Siguiente capítulo biografía de LEIZE: Esto es lo que había… por poco tiempo

Ya quedan sólo dos días (uno y medio de hecho) para el concierto de LEIZE e INKRUST en Madrid, y es momento de seguir desgranando la interesante biografía de los de Zarautz. SI hace unos días estuvimos recordando “Loca pasión” y “Todo por el suelo” (como podéis leer aquí), es el momento del siguiente paso adelante… fin de la primera etapa de la banda y … ¿Lo leemos juntos?

Logo clásico LeizeESTO ES LO QUE HABÍA

La alta actividad en directo, su popularidad en aumento y el bagaje de cinco discos en estudio reclaman que LEIZE graben un disco en vivo. El 22 de marzo de 1997 es la fecha elegida en la sala Canciller madrileña, donde se congregan cientos de seguidores y un buen puñado de músicos amigos. “Pablo no conoce la palabra ‘no’ y llamó a una serie de amigos para que participaran”, explica Félix.

Entre los que acuden, no pueden falta Toño y Patxi para entonar ‘Absurdo’. “A la hora de pensar en invitados, los primeros fueron ellos -recuerda Félix-. El día que vinieron al ensayo, a Iraeta, se colgaron el bajo y la guitarra y juro que es como si no hubieran salido por la puerta… ¡sonaba igual!”, aplaude Félix. “En los ensayos estábamos como chiquillos… nos hizo una ilusión enorme ir a Madrid a tocar”, sonríe Toño, que entonces ha apartado el bajo de su día a día; en cambio, Patxi sigue tocando en casa.

Una vez más, LEIZE se muestran arriesgados y, haciendo honor al título que le asignan, graban el ‘Esto es lo que hay’ en esa sola noche, sin más tomas para corregir posibles fallos. “Este disco se grabó de un tirón con más arrojo y ganas que medios técnicos”, reza su ficha. De todos modos, la edición del disco en directo no nace como una despedida, sino que el planteamiento de todos es el de continuar, también el de Oihuka, que vuelve a publicar a la banda. De hecho, en la promoción Félix responde así a una pregunta de Mondo Sonoro sobre si significa el final de una etapa: “Mucha gente, al grabar un directo, se olvida del grupo, se separa, y esa no es nuestra intención”. De hecho, habla de que ya tiene temas compuestos para un siguiente disco en estudio.

Pero en la presentación del imperecedero ‘A tu lado’, Félix lo dedica a “todos aquellos que tengan a alguien que merezca estar a su lado; yo tengo la suerte de tenerlo, esperaba una pequeña cosa desde hace mucho tiempo y dentro de veinte días la voy a tener, estoy a su lado”. Es el saludo de Félix a Sara, de padre a hija. Es el pensamiento de Félix en su familia, a la que sabe que los escenarios están restándole tiempo de presencia. “El grupo cogió muchísimo nivel, demasiado… En un momento dado, quizá por estar solo, el grupo se me escapó, se hizo muy grande para mí. Yo tenía mi vida y mi familia organizada de una determinada manera, pero el grupo había crecido demasiado. Y tuve que elegir. Si seguía con el grupo perdía a Isabel y a la familia… y eso no podía ser”, analiza Félix. Aunque la despedida no era la idea inicial, comenzó a barajarla. “La planteé después de grabar el doble directo, porque entonces ya ni aparecía por casa”, explica Félix.

Félix compartió la decisión con sus compañeros de banda y con Pablo Rodríguez. También con el público. “Pedro, que es mi hermano, lo entendió perfectamente porque conocía todo de mí; a Kebra y Rober les costó entender que lo dejara un grupo que tocaba mogollón y ante mucha gente; a Pablo le jodió mucho, porque si hubiéramos seguido el grupo habría llegado a algo muy serio. Era el momento del grupo, pero también era mi momento familiar y lo tenía que dejar entonces”, rememora Félix.

“Esto es lo que hay”, en doble cassete

Con la decisión tomada, la banda cumple con todos los compromisos con Oihuka y con las últimas actuaciones firmadas. Madrid, Torrelavega, Berriozar, Valladolid, Alfaro… En esa penúltima noche, el 22 de noviembre, la quinta en la que tocan en Alfaro, Félix agradece el trato de sus seguidores que llenan la Crepúsculo, en un lugar que “es como nuestra casa”. “Esta actuación es, teóricamente… cada vez me duele más… la última que hacemos en Alfaro –dice con la voz entrecortada-.. La repetimos de todo corazón, se llama ‘A vuestro lado’… Gracias por venir siempre, a los del principio, a los que hoy estáis aquí… ¡os queremos mogollón!”. Félix no la canta, deja que la entone el público, muchos con lágrimas en los ojos. Unas noches después, el 6 de diciembre, en la soriana discoteca Neon suena por última vez en directo ‘Muros’.

AL OTRO LADO DEL SILENCIO

Es el momento en el que empiezan a surgir los festivales (Espárrago Rock, Festimad, un incipiente Viña Rock…) y en el que aparece algo que nos va a cambiar la vida, Internet. La despedida de LEIZE da lugar a leyendas urbanas como que Félix marcha a Alemania a vender ruedas. Eso sí, en los foros de rock, cuando alguien recurre a listados de bandas que merecieron algo mejor siempre aparece su nombre. También cuando se cita a las más añoradas o los regresos más deseados porque los seguidores no dejan de oír a la banda, de identificarse y aprender en sus letras, de revitalizarse en la fuerza de sus sonidos.

En esos años, Patxi sigue ensayando en casa, siempre a oscuras y, sobre todo, en las mañanas dominicales. Graba algún ritmo, pisa algún disco de SCORPIONS… todo para no perder la agilidad en los dedos y descargar su vital afición. “Había dejado el grupo, pero necesitaba tocar”, afirma. En cambio Toño no tiene tiempo para nada: “Me pasaba el día trabajando, levantando la empresa, no tenía tiempo para tocar”, asiente. Y Pedro marcha al sur de Francia a trabajar y a criar a su familia. Por su parte, tras tener gemelos,

CD1 del disco

Félix da rienda suelta a un anhelo que guarda desde los primeros tiempos con “Contra Viento y Marea” y que ha comenzado a definir durante la grabación del ‘Todo por el suelo’: componer canciones acústicas en euskera. Tras la marcha de Patxi, Félix se replantea su modo de trabajar y conoce en casa la tecnología de los cuatro pistas, cajas de ritmos, etc. “De siempre he tenido en la cabeza hacer temas de medio tiempo en euskera, poesías antiguas musicadas… que algún día saldrá… porque terminaré haciéndolo”, piensa.

El recuerdo de LEIZE sigue estando presente. En verano del 2002, les llaman para que toquen algunos temas en el festival que reúne a todos los músicos de los diversos estilos nacidos en Zestona, cita que tiene entre otros promotores a David Gorospe (ndr.: ¿a alguien le suena este tipo?). En la plaza de su pueblo natal vuelven a subirse al escenario para interpretar ‘Futuro para mí’, ‘Sangre de barrio’ con Toto a las baquetas y ‘Devorando las calles’. Corto, pero muy intenso. La esencia de LEIZE sigue latiendo…

Hasta aquí de nuevo por ahora, y mañana rematamos… 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »