Crónica del Metal Paradise 2021 – Primera parte (sábado)

Ya estamos de vuelta del fantástico METAL PARADISE FESTIVAL que se ha celebrado el 28 y 29 de agosto 2021, en el Marenostrum de Fuengirola (Málaga). Os lo contamos en dos partes… Esto es lo que hemos vivido… y nos lo cuenta Rocío Gómez, que lo disfrutó un montón. 

METAL PARADISE FESTIVAL – 28 y 29 de agosto de 2021 (recinto Marenostrum, Fuengirola – Málaga)

Metal Paradise

Primero tenemos que agradecer el inmenso esfuerzo que los organizadores han hecho para devolvernos Metal… o sea, vida, en estos difíciles tiempos y además debemos reconocer que lo han hecho muy bien. En esta ocasión y después de un férreo control a cada uno de los asistentes haciéndonos un test de antígenos a cada uno para incrementar la seguridad sanitaria, estuvimos en el recinto en zonas limitadas pero pudiendo hacer pogos, Walls of Death y todo eso que tanto nos gusta. Eso sí, siempre con mascarilla en los lugares que más contacto físico hubo, repito, por el bien de todos. A pesar de que muchos se quejaron por deber pagar 10 euros más por el test, entiendo que los Organizadores hicieron todo lo posible porque no saliéramos de allí a una UCI y después de casi dos años sin este tipo de eventos, algo había que hacer. Después te ponían una pulsera verde (Covid Free) y a disfrutar. Es lo que hay…

Por cierto y hablando de las pulseras, estas no eran de tela sino las habituales en eventos de un día (papel plastificado) en los que había algunas que ponía “Caviar”, (otro evento que hubo en el lugar unos días antes) y que provocó más de un chascarrillo. Bueno… En este recinto, el Marenostrum de la localidad malagueña, se celebran multitud de conciertos y diferentes eventos sabiendo reciclar los organizadores el material de otros eventos evitando residuos. Bromas y curiosidades aparte, tenemos que alabar el recinto donde se hizo ya que el Marenostrum es un caramelo…

Está al lado del mar, observando escenas increíbles de ver a THE OCEAN y pasar muy cerca una embarcación de la Guardia Civil o estar LEPOKA dándolo todo y ver a la izquierda unas familias con la tortilla y niños en el mar. Mira que he estado en festivales pero esto no lo había visto nunca, ¡es genial! Un recinto amplio, dividido en zonas en los que el frente del escenario estaba elevado a la altura del escenario, otro efecto novedoso ya que podías verles con todo tipo de detalle. Una grada muy grande (prácticamente deshabitada), muchas sillas, sitio para la Prensa muy cómodo y vista del precioso castillo de Sohail, iluminado de noche, maravilloso y que fue testigo del concierto de WARDRUNA un par de años atrás en la previa de Rock The Coast.

Metal Paradise

Todo fenomenal, con unos WCs atendidos por un personal súper atento y amable (todos en general), siempre limpios, ofreciéndote gel desinfectante con la mejor de sus sonrisas y con unas barras en los que los precios eran razonables, salvo el agua (la cerveza, grande, a 4 EUR). Aquí debo poner el comentario que la comida no era muy variada  (hamburguesa y perrito) y los precios altos. Lo curioso es que estábamos todos como locos por comprar merchandising del festival y todavía lo estamos buscando. En la zona donde estuve yo todo el tiempo, no había ningún puesto y en la otra, la del “Caviar”, me indicaron que había uno con artículos de SAUROM, LEPOKA y poco más… ¿¿¿Un festival sin camiseta propia??? Joooo….. Bueno, a ver si durante este año la hacen y la podemos pillar en 2022 que allá que vamos.

Todo ello en un sábado espectacular, con baño en las fantásticas playas que tiene Fuengirola (que nos pusieron las pilas puesto que fuimos desde Madrid casi sin dormir), a correr al Marenostrum ya que a las 17:00, en plena solana, comenzaba el evento y no nos queríamos perder a nadie. Es de resaltar que al ser Fuengirola una zona turística muy importante, hay posibilidad de alojamiento bastante cerca con lo cual nos pudimos ir andando hasta allí. Otro punto a favor del festival porque, eso sí, no busquéis ni esperéis camping festivalero porque como tal, no hay.

LEPOKA:

Lepoka

Como hemos dicho, a las 17:00 y con un sol mediterráneo andaluz, LEPOKA salieron en tromba, a por todas y qué forma tan estupenda de abrir un festival. Todos vestidos de monjes, como es habitual en ellos (pobrecitos, qué calor), con dos figuras muy graciosas en el escenario de dos religiosos de este tipo alzando sus jarras de cerveza, y desde el primer acorde se dejaron la piel. No había todavía mucha gente pero los que allí estuvimos no paramos de saltar, de brincar y bailar al ritmo de este Folk Metal en castellano, fresco y alegre que la banda ofrece y que con “Seguimos en pie” se confirmó su gran complicidad con el público, cantando el genial “Esta noche yo controlo” o poniéndonos en cuclillas y saltando lo más posible.

Se notaba las ganas de que compartiéramos con ellos la alegría de tocar de nuevo. No importó nada el sol de frente y el calor intenso, LEPOKA salieron y vencieron. Fue corto pero más que intenso.

SAUROM:

Saurom

Después de los castellonenses, tocaba el turno a otra banda muy habitual en los festivales españoles, SAUROM. En esta ocasión salieron solos, sin tantos extras, ofreciéndonos un show más sencillo pero efectivo. Son tantas las ganas que tienen las bandas de volver al escenario que ofrecen lo mejor de sí, sea como sea, y los gaditanos no fueron menos. Además, son una banda muy querida ya y la reacción del público siempre es a su favor, y si encima al final subes a LEPOKA contigo en “La fiesta de la cerveza” (algo que esperábamos y pasó) pues aquello fue eso, una fiesta total.

No importó el calor ni el sol abrasador o que la brisa marina se llevara el sonido a veces, para que el festival empezara muy bien y continuara como una tarde la mar de divertida repleta de buena música.

Más fotos de SAUROM en este enlace.

CRISIX:

A continuación se dejó el Folk apartado para que el Thrash nacional sacudiera el Marenostrum con CRISIX, a volumen brutal. Los catalanes están de presentación de su disco  “The Pizza E.P.” como si les fuera la vida. No pararon de moverse como locos, con Juli sacando la voz más desgarrada que pudo, mientras nos empujábamos y saltábamos a saco, y comentando que era más que un placer volver a vernos. Aquello sonaba como un cañón, cayendo “Xenomorph Blood” y, como las bandas anteriores, haciéndonos partícipes totalmente de su show, disfrutándoles como antes de la pandemia. Ya había más gente y así pudimos participar de pogos y circle pits como antes. Para la presentación de su último trabajo, Juli apareció encima de una moto, a modo de repartidor para darnos  de comer… ¡Thrash Metal y Pizza!

Crisix

Ha sido de las veces que más me han gustado por su total entrega, por haber cambiado el show y por la madurez compositiva en esta nueva etapa. Thrash Metal sí, pero CRISIX le da ese punto original ya que no es correr endiabladamente y ya está sino que aquí hay bastante más. Un show muy ameno, unos temas endiabladamente rápidos y muy bien desarrollados además de comunicación plena con el público haciéndole todos un gesto feo con la mano al maldito virus asesino. CRISIX llegó, tocó y nos encantó. Como dice su tema “World needs Mosh”, también el mundo necesita a gente como ellos. Con su clásico “Ultra Thrash” se cerró una gran actuación. La tarde iba de muy bien en mejor…

Más fotos de CRISIX en este enlace.

JINJER:

Los ucranianos JINJER eran los siguientes en el cartel habiéndoles visto un par de semanas antes en el ALCATRAZ belga e intentando cogerles el sentido, que reconozco que me costaba horrores. Alabados por muchos y no entendidos por otros, entre los que me encuentro, reconozco que no son una banda fácil a la primera ni a la quinta pero… ahora va mejor. Hubo gente que se hizo un larguísimo viaje sólo por ellos, llorando estaban de ver el buen show que ofrecieron a pesar de las incidencias que nos dijeron tuvieron en su camino del “Mini Resu” a Fuengirola, cansados pero a por todas.

Su mezcla de estilos entre los que hay mil detalles progresivos rotos por la impresionante voz de Tatiana Shmaylyuk, que puede con todo lo que quiera cantar, es sorprendente. Todo su show recae en ella, parece pequeña pero es inmensa en el escenario. No paró de moverse no fallando ni una nota y pudiendo seguir cantando después de saltos y carreras, es brutal. Me gustó por el buen sonido que tuvieron en el festival en el que se apreciaba el bajo tan intenso y penetrante, parte fundamental de sus composiciones y que es adornado con la voz de Tatiana; el cielo y el infierno juntos, en caos. Eso sí, todo visualmente es ella mientras que el resto de la banda permanecen estáticos y fríos como estatuas.

Jinjer

Estrenaron aquí dos  temas de su trabajo “Wallflowers” (salía el día antes, el 27), el homónimo y “Vortex”, con el que cerraron dando frescura a su repertorio aunque olvidando algún clásico previo como “Words of Wisdom”. Terminaron su actuación con un “spasiba!” sincero y agradecido, recibiendo muchos aplausos a una muy buena actuación que no se olvida. JINJER es una de las nuevas sensaciones y ahora ya reconozco y aprecio mejor lo que hacen.

Más fotos del concierto de JINJER en este enlace.

KREATOR:

Entró la noche, más brisa y más Metal del bueno con los alemanes KREATOR, dignos cabeceras de cartel del sábado. Nunca fallan y así nos lo confirmaron de nuevo en el ALCATRAZ hace unos días, en donde llevaban una producción impresionante aunque aquí, debido al viento, el telón se quedó en la maleta por seguridad, contando eso sí con llamaradas y humo a mansalva. Todo ello junto con una luminotecnia que siempre realzó la figura de sus componentes en el momento exacto. Y eso que no necesitan nada para que sus actuaciones sean de sobresaliente.

Su líder, Mille Petrozza, sale arrogante, ganador pero a la vez cercano cuando es necesario, metiéndose a todos en el bolsillo en el primer compás de su repertorio, abriendo nada menos que con “Violent Revolution”, ¡espectacular! Todos en el público estábamos a muerte con ellos deseando liarla en cuanto Petrozza presentaba lo que íbamos a disfrutar. Con esa voz tan afilada, tan cortante, él y sus compañeros de andanzas, fueron los causantes de unos cuantos cardenales con los que nos volvimos del Metal Paradise, tan contentos escuchando “Enemy of God” (apoteósico), “Phobia”, saliendo ¡cómo no!, con la bandera en “Flag of Hate” donde las carreras encima de la tarima enfrente del escenario era como de mil bisontes desbocados. Ellos lo daban todo y nosotros igual, sin importar muchas horas al sol sin descanso.

Kreator

A pesar de que no era su primera actuación en la “nueva normalidad”, así se están tomando esta gira dando lo mejor de ellos, mostrando que son una banda que es de las más auténticas y entregadas en cualquier show pero ahora, todavía más. Quiero destacar que el efecto del humo fue de los mejores que he visto en años, adornando pero nunca molestando para que veas en pleno a los músicos, espectacular. Después de una hora y cuarto del mejor Metal alemán, cerraron con “Pleasure to Kill” una descarga brutal a la vez que muy divertida. No te gustan KREATOR?, pues no sabes lo que te pierdes y sobre todo en directo.

Más fotos del concierto de KREATOR en este enlace.

Ya era un poco más de medianoche, con el cuerpo lleno de golpes y una sonrisa enorme por el genial día pasado y todavía nos faltaba otro. Una jornada estupenda en un festival que creo que a todos nos ha hechizado. En la segunda parte del reportaje os contamos el domingo que también fue maravilloso en el Metal Paradise 2021.

Crónica: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Fotos oficiales del festival en su página de Facebook, en este enlace.

 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »