Crónica del Z!Live 2019: Primera parte – Viernes

Tras la intro / comentario general que publicamos hace unos días, vamos ya con las crónicas del festival (texto y fotos), de un Z!Live 2019 que ha funcionado muy bien y ha sido un éxito. Aquí tenéis la primera parte del artículo, con relato e imágenes del primer día:

ZLive!

Z! Live 2019 – Viernes 14 de junio (Zamora): 

Las casi tres horas que tardamos en salir de Madrid (tardamos menos desde Madrid a Collado Villalba que desde allí a Zamora, literalmente) tuvieron la culpa de que llegásemos a Zamora ya empezado el festival, con lo que lamentablemente nos perdimos las primeras bandas.

Zlive_Sodom

Lástima sobre todo por los teutones SODOM, clásicos del Thrash a quienes tras verlos en numerosas ocasiones en España y Alemania hace tiempo que no disfruto sobre un escenario. Tendrán que esperar el Onkel Tom Angelripper y sus muchachos a la próxima ocasión.. al igual que los primeros grupos del día. Quizás, por complementar la intro o el comentario general sobre el festival, es cierto que un viernes laborable comenzando tan pronto dificulta poder ver a los primeros grupos. Que no es excusa pero lo cierto es que tuvieron menos público del merecido precisamente por esta circunstancia… y más si tienes que llegar viajando desde otra ciudad.

Tampoco pude ver completos a los mallorquines TRALLERY, entre que accedíamos a las acreditaciones, entrábamos, poníamos pulseras, etc… Me parecen una propuesta interesante que tenía muchas ganas de ver sobre un escenario, si bien estos chicos merezcan una nueva y mejor ocasión por mi parte.  De todos modos, la parte de su actuación que pude ver me pareció muy correcta y divertida, apuntando a una banda en plena evolución.

Zlive_Trallery

Su nombre ya lo dice todo, practicando un Heavy/Thrash bastante a la vieja usanza (“Old School”, para los amantes de los anglicismos, entre los que no me cuento). Desgranaron con muchas ganas los temas más significativos de sus dos larga duración: Catalepsy y Spiritless, bajo la batuta de su frontman y bajista Humberto. Además, al contrario de lo que suele ser habitual en los festivales, el actuar a hora temprana les benefició, ya que la temperatura aún era bastante llevadera, al menos antes de la Glaciación que se desencadenaría sobre la estepa zamorana esa noche. Muy prometedores estos TRALLERY, que sin duda será un nombre habitual en los festivales españoles durante los próximos años.

Cambiamos de escenario para contemplar la actuación de una gran banda internacional como SOILWORK, recogiendo el testigo que allí habían dejado los SODOM poco antes. Suecos relevando a alemanes en el Thunderbitch Stage, por tanto. Personalmente nunca me han llenado, pero es innegable que álbumes como Stabbing the drama o Sworn to a Great Divide tienen un hueco por méritos propios en la Historia del Metal. Los nórdicos desplegaron el Death Metal Melódico (o “Melodeath”, como le llaman ahora, jeje…) contenido en sus once álbumes de estudio (sin añadir rarezas ni EPs) que se dice pronto, muy en la línea de formaciones como AT THE GATES o IN FLAMES, intercalando temas nuevos con clásicos como Nerve o el epónimo Stabbing the drama. 

Zlive_Soilwork

Sufrieron algunos problemas de sonido, incluyendo el micrófono de su vocalista Bjorn “Speed” Strid que, sumado al crepúsculo y la bajada de temperaturas, dio al recinto un cierto toque desangelado del que ya no se desprendería en toda la velada (tal es así que no vi la actuación entera porque tuve que ir a por ropa de abrigo al coche). Ellos estuvieron correctos sin más, pasando un poco sin pena ni gloria por un festival que no será recordado por esta actuación.

A toda prisa retornamos al Red Mediaria Stage para ver a mis favoritos de la jornada: los bilbaínos VHÄLDEMAR. Con un Against all kings que es un auténtico misil de álbum, ya tuvimos ocasión de disfrutarlos en la soberbia actuación que ofrecieran diez meses atrás en el Leyendas del Rock (o unos meses antes en el Galia). En Zamora, con un escenario mucho más pequeño y un biruji que no desanimaba a los de Bilbao, el combo volvió a demostrar que ahora mismo son sin duda una de las bandas españolas de Metal más en forma. Parte notable del nivel tan alto que alcanzan en sus bolos recae en Carlos, un vocalista que técnicamente cumple bien y que especialmente es un auténtico torbellino sobre el escenario, maldiciendo, echándose latas de cerveza por encima y sobre todo actuando siempre… A MUERTEEE!!!

Zlive_Vhaldemar

Pero no olvidemos al resto de la banda, extraordinariamente bien encajada y conjuntada, con un guitarrista de excelencia como Pedro J. Monge y con el buen aporte de los teclados de Jonkol Tera. Fueron cayendo temazos como Bastards o Metalizer, que desataron la locura en el respetable y definiendo una actuación que, en mi opinión, supuso el cénit de la jornada del viernes. Como siempre digo con las mejores bandas españolas, si estos chicos fueran guiris los tendríamos hasta en la sopa. ¡A muerte VHÄLDEMAR!

¿Vemos cómo se las gastaron VHÄLDEMAR en el Z!Live?

Sin solución de continuidad, en el Thunderbitch se gestaba la descarga del cabeza de cartel de la jornada: los germanos GAMMA RAY. Sus numerosos fans dirán que se salieron, pero en mi modesta opinión se trató del gran pinchazo del festival. Kai Hansen y sus muchachos se presentaban en Zamora como anticipo a su actuación en el Barcelona Rock Fest tres semanas más tarde, a la que habría que añadir dos meses antes, también en Castilla y León, la actuación de su bajista Dirk Schächter con AVALANCH en el Galia Metal Fest en Pozal de Gallinas (Valladolid).

Gamma Ray

La sensación general fue, siendo generoso, la de una banda correcta pero a medio gas. Un día más en la oficina para los alemanes, que si bien otrora fueran una máquina perfectamente engrasada, hoy en día dan una cierta sensación de cansancio, repetición o falta de convicción en lo que hacen (ndr.: o sencillamente de banda inactiva y/o en vías de extinción). Tampoco convenció la presencia del nuevo vocalista Frank Beck; un vocalista correcto pero que mantiene un (más que posiblemente premeditado) perfil bajo que, si bien dista de eclipsar a Kai, remarca la imagen de advenedizo al margen de la banda sobre el escenario. En su defensa, señalar que su profesionalidad está fuera de toda duda, y que pese al frío ya intenso no dejaron de intentar mover a un público, que al igual que la propia banda, no parecía demasiado metido en el concierto.

Himnos como Land of the free y Man on a mission abrieron consecutivamente las dos horazas que estuvieron sobre el tablao zamorano, dando paso posteriormente a una fase intermedia que a muchos se nos antojó más bien aburrida. Allí tocaron la divertida Heavy Metal universe, demasiado alargada por los juegos de voces con el público, la balada The sentinel o la épica To the Metal. Finalmente, Avalon y, ¡cómo no!, Send me a sign, cerraron un concierto que no pasará a los anales de la banda ni de los festivales al aire libre.

Retorno al Red Mediaria Stage, que en esta jornada bien podría haberse llamado “Spanish Heavy Metal Stage”, ya que allí tocaban todas las bandas patrias mientras que a las extranjeras les correspondía el Thunderbitch, más grande y espectacular; aspecto éste a reflexionar y mejorar en futuras ediciones, confiando un poquito más en los nuestros… En esta ocasión nos encontramos allí a una de nuestras bandas señeras: los madrileños SARATOGA, que calientan motores antes de hacer las Américas este próximo otoño.

Zlive_Saratoga

No fue el escenario más propicio ya que, tras GAMMA RAY muchos asistente comenzaron a abandonar el recinto por la hora (pasábamos de la 1:00 A.M., ya entrados en el sábado) y el frío, a lo que hubo que sumar problemas de cierta gravedad con el micro de Tete, pero las grandes bandas deben defenderse en cualquier escenario y desde luego los de Niko del Hierro y compañía cumplieron. Tras la recomposición de la formación más clásica (o, al menos, aquélla con la que consiguieron mayor lustre durante la pasada década, en torno a su álbum de 2.003 Agotarás), con la salvedad del vocalista (Tete por Leo, respecto a entonces) pero con el retorno de los “hijos pródigos” Dani Pérez y Jero Ramiro, la banda es un trueno sobre el escenario.

Puede gustarte su estilo o no, pero la calidad, profesionalidad y buen hacer de estos SARATOGA queda fuera de toda duda. Lo dicho antes sobre GAMMA RAY a propósito del cierto cansancio que parecen desprender (al menos, en este día) no es aplicable a SARATOGA, quienes parecen disfrutar de lo que hacen al máximo, destacando en mi opinión Niko en este sentido. Comenzaron destapando el tarro de las esencias tirando del disco susodicho, con A morir. Pronto cayó un temazo como No sufriré jamás por ti, ya de la época de Tete, pero regresando a continuación al Agotarás con la magnífica Las puertas del Cielo, seguida de otras como Perro traidor o una Como el viento que cerró un show, ajustado a los sesenta minutos disponibles y por lo que, lógicamente, faltaron numerosos temazos de su amplia trayectoria. 

A modo de balance, ni frío, ni hora, ni problemas de sonido: diez canciones como diez soles para iluminar y calentar la fría noche zamorana.

Zlive_Hamlet

Volvimos para cerrar el escenario Thunderbitch por aquel día, y ahora sí con una banda española: nada menos que los madrileños HAMLET. Sobre ellos debo decir dos cosas: la primera es que nunca he sido gran fan del hardcore “apanterado” de la banda. La segunda, empero, es que se marcaron una de las actuaciones más memorables de la jornada, derrochando profesionalidad en todos los sentidos de la palabra y logrando movilizar, sin ser tarea fácil, a una reducida y frígida masa de asistentes entre 2:00 y 3:00 A.M. Los más malvadillos se preguntaban si el bueno de Molly estría invitado al día siguiente a la “boda del año”, pero bromas aparte lo cierto es que la banda realizó una espléndida actuación, entremezclando clásicos como Egoísmo o Vivir es una ilusión se con nuevos temas de su último Berlín de 2.018, tales como Denuncio a Dios o Eclipse. 

Por supuesto, el cierre no fue ninguna sorpresa: Irracional, el tema señero de la banda del ya lejanísimo Sanatorio de muñecos, con el que regresamos al Milenio anterior (1.994). Un fuerte aplauso, de veras, para HAMLET en Zamora.

Zlive_Reno

Eran las 3:20 de la mañana cuando EL RENO RENARDO apareció en el tablao Red Mediaria para clausurar la jornada de un viernes que ya nos había dejado hacía rato. Estos divertidos vascos no defraudaron a los seguidores de su jocoso Freak Metal, desplegando incluso cañones de confetti de colores en su escenografía, desgranando sus clásicos como Camino Moria, As de oros (versión del Ace of spades de Mötorhead), Fiesta palangana y, ¡cómo no!, Yo crecí en los 80. Y haciendo la grulla de Kárate Kid nos fuimos a descansar, ya que el sábado era el día grande del festival, con un magnífico cartelazo.

Texto: Saúl Martín González

Fotos: Boliche Ángeles

Vemos debajo la galería completa de fotos del primer día, de la jornada del viernes. Lo tenemos tanto en este enlace como debajo en el slider:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »