Recuperamos Inferno Metal Fest de 2017 – Segunda parte

Como decíamos, vamos a dividir el artículo recordatorio del Inferno 2017 en tres partes: La primera con la intro, las impresiones generales y el repaso de la primera jornada; la segunda precisamente con la segunda jornada y las conclusiones finales y la tercera jornada para rematar. ¡Vamos con la segunda!

INFERNO METAL FESTIVAL 2017: Segundo día

El proceso de actuaciones es el mismo siempre: se empieza por la sala John Dee y se alternan con la Rockefeller combinándose constantemente.

Rockefeller Music Hall:

Rockefeller Music Hall

La “capital” del festival se  divide en tres zonas: La dedicada a música un primer piso con buena acústica, escenario al fondo y barra a la derecha –con agua gratuita si no se considera oportuno gastarse el equivalente a 11€ mínimo por una cerveza-, segundo piso a modo de balcones laterales y palco central con mesas y sillas para quien quiera disfrutar cn calma del concierto sin aglomeraciones, y tercer piso con balcones laterales + acceso a una considerable zona exterior para fumadores.

Después, una extensión a la izquierda en la que estaban situados algunos stands de merchandising, el de tatuadores y el stand definitivo de Necrolord en el que se podían conseguir láminas y cuadros firmados por él mismo. Una extensión a la derecha-con un constante olor a palomitas- en la que se encontraba zona de merchandising en general con el propio del festival, una pequeña barra de comida y el acceso mediante escaleras inferiores a la sala John Dee. En verdad solo puedo hablar maravillas de esta sala y conservo cierta envidia sana ante los afortunados habitantes de Oslo.

John Dee:

La vecina de la Rockefeller daba capacidad a poco más de 300 personas, con una disposición no muy bien conseguida (escenario pegado a la derecha, piso para mesa de sonido y extensión a la izquierda con barra en ese sector), la sonoridad resultaba muy correcta por lo pequeña que es.

AGE OF WOE

Age of Woe

A las 17.30 empezaba la andanza del segundo día de festival y la corta actuación de los suecos, ganadores del concurso de bandas que el festival organiza, que resultó más agradable de lo esperado.

Caracterizados por un amalgama de estilos que se percibieron como Thrash metal (la voz recuerda en cierta medida a la de Max Cavalera), krust punk y algún que otro toque de doom en las melodías de guitarra, demostraron su buen hacer en directo y dejaron a los pocos asistentes con ganas de más resultando media hora demasiado corta para disfrutar de pleno de ellos.

HELHEIM

Helfheim

Pasamos a la estancia principal en el que esta banda, con 25 años y 8 discos a sus espaldas, abría las actuaciones para esta edición del Inferno Destival en este local.

Una intro con toques vikingos anuncia el tipo de música que vamos a disfrutar a continuación y la caída de telón nos presenta a una formación heterogénea en la que se hace particular la sonrisa permanente del batería, contrastada con varias proyecciones apocalípticas de fondo.

Los temas entremezclando episodios anteriores con su reciente lanzamiento “lLndawarijaR” destilan metal vikingo acompañado con momentos más pesados al estilo doom y consiguiendo arrancar aplausos en su clausura de actuación.

PANZERFAUST 

Panzerfaust

Volviendo a la hogareña John Dee, es momento para los canadienses, grupo que me llevará largo tiempo en olvidar, y no precisamente por su -en cierta forma- caótico sonido del que se muestran orgullosos sino por el E-N-O-R-M-E cantante (más de 2 metros seguro) ataviado como si fuera un verdugo, capucha incluida y parapetado tras una mesa en la que se situaban diversas velas, con apenas movimiento excepto para lanzar sus brutales y guturales alaridos. Imagen que contrasta en gran medida con guitarra-cantante y bajista, que acompañan a semejante mastodonte, y se muestran entregados por completo al público –encantado con la actuación-.

Diversos interludios acompañan la escena durante el transcurso de los aproximadamente 40 minutos de actuación, aunque no obstante estos inciden negativamente, cortando el ritmo del concierto al igual que algún momento de acople de sonido. 

VENOM INC. 

Tiempo para una versión reducida de los míticos VENOM que en esta ocasión no cuenta con Cronos ni Needham sino Mantas y Abadon, y también Demolition Man como bajista y vocalista, que también formó parte de VENOM en algún momento del pasado. Grupo que no necesita presentación y ostenta el título de concebir el término Black metal a pesar de ser la actuación con sonido menos extremo en lo que va de jornada.

Ya desde su arranque el público se muestra entregado y a través de la actuación y con temas míticos como “Live in hell”, en la que nos deleitan con enormes dosis de humo, el nombre del grupo es coreado. Parece que los años no pasan para estos veteranos y el nivel más que aceptable de voz y energía de directo se hicieron patentes. 

AZARATH 

Azarath

Cambiamos de registro y localización pasando a presenciar un proyecto paralelo a Inferno, miembro de BEHEMOTH. El estilo no puede ser otro que Black-death metal y los 6 miembros de la banda se ocupan de captar nuestra atención en todo momento.

Desafortunadamente el volumen de sonido satura el ambiente y no permite captar toda la esencia de la banda diluyendo la que podía haber sido una actuación incluso mejor. No disponer de una cantidad generosa de tiempo hace agradecer que el grupo vaya al grano, cierto, y la poca comunicación del cantante con nosotros se limita al anuncio de las canciones permitiendo ensanchar el setlist. Una cosa por la otra, bien..

DESTRUCTION 

Destruction

Era la hora de la actuación a  cabo de los conocidos y veteranos thrashers alemanes que, en su 25 cumpleaños en activo, ya llegarían a llenar hasta la tercera planta de la estancia para observarlos. Primera vez que escuchaba en lo que iba de festival el “I can´t fuckin´ hear you” que me hace recordar irremisiblemente a Ozzy… Descarga de thrash metal durante la hora que duró su concierto repasando su historia e incluyendo temas más clásicos como “Nailed to the Cross”, “Mad butcher” y  alguno de último álbum, “Under attack” ,como el primer single: “Second to none”.

Directo más que correcto contando con gran apoyo y vítores por parte del público –moshpit incluido-  aunque con la particularidad de que curiosamente parte de los presentes abandonaría el concierto para desplazarse a la Dee y situarse  para el próximo grupo dejando impresión de cierto vacío al final. No era el grupo más oscuro ni extremo de la jornada, ni mucho menos, y se notó en un ambiente tan… true norwegian, jeje.

PILLORIAN 

Pillorian

Había que ser rápidos para desplazarse hacia la Dee y elegir un lugar óptimo para disfrutar del Black metal de los americanos PILLORIRAN que contaban entre sus filas con John Haughm, ex cantante y miembro fundador de AGALLOCH,  como reclamo principal. Una intro ambiental daba paso a un amalgama de composiciones que ciertamente nos recuerdan a su ex banda aunque con un peldaño superior en lo que respecta a la agresividad musical, con menos parte experimental y más directos al grano.

No se puede decir que John sea un hombre muy hablador, y el concierto se sucedió con apenas palabras suyas sin destacar por encima del resto de miembros. Poco contento debió quedar el batería al que debido a las reducidas dimensiones del escenario se vió semi-encerrado entre dos pancartas con un signo que asemejaba una X.

CARCASS 

Carcass

El momento esperado llegó y con la Rockefeller a rebosar, los veteranos empezaron sus andadura… Pocos momentos de flaqueza encima del escenario he visto de los británicos y este concierto no fue una excepción. Salvando las dificultades de voz por las que pasaba Jeff Walker, muy feliz de regalar constantemente púas a los asistentes -dejé de contar cuando ya había lanzado más de 10-, el resto de sus atributos como frontman, bromas incluidas, siguen patentes y añadiendo unos Bill Steer y Ben Ash pletóricos.

CARCASS volvieron a enloquecernos con un directo que, lejos de pasar desapercibido siempre te deja con ganas de más. Setlist heterogéneo en lo que a álbumes respecta, sin centrarse en ninguno en concreto aunque con la ya clásica poca atención al “Swansong” del que el amago de tocar “Blackstar” interpretando solo los primeros acordes para engancharlo a la ya clásica “Keep on rotting in the free world” me dejó con una desagradable sensación de coitus interruptus.

Texto: Josep Corominola

Fotos: Juan Antonio Seves

Cerramos con la galería de fotos del segundo día:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »