Noche de Flamenco y Blues en Madrid con Raimundo Amador y Javier Vargas

Toda una noche de Flamenco y sobre todo Blues y Rock en Madrid con Raimundo Amador y Javier Vargas juntos sobre el escenario de un teatro madrileño. Os lo contamos y mostramos de la mano de Carlos Esquitino y Angeles Salmerón.

RAIMUNDO AMADOR y VARGAS BLUES BAND – Teatro Nuevo Apolo, Madrid – Martes 15/10/19

Raimundo

Con el nombre de “Noches de flamenco y blues” de fondo, se juntaban en Madrid los grandes guitarristas Raimundo Amador y Javier Vargas quienes, unidos por el blues sobre todo, juntaron fuerzas en una gran noche de guitarra a pesar de que los dos ya tocaron en Madrid por separado hace unos meses presentando sus últimos trabajos (como os contamos en las dos crónicas correspondientes en su momento: Raimundo y Vargas).

El lugar elegido fue el Teatro Nuevo Apolo, que gozó de una buena entrada sin estar lleno, y demostró que éste tipo de locales están muy bien para conciertos ya que, a pesar de que el público tiene que estar sentado, ofrece una gran acústica con un sonido cristalino.

RAIMUNDO AMADOR:

El primero en aparecer en escena fue Raimundo Amador, acompañado por parte de su familia a la batería y los coros flamencos, y sus ya habituales segundo guitarrista y bajista sonando muy compenetrados. Comenzarían la actuación con una versión en español de “The thrill is gone” de su amigo BB King cantada por el propio Raimundo, quedando muy bien y demostrando en los solos por qué es uno de los mejores guitarristas españoles. Siguieron con un homenaje a Paco de Lucía tocando flamenco, donde las 3 coristas se lucieron especialmente, y desde el principio se vio que iba a ser un show muy variado de estilos.

RAIMUNDO AMADOR

Como en el anterior concierto de Madrid, tocaron varios temas de su último disco “60 aniversario: Directo en casa”, que incluye varias versiones pasadas por el “prisma Amador”. Así “Cause we´ve ended as lovers” de Jeff Beck sonó con un feeling tremendo, “Shape of my heart” de Sting sonó muy flamenca, con una nieta muy joven de Raimundo a la voz, y a destacar especialmente “Back to black” de Amy Winehouse donde su nieta mostró un derroche de sentimiento y voz desgarrada dejando ver que el soul y el flamenco tienen muchos puntos en común y casan muy bien (como ya demostró Pitingo en “Soulería”). Curioso el gusto reciente de Amador por las versiones.

El anterior concierto de Amador en la sala But pecó de ser excesivamente libre y demasiado instrumental, haciendo lo que le apetecía en todo momento. En el Teatro Apolo hizo más concesiones a sus canciones más “mainstream”, algo entendible por el tipo de público de éste concierto. Así, rindió tributo a sus PATA NEGRA tocando la instrumental “El blues de la frontera” y “Pata palo”, muy disfrutada por el público. El final de su show daría sentido a ese “flamenco” en el título del show, y salió la banda con guitarras españolas y cajón flamenco para hacer una demostración del estilo más puro donde Amador se mueve igual de bien que en el blues, ya que ha mamado a partes iguales de los dos estilos, y las 3 coristas se lucirían especialmente cantando incluso en alguna parte una de ellas sin micrófono y Raimundo con la española sin enchufar, dando un toque más crudo a su interpretación.

Un 10 a la actuación de Raimundo Amador que mejoró en varios puntos su última visita a Madrid… ofreciendo un concierto más equilibrado entre sus temas conocidos e interpretaciones libres instrumentales, y demostró que es ya un artista y guitarrista de culto. Así nos dejó con ganas de más después de hora y media.

Tanto en este enlace como en el slider debajo podemos ver las fotos del concierto de Raimundo Amador y su banda:

VARGAS BLUES BAND:

VARGAS BLUES BAND

A los 15 minutos tras un pequeño cambio de equipo (que fue muy rápido porque la mayoría del equipo de las dos bandas estaba montado desde el principio) salía a escena Javier Vargas, otro veterano del blues de éste país que a su vez deriva hacia la música latina de gente como SANTANA, quien también se presentó hace unos meses en solitario en la sala Cool Stage, y volvería a ofrecer un concierto parecido en temas y estructura.

La banda estaba formada por batería, percusión, bajo y teclados, estando todos a un lado del escenario dejando a Javier la otra mitad para que luzca más (algo que también hizo Yngwie en su última visita a Madrid, por lo que fue criticado… aunque bien es cierto que Yngwie dejaba todavía menos espacio a sus músicos), y comenzaron con una versión instrumental del tema “Last night”, continuando con temas más latinos como “Para guarachar” y su conocido “Chill out (Sácalo)”, cantados por su bajista argentino Luis Mayol, quien hizo una gran labor a la voz durante el concierto, pero instrumentalmente hizo algo muy raro en la primera mitad del concierto tocando la guitarra española como si fuera el bajo y eso hizo que sonara un bajo muy débil restando fuerza a la primera parte del show.

El siguiente “King of the latin blues” lo cantaría el batería Peter Cook (quien se encargaría de los temas en inglés en la primera parte del show), tema extraído de la última recopilación de Vargas con el mismo nombre, y continuarían con el instrumental “Vivir al alba”, donde Vargas demostró porqué es un gran guitarrista de nivel internacional. Más adelante caería el tema fetiche de Vargas, “Blues latino”, el cual tocaría el gran Carlos Santana en directo en alguna ocasión. Cerrarían la primera parte del show con un homenaje al músico argentino Pappo, cantado por su compatriota Luis Mayol y con una versión “Little Queenie” de Chuck Berry con Vargas haciendo las delicias con el slide.

El show de Vargas ahora está dividido en dos partes, siendo la primera más usual para él con blues latino, y la segunda con la colaboración del sobrino de Mick Jagger a la voz, llamado Byron Jagger, con quien hace canciones del disco que han hecho juntos y versiones de blues. Así, temas como “I´m the king bee” de Slim Harpo o “Evil” de Howlin’ Wolf hicieron las delicias de los amantes de éste género. Sorprendieron con una versión de “Sympathy for the devil” de ROLLING STONES, que a mi modo de ver quedó un poco descafeinada y demasiado larga.

VARGAS BLUES BAND

El show de Javier Vargas estuvo bien pero personalmente me aburrió un poco, no sé si porque fue el mismo show que vi unos meses antes en la Cool Stage, o porque da la sensación de ser siempre lo mismo… a pesar de que ver tocar a Javier Vargas siempre es una delicia. En éste sentido creo que el ganador de la noche fue Raimundo Amador, quien hizo un show mucho más variado y con más “raza”.

Por cierto, se echó en falta una colaboración de los dos guitarristas al final, pero a pesar de eso fue un buen evento de 3 horas.

Texto: Carlos Esquitino / Fotos: Boliche Ángeles

Debajo podemos ver en el enlace y en el slider la galería de fotos completa de Javier Vargas:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »