SAXON, FM y RAVEN en Madrid, ¡tremendo!

Como no podía ser de otra manera, que la apuesta a ganador era segura, el paso de SAXON por España fue triunfal a todas luces. Nadie lo dudaba y por supuesto arrasaron en las tres ciudades. Nosotros les vimos y disfrutamos en Madrid, junto a FM y RAVEN, y aquí os lo contamos:

SAXON + FM + RAVEN: Jueves 11 de octubre (sala La Riviera, Madrid) 

The almighty SAXON

A día de hoy posiblemente sea SAXON la banda que mejor ha tomado el testigo de los extintos (en todos los sentidos) MOTÖRHEAD. Por lo que sea, los de Lemmy habían acabado subiendo a la primera división… Seguramente por coherencia, por pelotas, por autenticidad, por honestidad, por trabajo duro, por historia y por chispa, ese “algo” especial que sólo tienen los tipos / bandas de verdad. Vale que MAIDEN están por encima y hayan llegado al gran público, y METALLICA, e incluso JUDAS PRIEST, quizás los padres de todos en esto del heavy metal.

Pero en las trincheras aún nos quedan SAXON y ACCEPT como los dos nombres más importantes y auténticos de la escena. Y entre ellos SAXON han estado SIEMPRE, desde los primeros tiempos y los gloriosos 80 hasta peleando en el fango en los inmundos 90 y sorteando los difíciles primeros 2000. Frase tópica, cierto, pero han sido la única banda de la escena inasequible de verdad al desaliento (vale, algo similar le ocurre a U.D.O. por ejemplo, o incluso a PRIMAL FEAR ya años después, y por eso les respetamos tanto).

Siendo siempre ellos, siempre sacando buenos discos de heavy metal y rock duro, siempre cumpliendo más que de sobra en directo y siempre siendo dignos y haciéndose valer y respetar por cualquiera, sea del mundillo o no. Y ahora por fin recogen los resultados… Son grandes, muy grandes y en estos dos o tres últimos años están demostrando que lo dejarán cuando quieran al nivel de las leyendas, exactamente en el mismo peldaño de la historia de JUDAS PRIEST, de MOTÖRHEAD, de ACCEPT, de IRON MAIDEN… ¡The almighty SAXON!

Pues bien, dicho esto, os podéis imaginar las ganas de verles y disfrutarles una vez más. Es que es de los pocos reductos de verdad que nos quedan a los viejos roqueros para volver a sentirnos grandes, poderosos e importantes… y de los pocos últimos recursos que les quedan a las nuevas generaciones para entender por qué esto del rock duro y el heavy metal es y fue tan especial… En fin, ¿vamos con las tres bandas?

RAVEN:

Uno para todos, y todos para RAVEN

Los británicos lo han vuelto hacer… Después de colarse en el tour de clásicos de ACCEPT de U.D.O. bajo el sobrenombre de DIRKSCHNEIDER, vuelven a ser una parte importante en un pack de gira de primera encabezado por SAXON y con Y&T como invitados especiales…si bien estos últimos terminaran siendo sustituidos por FM, como todos sabemos. Ya comentaremos cómo resultó el cambio más adelante, pues estas líneas son para RAVEN que exprimieron al máximo la media hora larga y el sonido y luces limitados del que dispusieron. ¿Cómo? Muy fácil: dejándose la piel en el escenario con todos los guiños que una buena actuación de “Athletic Rock”, tal y como ellos denominaron a su música en los ochenta, debe de tener.

Los hermanos Gallagher recorren el escenario incansablemente sin dudar en pasar las cuerdas de la guitarra por los amplis, chocar las cabezas, cruzar los instrumentos… todo lo que se les vaya ocurriendo, pues la ejecución queda en segundo plano frente a la entrega de RAVEN. Las actuaciones en esta gira marcan el final del tour de “Destroy all Monsters”, del que sonaría el tema título, y abre la puerta al siguiente disco del que estrenaron la canción “Top of the Mountain”, con regusto clásico y ese histrionismo acelerado tan habitual en el grupo.

Hermanos Gallagher

El resto del breve repertorio lo iban a completar clásicos representativos del grupo como “Hell Patrol” de su primerísima época, “All for One” y “Hung Drown & Quartered” de sus años más populares. Y para cerrar “On and On” de su denostado “Stay Hard” que, a pesar de aparecer en su primer mal disco según la opinión popular, lo cierto es que ocupa con justicia el puesto de tema final para acabar por todo lo alto la actuación, pues es lo más parecido a un hit que han hecho RAVEN en su vida.

Habría estado bien escuchar “Speed of the Reflex” o algún corte menos evidente, pero el tiempo de actuación de RAVEN era limitado y llegaba el momento de FM… ¡Bien por RAVEN!

Set list de RAVEN: Destroy all Monsters/ Hell Patrol/ All for One/ Hung, Drawn & Quartered/ Top of the Mountain/ On and On.

FM:

Como decíamos antes, los británicos sustituían a Y&T, una decisión que un sector de público acogió con disgusto… o con indiferencia. Yo soy fan de FM y valoro positivamente su inclusión en la gira, pues el recambio es de nivel y eso es algo que hay que aplaudir… aunque no fuera la situación óptima, pues FM y sus tendencias AOR no acabaron de funcionar emparedados entre dos combos de Heavy Metal puro y duro como son RAVEN y SAXON.  Y no porque FM no lo dieran todo, pues lo primero que hay que celebrar es la vuelta del miembro clásico Didge Digital a los teclados, un caramelito que, si no me falla la memoria, nunca habíamos disfrutado por aquí.

Steve Overland de FM y su Fender de toda la vida.

Con sabiduría, en esta gira FM evitaron las baladas en su repertorio y tiraron por algo más cañero dentro de sus posibilidades. Steve Overland estaba deslumbrante a la voz y de cuando en cuando se colgaba su Fender azul claro que todos conocemos de los videoclips clásicos del grupo (y sus últimas visitas). Como se dice en los medios deportivos, “salieron a hacer su partido” pero me temo que sólo convencieron a sus seguidores más fieles pues, no nos engañemos, su popularidad en España nunca ha sido muy grande (fuera de los sectores más melódicos, ok). Y si “That Girl” versionada por IRON MAIDEN en su momento no levantó los ánimos del público, menos lo iban a conseguir clásicos como “I Belong to the Night” o “Tough it Out” y, menos todavía las canciones de nuevo cuño como “Crosstown Train” y similares.

Error absoluto, a nuestro parecer, el no incluir en el repertorio “Shot in the Dark”, popularizada por OZZY, pero que tienen perfecto derecho a tocar tal y como explicó Steve Overland en esta misma web hace unos años, y sin embargo terminar la actuación con un “Killed by Love” de nuevo cuño, maravilloso pero con un público que ya miraba la hora esperando que SAXON tomaran el escenario. Todo ello con la sombra de la idea de que un cambio en el orden de actuación entre FM y RAVEN habría beneficiado a ambos flotando en el ambiente…

Set List de FM en Madrid: Black Magic / I Belong to the Night/ Bad Luck / That Girl / Life is a Highway / Crosstown Train / Wildside / Tough it Out / Killed by Love

¿Vemos galería de fotos de las dos primeras bandas antes de atacar el comentario de SAXON?

SAXON:

SAXON

Como siempre Madrid respondió, quizás con menos gente tanto con RAVEN (era muy pronto en día laborable), como en FM (fantásticos, sin duda… pero no eran ni son Y&T, y no hablo de calidad, que eso siempre es subjetivo, pero para el público de SAXON no están en el mismo escalafón, ni de lejos)… De cualquier manera, a la hora de SAXON aquello estaba hasta arriba, rindiendo pleitesía una vez más a uno de los últimos guerreros, de los luchadores más auténticos que nos quedan y, pese a todo, a una de las bandas más poderosas de la actualidad… ¡de la mano de su presente!

Es decir, matiz importante: SAXON no vive de las rentas, ni de su glorioso pasado, ¡ni de coña! Y a ver quién tiene narices de decirle a Byfford, a Nibbs, a Paul o a Nigel y Doug que la banda vive de lo que fueron y de sus clásicos de antaño… primero porque no es cierto, y segundo porque te comerían el alma con razón. Vale que la primera etapa es insuperable, como en todas las bandas clásicas, pero tras superar con dignidad total los 90 y entrar con pie firme en los 2000, SAXON vive un presente formidable, en estudio y en directo, y en esta gira de presentación de “Thunderbolt” no hacen más que corroborarlo.

Vale, que los clásicos son los que son y que no dejan demasiado lugar en el set para temas más actuales… Pues no, nos tocamos la mitad del “Thunderbolt” sin sonrojarnos y le damos mucha importancia en el repertorio a canciones importantes de nuestros últimos años como “Sacrifice” o “Battering ram”, o incluso recordando temas clave del pasado no tan habituales como “Solid ball of rock” o la propia “The power and the glory” (recuperado casi siempre en los últimos tiempos, todo sea dicho) y “And the bands played on”, una de las favoritas del público pero que no es de las fijas cómo si lo son “Heavy metal thunder”, “Wheels of steel”, “Strong arm of the law” y demás.

SAXON

De hecho, aquí viene mi único tirón de orejas y pega, relativa, del show… porque otras veces sí han rescatado más canciones diferentes de otras épocas e incluido alguna sorpresa, y esta vez hubo menos. Pero bueno, tocando 5 o 6 temas del nuevo disco es cada vez más difícil improvisar… Y a día canciones como “Nosferatu (the vampires waltz)”, la poderosísima “They played rock n´roll” (que en poco tiempo ya es un clásico del set, además de uno de los mejores y más sinceros homenajes a MOTÖRHEAD que se pueden hacer), o la vikinga y fantástica “Sons of Odin”, empalmada además con “Crusader”, en el momento más épico del concierto… son puntales por derecho de los conciertos de SAXON. ¿Cuántas bandas clásicas pueden decir esto con respecto a sus últimos discos? Pues eso, PRIEST, ACCEPT, MAIDEN y muy pocas más.

De hecho hubo un momento al final del concierto que a Biff le tiraron una pancarta hablando de “Broken heroes”, y antaño se hubieran arrancado con ella SEGURO. Bueno, no les podemos pedir todo a estas alturas, y menos tocando dos horas completas sin parar de moverse, correr, saltar, macarrear, mover los pelos… ¡que tienen más de 60 años! Y ojo, no estoy diciendo que no estuvo mal “para su edad”, ¡no!, estuvo increíble y encima son tíos muy veteranos, verdaderos yayos del rock que se comen a cualquier jovencito que se les ponga delante, a cualquiera. Es que sencillamente cada vez tengo más claro que encima de un escenario no hay ninguna banda de heavy metal más poderosa que SAXON o ACCEPT en directo, y tal cual lo digo sin sonrojarme ni por un segundo… porque no la hay.

Hacen cuernos hasta tocando 🙂

Impresionante, de verdad es impresionante escuchar a Biff cantando perfecto TODO el concierto. O ver a Nibbs Carter haciendo headbangin´ del primer minuto al último. O a Nigel Glocker, un tipo de más de 65 y que pasó por una enfermedad grave hace no demasiado dar esa cera desde detrás de la batería. Y sí, todos los temas suenan a velocidad endiablada, a máxima potencia y con la mayor caña posible, ¡cómo suenan SAXON en directo! Y es que nada puede fallar con una pareja tan excelsa como Doug Scarrat (que lleva más de 20 años en la banda siendo “el nuevo”) o el gran Paul Quinn (algo más envejecido, cierto, pero tocando como el Dios en la sombra que es… y eso que el mosqueo que se cogió al final del concierto por un fallo en su guitarra fue de órdago). ¿Ejemplos? Casi siempre el mismo: “Princess of the night” para cerrar el show antes de los bises, sin más.

A estas alturas quizás alguien esté pensando, leyendo el texto de la actuación de SAXON, que esto no es una crónica al uso… ¡pues claro que no lo es!, ni ellos son una banda cualquiera que “merezca” un trato tan banal y tópico. Un concierto de SAXON son sensaciones, impresiones, momentos álgidos, sonrisas encima y debajo del escenario (siempre digo y diré que éste, y sólo éste, es el mejor indicador de que todo ha ido muy bien) y la demostración de que el heavy metal clásico no está muerto ni enterrado ni mucho menos… Y también la constatación de que, nos guste o no, apoyemos más o menos a las bandas nuevas (y nosotros lo hacemos muchísimo), el relevo se producirá cuando los grandes quieran o mueran… Y SAXON morirá con las botas puestas encima del escenario, que a nadie le quepa duda… aunque para eso queda mucho aún.

Es nuestro legado, es lo poco auténtico que nos queda y lo que nos tiene que servir para recordar que los que vestimos de “denim and leather” somos especiales (y no he dicho “fuimos”, a posta digo “somos”). Que a nadie se le olvide… y si alguien duda, que vaya la siguiente próxima vez a SAXON y se reconvierta. En un gran festival, en un pueblo pequeño, en la siguiente gira, con un gran escenario o producción detrás o tocando más o menos “a pelo” como en esta gira (y eso que obviamente las luces, el sonido… ¡y ellos mismos! son el mejor montaje o producción que podamos imaginar)… da igual, ellos siempre triunfarán.

Moraleja: SAXON, España y Madrid, en este caso, siempre es ecuación perfecta… And the bands played on… 

Texto: David Esquitino y Pablo Mayoral 

Fotos: Boliche Angeles 

Setlist SAXON Madrid: 

  1. Paul Quinn

    Intro. Olympus rising/ Thunderbolt

  2. Sacrifice
  3. Nosferatu (The vampires waltz)
  4. Motorcycle man
  5. Predator
  6. Strong arm of the law
  7. Battering ram
  8. Power and the glory
  9. Solid ball of rock
  10. The secret of flight
  11. Dallas 1 PM
  12. They played rock and roll
  13. And the bands played on
  14. 747 (Stranger in the night)
  15. Sons of Odin
  16. Crusader
  17. Princess of the night

Bises:

  1. The Eagle has landed
  2. Heavy metal thunder

Bis final:

  1. Wheels of Steel
  2. Denim and leather

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »