GRASPOP METAL MEETING 2016: Crónica del viernes 17 de junio

Header GraspopPrimer día ya oficial del genial GRASPOP METAL MEETING, uno de los acontecimientos musicales más importantes que se celebran cada año en Europa y que el viernes 17 de junio 2016 ofrecía un conjunto de bandas increíbles. Tras las intro y la crónica del primer día (fiesta de presentación con PRIMAL FEAR y DIRKSCHNEIDER), vamos con un viernes pasado por agua, un poco de frío y barro, mucho barro pero que no hizo deslucir las actuaciones brutales que vimos y que a continuación os detallamos… Insistimos en el detalle de que es imposible verlo todo, así que lo que os ofrecimos es un amplio e interesante resúmen de la jornada…

THE WINERY DOGS

27698625716_7ecc6d3a62_zA una hora temprana, a las 13:00, aparecieron en escena ese trío de estrellas llamado THE WINERY DOGS. Mucha gente prefirió quedarse a resguardo de la lluvia, pero no saben el concierto que se perdieron… La banda norteamericana está formada nada menos que por Billy Sheehan (MR. BIG, TALAS, DAVID LEE ROTH…) al bajo, Ritchie Kotzen (POISON, MR BIG…) a la guitarra y el prolífico Mike Portnoy (DREAM THEATER, TRANSATLANTIC…) a la batería, que hizo doblete apareciendo también dos días más tarde con TWISTED SISTER.

Un cartel inmenso con su logo presidía su actuación, y no necesitan de más artificios pues los tres llenan más el escenario que muchas bandas con una producción inmensa. Destacar su maestría: son tres músicos más que experimentados y sin embargo su actitud es la de una formación joven, dándolo todo en cualquier actuación. Todos a las voces y coros, aunque la parte principal es de Ritchie, luciéndose individualmente con unos pequeños solos muy bien intercalados en la actuación y demostrando que juntos son un cañón, todo fuerza y energía. Da igual que sea un tema más lento como “I’m no Angel”, (imprescindible aunque demasiado dulce) que queda muy elegante, o esa mezcla de armonía y fuerza de “Time  Machine”, por no hablar de los ritmos Soul de “Desire”: espectacular.

No paran de moverse, de ofrecer todo lo que llevan dentro, siendo un auténtico lujo disfrutarles con tan poca gente. Cerraron su corta, pero genial, actuación con “Take Me Higher”, sonando más poderosos y con Mike Portnoy haciendo de las suyas; dando golpes con su silla al kit de batería mientras ponía la cara esa de niño gamberro malcriado que tiene. Muchos aplausos muy merecidos para una de las mejores actuaciones del festival. Si tenéis la oportunidad de verles, hacedlo, os encantarán, que es una lección de música espectacular.

SIXX AM

27466784420_fba8ae7eaa_zNada más que 5 minutos transcurren entre banda y banda así que tocaba a correr encima del agua para ver a SIXX AM, el proyecto del incombustible Nikki Sixx (ya ex MÖTLEY CRÜE, por decirlo así) con el ex GUNS ‘N ROSES DJ Ashba (con unos kilos de más por todas partes), y James Michael a las voces. Más pintones que efectivos, con un look brutal heredero de lo mejor de la California de los 80, hicieron un directo divertido, alegre, para verles sin más… quizás estando más pendiente del aspecto visual (con los mil detalles de la ropa, espectacular) más que por las notas y voces que salía del escenario.

La verdad es que me los imaginaba más duros, más cañeros pero se quedaron en algo blanditos, demasiado cercanos a ritmos facilones de coros para féminas y ya. Tuvieron buen sonido pero era más lo que te esperabas de lo que recibías. Los temas comenzaban de forma potente para ir desinflándose en poco tiempo. Al estilo CRÜE, contaron con dos vocalistas en el coro que fueron de lo mejor de su actuación, haciendo sombra a la banda principal, que es lo que realmente ibas a disfrutar.

Terminaron su show con su corte más conocido, “Life is Beautiful”, que sí arrancó la respuesta que debieron tener, no así los temas nuevos que casi llenaron su actuación. Lo dicho, ellos bien, el look genial pero los temas elegidos y la tónica de su concierto hicieron llevarse uno de los premios al más soso y desinflado directo del GRASPOP. En nuestra opinión, claro, que en general gustaron bastante…

VIRGIN STEELE

Tras el desinfle de los californianos, necesitábamos más tralla, así que tras una nueva larga y difícil caminata entramos en el “Metal Dome” (una de las carpas) para ver a VIRGIN STEELE… pero el sonido nos echó rápido para atrás, infernal. Los norteamericanos no contaron con nada a su favor aparte del entregado público (mucho más apasionado siempre en las carpas que en los grandes escenarios) haciendo un show que mejor olvidar. Ellos se esforzaron en ofrecer más 27732641765_0510ab921f_zpara solventar las deficiencias de sonido, cambiándose de instrumento, ofreciendo sobre todo actitud, pero todos los temas sonaban horrible. La semi bóveda de la carpa no dejaba apreciar nada, todo sonaba mezclado retumbando durante los 50’ que, se hicieron interminables, nos obligaron a que deseemos verles en otra ocasión.

La verdad es que el Metal Dome fue una faena para las bandas que allí tocaban porque no era muy agradable estar soportando una colección de notas mezcladas con barullo.

Un barbudo David De Feis comandaba como siempre el grupo, un grupo en el que no estaba ya con ellos el batería Frank Gilchriest (RIOT) que ha dejado la banda (parece que definitivamente) por desacuerdos con David…, destacando el guitarra de siempre, Edward Pursino, eso sí. ¿Y la voz de Dave? Bueno, muchísimo reverb y encarando las partes más complicadas con valentía, pero sin mucho tino.

Algunos temas nuevos, y varios clásicos como “Invictus” o “Symphony of steele”, mejor recibidos, hasta que a ritmo de “Burning of Rome/Cry for Pompeii” cerraron lo que es su única aparición festivalera de este verano y el único concierto en Europa salvo su aparición en Grecia este invierno.

HEAVEN SHALL BURN

De vuelta a los escenarios grandes, con fresquito y con agua, ahora sí y luego también, fuimos a ver  a una de las bandas que está en el 90% de los festivales a los que asistimos este verano: HEAVEN SHALL BURN. Ellos saben aprovechar la oportunidad de que les llamen para actuar en todas partes, aunque su Death Metal Melódico no pegue mucho con el cartel ni con el público que les va a ver. Estos alemanes basan más su directo en las que lían con el público que en otra cosa, y cuando éste no responde como en un Wacken… pues eso, su actuación queda 27631876012_82d0676c2f_zdescafeinada (como en el Leyendas en 2015 o en este Graspop mismo).

Eso sí, con mucha ayuda de efectos escénicos como muchas llamaradas (demasiadas, ¡qué pesadez!), mucho humo… y es que cuando hay tanto tapando es que algo hay que disimular. Con su eterna y nada metalera camisa roja, Marcus Bishoff (vocalista) es la referencia que tienen para que les mires. El resto de los músicos se limita a tocar y ya (muy a lo IN FLAMES) y cuando el alemán no saca mucha respuesta, llegan a cansar. “Godiva”, “Awaken”, “Voice of the voiceless”… bien sin más.

Viejos conocidos del GRASPOP de todos modos, esta vez ofrecieron en general un repertorio más melódico, con más maestría musical y temas más complicados ganando en intensidad compositiva dejando el gran circle pit que ordenan para mejor ocasión, aunque por la disposición de escenarios, con una valla corta rollos… perdón anti-avalanchas en el centro, poco pudieron hacer aunque se mostraron más músicos que nunca dejando al público más quietecitos que otras veces, dejándonos correr de nuevo por el barro para ver a otros americanos legendarios, FOREIGNER, previa parada en la carpa para ver la actuación de LOUDNESS…

LOUDNESS

La banda japonesa repetía tour europeo después de sus fantásticas actuaciones de la gira de 2015. Con el poco tiempo del que disponían, hicieron mucho y no creo que nadie saliera descontento del pequeño escenario Metaldome (pequeña respecto a sus hermanas mayores, Marquee, en el Metaldome cabrán unas 5000 personas). Sonido y ejecución perfectas con el guitarra y líder Akira con su característica pose apoyando la guitarra en el muslo y deslumbrando con su magia. Empezaron fuerte con “Crazy Nights” y “Heavy Chains” apoyándose en su disco más popular “Thunder in the East”. Holanda, Bélgica … fueron de las plazas más fuertes de LOUDNESS en los 80 y en la carpa había varias personas que me comentaron que habían visto al grupo en los 80, pero en España nunca tuvimos esa suerte… hasta el año pasado.

27631783352_8d72ab8906_zLOUDNESS no viven sólo de la nostalgiay  también tocaron “The Sun will Rise Again” y “Got to be Strong” de su último y más que notable trabajo, así como“King of Pain” del disco homónimo. Ésta última es un poco más discreta y además, con lo poco que se prodigan por Europa, el tramo final del concierto tenía que ser dedicado a los clásicos, nos lo deben a los viejos fans. Conscientes de ello, la traca final fue para nosotros, para los viejos seguidores: “Crazy Doctor” e “In the Mirror” (versión “Law of the Devil’s Land” en japonés, no en inglés como la que regrabaron con Vescera).

En Japón LOUDNESS hacen conciertos más enfocados a los primeros discos, más “locales”, que a los que sacaron con Atlantic, ya dirigidos al mercado internacional, pero hay canciones que trascienden épocas y discos, y “S.D.I.” es una de ellas. Sin duda es una de las más cañeras aunque esté  extraída irónicamente de uno de sus discos más comerciales (y ojo que aquí “comercial” no tiene ningún significado peyorativo). Incluso pogos se desataron en este último tramo del concierto.

Grandísimo concierto de LOUDNESS, y con dolor de cuello de todo el headbangin’ salíamos directos y corriendo al escenario grande para ver el final de la actuación de FOREIGNER, que nos cuenta Rocío en su totalidad.

FOREIGNER

Una de las cosas que más me gusta del GMM es que ponen súpergrupos a primeras horas de la mañana, y como mucho  público prefiere ver otros estilos más Metal, con más proliferación de saltos y empujones que lo que ofrecen FOREIGNER, puedes disfrutar como en tu casa de este tipo de bandas. Poquísimo público pero mucho mejor, para estar ahí delante admirándoles ya que no es muy habitual verles en Europa.

27732619395_46b1303393_zMal comenzaron, eso sí, porque la voz se quedó dentro de los amplificadores mientras sólo escuchábamos una sólida banda, llena de elegancia, de ese AOR a veces fuerte que les encumbra como una de las más influyentes de todas.

Cuando volvió la voz, confirmamos que Kelly Hansen, vocalista, está en plena forma… con un look muy a lo Steven Tyler y demostrando cómo a los norteamericanos en escena no hay quien les gane, al menos a la hora de interpretar y sentir encima de un escenario. No sabías a quién mirar, que todos ofrecen mucho, con una elegancia, con una clase que iluminaba todo el recinto mientras caían temas que todos hemos cantado alguna vez como “Cold As Ice”, el coreado “Hot Blooded”, o el moñas pero muy bonito “I Don’t Know What Love is”, poniéndonos todos tiernos y amorosos encima del barrizal. Se echaron de menos canciones, pero sí que sóno la preciosa “Urgent”.

DISTURBED

Después de tanto romanticismo y canturreo, queríamos fuerza… y qué mejor que ver a los norteamericanos DISTURBED en un gran escenario y con todo a su favor: sonido bueno, más público y ambiente, sin lluvia y dispuestos a darlo todo. Si ves una actuación llena de elegancia y temas bonitos, como FOREIGNER, y a los 5 minutos salen DISTURBED, te impactan. Sorprenden primeramente ya que no sé por qué, pero les subieron el volumen como a casi ninguna banda, 27698583906_2a73b59d85_zatronador. “Ten Thousand Fist” fue el primer tema elegido para demostrar la potencia de la banda, aunque se pasaron con el volumen.

Interesantes, contundentes con su de metal moderno pero elaborado. Iba la cosa muy bien hasta que tocaron (y para mí fue bajonazo)  una versión del “The Sound of Silence” del dúo SIMON & GARFUNKEL que no me sentó muy bien, la verdad. Recuperaron su show con “Inside the Fire” pero volvieron a las andadas versionantes con “Shout at the Devil” de MOTLËY CRÜE, con sorpresa incluida teniendo a Nikki Sixx y DJ Ashba con ellos en escena, mostrando además David Draiman un tono de voz similar a Vince Neil.

Genial por el detalle ya que este tipo de colaboraciones sólo se dan en estos festivales, aunque tanta versión y tan distinta a su estilo, chocó demasiado para lo que te esperas… aunque sí hizo mucho más atractiva y entretenida su descarga. Si hubieran bajado el volumen, hubiera estado mejor todavía.

MEGADETH

A partir de ese mome27133922863_0f7ecf07d0_znto nuestra vida fue todavía más un “no parar”, metaleramente hablando, ya que venía nada menos que otra leyenda norteamericana: MEGADETH. Lo de Mustaine y cia era el concierto más impredecible en cuanto a resultado. Tenían a favor un trabajo tan bueno como “Dystopia”, y por supuesto, el actuar en el escenario principal en un horario noble. En contra: el estado de Mustaine y una nueva formación.

Ya sólo ver su logo, enorme en el telón del fondo del escenario me flipa, me encanta… y si lo acompañan con todo su show y un decorado formado por pantallas con imágenes de destrucción y apocalipsis engarzadas en unos elevadores de aire retro, mejor que mejor. Mientras arrancaban el concierto con “Hangar 18” en el aire flotaba la idea de que MEGADETH iban a utilizar muy sabiamente sus armas… nunca mejor dicho.

Los americanos tiran desde hace unas dos o tres giras de temas clásicos, ofrecen efectos visuales que amenizan su show y, aunque el jefe Mustaine sigue siendo el que manda y al que el 90% del público va a ver, su nueva incorporación, Kiko Loureiro (ANGRA), reclama protagonismo en escena. Decía que el concierto arrancó con “Hangar 18”, poca voz y mucha guitarra, da para que Kiko reclame sus galones de nuevo guitarra de ‘DETH. El brasileño cumple con creces su difícil papel mostrándose muy integrado en la banda… pero, por supuesto, por debajo del pelirrojo que ya sabemos el carácter que tiene y que nadie le hace sombra.

Buen repertorio, buen sonido y espléndidos solos (esta vez sí) aunque Mustaine está y se muestra envejecido y estropeado de aspecto para la edad real que tiene. La mejor baza con la que cuenta MEGADETH es que “Dystopia” es un gran disco, y Mustaine lo sabe tanto como para hacer un setlist de festival, con varios temas de su último trabajo como columna vertebral, confiando en la buena recepción por parte del público. Canciones como “Post American World” o “Fatal Illusion” se entrelazaban con clásicos como “Sweating Bullets” y “She Wolf”. Nada demasiado antiguo o demasiado rápid27133925323_e7eae8d4a1_zo iba a sonar esta noche, y curiosamente nada de “Youthanasia”

Aunque nos aburriéramos con “Trust”, quedaban todavía balas como para soltar una buena ráfaga de clásicos que abrió “Symphony of Destruction” (aunque el estribillo” apenas salía de la boca entreabierta del pelirrojo), “Dystopia”, que va camino de permanecer en el set, “Peace Sells…” con la visita de Vic RattleHead al escenario, y “Holy Wars…The Punishment Due” en la que Kiko Lureiro hizo la parte “arábiga” demasiado suya para mi gusto.

En resumidas cuentas, muy bien en lo instrumental (aunque MEGADETH sigan sin dar con su batera ideal), y si a Mustaine le tiene que ayudar Ellefson a cantar, pues bienvenido sea… jugaron sus mejores cartas e hicieron uno de los conciertos del festival.

AMON AMARTH

Los que sí demuestran unión y buen rollo son AMON AMARTH, los siguientes en el horario de actuaciones. Los suecos también han pasado recientemente por un cambio en la formación: Después de muchos años con su batería Fredrik Andersson, éste dejó su puesto a Jocke Wallgren, muy integrado en la banda aunque poco pelo tiene para la formación sueca. Se trajeron el increíble show que pudimos ver en Wacken 2015, con los sanguinarios dragones que ocupan casi todo el inmenso escenario, las pasarelas, el cuerno vikingo, el enorme martillo y todos los efectos de humo, fuego y petardazos que acompañan a su27744797675_9585770e40_zs descargas. Brutal, no se les puede pedir nada más ya que, a pesar de ser una formación que a priori no están dirigidos a gente no amante de guturales, saben dar gusto a todos.

Comenzaron a saco con “The Pursuit of Vikings”, habitual en sus últimas giras, aunque aprovecharon la descarga de festivales este año para que escucháramos en directo algo de “Jomsviking”, su último trabajo. Van a más, no se les puede objetar nada en escena ofreciendo un espectáculo como pocas bandas de las, digamos, recientes (no clásicas de toda la vida, vaya) ofrecen.

Mientras transcurre el concierto van cambiando el telón según el álbum (¡qué dibujos!, son fantásticos), y ellos tienen la puesta en escena estudiada al máximo: subiéndose encima de los dragones, alzando los símbolos vikingos mientras el fuego llena el escenario… y su Death Metal Melódico rápido atronaba el festival belga. Muy buenos, sí señor… Mucha gente, lluvia intermitente, dobles guitarras que sonaban increíblemente conjuntadas y un Johan Hegg que impone en escena y que parece amoroso y divertido a la vez.

27466857230_a3e4999e5d_zEl final fue apoteósico con temas casi unidos como “Raise Your Horns” (con respuesta fantástica del público mostrando un mar de puños en alto a la orden de Johann), con “Guardians of Asgaard” con la poderosa voz como salida del Infierno mientras los dragones te miraban amenazantes desde arriba, para terminar una hora bestial con el habitual “Twilight of the Thunder God”, coreada por todos y que nos hizo saltar encima de los miles de charcos.

Otra brutal descarga de los suecos, de lo mejorcito que pulula en el circuito internacional de festivales. Van a más y más. Brutal.

BLACK SABBATH 

Llegaba el turno de uno de los cabezas de cartel, BLACK SABBATH, que se despiden de los escenarios en esta gira llamada “The End”. En concreto su último concierto en Bélgica  iba a ser encabezando el viernes en el Graspop Metal Meeting: “Last show in Belgium” como se leía en multitud de camisetas. No fue un mal concierto para nada, pero su actuación en el Graspop 2014 y la de OZZY & FRIENDS en 2012 (que cubrió la baja de SABBATH del cartel por el cáncer de Iommi) habían puesto el listón demasiado alto.

Orgullosos saltaron a e27670228551_8c70371e0c_zscena con “Black Sabbath” y un sonido perfecto. El escenario era algo más sobrio que en su última gira, con los instrumentos y una pantalla gigante como único atrezzo. “Fairies Wear Boots”, “After Forever” e “Into the Void” así seguidas son un sueño de fan cumplido para mí y además es material de lo más directo posible dentro de los 8 primeros discos así que el inicio del concierto no pudo ser mejor.

Siguiendo más como seguidor que como cronista, tengo que decir que ”Vol4” no es de mis discos preferidos, pero tenía que tener representación en el repertorio y “Snowblind” era la opción más obvia. Cuando suena un corte que te llega menos es más fácil detenerte a observar otros aspectos, y la verdad, en “Snowblind”, que es un tema cadencioso y no especialmente dinámico, se evidenció lo estático de Ozzy y sus compañeros a nivel de puesta en escena. El cantante estaba haciendo un concierto notable en cuanto a voz, pero pocas veces le vimos despegarse del micro. Entiendo que la música de SABBATH no requiere el mismo estilo que la de Ozzy Osbourne’s BLIZZARD OF OZZ (si nos permitís el guiño), pero si eres el “madman”… ¡actúa como el “madman”!, aunque sea de palabra y no de obra…

Es difícil que en un concierto de todo éxitos los temas destaquen para el público unos sobre otros, pero “War Pigs” lo hizo. A diferencia de la gira anterior, en la que muchísima gente apenas coreaba los temas, este viernes en el Graspop no eran sólo cantados sino seguidos con palmas en las partes correspondientes. El público del Graspop no es el más apasionado del mundo, cierto, pero a diferencia de lo que pasa muchas veces en el Hellfest, entienden cuando se dirigen a ellos en inglés y responden… a su manera. Sin ser un desfase, estaban devolviéndole a BLACK SABBATH mucho más entusiasmo del que generaban y por ello, salvo en las canciones más dinámicas, el concierto a ratos se deshinchaba como fue el caso de “Behind the Wall of Sleep”, que por muy del primer disco que sea no tiene nada que hacer contra el estilo más directo e intenso de “N.I.B.”, que iba a sonar a continuación.

“Hand of Doom”, “Rat Salad”, y un solo de batería, para mi gusto fue mucho ahondar en “Paranoid”. Sí, es el trabajo más famoso del grupo, pero teniendo en cuenta la nula representación de “Sabbath Bloody Sabbath” y “Sabotage” y, la escasa de “Technical Ecstasy” da casi rabia. De “Never say Die”27132397224_3fcb503bfa_z siempre han echado pestes, pero no, tampoco cayó ningún tema por cierto. En conclusión, el repertorio estuvo demasiado descompensado y no se abarcaron todas las épocas de la formación clásica. Una pena porque hubiera estado muy bien un repertorio algo más variado y sobre todo con alguna sorpresa extra.

Después de un tramo un tanto insulso de concierto, salvo para quizá los absolutamente fanáticos, el  final de la actuación sí que iba a estar a la altura de lo que se puede esperar del último Tour de SABBATH: “Iron Man” abrió la veda seguida de “Dirty Women” (la mejor del concierto al fin y al cabo) y  “Children of the Grave”, ¡ésos son mis SABBATH!

Como no podía ser de otra manera el final fue “Paranoid”, una canción que en, un principio y tras esta gira, ya sólo deberíamos escuchar por parte de OZZY en solitario. Adiós a BLACK SABBATH que se despidieron de sus fans belgas con su tema bandera.

KING DIAMOND 

En un fin de semana de festival en el que se ven tantos conciertos, es muy complicado elegir cuál fue el mejor, pero uno de los que estarían en el top 3 es el de KING DIAMOND: Sonido perfecto, la banda ejecutando impecablemente, espectáculo increíble, montaje espectacular… y sí, el Heavy es sobre todo música y lo que se quiera decir, pero un poco de picante en forma 27670242691_8616a5a7af_zde espectáculo y entrega no le viene nada mal.

Kim Bendix Petersen, King Diamond para los amigos, se lo está montando fenomenal en este tour (semanas después le veríamos espectacular de nuevo en Barcelona, de hecho). Tiene buen material nuevo, pero da gusto disfrutar de lo mejor de los antiguos temas que al final son los que nos engancharon al Heavy Metal.

En un escenario con cruces invertidas gigantes, gárgolas y el propio King con su micro con los huesos de Melissa dio todo un recital de lo que un concierto debe de ser. Muy bien estructurado el repertorio, pues la actuación empieza con lo mejor de los discos clásicos y un poco de MERCYFUL FATE. En este tramo íbamos a escuchar “Welcome Home”, “Sleepless Nights”, “Halloween” y “Eye of the Witch”, y por si fuera poco “Melissa” y “Come to the Sabbath” iban a ser las elegidas para representar a MERCYFUL FATE. Exquisitez musical acompañada de pentagramas gigantes y hasta la malvada anciana protagonista de “Them” en escena.

Y esto era sólo el aperitivo hasta que KING DIAMOND interpretaran tanto musical como escénicamente “Abigail” completo. La llegada a la casa, la posesión, la caída por las escaleras… ni un detalle de la trama se obvió, y la música de temas como “The Family Ghost”, “Omens” etc., se magnificó hasta el punto de firmar un concierto para el recuerdo. Además del espléndido estado vocal del jefe hay que destacar también a Andy La Rocque a la guitarra, el eterno compinche de King Diamond que bordó cada una de sus complejas partes solistas. No quiero parecer exagerado, pero tanto Rocío como P27687128904_639bf9e96c_zablo, tenemos los culos pelados de ver conciertos… y si hubo alguna actuación en la que nos dejamos llevar y cabeceamos como locos fue con KING DIAMOND.

Para después de las actuaciones principales, Graspop ofrece a los más juerguistas diversas actividades. En concreto el viernes se podía optar por el Classic Rock Café, una carpa en la que se pinchan clásicos y también tiene actuaciones en directo a lo largo del día, o los tributos a MOTORHEAD y a MANOWAR, MOTORHITS y NIGHTGLOW respectivamente. Nosotros picoteamos un poco de todo, como no podía ser menos, y de entre todo nos quedamos con MOTORHITS, ideales para culminar el primer día grande de festival.

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com) y Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: Graspop Oficial (galerías completas en este enlace

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »