KREATOR – “Hate über alles” (Nuclear Blast, 2022)

Los clásicos germanos KREATOR vuelven a la palestra con un nuevo discazo bajo el brazo, llamado «Hate über alles”, y del que nos habla profusa y profundamente el gran Fernando Galicia, un tipo sabio y reflexivo. Debajo leemos la completa reseña:

KREATOR están de vuelta, y lo han hecho acorde a lo que empieza a ser una costumbre: dejando pasar cinco años después de aquel fabuloso Gods of Violence (2017). Aunque parezca un detalle nimio, no lo es tanto si tenemos en cuenta que desde Violent Revolution (2001) acostumbran a espaciar bastante sus entregas de estudio, pero realizando un trabajo intenso de composición y maduración para cada una de ellas. Un trabajo que luego queda plasmado en el contenido de los discos, y que poco a poco les ha colocado, por derecho propio, en una posición de privilegio dentro de la escena metalera actual.

De esta manera, Hate Über Alles llega pisando fuerte, con el bagaje extra incorporado de una pandemia, una crisis económica galopante, recortes sociales, una guerra en el Este de Europa y una sociedad totalmente desquiciada, polarizada y adormecida por lo políticamente correcto, más pendiente de censurar lo que diga el vecino y de dar patadas al diccionario que de sacarle los dientes a los abusos del poder. Dicho de otro modo: el escenario perfecto para que un grupo de thrash metal se desenvuelva como pez en el agua. Y cuando digo “pisando fuerte” es en un sentido prácticamente literal, toda vez que desde el mismo título ya supone una declaración de intenciones: odio sobre todas las cosas, odio a todo… no sé cuál es la traducción más correcta, pero está perfectamente claro… y no sé a vosotros, pero a mí me representa.

Otro asunto éste que tampoco es baladí, porque dentro de lo que he comentado unas líneas atrás, estamos empezando a olvidar algo fundamental: más allá de la música, el metal nació socialmente comprometido, implicado, y así debería seguir si quiere conservar su esencia. KREATOR lo saben, y en este trabajo, repleto de crítica social y política, se han esmerado en dejarlo muy claro.

Musicalmente, Hate Über Alles sigue la senda iniciada con Violent Revolution (2001), y que continuó con Enemy of God (2005), Hordes of Chaos (2009) y, especialmente, Phantom Antichrist (2012) y Gods of Violence (2017). A estas alturas creo que todos dábamos por hecho que así sería, pero como vienen haciendo a lo largo de los últimos veinte años, aprovechan cada lanzamiento para dar un paso más. No son KREATOR una banda que se caracterice por cambios radicales, pero tampoco por quedarse estancados repitiendo la misma fórmula. Es así como han ido ascendiendo hasta donde están hoy, ganándose el respeto de toda la comunidad del heavy metal, al margen de sub-estilos.

El disco se abre con una intro instrumental, “Sergio Corbucci is dead”, que pasa con más pena que gloria. Sinceramente, se la podían haber ahorrado, porque en primer lugar no le hace falta al disco, y en segundo lugar… es mediocre (las cosas como son; si vas a hacerlo, procura que sea espectacular, y esto no solo no lo es, sino que resulta un poco cutre -en minuto escaso que dura tenemos, por ejemplo, armonías mal aplicadas, secciones melódicas unidas con pegamento, un final cortado con hacha y un sonido que apesta a ordenador; si Morricone levantara la cabeza…).

Todo cambia cuando empieza lo que realmente importa, y “Hate Über Alles” y “Killer of Jesus” irrumpen con fuerza como dos trallazos de puro thrash, recordando a los KREATOR más clásicos y ásperos proclamando su “odio a todas las cosas”. Esta sí es una carta de presentación en condiciones, con Ventor desatado a la batería y riffs afilados como cuchillos. Después del susto inicial, viene un comienzo demoledor.

Kreator

A partir de aquí Hate Über Alles se convierte en una montaña rusa de sensaciones, de estilos cruzados, de violencia sonora y pasajes más melódicos, convirtiéndose en el espejo perfecto que refleja la esencia que Petrozza lleva más de veinte años moldeando en estos KREATOR actuales, y en la que se unen la tradición del thrash metal más puro y clásico con los sonidos extremos más actuales y vigentes. De esta manera, encontramos el thrash más pesado de ”Crush the Tyrants”, que pone algo de pausa al tren sin frenos en el que veníamos, el himno heavy-thrash “Strongest of the strong”, que huele a clásico de festivales desde la primera nota, o el acercamiento al heavy metal de grupos como RUNNING WILD en “Become Inmortal” (algo que ya ocurrió en Gods of Violence con aquel “Hail to the Hordes”) o “Conquer and Destroy”.

El primer gran punto de inflexión lo encontramos en “Midnight Sun”, que da un giro de timón hacia el death metal melódico o incluso el black melódico de bandas como DIMMU BORGIR (por ejemplo en “Born Treacherous”), y que cuenta con otro elemento llamativo: la inclusión de voces femeninas. Para ello han contado con la colaboración de Sofía Portanet, una artista de pop y new wave, que pone el contrapunto a la voz rota de Mille Petrozza. Si la memoria no me falla, creo que es la primera vez que KREATOR introduce una colaboración femenina en alguno de sus discos. De todas, esta mirada hacia el death metal melódico no es algo nuevo, toda vez que ya han hecho cosas parecidas en discos anteriores (como por ejemplo “Totalitarian Terror” en “Gods of Violence”). Y sin embargo, estoy convencido de que no dejará indiferente a nadie: seguro que descoloca a los fans más clásicos, pero contentará a los más actuales y a los que vivan la trayectoria de los de Essen (Alemania) con mayor naturalidad.

El thrash clásico regresa sin miramientos en “Demonic Future” y “Pride Comes Before the Fall”, dos cortes en los que los obstinatos y las quintas disminuidas marca de la casa imprimen el ritmo y el desarrollo de ambos. En los estribillos se vuelve a notar cierta reminiscencia de death melódico, con protagonismo de las guitarras, pero el ADN KREATOR impregna ambos temas desde el principio hasta el final.

Cerrando el álbum se encuentra “Dying Planet”, una de las perlas de Hate Über Alles; un tema que se sumerge sin complejos en las aguas del black metal, y que hubiera firmado el mismísimo Nergal para sus BEHEMOTH. Al igual que ya hiciera en Gods of Violence  con “Death becomes my life”, Petrozza y los suyos han dejado para el final el corte más largo y más diferente de todo el disco. Sin embargo, a diferencia de aquél, “Dying Planet” no invita a relajarse después de la tormenta, sino que aporta una atmósfera opresiva, pesada y oscura. Una apuesta arriesgada, pero que evidencia la firme decisión de KREATOR de mantener su línea actual, que no se conforma con “tirar de las rentas”.

La banda está en un estado de forma tremendo, con un Mille Petrozza que vive una segunda juventud vocal y creativa, un Jürgen “Ventor” Reil  demoledor, por el que pasa gran parte del sostén de la propuesta de KREATOR, y un Sami Yli-Sirniö que sigo pensado que es el artífice de la evolución de los alemanes. Se estrena en estudio Fréderic Leclercq (ex-DRAGONFORCE), que parece que se ha adaptado bastante bien al cambio de estilo respecto a su anterior grupo.

La producción de Hate Über Alles ha corrido a cargo de Arthur Risk (que ha trabajado con grupos como CAVALERA CONSPIRACY o SOULFLY). Una producción algo más oscura que la de, por ejemplo, Gods of Violence o Phantom Antichrist, y en la que se potencia la presencia de la sección rítmica (especialmente la batería), prestando menos atención a los brillos. Sin embargo, Hate Über Alles demanda precisamente ese énfasis rítmico, percusivo, y ese carácter más lúgubre y agresivo, por lo que el resultado es óptimo.

Para envolverlo todo, Eliran Kantor ha dejado en Hate Über Alles el que posiblemente sea su mejor trabajo para un grupo, y la mejor portada de toda la discografía de KREATOR. Una ilustración brutal, muy similar a la que ya hiciera para el Archangel, de SOULFLY, que refleja a la perfección el contenido del álbum. Un artista con una visión muy personal, que ya ha colaborado con grupos como TESTAMENT, HELLOWEEN, BLOODBATH, SOULFLY o MY DYING BRIDE, entre otros tantos, y cuyo estilo lúgubre, que recuerda al Goya de las pinturas negras o El Greco, es perfecto para representar la propuesta de los alemanes.

Para los seguidores habituales de KREATOR, Hate über Alles no contiene grandes sorpresas… Tal y como se esperaba, continúa la misma línea de los últimos veinte años, a lo largo de los cuales ha ido avanzando continuamente pero con mesura. Recoge toda la herencia de KREATOR desde sus inicios, con un thrash más áspero y agresivo, incorporando sonidos y técnicas más recientes. Una apuesta por mantenerse actualizados que, aunque pueda gustar menos a los fans más clásicos, les ha llevado a ocupar una posición hegemónica dentro de la escena actual no sólo del thrash, sino del heavy metal, por encima de subestilos, y a granjearse miles de seguidores que les esperan con los brazos abiertos en cada gira y en cada festival. Si eres uno de ellos, Hate Über Alles te parecerá un disco monumental, lleno de matices con los que disfrutar, y con un discurso y una forma de encarar la vida que no ha perdido un ápice de rabia con respecto a los discos de los ochenta.

Resumiendo: Un trabajo tremendo. Celebremos el odio; el odio a la guerra, a la hipocresía, a la falta de libertad y a tanta tontería. ¡Enormes KREATOR!

Texto: Fernando Galicia Poblet

Tracklist del disco

  1. Sergio Corbucci Is Dead
    2. Hate Über Alles
    3. Killer of Jesus
    4. Crush the Tyrants
    5. Strongest of the Strong
    6. Become Immortal
    7. Conquer and Destroy
    8. Midnight Sun
    9. Demonic Future
    10. Pride Comes Before the Fall
    11. Dying Planet

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »