Reportaje sobre Yngwie Malmsteen en los 90

Aprovechando los conciertos del virtuoso guitarrista sueco que nos visitará los días 21 de septiembre, en escenario Santander,  22 en Madrid, en la sala But, y 23 en Barcelona, en la Razzmataz 1, respectivamente vamos a hablar un poco de su etapa menos conocida en los años 90.

Yngwie foto clásica

Todos conocemos la historia del jovencísimo virtuoso sueco de nombre impronunciable que se trasladó a EEUU a principios de los 80 para grabar, primero con STEELER (los  del vocalista Ron Keel, no confundir con los germanos, embrión de AXEL RUDI PELL), y después con los ALCATRAZZ de Graham Bonnet, y que revolucionó el mundo de la guitarra. Primero mezclando sus influencias neoclásicas con una velocidad inusitada y un estilo a medio camino entre sus ídolos Ritchie Blackmore y la música clásica de Paganini, Bach, Vivaldi y demás, y después con unos primeros discos absolutamente gloriosos.

Pues bien, tras el muy comercial y melódico “Eclipse”, ya en los 90, entraba en la nueva década estando tan arriba que sólo podía bajar peldaños… al menos a nivel de popularidad. Es fácil reivindicar al primer Yngwie, al creador de un estilo y de una manera de tocar la guitarra, y compositor de unos primeros discos estratosféricos, como “Marching out” y demás… pero hoy nos apetece reivindicar su etapa más infravalorada de los 90.

Cierto es que el rock sufrió un gran bajón en esa época, ¿qué vamos a decir al respecto? y cada artista tuvo que pasar su propio via crucis cambiando de estilo, sobreviviendo por pequeñas salas o incluso desapareciendo por un tiempo. Por supuesto que Yngwie es un tipo diferente que nunca ha perdido su personalidad ni su esencia y, lejos de bajarse los pantalones en los años 90, siguió a lo suyo experimentando aún más con nuevas texturas neoclásicas y rockeras brindándonos unos cuantos discos menos conocidos pero absolutamente de nivel.

Guitar Hero por excelencia

Como decimos, y poniéndonos en situación, en la segunda década de los 80 Yngwie Malmsteen revolucionó la música rock, el heavy metal y la guitarra fusionando literalmente la música clásica con el rock… dando lugar a lo que se conoce como rock neoclásico. Si bien es cierto que no fue el precursor, con gente como Ritchie Blackmore o la E.L.O. en los años 70 y 80, sí es cierto que lo subió a otro nivel. A finales de los 80 giraría más hacia el hard rock “comercial” de la época con discos como “Odissey” o “Eclipse” (sus dos mejores discos en mi opinión) sin perder su esencia neoclásica y afianzando un estilo del que por mucho que lo han intentado destronar sigue siendo el rey a día de hoy.

A partir del año 2000 volvería a sus inicios neoclásicos, pero es la etapa de los 90 donde más experimenta, ofreciéndonos un disco diferente cada vez… Curioso el dato, por cierto, de que todos los discos de los 90 están editados por una discográfica japonesa llamada Pony Canyon, quedando el país nipón como salvavidas para el guitarrista sueco… en una década en la que ya sabemos lo que le ocurrió al 90% de músicos y bandas de rock duro y heavy metal clásicos… pero de eso ya volvemos a hablar en otro momento.

Realmente la década de los 90 empieza con los discos “Eclipse” en 1990 y “Fire &Ice” en 1992, discos con el gran Goran Edman a las voces y donde el estilo hard rock sigue predominando. Casi dejando atrás estos dos LP´s en este sentido, lo interesante empieza en 1994 con su primer disco fuera de las multinacionales: “The seven sign”… Con Michael Vescera a las voces (LOUDNESS, MVP…), Yngwie entra en un terreno más directo con grandes temas como “Never die” o el propio “Seven sign” donde un rock acelerado neoclásico nos descubre a un artista diferente, casi acercándoselo al power (estilo que directamente bebe de él, por lo que realmente no tiene que pagar “copyright”). Otro tema a destacar, “I don´t know”, donde las raíces Hendrix vuelven a aflorar. A destacar también el directo en CD y DVD “Live at Budokan” de 1994 donde Yngwie literalmente se sale… con un Vescera también en un momento increíble.

Magnus opus

En 1995 sacaría “Magnum opus”, donde vuelve al neoclásico pero evolucionando su propio estilo, con canciones que quizás no sean tan brillantes comercialmente pero instrumentalmente está a otro nivel. A destacar “Vengeance”, con la que empieza el disco a toda velocidad, y la instrumental “Amberdawn” con un gusto exquisito. En 1996 tendría el capricho de grabar el disco de versiones “Inspiration” donde rinde tributo a sus héroes PURPLE, HENDRIX, RAINBOW, etc. Éste es un disco donde Yngwie se luce y cuenta con casi todos los cantantes que ha tenido hasta ahora (dato curioso ya que ellos mismos han echado pestes de él en sucesivas entrevistas). Como dato extra, éste sería que el primer disco que graba en su estudio casero en Miami, donde grabará todos los demás trabajos desde entonces.

Con “Facing the animal” en 1997 hacemos un punto y aparte, ya que si el anterior disco destaca por el poderío instrumental neoclásico, aquí vuelve el compositor de hits dando una vuelta de tuerca más y ofreciendo un estilo más rockero que nunca. El corte que da título al disco es uno de sus mejores temas con un ritmo provocativo, y destacan también la celta “Braveheart” con un brillante Cozy Powell a las baquetas (en el que por desgracia fue su último disco antes de morir) y “My resurrection”, donde Yngwie se sale a las 6 cuerdas. La gira de éste álbum nos dejaría el buen directo “Double live” en 1998, donde su versión en DVD comete el error de tener demasiados planos donde las imágenes no se corresponden con la música, lo cual lo hace un poco incómodo de ver, pero la versión en CD es muy recomendable.

Yngwie en los 90

En 1998 daría otro paso más en su carrera con “Concerto suite”, un disco instrumental con orquesta con composiciones totalmente nuevas, demostrando que tampoco tiene nada que envidiar a los compositores clásicos. Muy recomendable el directo en DVD del 2002 con la orquesta de Japón donde toca entero éste álbum, además de adaptaciones orquestales de varios de sus canciones previas.

Terminamos la década de los 90, donde después de pasar por el power, el neoclásico, el rock, la música clásica, etc…, nos deleita con un álbum en el que instrumentalmente toca techo. El disco de 1999 “Alchemy” se caracteriza por unos temas cantados muy pobres pero los instrumentales los lleva a otro nivel. Así, “Blitzkrieg”, la instrumental con la que abre el disco, es una absoluta orgía musical con arpegios a toda velocidad en un estilo neoclásico (más Neo incluso que de costumbre) que es una total declaración de intenciones. En “Blue” reinventa el blues con un gran gusto y, para finalizar, el disco nos regala la trilogía “Asylum” de casi 12 minutos, que para mí nos ofrece el Yngwie más experimentador de toda su carrera.

A partir del 2000 volvería al neoclásico de sus principios… pero en un estilo más rápido y power. A destacar sus dos últimos álbumes, “Spellbound”, y “World on fire”, el cual va a presentar en ésta gira, donde Yngwie vuelve a la altura de sus principios (y eso que últimamente se ha empeñado en cantar él o traer cantantes temporeros de mucho menos nivel que los Edman, Vescera, Turner, Soto o Boals de antaño, una pena).

Oh yeah!

Viendo su último DVD en directo “Spellbound Live in Tampa” podemos decir que Yngwie como guitarrista está mejor que nunca y nos deja con muchísimas ganas de volver a verle el 21 en Santander, el 22 de septiembre en Madrid y el 23 en Barcelona.

La mejor forma de definirlo: Yngwie es Yngwie… ¿alguien lo duda?

Texto: Carlos Esquitino

Vemos el vídeo en directo de uno de nuestros temas favoritos de esta época para cerrar el reportaje:

Por cierto, la formación que le acompaña en la gira es la siguiente:

  • Yngwie en España

    Guitarra y voz:   YNGWIE MALMSTEEN 

  • Bajo:  EMILIO MARTINEZ
  • Teclado y voz:  NICK MARINO
  • Batería:  MARK ELLIS

La gira nos la trae RM Concerts, y tenéis más info en la página del evento correspondiente:

Después de 10 años su público podrá disfrutar de la energía y el virtuosismo del gran Yngwie Malmsteen uno de esos nombres que todo rockero amante de la guitarra eléctrica conoce.Es un maestro del instrumento y verlo en vivo debería ser una de esas cosas que hay que hacer por obligación en la vida.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »