Review de «Get selfied», el último discazo de STOP STOP!

Nos encanta esta banda, desde que les conocimos hace ya 10 años, hasta ahora. Puro hard rock / sleazy macarra, divertido, gamberro y con muchísima actitud. Aquí tenemos ya su cuarto disco, por supuesto en derroteros similares pero con algunos cambios, al menos de imagen. Os lo contamos:

Get Selfied

STOP STOP – «Get selfied»

¿Te gustan MÖTLEY CRÜE, WARRANT, SKID ROW, RATT….? Incluso, hablando de bandas más actuales, ¿te gustan THE DARKNESS, BLACK VEIL BRIDES, nuestros JOLLY JOKER… o los irreverentes STEEL PANTHER? ¡Entonces te gustarán STOP STOP! Esto lo oirás y lo leerás mucho. Y sí, es cierto, los dos mediterráneos de nacimiento (Jacob A.M., el cantante, y Vega, el guitarrista) y el búlgaro al que el Mediterráneo occidental adoptó afortunadamente ya en su primera juventud (Danny Spasov, el batería), no pueden negar que sus primeras aguas musicales las bebieron de esas fuentes, se nota y hasta se agradece. Pero sin duda ellos son más que eso, más que una banda que copie influencias externas y las replique sin más (que bandas de ese pelaje abundan y lo sabemos, aunque no daremos nombres).

STOP STOP

STOP STOP! se ha ganado merecidamente, y con muchísimo esfuerzo y tesón, el título de nueva banda destacable de hard rock glam gamberro, macarra, fiestero, extravagante y excéntrico en sus ropajes y pelajes, y hasta pudiendo presumir de un nombre algo «ridículo» (es divertido saber de boca de Jacob que se llaman así porque eso era lo que escuchaban constantemente de los policías que querían impedir que tocaran en la calle).  En esta especie de retorno reciente, o no tanto, de este género tan popular en los 80, retorno que parece ser que era muy necesario y que desde luego ha sido bastante bien acogido por un numeroso público, STOP STOP! se han alzado como buenos representantes del mismo, ya desde que publicaron su primer disco, «Unlimited», en Barcelona en 2010.

Después cuando vieron que aquí no les iba a ir muy bien, se fueron a vivir y circular por toda Inglaterra dentro de su furgoneta multiusos. Poco más tarde, cuando ya habían conseguido llamar la atención de los británicos y vivir los tres bajo un mismo techo en Birmingham (UK), y además sacar sus siguientes discos, «Join The Party», en 2014, y «Barceloningham» en 2016, y empezaron a tocar todos los fines de semana en distintas ciudades de por allí, y también en ciudades y festivales europeos principalmente, aumentando rápidamente su fama y su lista de fans incondicionales.

El pasado 15 de abril publicaron su cuarto trabajo (y lo presentaron en salas nacionales y europeas durante la última primavera, como os contamos aquí en su momento) , el llamativo «Get Selfied» (la portada culesca, que no chulesca, no puede dejar indiferente a nadie), que ya desde que salta de la estantería de la tienda a tu mano te da una pista de que esta vez el «selfie» no va a ser el habitual, sino que va a haber mucha ironía, un poco de burla y muchísimas ganas de divertirse siendo muy gamberros. Y justo eso es lo que hay dentro. Si antes decíamos que beben de las fuentes de bandas ochenteras y se inspiran en ellas a la hora de elegir su nueva estética (creo que no echaremos mucho de menos la cara de Jacob pintada de blanco nuclear), en cuanto a temáticas se refiere han sido muy innovadores y se han adaptado muy bien a la nueva era del siglo XXI.

Destacan las letras dedicadas a parodiar de forma divertida la reciente (y preocupante) obsesión por las redes sociales, en temas como la ligeramente machacona «Keyboard Warrior» (en el que se retrata al típico idiota obseso precisamente por machacar on-line, al que todos hemos conocido alguna vez, o muchas) o como «Trending Topic» (donde el foco se centra en la gente que finge ser tan bella, perfecta e impoluta) o como «Whiner Doll» (esta vez con ritmos más sureños y sobre los eternos quejicas llorones que también solemos ver). Pero además, no olvidan reivindicar la lucha necesaria para llegar a ser estrellas del rock en «You’re rock n’ roll». Y siguiendo su tradición de canciones fiesteras hechas por y para la fiesta y que ésta nunca pare, se lamentan de que llegue el final de la misma en el que fue el primer vídeo/single, «The Last Call» (donde se adelantan a la reciente moda de verse a uno mismo viejo y decrépito, y además Vega le hace un divertido guiño a Angus Young en su estética y movimiento).

Stop Stop!

Hablando de vídeo/singles, que se les da muy bien y les quedan muy divertidos, la pieza que abre el disco, la potente, rápida y hasta algo dura «Renegade» (que ya te va preparando para caña y fiesta), ha sido el segundo tema puesto en imágenes, esta vez con una cierta denuncia burlesca a la violencia de las fuerzas de seguridad, y hace pocos días han sacado el tercero, «Living a lie», un hilarante vídeo en el que vuelven a demostrar su gusto por disfrazarse y sus ganas de cachondeo, con ritmo algo más pausado pero muy bailón.

Musicalmente hablando, destacan por supuesto los riffs de la guitarra de Vega, muy bien marcados y potentes, en cortes como el más melódico, casi bluesero, «You drive me loco», por citar uno; y la contundente y brutal pegada de Danny en su batería, en «On the redline», por citar otro también. Pero sin duda hay que destacar la peculiar voz de Jacob, su variación desde los gruñidos en un tono más bajo hasta los chillidos más agudos, pasando por tonos medios lo suficientemente potentes para sonar como una vibrante ametralladora. Hace lo que quiere cuando quiere, ya sea entre una canción y otra, o incluso dentro de la misma canción, como en la cambiante y casi underground «Son of a beast». No está de más añadir que en directo no pierde ni un ápice de la fuerza y garra que suena en el disco, ¡fascinante! Aparte de su buen hacer al bajo, por supuesto.

En este disco se escucha desde el hard rock más clásico hasta los ritmos más frenéticos, pasando por claros toques glam e incluso rozando el tono baladístico. En cualquier caso, siempre están presentes buenos juegos vocales (destacados en temas como el dinámico «Have it», dando buen respaldo al rugido de Jacob), y estribillos pegadizos, así como ritmos muy contagiosos que te ponen a bailar hasta sin ganas. Y caña, caña gamberra constante. La estética puede ser bastante informal y hasta un poco absurda (aunque el color verde les siente tan bien a los tres), pero a nivel musical no se puede poner una pega, pues la profesionalidad y el interés en sonar bien a todos los niveles es indiscutible.

Logo

Resumiendo, hasta ahora STOP STOP! nos tenía acostumbrados a trabajar bien y darnos buenas obras, pero con este «Get Selfied», autoproducido y distribuido a través del sello discográfico Metalapolis Records, nos ha dado un gran disco, un gran retrato de lo que son, de lo que hacen, de lo que quieren y de lo que esperan también de nosotros. Básicamente quieren que disfrutemos y nos divirtamos tanto como ellos, siendo un poco burlones y muy gamberros.

Es su mejor trabajo hasta la fecha, así que a bailar al borde de la piscina sudando, y no de calor exclusivamente… Guys, you´re rock n´roll! Enhorabuena y gracias, STOP STOP!

Texto: Mar Fuertes

¿Vemos el vídeo de «Renegade» para cerrar?

Temas del disco:

  • Renegade
  • The Last Call
  • Bite The Bully
  • One The Red Line
  • Living A Lie
  • You Drive Me Loco
  • Keyboard Warrior
  • Whiner Doll
  • Son Of A Beast
  • Have It
  • Trending Topic
  • You’re Rock & Roll

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »