Recuperamos artículo: Hasta siempre, Jeff LaBar (CINDERELLA)

2021 está siendo un duro año de despedidas a músicos a los que admiramos y echaremos de menos. En julio nos dejaba Jeff LaBar, histórico guitarrista en CINDERELLA. Es buen momento para recuperar su bio… Os contamos quién fue y cómo vivió.

Jeff LaBar

De nuevo dedicamos unas líneas para homenajear y despedir a otro músico emblemático que nos ha dejado hace poco, y además a una edad bastante temprana. Os hablamos de Jeffrey Philip LaBar, mundialmente conocido como Jeff LaBar, mítico guitarrista de la banda norteamericana de hard rock CINDERELLA, además de formar parte de NAKED BEGGARS y FREAKSHOW, y de grabar su propio disco en solitario. Os contamos la historia del que fue considerado uno de los mejores guitarristas del estilo en el mundo (que inevitablemente es la historia de CINDERELLA), y algunos detalles interesantes de este artista siempre sonriente y simpático.

Jeff LaBar nació el 18 de marzo de 1963 en Darby, Pennsylvania, aunque creció en Upper Darby, en las afueras de Philadelphia (EEUU). En sus rasgos se podía ver cierta ascendencia japonesa recibida de su madre, y, de hecho, siempre disfrutó con especial fervor de su gran éxito en Japón, a donde se llevaba a su familia y a su propia madre cada vez que actuaba allí, en una especie de vuelta a casa (y ya al hacerse más mayor, se aficionó a la comida japonesa, convirtiéndose en todo un chef casero, mejorando las recetas tradicionales). CINDERELLA siempre fueron muy bien aceptados en Oriente, y en parte fue gracias a las raíces orientales de LaBar.

Fue su hermano Jack quien le inspiró para aprender a tocar la guitarra cuando aún era un crío. En 1985 se unió a la banda local CINDERELLA, en la que entró como sustituto de Michael Schermick. El grupo ya había conseguido firmar un contrato con Mercury/Polygram Records, y Jeff participó directamente en la grabación de su primer álbum, “Night Songs” (1986), que se convirtió en triple disco de platino, llegando a vender 50.000 copias en una semana. Además, llegó a los puestos más altos en las listas de éxitos, y sus vídeos promocionales aparecían a menudo en la famosa cadena de televisión MTV. Al mismo tiempo, la banda salió de gira junto a POISON, teloneando a los japoneses LOUDNESS. Le siguieron giras con DAVE LEE ROTH y BON JOVI, incluso cruzando fronteras hacia Japón y Europa, y participando en grandes eventos como el Monsters Of Rock en Reino Unido y Alemania.

Jeff LaBar

Fue lo que se dice un comienzo de carrera memorable, cuando aún se movían en tesituras y ritmos puramente heavy metal… sin perder su deje hardrockero marca de la casa… Con su segundo disco, “Long Cold Winter” (1988), que repitió el triple platino, su sonido se movió hacia ritmos algo más cercanos al blues y al glam rock, y fue presentado en una extensa gira mundial, llegando a tocar en Moscú junto a OZZY OSBOURNE, SCORPIONS, MÖTLEY CRÜE, BON JOVI y SKID ROW.

¿Vemos un vídeo de este mítico concierto?

La década de los 90 comenzó con la publicación de su tercer álbum, “Heartbreak Station” (1990), donde se dejaba notar la pasión del cantante Tom Keifer por el blues. El vocalista sufrió graves problemas de garganta y varias intervenciones y tratamientos que retrasaron la publicación del cuarto trabajo del grupo, “Still Climbing” (1994), que pasó casi desapercibido, por lo cual la discográfica dejó de preparar nuevos trabajos con ellos.

En los años siguientes, solo publicó un par de recopilaciones de grandes éxitos, y otra con los vídeos de sus primeros trabajos. CINDERELLA pasó de un milenio a otro haciendo algunas giras, compartiendo escenario con grupos muy destacados del hard rock y heavy metal, eso sí. De hecho llegamos a verles en España dos veces años después (como por ejemplo nos contó Esquitino en esta crónica de 2011, la primera vez que vinieron), en conciertos no muy extensos (por los problemas de garganta de Keifer) pero muy intensos, si nos permitís el juego de palabras.

Jeff LaBar, ya considerado miembro de una formación clásica de una gran banda de hard rock (junto al cantante Tom Keifer, el batería Fred Coury y el bajista Eric Brittingham), admitió años más tarde que estaba casi seguro de que su propio alcoholismo y drogadicción fueron los culpables del parón creativo de la banda en esa época, y de la falta total de comunicación con Tom Kiefer, indicando que el cantante, contra el que no sentía ningún rencor y sí mucha admiración y respeto,  no quería verle más porque, sencillamente, no quería verle morir. Según Jeff, él siguió los mismos patrones del típico rockero adicto, igual que ocurrió con MÖTLEY CRÜE o GUNS N’ ROSES, solo que en su caso se mantuvo en completo secreto… aunque finalmente ha tenido sus funestas consecuencias.

Jeff LaBar clásico

Aun así, Jeff no era de los que se quedan quietos sin hacer nada. Además de regentar una pizzería junto a su hermano, y de hacer algunos trabajos de construcción, se asoció con Eric Brittingham (bajista de CINDERELLA) y mantuvo un proyecto paralelo desde 2004, NAKED BEGGARS, aunque no llegó a grabar ninguno de sus dos trabajos (dejó la banda en 2007). En 2006, CINDERELLA y POISON compartieron una exitosa gira en que celebraron el vigésimo aniversario de sus discos debut respectivos (y en 2012 volvieron a salir juntos de gira, para celebrar sus tres décadas en el negocio musical). Pero en 2008 volvieron los problemas de garganta de Kiefer, con la consecuente cancelación de nuevas giras y grabaciones. Y más adelante ha seguido ya en solitario…

En 2009, Jeff publicó un álbum con FREAKSHOW, su disco homónimo (con Frankie Banali de QUIET RIOT en la batería). En 2013, Jeff y Eric Brittingham también compartieron tareas en la banda CHEAP THRILL, que tampoco llegó a publicar ningún trabajo. Y Jeff también logró sacar a la luz su propio LP en solitario, “One For The Road” (2014). Lo presentó en una gira en la que actuó su propio hijo, del que su famoso padre estaba muy orgulloso, el guitarrista Sebastian LaBar (MARCH22, TANTRIC).

En esos años CINDERELLA hizo varias giras exitosas por todo el mundo, participando en numerosos festivales internacionales, como el Sweden Rock Festival y el Download Festival (ambos en 2010), su propia gira de 25 Aniversario (2011), o el Crucero Monsters Of Rock (2014), hasta que, en 2017, Kiefer confirmó que CINDERELLA no tenía intención de reunirse, debido a diferencias irreconciliables de algunos miembros de la banda (se había hecho un intento de resolver esas diferencias desde 2012, pero no se consiguió). Últimamente, Jeff y su mujer, Debinique Salazar-LaBar, dirigían un programa de radio en internet, llamado «Late Night with the LaBar’s».

Amante, como ya hemos dicho, de la comida japonesa (sin despreciar sus raíces americanas ni su gastronomía), también amaba los animales (especialmente a los gatos, colaborando en rescates de felinos callejeros a menudo), y era muy aficionado al rugby, siendo un gran fan de los Tennessee Titans, tras mudarse a Nashville, pero también sin perderse un partido de sus Philadelphia Eagles, y los comentaba con su padre mediante mensajes de móvil, siempre que podía. De hecho, mantenía una estrecha relación con sus progenitores, no perdonaba sus largas llamadas telefónicas a su madre cada domingo. Incluso planeaba mudarse de nuevo a Philadelphia para cuidarles al hacerse mayores. Y también tenía una relación perfecta con su hijo Sebastian, con quien planeaba trabajar en el futuro, y con su numerosa familia, hermanos y sobrinos incluidos, así como con su mujer y compañera de radio. Eso sí, era muy reservado en cuanto a temas familiares, y también por eso sus funerales se han celebrado en un entorno muy íntimo.

Cinderella

Siempre sonriente y simpático, era muy querido y admirado tanto por sus fans como por otros músicos, y considerado uno de los guitarristas destacados del hard rock. Su familia pidió a sus admiradores y/o seguidores que no gasten el dinero en flores, sino mejor en “Grammy’s MusiCares”, el programa de recaudación de fondos para ayudar a personas que necesitan recuperarse de adicciones a sustancias y con problemas financieros. Se le echará mucho de menos.

Fue precisamente su hijo Sebastian quien informó en Instagram de la muerte repentina de su “padre, héroe e ídolo”, Jeff LaBar, el pasado 14 de julio, en la ciudad de Nashville (Tennessee), a los 58 años, por causas que no se han detallado, aunque se ha informado de que fue su primera esposa, Gaile LaBar-Bernhardt, quien le encontró ya muerto en su apartamento.

Las muestras de condolencia publicadas desde ese momento fueron numerosísimas: sus compañeros en CINDERELLA, su antigua banda NAKED BEGGARS, Dee Snider (TWISTED SISTER), Michael Sweet (STRYPER), Mark Slaughter (SLAUGHTER), Danny Vaughn (WAYSTED, TYKETTO), John Corabi (MÖTLEY CRÜE, THE DEAD DAISIES, RATT), BULLET BOYS, SCORPIONS, QUEENSRYCHE, Nick Menza (MEGADETH), Jeff Scott Soto (SOTO, SONS OF APOLLO, etc.), Mike Portnoy (DREAM THATER, AVENGED SEVENFOLD, etc, y citando a los músicos que han fallecido recientemente), y muchísimos otros grupos y músicos han mostrado su pena.

Cinderella

Curiosamente, Tom Kiefer y John Corabi,  entre otros músicos, también informaban desolados que ese mismo día 14 de julio había muerto Gary Corbett, que durante mucho tiempo fue el teclista en las giras de CINDERELLA y KISS, entre muchos otros grandes artistas, y que no pudo vencer al cáncer.

A los dos músicos les deseamos un buen descanso y les recordaremos siempre. Descansen en paz. Y homenajeamos en este modesto artículo a Jeff Labar, un músico que deja un gran hueco en el mundo del rock mundial.

Texto: Mar Fuertes 

¡¡Hasta siempre, Jeff LaBar!!

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »