MICHAEL SCHENKER FEST en Madrid: ¿Sabor dulce o agridulce?

Fecha marcada a fuego en el calendario la de la nueva venida a España de Michael Schenker y su particular “Festival” con cuatro de los cantantes que han marcado y marcan época con él. ¿El lugar? La Riviera madrileña…

MICHAEL SCHENKER FEST + ABSOLVA – La Riviera (Madrid), domingo 28/10/2018…

MICHAEL SCHENKER

Hay que empezar la crónica comentando que a poco de abrir las puertas, la expectación no era excesiva en los alrededores de la sala, pero MICHAEL SCHENKER en Madrid es mucho y a medida que transcurrían los minutos aproximándose la hora de apertura fue apareciendo público hasta lograr una entrada muy buena,  la que la ocasión merecía.

Antes de todo esto que hablamos, previo al concierto, hubo un Meet & Greet de pago (¡cómo no!) de esos que ahora se han puesto tan de moda. No todo el mundo salió precisamente contento de la cita, y es que al parecer Mr. Schenker no estuvo todo lo simpático que merecía la ocasión… una pena. Menos mal que luego sobre las tablas el guitarra alemán mostró otra cara completamente diferente. Comentando también sobre cosas que comprar, el puesto de merchandising en lo que a Schenker se refiere, fue un tanto pobre si se le comprara con anteriores ocasiones, pues a excepción de camisetas, bastante caras, no había casi nada más. Ni tan siquiera las púas, que ha sido un artículo que ha llevado en sus últimas venidas. A su vez, ABSOLVA, aparte de camisetas llevaban tres de sus trabajos y un precio asequible. ¡Un punto para los teloneros en este sentido!

ABSOLVA:

Con puntualidad británica, incluso antes de la hora, comenzó a sonar la intro que ABSOLVA llevan para el inicio de su show: el “Hells Bells” de AC/DC. Se trata de un cuarteto británico bastante poco conocido en España por no decir totalmente desconocido, sin embargo sus componentes ya nos han visitado en numerosas ocasiones. El combo está compuesto por los hermanos Appleton, Chris a las voces y guitarra y Luke a la guitarra, Martin McNee a la batería y Karl Schramm al bajo.

Si estos nombres no os dicen mucho todavía, desvelamos el misterio: Luke Appleton también forma parte de ICED EARTH, mientras que los otros tres componentes son los músicos que, desde hace ya varios años, acompañan a Blaze Bayley (ex IRON MAIDEN) tanto en estudio como en directo. Los cuatro estuvieron por aquí el pasado abril con BLAZE, de hecho, y ahora les llegaba el turno de desvirgarse en nuestro país con su propia banda.

ABSOLVA

Con dos pantallas laterales en el escenario con la portada de su último disco y un telón idéntico tras la batería, ABSOLVA salieron al escenario muy tranquilos pero teniendo muy claro que los deberes los iban a hacer… lo que no sabíamos es que los iban a hacer tan bien. Empezaron con “Life on the Edge” y aquello sonaba pero que muy bien. Heavy metal clásico, pero del bueno, adaptado a este siglo. Y si la primera estuvo bien, “Rise again” con su marcado coro, estuvo aún mejor. La cosa prometía, jaleando al público con el típico ‘¡eh eh eh!’ enlazaron con “Never a good day to die” sin quitar el pie del acelerador. No sé al resto del público, pero el grupo a mí me estaba gustando y mucho.

Tras dar las gracias y explicar que ésta era la primera vez de ABSOLVA en Madrid, Luke Appleton animaba al público antes de tocar el tema título de su último trabajo, “Defiance”, pelín más floja que las anteriores, con Luke acompañando a los coros. La calma llegó con “Only when it’s over”, una balada muy al uso pero bien hecha. Tras tirar unas pocas púas, presentó el corte que para ellos compuso un tal Doug Scarratt, guitarra de SAXON. Se titula “Never Back Down” que con su pegadizo coro también gustó. Me seguía sorprendiendo además lo bien que sonaban.

Una de las más cañeras fue sin duda “Live for the fight”, destacando la parte instrumental  a cargo de Chris Appleton. Su tiempo llegaba a su fin y cerraron con “Code red” de su primer disco dejando un muy buen sabor de boca pues, además, los cuatro son buenos músicos. Hacía tiempo que no veía un telonero que en sus tres cuartos de hora de show me causara tan buena impresión.

Setlist ABSOLVA:

  1. Life on the Edge

    ABSOLVA

  2. Rise again
  3. Never a good day to die
  4. Defiance
  5. Only when it’s over
  6. Never back down
  7. Live for the fight
  8. Code red

¿Vemos galería de fotos de su actuación para cerrar?

MICHAEL SCHENKER FEST – Visión dulce: 

Disfrutar al gran Michael Schenker sobre el escenario es siempre una delicatessen visual y sonora que los más exquisitos paladares suelen apreciar siempre. No en vano, para muchos es el guitarrista de rock duro por excelencia, el compositor y “tocador” de las mejores canciones, y ese guitar hero loco y de otro mundo (en todos los sentidos, que su cabeza no siempre ha estado en su sitio) que aparece ahora más calmado y tranquilizado por los años, y sobre todo en su versión más excelsa. Cierto que, tal vez, en sus mejores años de los 80 (adicciones y problemas personales aparte) fuera insuperable, pero yo le veo mejor que nunca y, lo más importante, feliz, ilusionado y con una tranquilidad, paz y sosiego en escena que me transmite sólo buenas sensaciones… Y tocando sigue siendo el mejor, sin más.

Michael Schenker Fest

Esta gira es un lujo, una celebración total de su historia, de su legado y de su carrera. Y contar con los cuatro cantantes principales de su carrera detrás ha sido un puntazo desde el primer momento (como ya os contamos cuando vimos el concierto en Santander el año pasado). Por supuesto que, visto lo visto, nada que ver el estado de forma (física y vocal) de Robin Macauley y del resto. De hecho, y como pedir es gratis, nos encantaría que cuando acabe esta gira sea Robin el elegido para la siguiente ¿última? etapa del maestro de la guitarra negra y blanca (impagable el dardo “contra” su hermano Rudolf al respecto durante el show, por cierto). Y a muchos nos decepcionó que le usaran como “cantante de UFO” o como apoyo vocal en los temas más difíciles (como por ejemplo en “Attack of the mad axeman”) de MSG más que rememorar más y mejor la etapa de Macauley Schenker Group.

De cualquier manera, fueron dos horas y media de lujo y celebración constante, con cada cantante muy bien acoplado a sus partes vocales, y juntándose con gran camaradería cuando era la ocasión. ¿Mejor Robin o Dougie White (sorpresa para bien) que Graham Bonnet o Gary Barden? Sin duda, pero éstosúltimos aportaron su clase, templanza, experiencia, trucos escénicos, personalidad y, que no se nos olvide, su pedazo de historia y clase sobre el escenario para rememorar grandes etapas de la historia de MSG. Y me encantó el tratamiento con los temas nuevos, sobre todo con la muy heavy “One heart, one soul” o “Messin´around”, demostrando que los genios no sólo viven de las rentas.

Chris Glenn

¿Más momentos a destacar? Pues por supuesto el comienzo con la intro/presentación a cargo del propio Michael Schenker, sonrisa agradecida en ristre, comenzando con “Holiday” casi a pelo y a capella,  y arrancando el show de verdad con la majestuosa “Doctor, doctor”. También me encantó ver a un Chris Glen, veterano compañero de Michael y curtido en mil batallas, tan metido en el show y con esas gafas modernas con láser verdes en varios momentos del show (¿quién ha dicho que estamos delante de viejos, vetustos y aburridos dinosaurios del rock?)… Y por supuesto alabar una y otra vez la forma de Robin Mcauley, echando de menos dos o tres canciones más de su etapa en la banda para redondear el show.

De cualquier manera, clásicos y más clásicos, repaso a TODAS las etapas de MSG y por supuesto primeros años de UFO, y algunos guiños al presente tanto de TEMPLE OF ROCK como de MICHAEL SCHENKER para que nadie le pueda acusar injustamente de ser un jeta o vivir sólo del pasado (porque no es cierto). Y cierro comentario como lo empecé, que ahora nuestro compañero Fernando nos da su visión más profunda del show y aportando algunos “peros” que, más o menos ciertos, para mí no empañaron en absoluta una grandísima noche de hard / heavy clásico en Madrid.

Lo dicho: Michael Schenker sigue siendo, para mí al menos, el mejor guitarrista que ha dado esta escena, y a sus sesenta y tantos, totalmente recuperado de adicciones y locuras del pasado, verle tocando con la maestría de los elegidos por los dioses y sonriendo como sólo lo hacen los “jugones”, si me permitís la analogía deportiva, es una maravilla. Y con el repertorio de fondo de lo mejor de MSG y UFO (y algún guiño a SCORPIONS), y una formación a lo Big Band tan lujosa, pues miel sobre hojuelas…

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

 MICHAEL SCHENKER FEST – Visión agridulce: 

MICHAEL SCHENKER

A las ocho en punto de la tarde, las luces se volvieron a apagar y  Ted McKenna se subía a su batería. Tras ésta había un enorme telón con la portada del “Resurrection”, último trabajo de MICHAEL SCHENKER como banda con la formación que iba a actuar para nosotros.

Pronto el protagonista de la noche salía a escena y, tras saludar con una gran sonrisa al personal, arrancó directamente con “Holiday” de SCORPIONS (tocando y cantando Schenker en solitario), de la cual sonaría la mitad para después presentar a  McKenna y al bajista Chris Glen, además del guitarrista Steve Mann, y decirnos que nos íbamos a 1974 para tocar “Doctor Doctor” mientras sobre el escenario de la Riviera iban apareciendo Graham Bonnet, Gary Barden y Robin McAuley, las voces de los discos más legendarios de RAINBOW, ALCATRAZZ, y ¡cómo no! MSG. La sala se caía…

La “voz cantante” estaba claro que era la de Schenker, que no dudó en presentar a Doogie White arrancando su parte del show, la cual se inició con una buena “Vigilante Man” que enlazó con “Lord of the lost and lonely” con Steve Mann al teclado para la ocasión. Hasta aquí el concierto sonó bien, pero al acabar ésta, los problemas de sonido para Steve Mann se multiplicaron por mil y eso influyó en el resto del sonido. A punto estuvo Mann de patear uno de los monitores…

En “Take me to the church”, una de las nuevas, con Gary, Graham y Robin a los coros, empezó a petar la guitarra de Steve Mann, pero el tema se pudo defender, cosa que ya no logró en “Before the devil knows you’re dead”, si bien el resto de los músicos seguían aparentemente sin problema alguno, con un Michael siempre majestuoso y un Doogie White que también mostraba un buen nivel. Con la ida y venida del resto de los cantantes, el amigo Doogie se quedó solo durante “Natural Thing” (el primer clásico de UFO de la noche) con una guitarra, la de Mann, que se supuso ecualizada, pero que sonaba tan alto que se comía al resto de los instrumentos. Casi era mejor apagarla.

Como puente entre las partes de un cantante y otro, Michael iba a tocar una instrumental cada vez. Al acabar Doogie White (que, insistimos, lo hizo bastante bien), llegaba el turno de Graham Bonnet que ocuparía la parte central del escenario con “Captain Nemo” sirviendo de presentación al tiempo que Glenn se colocaba unas gafas con lásers.

Graham Bonnet

La elegancia de Graham Bonnet se pudo disfrutar durante “Dancer” con McAuley y Barden a los coros y la (guitarra) Jackson de Steve Mann sonando aún más alto que antes. Bonnet se defendió también en “Searching for a reason”, mas a partir de ese momento su actuación dejó mucho que desear. “Desert song” y “Night Moods” modos fueron totalmente inaudibles, a excepción de los coros de Robin y Barden. “Assault Attack” también fue un despropósito, pues la amalgama del sonido iba in crescendo y la voz había desaparecido. Graham Bonnet sabía que no lo estaba haciendo bien e incluso hizo algún gesto, más para él que para nadie más, como diciendo: “no puedo tío, no puedo”.

El suplicio de Bonnet finalizó cuando Schenker, con su chaleco negro y las cuatro bandas representadas en él a través de sus parches de UFO, SCORPIONS, MSG y TEMPLE OF ROCK, tocó “Coast to Coast” de SCORPIONS y se dio pasó al bloque de canciones en el que Gary Barden, presentado por el propio Schenker, sería el protagonista. Barden salió al escenario dispuesto a comérselo, con un “Are you ready to rock?” para tocar el susodicho tema, entregando el micrófono al público en los coros, cosa que me dio mala espina, pero como no lo repitió, me calmó.

Con McAuley a los coros, defendieron bien “Attack of the mad axeman” y también “Messin’ round”, ésta del último disco, pero la vaca dio leche hasta aquí. A Gary Barden la voz se le fundió, y además, de nuevo la guitarra de Mann sonaba tremendamente alta. A nivel de sonido estaba siendo una noche nefasta. Pequeño parón para minimizar los problemas de sonido y ahora sí, “Warrior”, temazo, sonó mucho mejor al tiempo que cada uno de los cuatro cantantes cantaba una estrofa. Les quedó muy bien.

Nuevo interludio, esta vez con “Into the arena”, presentando al terminar ésta a Robin McAuley, que la verdad, a sus sesenta y cinco años, fue todo un soplo de aire fresco. El irlandés se mantiene de lujo… Empezó con “Bad Boys” y aquello fue sin duda otra cosa. “Shoot shoot” de UFO más de lo mismo, muy bien, y además con él disfrutando cantando. “Heart and soul” también me encantó, aunque Barden y Bonnet no le pudieron ayudar mucho en los coros. Dos que aparentemente no estaban incluidas en el set, “Only you can rock me” y “Too hot to handle”, gustaron también mucho, y al menos pudimos disfrutar de cinco canciones en condiciones.

MICHAEL SCHENKER GROUP

El show estaba llegando a su fin, y su penúltima piedra fue “Rock Bottom”, también de UFO, con Robin en el escenario. A él se iban a unir Gary Barden para alargar después Schenker el tema con un largo solo previo a la incorporación de Doogie White. Tras abandonar las tablas, no tardó Schenker en volver para despedirse con su primer éxito en Estados Unidos, compuesto cuando él tenía apenas 21 añitos, en 1976. Me refiero por supuesto a “Lights Out”, en la cual salieron también los cuatro cantantes y se puso así el fin de fiesta.

De hecho, fue un final un tanto brusco, pues tras el último acorde, los ocho músicos salieron por patas… digamos que se despidieron a la francesa sin prácticamente decir adiós. ¿Les costaba mucho abandonar el escenario con más elegancia? En fin… mucho saber tocar… poco saber estar.

En resumen: sabor agridulce. Dos cantantes que se defendieron bien, Doogie White y Robin McAuley, y otros dos, Gary Barden y Graham Bonnet que no tuvieron su noche, porque quiero pensar que fue eso, una mala noche. Paso de agarrarme al clavo de “están acabados”. Reconozco que ya tienen una edad, sobre todo Bonnet, pero no hace un año, aquí en Madrid, no hizo un mal concierto con su set completo. En fin, me quedo con la maestría de Schenker y su buen hacer en el escenario, junto con McKenna y Glen, White y McAuley.

Texto: Fernando Leal Vielsa (Intro / Absolva / MSG – Visión agridulce) y David Esquitino (MSG – Vision Dulce)

Fotos: Ángeles Salmerón (Boliche Ángeles)

Set Michael Schenker Fest:

  1. Holiday
  2. Doctor doctor
  3. Vigilante man
  4. Lord of the lost and lonely
  5. Take me to the church

    Doogie White

  6. Before the devil knows you’re dead
  7. Natural thing
  8. Captain Nemo
  9. Dancer
  10. Searching for a reason
  11. Desert song
  12. Night moods
  13. Assault attack
  14. Coast to coast
  15. Ready to rock
  16. Attack of the mad axeman
  17. Rock my nights away
  18. Messin’ around
  19. Armed and ready
  20. Warrior
  21. Into the arena
  22. Bad boys
  23. Shoot shoot
  24. Heart and soul
  25. Only you can rock me
  26. Too hot to handle
  27. Rock bottom

Bises:

  1. Lights out

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »