Por fin publicamos la crónica del fin de gira de SARATOGA en La Riviera (Madrid)

NICO2SARATOGA: Sábado 9 de enero de 2016 (sala La Riviera, Madrid)…

Bandaza, conciertazo, incontestable… y dentro de nada nueva etapa en activo con nuevo disco (que ya está casi terminado), que ya tenemos ganas de escucharlo y que nos vuelen la cabeza como esta noche.

Nunca es tarde si la dicha es buena… Hagamos buena y válida la frase, y refrán (y título de disco de REINCIDENTES, jeje, aunque aquí vayamos por otros derroteros ahora) para encararnos por fin con el conciertazo de fin de gira que se marcaron SARATOGA en La Riviera estrenando el año. Brutal regalo de Reyes y, ya con la perspectiva de un par de meses después (cierto, disculpas al respecto), uno de los mejores que hemos visto en esta primera parte del año…

Ya sabéis todos que la banda se reunió hace pocos meses, contando con la formación más o menos clásica del grupo (Jero Ramiro, Niko del Hierro y Dani Pérez… además de Tete Novoa recogiendo el testigo de Leo, que no quiso participar en la “reunión” y recuperando su papel de frontman de la banda que de alguna manera no ha llegado a soltar). En definitiva, “etapa Agotarás” y recuerdo a aquel magnífico trabajo que cambió muchas cosas en el metal en nuestro país y elevó a SARATOGA entonces a la primera división. Todo esto lo quisieron rememorar en esta gira llamada “El regreso” que tenía que cerrarse a lo grande en Madrid, nada más y nada menos que en La Riviera.

Dos horas largas de show, ambientazo, banda en una forma fantástica y ya realmente rodados tras el resto de fechas previas de la gira, un set list de grandes éxitos de relumbrón… y un Tete en estado de gracia (y eso que estaba jodido de las cervicales, y por eso le vimos hacer menos molinillos que otras veces) redondearon una noche de 10. Heavy metal, sin más, que muchas veces le damos vueltas a buscarle tres pies al gato, la fórmula mágica para enganchar con la gente o tratando de averiguar si fue antes el huevo o la gallina. Pues no: banda de primera línea encima del escenario, público entregado y temazos uno tras otro, que es la única fórmula que nunca ha dejado de funcionar…

Cierto que no hubo sold-out al 100% pero sí que contamos con una entrada excelente y, además, que nos encanta comprobarlo y destacarlo, al ser uno de los primeros conciertos en los que se permitió la entrada a menores en Madrid, fue un lujazo ver público de todas las edades en la sala. E insisto, heavy metal, ni fusiones ni probaturas experimentales: heavy metal. Y lo siento por los parcheados de turno, por los powermetaleros, por los roqueros, por los modernos y por los hard/heavyroqueros (que aquí les doy a todos, a nosotros mismos también): ¡Heavy metal!

JERO3Por circunstancias, personalmente no les había podido ver tras las reunión más que un rato en el Leyendas, así que tenía muchas ganas de ver a la banda en su bolo propio, en su ciudad (y la nuestra) y además en un concierto único y especial, que La Riviera se reserva para los grandes y SARATOGA era la primera vez que estaban en la emblemática sala madrileña. 1200/1400 personas, que se dice pronto, para “despedir” la gira de regreso del grupo y dar la bienvenida a la siguiente etapa, ya 100% de actualidad y con la reunión de la banda totalmente consolidada y con nuevo disco en ciernes (aunque de esto ya hablamos en el siguiente capítulo…).

No entraré en “polémicas”, si es que las hay, en el sentido de si el descanso de la banda ha sido largo o corto, o si Jero ha hecho bien o mal en volver a su casa dejando un tanto “vendidos” a SANTELMO en su momento. Opiniones objetivas o subjetivas que se borran de un plumazo viendo a SARATOGA sobre el escenario con esta formación: Jero y Niko juntos han enterrado 100% el hacha de guerra, si alguna vez la blandieron, y se presentan como los jefes totales de esta nueva etapa demostrando que ellos comenzaron la banda y que con ellos juntos esto es “otra cosa”. Y es que Jero es un jefe natural y un guitarrista superlativo, y además son sus temas, su banda madre y su sonido (y sus letras incluso)… Con todos los respetos para Tony Hernando y el resto de músicos que han pasado por la banda, por supuesto,… pero al final los jefes son Jero y Niko, y se nota.

Por otro lado, si Jero aporta la clase suprema, Niko es el corazón, pura actitud y fuerza, y un animal encima del escenario… Además, se le nota encantado con ver de nuevo a sus SARATOGA en lo más alto. Por otro lado, obviamente no podemos desmerecer nada a Andy, ¡faltaría más!, pero Dani Pérez es una bestia, con unos brazos de aquellos de los que se saca acero para los barcos y que aporta un sonido descomunal de fondo al grupo… Tremendo, tremebundo y una auténtica apisonadora tras los parches…

TETE3Y Tete, el gran Tete (sí, no es ningún malintencionado juego de palabras), pues está soberbio, gigante, inmenso; un 10 como frontman, que ha crecido muchísimo al respecto, y cantando como los mismísimos demonios. Comparar con Leo es absurdo, incluso hablando de SARATOGA, pero la realidad es que a día de hoy Tete está cuanto menos a su mismo nivel… De hecho, seguramente sean a día de hoy nuestros dos mejores cantantes con diferencia (sin dejar de mencionar siempre al gran Ronnie Romero también, claro, pero en otra tesitura…). En Madrid lo bordó incluso estando mermado físicamente, y es que es un talento natural que ya está totalmente consolidado y que nos dejó con la boca abierta del primer tema al último. Y no era un repertorio fácil precisamente, a nivel vocal me refiero, pero Tete reventó todos los temas, increíble. Me quito el sombrero a día de hoy ante Tete (y sé que el propio Jero sigue alucinando con él, que es la mejor señal al respecto), ¡enhorabuena!

¿Qué más queda por reseñar al respecto del show en este sentido? Pues que aunque en los dos primeros temas hubo que ir ajustando el sonido, lo cierto es que el concierto sonó de lujo, y la banda se comportó como lo que son: un grupo más que internacional (si es que aún hay que hacer absurdas distinciones) y demostrando que están a otro nivel… Euroliga, amigos. Como decía antes, me sorprendió, o quizás no tanto, la variedad del público en la sala, aunque sobre todo nos encontramos muchos fans de la banda de toda la vida, y muchos, muchos heavies, que me alegro de que por fin dejemos atrás los recelos y las tonterías de si es más o menos auténtico por ir a ver a una banda o a otra. SARATOGA son espectaculares y la Riviera casi hasta arriba lo demostró. ¿Lo demás? Pues gran telón de fondo junto con dos más pequeños laterales y a dar cera…

El repertorio fue de grandes éxitos, cierto, y lógicamente dando un repaso importante a “Agotarás”, es normal, pero aún así me sorprendió para bien el que hayan incorporado dos o tres pildoritas de la última etapa del grupo, aunque no estuviera Jero, y a su vez que se DANI1recuperarán algunas canciones no tan habituales en los setlist del grupo en los últimos años como mi queridísima “Rojo fuego” o ese “Heavy metal” que apuntala mi comentario resúmen del concierto: La música que hago es heavy metal, la música que amo… Apuesta a ganador con este set, es verdad, pero aún así creo que fue un acierto en todos los sentidos (sin ser yo el mayor fan de la etapa «Agotaras» y posterior, todo sea dicho).

Sin teloneros, y con intro clásica de fondo, comenzaban sin hacer prisioneros de la mano de “Con mano izquierda” y Tras las rejas”, y por supuesto la audiencia rendida desde el principio. Mucha, mucha caña, heavy metal muy duro y Tete demostrando que era su noche… Y Jero y Niko disfrutando, cada uno en un lado pero sin parar, y la gente demostrándoles mucho cariño a ambos. “A sangre y fuego”, “Angel del barro”… para reventar con “Mi ciudad” bastante pronto en el set, ¡buen punto! Y tras esto el sorpresón de “Rojo fuego”, que no me la esperaba y que fue increíble, rapidísima, sonando muy, muy potente y con Tete llegando a los tonos más altos y agudos de Gabi Boente sin despeinarse.

Cambiábamos de tercio y pasábamos a repertorio más actual con “Contigo ni sin ti”, otra de las “nuevas” y “A morir”, ya un superclásico y con la gente entregadísima. Seguíamos subiendo enteros con el tema con el se presentó la banda cuando entró Tony Hernando, ese “El vuelo del halcón” que, pese a todo, es de Niko y, ¿para qué engañarnos?, es espectacular. Por cierto, grupo compacto 100%, ni egos ni tonterías, bandaza de primera línea y demostrando eso, que están a otro nivel. Rebajábamos decibelios con la preciosa “Lejos de ti”, una de mis baladas favoritas del grupo, también desde los primeros tiempos, para pasar a un breve juego de guiños musicales a METALLICA o MAIDEN y un mini sólo de Dani antes de dar paso a un monumental “Maldito corazón”, que coronó a un Tete que, al menos para mi, se terminó de doctorar 100% en Madrid después de tanto tiempo.

Más clásicos y era el momento de certificar que sí, que hacemos “Heavy metal”, guitarra JERO1blanca/marfil modelo Malmsteen (pero marca de la casa) mediante, claro. Presentación de los músicos y de nuevo a subir enteros sin descanso abriendo “Las puertas del cielo”. Otro superclásico es en el que ya se ha convertido “No sufriré jamás por ti”, uno de los mejores temas de la última etapa de la banda, y una de las canciones favoritas de Jero de entonces, según nos contó en la última entrevista que tuvimos con él (pocos días antes del concierto). Y en directo, y tocada por Jero, sigue siendo gloriosa, superpegadiza y una de las más coreadas de la noche, curioso. “Resurrección” ponía el punto final antes de los bises…

Como no podía ser de otra manera, “Si amaneciera”, ha recuperado su puesto de gala en los shows de la banda, cantada por todo el mundo y con Jero tocándola con una sonrisa especial “su canción”… sonando un tanto acelerada tal vez, pero con mucho feeling. Para cerrar por todo lo alto, tenía que sonar un brutal “Vientos de guerra”, con Tete totalmente desatado y ya digo que «haciendo olvidar” a Leo totalmente, si es que había que hacerlo, para rematar con “Perro traidor”… en la que los duendes hicieron la jugada puñetera de la noche al petar el ampli de Jero justo al final, teniendo que tocar el tema prácticamente Niko con el bajo mientras cerraban con confeti la que había sido una noche gloriosa… menos los últimos 5 minutos, una pena.

Aún así, sin duda el fallo se quedó en mera anécdota (aunque Jero se quedó jodido por la mala suerte) de una noche mágica y especial. Bandaza, conciertazo, incontestable… y dentro de nada nueva etapa en activo con nuevo disco (que ya está casi terminado), que ya tenemos ganas de escucharlo y que nos vuelen la cabeza como esta noche.

Lo dicho, la música que amamos es heavy metal… y SARATOGA son unos de los mejores exponentes de esta máxima: HEAVY METAL, calidad, clase y poderío.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »