SAXON conquistando Córdoba en el Festival de la Guitarra

¿Que SAXON tocan en Córdoba en el Festival de la Guitarra? Pues hay que ir… Y ni más ni menos que eso hicimos y aquí os lo contamos y mostramos. Como siempre, excelente concierto, como nos cuenta Esquitino y nos muestra Boliche Angeles.

SAXON – Feria de la Guitarra de Córdoba, Viernes 6 de Julio de 2019 (Teatro Axerquía)

SAXON

No sé la de veces que he visto a SAXON en sus 40 años de historia, que es lo que (entre muchas otras cosas) está celebrando la banda este año, o más bien en mis más de 20 años viendo conciertos. Ahora, y más que merecidamente, están posiblemente en el mejor momento de su historia y quizás también en el de mayor éxito y popularidad. Cierto que la primera mitad de los 80 fue su época clásica, y la más romántica y legendaria, pero quizás es ahora cuando su madurez, experiencia, coherencia y por supuesto autenticidad se encuentran en su punto álgido.

Ellos han estado a las duras y a las maduras, muchas veces, y les vemos visto en innumerables ocasiones tanto tocando la gloria como peleando en el fango. Y siempre siendo ellos, siempre presentando nuevos discos (todos más que decentes, y mejorando como los vinos como los años… que es cierto el tópico de que no hay ni disco ni concierto malo de SAXON, y llevamos 40 años ya con la cantinela), y siempre cumpliendo de sobra. De alguna manera se han convertido con IRON MAIDEN y JUDAS PRIEST en el grupo por excelencia del heavy metal (no del metal, no confundamos). Y eso no es cuestión baladí ni un detalle sin importancia.

Ellos son los que son de verdad, los viejos roqueros reales, los que a sus 60 muchos siguen melenas canosas al viento, elásticos en ristre (detalle nada banal, por cierto), haciendo headbangin´ y tocando exactamente a la misma velocidad de antaño ¡o más! sus canciones (las de ahora y las de siempre). Son SAXON, nuestros SAXON, los que nunca nos fallan y a los que nosotros nunca les fallamos. ¿Y porqué os cuento todo este rollo para empezar? Pues para poner de relieve sencillamente que si SAXON viene a tocar a España, nosotros vamos a rendirles pleitesía, a reverenciarles y a darles las gracias por estos 40 años de historia. ¿En Córdoba? Pues en Córdoba. ¿En Barcelona al día siguiente en el RockFest y ya con el montaje completo? Pues en Barna también, por supuesto.

SAXON

En este caso la ocasión la pintaban calva, como se suele decir (y no hago chistes de la media de edad del respetable, jeje… que muchas melenas había también), y es que mientras varios compañeros se batían el cobre tanto en los tres días del Resu como en los 4 de RockFest, también tenía que haber representación corsaria en el Sur, y si tocaba SAXON, mejor excusa imposible. Así que nada, bajamos de Madrid para conocer el Festival de la Guitarra de Córdoba (que un servidor al menos aún no lo conocía) y disfrutar de esa mezcla que tanto nos gusta a los roqueros de mezclar turismo, viaje y concierto de primera.

Decir, muy rápido, que el Festival de la Guitarra de Córdoba lleva celebrándose casi 40 años (ésta era la edición número 39, curiosamente casi como los años que lleva SAXON en activo) y que todos los años, pese a centrarse en general en tesituras más de guitarra clásico, flamenco y similares, nunca se olvida del rock, blues e incluso heavy metal como este año. De hecho, dentro del ciclo de este año, y aparte de los poderosos SAXON, teníamos por ejemplo tocando también a MAREA y MIGUEL RÍOS, respectivamente, precisamente el siguiente fin de semana.

Bueno, el concierto de SAXON se celebraba en un emplazamiento fantástico como es el Teatro Axerquía, un recinto al aire libre y a modo de anfiteatro que es una delicia para ver conciertos. No muy grande, todo hay que decirlo, pero donde sí caben cómodamente unas 3000 personas, o quizás algo más. Cierto es que para SAXON hubo medio aforo, que no hay que olvidar que era el fin de semana de Resurrection y RockFestBCN, y que a SAXON (aunque nunca debería ser excusa) casi todos les hemos visto habitualmente en España. Aun así, finalmente hubo buena entrada y ambientazo para el concierto.

SAXON

De hecho, y por rematar las circunstancias espacio temporales, hay que decir que hacía una noche magnífica, y que obviamente los precios de las consumiciones una vez que sales de nuestra querida capital nada tienen que ver con la maldita “modernidad” de Madrid. Bueno, recinto de lujo, sonido muy decente (un tanto bajo para mi gusto quizás), escenario muy grande y amplio… y literalmente a pie del público, con lo que el resultado sólo podía ser lo que fue: perfecto una vez más.

Fue impresionante la cercanía y comunión entre banda y público siendo a priori un concierto que podría considerarse menor pero no lo fue en absoluto. Con público veterano, mentiríamos si dijésemos lo contrario, pero sin duda fans irredentos del grupo. Y mientras tanto ellos a lo suyo, que es siempre dar el mejor concierto del mundo delante de 100 personas (como también les hemos visto en las épocas oscuras) o de 50.000, como en Wacken por ejemplo, o en un abarrotado Rockfest al día siguiente mismamente.

Cierto es que aquí se presentaron sin el montaje que de hecho estaban preparando en Barna (imagino que el caché cobrado tampoco sería el mismo, jeje), pero esto es SAXON: telón grande de su último disco, columnas de amplis… y ellos a demostrar que siguen siendo “The Almighty SAXON”. ¿Bandas jóvenes y relevo? Sí, por supuesto que sí, pero mientras SAXON y compañía siguen en la primera línea, que sigan pasando competidores y aspirantes…

Saxon

Dicho esto, ¿visto un concierto de SAXON vistos todos? Bueno, sí y no… Sí en el sentido de que sabes que no fallan y que son posiblemente el mejor grupo en directo del mundo, y punto. Y no, porque cada nuevo concierto es especial y único a la vez… Echaremos de menos ver sus conciertos perfectos a menudo cuando ya no estén aquí, pero por ahora siguen arrasando una y otra vez.

¿En Córdoba? Público veterano como decía, noche muy agradable (Byff no tuvo que quitarse la levita en toda la noche) y set list algo recortado de las dos horas que se vieron en Barna al día siguiente con el montaje completo, pero fueron 100 minutos de 10, como siempre. Por cierto, el setlist de 40 aniversario es muy bueno, muy equilibrado (tocando temas de casi todos los discos, desde el primero al último, y de todas las épocas del grupo). Se puede echar en falta alguna sorpresa o tema más rebuscado, cierto, pero pocas quejas podemos tener.

Comenzaron pasadas las 10 de la noche, con el escenario cubierto por el gran telón de la portada de “Thunderbolt” y sobre todo ellos saliendo con la fuerza habitual. Eso sí, por sorpresa, arrancaron directamente (tras la intro de “It´s a long way to the top” de AC/DC) con “Motorcycle man”, aunque es cierto que al principio el sonido estuvo pelín embarullado y sobre todo bajo de volumen. Nada, un par de temas para ecualizar y la gente rendida a la mejor banda de rock duro en directo. Éramos casi todos veteranos, cierto, tanto encima del escenario como enfrente, pero eso le daba aún más solera al asunto. A todo esto, Byff bromeando diciendo que están ya un poco viejos cumpliendo 40 años antes de tocar “Wheels of Steel”…

Es verdad que en esta gira han metido más clásicos que otras veces, pero por supuesto hubo representación de nuevos temas también, que SAXON nunca ha sido ni será un grupo de vivir de las rentas. Así, tanto “Battering ram”, “Thunderbolt”, “Battalions of steel”… tienen buena respuesta, pero claro, competir con “Denim and leather”, “Strong arm of the law”, incluso recuperando la cañerísima “Back to the wall” del primer disco (año 79, no nos olvidemos, ¡y sonando como un tiro!), no es fácil. Sin olvidarnos de la caña espectacular de “To hell and back again”, una de las favoritas desde siempre del que firma, y que disfrutó melena al viento y puño al viento como tiene que ser.

SAXON

Eso sí, si hay una canción de los últimos años que se ha acogido con especial cariño es ese “And they played rock n ´roll” homenajeando a sus amigos de MOTÖRHEAD, y en especial a Lemmy, que además ellos tocan con una energía especial. Y no olvidemos que es un tema nuevo… pero suena como si de cualquier superclásico del 83 se tratara. Y a una velocidad endiablada, que en el caso de SAXON cumplir 40 años es un mero dato anecdótico.

Mención especial, siempre, a un Nigel Glocker que está pletórico tocando la batería a sus 67 años y después de haber pasado por problemas físicos importantes. No importa, esto es SAXON y aquí sólo están los mejores. Lo mismo digo del titán Nibbs Carter, el bajista más macarra y auténtico sobre la faz de la tierra (vale, compitiendo con don Steve Harris, y en su momento con su amigo Lemmy). Un tipo que no para de sonreír, macarrear, moverse y disfrutar como el que más. ¡Si ni siquiera tiene canas! Vale que es un poco más joven que el resto, que “sólo” lleva desde el 90 en la banda pero a día de hoy es uno de los motores del grupo.

La pareja de guitarristas es sublime… templados, calmados, viejos roqueros británicos que saben lo que hacen y cómo lo hacen. Paul Quinn, eterno guitarrista del grupo, sigue a lo suyo: gesticula menos, se mueve lo justo e interactúa menos, pero sin él SAXON no suena. Doug Scarrat es otra cosa: melenudo, elásticos, botas de punta y a primera línea a demostrar que lleva 25 años en la banda (ya algo más) por algo. De Byff no decimos nada porque no hace falta, ¡grande cojonesss!.. y cantando muy bien, alucinante.

Saxon

Seguimos disfrutando, en un recinto por cierto excelente para conciertos, con el público cerquísima del escenario y la banda a su vez totalmente encima de la gente. Precioso entorno, buen sonido y mucha intensidad en la noche cordobesa. ¡Ah!, y que no se me olvide mencionarlo: muy bien por la organización por darse cuenta (hace mucho) que los melenudos y peligrosos heavies malencarados no están en absoluto en contraposición de los héroes de la guitarra clásica, en un ciclo de conciertos de todos los estilos, incluyendo flamenco, pop, blues, fusión… y rock duro y heavy metal. Teruel existe, Córdoba también y a los amantes de la buena música y de la guitarra clásica les gusta (también) el rock y el heavy metal.

De hecho muchos de los más grandes guitarristas son músicos de rock, por algo será… Obviedades para nosotros, pero que nunca está de más ponerlo en relieve hacia fuera.

Volviendo al concierto en sí, hay que decir en Cordoba no vimos el águila, que estaba en Barcelona preparada para volar bien alto en RockFest al día siguiente, pero sí sonó la épica de “The eagle has landed”, aunque personalmente disfruté mucho más de dos de mis temas favoritos y que nunca fueron demasiado habituales en sus repertorios hasta hace poco: “Dogs of war” y la grandiosa “Solid ball of rock”… Por cierto, son los dos temas título de los dos discos que resucitaron a SAXON en los dificilísimos 90, tras un paso complicado a finales de los 90 y una mirada a América que no les salió muy bien.

A partir de aquí, y sabiendo que iba a ser un concierto pelín más corto de lo habitual, ya sólo superclásicos y temas inmortales, de los que siempre te sacan una sonrisa especial: “And the bands played on”, dedicado al público de los primigenios festivales (y por ende a los actuales), “The power and the glory” (otra de las que sólo ha sido habitual en el set desde hace pocos años) o “Heavy metal thunder”, siempre un cañón… y los presentes como locos, claro. “Crusader” fue mágica sonando en este recinto, curiosa además mezclando una letra de cruzados/sajones cristianos luchando contra “los moros” en un sitio tan emblemático para la cultura árabe como la ciudad de los Califas (lo pensé in situ y no podía dejar de reflejarlo).

SAXON

De todos modos mis dos canciones de SAXON, desde que les escuché la primera vez hace posiblemente 30 años, siempre fueron “747 – Strangers in the night” o por supuesto “Princess of the night”, con la banda dándolo todo en primera línea, y nosotros, si alguno aún no lo estaba, totalmente desmelenados cantando y bailando sobre el graderío del anfiteatro. Glorioso.

¿Unica pega? Aparte del volumen, pelín bajo por momentos, no me queda claro si el concierto fue corto o si sencillamente se nos hizo corto. De cualquier manera fueron una hora y cuarenta minutos de ambrosía pura. Y sí, al día siguiente en Barcelona el montaje era completo y tocaron las dos horas completas, vale. Pero nuestro concierto de SAXON en Córdoba, ellos solitos para “unos pocos”, fue especial y no nos lo quita nadie.

¿Repetiremos? Pues dentro de muy poco donde sea porque SAXON es nuestra banda.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Boliche Ángeles

En este enlace y debajo vemos la galería completa de fotos del concierto:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »