DRY RIVER nuevo llenazo en Madrid, ¡qué grandes!

Qué rollo ponerme ahora a escribir una crónica tipo, ¿no?, en plan “hicieron esto, tocaron ésta, luego ésta, después aquella y se despidieron entre aplausos del respetable y miradas de agradecimiento de los invitados”. Mejor os cuento, en mis palabras e impresiones, como fue la noche del sábado 26 con DRY RIVER en Madrid…

Logo

DRY RIVER: Sábado 26 de Enero de 2019, sala Copérnico, Madrid…

DRY RIVER

Vale, esto también pasó, pero prefiero centrarme en las sensaciones, en el ambiente que hubo toda la noche en la sala, y en el antes y después que, al igual que marcó su llenazo previo en la Sound Stage en el comienzo de la gira de “2038”, sin duda supone este nuevo paso adelante en la carrera de DRY RIVER. Me basta con ver sus caras al terminar el concierto, aún sudorosos y cansados tras el esfuerzo, para saber que todo había ido bien, ¡muy bien!

Me quedo con la intensidad del abrazo con Ángel, cantante, tras darle la enhorabuena a posteriori, la sonrisa del batería Pedro junto a su amigo Mazu (y compañero cuando él no está), ver a Carlos, guitarrista, corriendo por la sala como loco sin parar de dar las gracias a todo aquel con el que se cruzaba… Sí, están un paso más cerca de llegar muy arriba, y cada vez somos más los que decimos que hemos visto a DRY RIVER antes de que pasen del circuito de salas a cotas más altas. Y todo ello con humildad, con cercanía, disfrutando de cada paso, de cada subida extra de popularidad y éxito, y sobre todo demostrando concierto a concierto que son increíbles en disco y sin duda también encima del escenario.

¡Cómo suenan, cómo tocan y cómo disfrutan y hacen disfrutar!… Sí, un detalle quizás banal pero para mí el más importante: ver sonrisas encima y debajo del escenario. Por favor, emocióname y hazme estremecer, traspasa mi piel… y me tendrás ganado para siempre… La sala llena, con entradas agotadas… en un sábado en Madrid en el que tocaban, entre otros, unos tal URIAH HEEP a menos de 200 metros y otros tal WARCRY un poco más lejos pero también cerca, todos con sold out, por cierto… ¡bien por el público roquero de Madrid!

DRY RIVER

Desde el primer minuto al último la gente con ellos, cantando TODOS los temas, coreando, jaleando, empujando y siendo parte de una misma familia. “(…) One heart, one soul (…)” que cantaba aquel, pero fue la realidad esta noche en Madrid, poniendo la siguiente pica en Flandes, si es que había que ponerla. Y sí, ¡lo tengo que decir!, para un pureta purista y puritano como yo se me hizo raro ver una banda de rock sobre el escenario ya sin ningún melenudo, pero supongo que una vez más se puso de relieve aquello de que los más duros, los más heavies, los roqueros de verdad son los que llevan las melenas en el corazón y las mueven en el aire bailando, cantando, sudando y disfrutando encima del escenario. ¡Ah!, otro detalle sin importancia… la sala llena de músicos, por algo será…

Bromas y realidades aparte, lo más grande de la noche fue precisamente tener a una banda como ellos tan cerca durante dos horas, llegados en exclusiva para nosotros desde el 2038, como nos cuenta su showman particular desde la intro… Un 2038, por cierto, donde me temo que aún sigue gobernando la derecha en este país, que lo malo nunca cambia… pero sí lo bueno, y es que los buenos en 2038 sí son grandes, sí obtienen éxito, sí consiguen los sueños y sí recuperan todo el rédito, tiempo, esfuerzo e ilusión invertido… (los malos siguen jodiendo con el corazón podrido, pero si no nos importa ahora, quizás tampoco dentro de 19/20 años… ¿verdad?). Y sí, tocaron el disco completo aunque no en el mismo orden exacto, que era impepinable cerrar esa primera parte del concierto con la mágica “Me va a faltar el aire”, su “Don´t stop believing” particular…

¿Hacemos una pausa para ver la galería de fotos y seguimos?

DRY RIVER

¿Queréis crónica al uso? Bueno, pues lo dicho: la sala estaba hasta los topes, y ellos tocando durante dos horas embutidos en sus trajes color vino, corbatas incluidas, y con ese look de orquesta seria que sólo se cumple en escena en el punto de la perfección de la interpretación y de lo excelso de sus canciones. Tocaron primero el último disco completo, como nos habían prometido, destacando joyas como ese “Fundido a negro”, tan exquisita como profunda, la gran “Rómpelo” o la vitalista y alegre “Con la música a otra parte”. Y nosotros, como no podía ser de otra manera, “Cautivos” de su magia y compartiendo ese ideal de su ideario, valga la redundancia, de que lo importante no es la meta ni el ganar sino “el camino”.

Además, a mí me gusta hablar de revolución y no de cosas banales, pero DRY RIVER “Me pone a cien”… y me obligan a bailar, cosa que consiguen MUY POCAS bandas. Y os cuento otro secreto: los pequeños fans de 7 años no pararon de cantar… o sea que tenéis público para 2038 de verdad, ¡amigos!… Luego en la segunda parte hubo lugar para recordar discos anteriores, desde la caña de “Bajo control”, el puntazo divertido y gamberro, performance habitual incluida, de “Irresistible” o la bonita balada del primer disco llamada “La llave del sol”, con un tal Julio Castejón participando en el tema (y otro tal Miguel Oñate y Guni como invitados especiales, en este caso mirando desde la barrera)… Todo ello para cerrar de manera espectacular (aportamos vídeo demostrativo al final para comprobarlo) con ese himno maravilloso que es “Traspasa mi piel”…

DRY RIVER

¡Ah!, que también hubo invitados, y de relumbrón: desde la magia guitarrera de un genio como es mi buen amigo Juanjo Melero (ex SANGRE AZUL, SANTAFE, TAM TAM GO y muchas bandas más, además de su exquisita e infravalorada carrera en solitario), a la clase suprema de un grande como es ya Ronnie Romero (sí, el cantante de RAINBOW, le pese a quien le pese, y de CORELEONI, entre otros, y ex SANTELMO, NOVA ERA y ya también LORDS OF BLACK, ¿qué le vamos a hacer?) dándole elegancia extra primera a la extensa “Peàn”, y después lustre definitivo a la inmensa versión que se marcaron del “Bohemian Rhapsody” (junto a Mazu, batería de ALIEN ROCKIN´EXPLOSION, SRP y segundo batería de DRY RIVER). Por cierto, ¿conocéis muchas bandas que puedan hacer un tema semejante sin quedar en evidencia? No hay más preguntas, señoría… Y sí, a dos teclados, a varias voces, con coros supremos, perfección instrumental… ¡tremendo!

Para el final dejo a una de las más personas que más ha apoyado a la banda desde el principio, y que de alguna manera es “culpable” del éxito de DRY RIVER: Julio Castejón. Ya amigo de la banda, fan absoluto y sin duda el que mejor ve que ellos son el grupo que tal vez pueda recoger el testigo de ASFALTO. Aparte de tirarse merecidas flores mutuas, con él se hicieron por un lado una maravillosa interpretación de “Melani”, del último disco de ASFALTO, y la citada balada del primer disco. Y Julio como una pieza más del engranaje, demostrando humildad y maestría sin querer ser protagonista. Y está mayor, o más bien lo es, pero aporta esa excelencia tranquila que sólo da la experiencia y el creerse aún lo que hace. Pero no se despide sino que más bien sigue saludando y reivindicando sobre las tablas, y en estudio, por si alguno lo duda.

DRY RIVER

No sé qué más decir para que esto no se convierta en una aburrida crónica más, así que termino: Llegaron, vieron, demostraron y triunfaron… Y no lo digo yo, sino ellos mismos y todos los que cantamos a voz en grito aquello de que “(…) Ha llegado la hora de que este río tan seco se empiece a desbordar, ya ves que ya no hay quien te pare (…)”.

Nada más… Bueno sí, que yo estuve allí. Muchas gracias.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Iván Díaz

¿Vemos el vídeo del final con la sala rendida a sus pies, como decíamos para terminar?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »