Hace unos días nos acercábamos al Teatro Nuevo Alcalá para poder asistir al concierto de los finlandeses APOCALYPTICA. Ocasión especial además rememorando sus primeros tiempos y sus versiones de METALLICA con las que se hicieron famosos. Os lo contamos:

APOCALYPTICA – Lunes 9 de abril (Teatro Nuevo Alcalá)

Apocalyptica 3

Al entrar pudimos ver un público de todo tipo y condición; desde niños pequeños a gente de mediana edad, pasando por metaleros hasta gente “normal” de a pie. Todo el mundo se sentaba en sus butacas como si de una obra de teatro se tratara, hasta que los chelistas aparecieron en el escenario para ofrecer una noche de metal como sólo ellos saben hacer.

Con un set list compuesto íntegramente por canciones de METALLICA esta vez, la elegida para romper el hielo fue “Enter Sandman”, un superclásico. Con un escenario austero con cuatro pantallas blancas y como si de una obra de teatro se tratara, como decíamos, el público sentado en sus butacas asentía con aprobación. La distancia entre músicos y espectadores era un abismo que sin duda resultaba poco habitual, ya que los finlandeses, como bien pudimos comprobar en su última visita a Madrid en La Riviera, suelen ser de lo más cercanos.

En “Master of Puppets” Eicca Toppinen y Paavo Lötjönen se empezaron a animar, levantándose con energía e incitando al público a que hiciera lo mismo. La gente empezó a dar palmas y corear tímidamente pero no terminaba de ser un espectáculo de metal digno de los finlandeses… con el público más parado esta vez.

El sonido en todo momento fue inmejorable, tocaron a la perfección siendo cada acorde una delicia para los oídos. Quizás también fuera ése el motivo por el que el respetable se mostrara algo reacio a corear y es que nadie parecía querer perderse ni una nota. Pero al fin y al cabo un concierto de metal consiste en compartir esa energía y hacer partícipe de la misma a cada uno de los presentes, con lo que todo parecía indicar que poco a poco la gente se iría animando.

Apocalyptica

Eicca hizo gala de lo dicho al invitar al público a cantar todas las canciones para, a continuación, seguir con otra canción bien conocida de los de San Francisco (EEUU): “Harvester of Sorrow”. El público se empezaba a caldear, pero no terminaban de atreverse a levantarse, al contrario que Perttu Kivilaakso quien ya sí se levantaba junto a Eicca y Paavo. Quien no se levantó en ningún momento fue el serio Antero Manninen (el cual dejó la banda durante años para luego volver) y quien, tras sus gafas redondas de sol, apenas esbozaba una media sonrisa de vez en cuando.

La cuarta canción de la noche fue “The Unforgiven” y Eicca volvió a dirigirse a los presentes para comentar cómo, hacía años, tenía muy pocas expectativas de que la banda fuera a triunfar. Aprovechó el momento para agradecer el apoyo de sus aficionados a lo largo de sus más de veinte años de trayectoria… que se dice pronto.

A continuación escucharíamos cortes como la mítica “Sad but true” y “Creeping Death” durante el cual Eicca tuvo alguna complicación con su instrumento, que sus técnicos lograron superar inmediatamente. Con “Wherever I May Roam” Y “Wellcome Home” los cuatro violonchelistas dieron por finalizada la primera parte del concierto, haciendo un descanso como en teatro… y es que estábamos efectivamente en un teatro, por si a alguien se le olvida el matiz.

La segunda parte fue ya sí un auténtico concierto de metal gracias a Mikko Sirén, batería de la banda que apareció tras las pantallas retiradas. La encargada de darle la bienvenida al recién llegado fue “Fade to Black” seguida de “For Whom The Bell Tols”. El público comenzó a cantar y a acercarse al escenario poco a poco. De hecho, para cuando llegó “Fight Fire with Fire” y “Until It Sleeps” ya gran parte de los presentes se hallaban de pie.

Apocalyptica 2

Fue el turno para hablar de Perttu, quien no había dicho nada en todo el concierto y aprovechó para bromear con los presentes sobre fútbol (¿por qué..?) para ganar tiempo para que Eicca pudiera ir al baño. Pese a que hablar de fútbol en un concierto no es lo idóneo, lo cierto es que Perttu logró que el público terminara de acercarse al escenario.

Sonaron a continuación “Orion”, “Escape” y “Battery”, con la novedad de que Antero cambió su tradicional instrumento por un violonchelo en forma de calavera con luces, ¡impresionante!… Quedaba poco para la traca final y con todo el mundo ya de pie los finlandeses tocaron con muchísima energía “Seek and Destroy” que se mezcló brevemente con “Thunderstruck” (AC/DC), como curiosidad y guiño divertido. Fue el único momento de la noche el que oímos a alguno de los componentes cantar… en este caso ¡cómo no!, a Eicca.

Con gritos coreándoles finalizaban oficialmente el concierto los cinco componentes, pero volvieron a salir para ofrecer dos bises, que no podía faltar “Nothing Else Matters” y “One”, dejando al público extasiado ante tal repertorio, energía y, por supuesto, majestuosidad al tocar. Eicca Toppinen, Perttu Kivilaakso, Paavo Lötjönen, Mikko Sirén y Antero Manninen se retiraban entre aplausos merecidos que no cesaban.

Sin duda esperamos verles muy pronto de nuevo, quién sabe si en mismas tesituras y lugar especial. ¡Gracias!

Texto: Isa García

Fotos: Nerea Ramos (¡gracias por echarnos un cable!)

¿Vemos un vídeo para cerrar de la mano de nuestros amigos de DirtyRock?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »