Crónica e impresiones de VIÑA ROCK 2015 (I): Introducción y viernes 1 de mayo

vr_cartel_web_diasVIÑA ROCK 2015: Villarobledo (Albacete). Del 30 de abril al 2 de mayo de 2015…

Interesante volver a Viña Rock después de unos cuantos años y encontrarlo en pleno esplendor y bastante cambiado en su vigésima edición. La ubicación es la misma pero poco a poco se ha profesionalizado al 100%, algo que agradecemos enormemente los que hemos vivido las primeras ediciones del evento, cuando era sólo un sencillo festival de rock y heavy metal emergente en nuestro país. Y con los años se ha hecho todo más grande, para bien y para mal, y con todas las ventajas pero también inconvenientes que esto conlleva. Por lo pronto ahora (y desde hace ya unos 5 años) es gigante, un mutante de proporciones descomunales que atrae cada año a más de 100.000 personas (lo de los datos oficiales de 200.00 personas sumando la asistencia de los tres/cuatro días seguiremos sin darlo como dato válido los que llevamos muchos años en esto… que ese “cuento” se lo dejamos como cifras absolutas para periódicos generalistas, patrocinadores y demás). Ahora, de cualquier manera impresiona ver un festival que empezó tan humilde y sencillo con gente como ROSENDO, OBÚS, REINCIDENTES o MÄGO DE OZ en sus primeros años (y cuando estas bandas no estaban necesariamente en sus momentos álgidos de popularidad y éxito), que ahora es algo tan grande.

Por otro lado, sería bisoño seguir considerando a Viña Rock como un festival exclusivamente de rock o de metal, porque obviamente hace tiempo que dejó de serlo. No lo es, pero está claro que desde hace años son las propuestas más alternativas, multiculturales, de fusión y demás las que aportan esa riqueza y (muchas) miles de personas extras al evento. Sí, la base es roquera, punki y heavy, tal vez, pero lo cierto es que cada vez hay menos roqueros, punkis y heavies en el festival, curioso, y no lo digo como crítica, que nadie me malinterprete, sino como dato informativo, descriptivo y objetivo. Y no pasa nada, en absoluto, aunque nosotros en esta crónica nos vayamos a centrar lógicamente en las bandas y conciertos más cercanos a nuestra filosofía netamente roquera. Somos roqueros y somos fieles a nuestra línea editorial, por mucho que respetemos a artistas como Kiko Veneno o LOS CHIKOS DEL MAIZ, por decir algo, aparte de los distintos nombres de reggae o hip-hop que han pasado por sus correspondientes escenarios. El “buenrollismo” excesivo sí nos descoloca y nos sentimos como ese abuelo roquero cuando su nieta le habla de grupos nuevos como LA PEGATINA, CANTECA DE MACAO o LA RAIZ y éste se queda con pose de lechuguino y mirada perdida sin saber de qué le está hablando (y luego ves que tocan delante de 50 o 60.000 personas y todo el mundo sabe sus temas y alucinas). O cuando descubres que los tal “CHICHOS” no son un grupo tributo, ni un nombre gracioso basado en aquellos ni una formación que homenajean a unos de los grupos favoritos de los amantes del cine kinki sino los de verdad… interesante, aunque no nos quedamos a verles.

general2Por otro lado, mucha fiesta, mejor organización y más patrocinio que otros años, pero a la vez más y mejores puestos de comida, de mercadillo, actividades lúdicas (como la impresionante rampa/tobogán gigante para tirarse con ruedas) y mucha juventud, muchísima, que sí, que son el futuro (y nada diferente de cuando estabas tú mismo allí hace 15 años.. aunque ahora con ambiente menos roquero), pero a veces te sentías hasta fuera de lugar, no lo puedo expresar de otro modo. Y no hay problema ninguno, pero al final Viña Rock se ha convertido más en una marca, en una fecha obligada para los festivaleros más jóvenes que en un verdadero encuentro entre fans de la música y sus bandas de rock favoritas (de marcado carácter nacional, que esto sí se sigue respetando pese a que todos los años se incluyan sorpresas interesantes, como LAGWAGON o MARKY RAMONE mismamente en este 2015). No pasa nada, y la fórmula tiene mucho, muchísimo éxito y es un lujo ver cómo arrastra a tanta gente de todos los lugares y de gustos tan variados, gustos alternativos (término cogido con pinzas en este caso, pero bueno) e imagen e incluso diferente de lo que pueden ser los Benicassim, Primavera Sound y demás… que parece ser que tienen mejor consideración entre los medios generalistas y la sociedad en general. Será la palabra “Rock”, que sigue asustando, aunque ya no primen las melenas ni los sonidos más duros entre los gustos favoritos de los asistentes por aquí, o que el término “perriflauta” es más fácil de acuñar que otros menos despectivos y políticamente más correctos como “hipster” o similares.

Por cierto, hasta 8 escenarios tiene ya Viñarock, destacando los tres grandes principales, además del de Hip-Hop y el de Reggae y sonidos alternativos. Interesante comprobar cómo los 5 escenarios más grandes estuvieron hasta arriba en todo momento (quizás el más metalero, el Poliakov, era un tanto más pequeño pero también estuvo lleno casi siempre), desde las primeras horas, hiciera calor o “frío”, y con un gran ambientazo en todo momento. Y comentar que en general disfrutamos de buen sonido en todos los conciertos, incluso en las carpas pequeñas, además de unas luces interesantes, quizás algo escasas en alguno de los escenarios en momentos puntuales, pero muy vistosas dando color y, obviamente, luz a los mejores conciertos nocturnos de cada jornada. Y una vez más destacar que no hubo incidentes negativos que reseñar ni problemas de importancia, predominando el buen rollo, la convivencia y el compañerismo como en todo festival “de los nuestros” que se precie de serlo. Casualidad o no, siempre es así, aunque estas cosas no salgan en los medios ni se destaque en demasía cuando se habla de nuestros Leyendas, Viña Rock, Resurrection, Rock Fest y demás.

ruedaprensasuaves5Dicho esto, y sin extenderme mucho más en la presentación, comentar que por razones de trabajo no pudimos asistir ni a la fiesta de presentación ni al primer día como tal del festival, con nombres tan interesantes que nos hubiera encantado ver como LEO JIMENEZ, los citados LAGWAGON, BOIKOT, SINIESTRO TOTAL, GIGATRON, PORCO BRAVO o DEF CON DOS… Que sí, que era el puente de mayo pero no todos tenemos libres los días ni disposición total como nos gustaría, así que pedimos disculpas a los lectores pero sólo podemos hablar de primera mano del viernes y sábado (rueda de prensa de LOS SUAVES incluida, por supuesto). De todos modos, os dejamos este enlace de nuestros compañeros de Insonoro para leer de los dos primeros días del festival, con texto y fotos de nuestra amiga (y también colaboradora ocasional) Mari Caballero.

Pues venga, vamos al lío que hay mucho y bueno que contar del viernes y el sábado… Como podéis imaginar no pudimos verlo todo ni estar en todos los escenarios a la vez así que, además de centrarnos como ya hemos dicho en las actuaciones más cercanas a nuestra línea editorial (del punk/rock al metal, vaya), creo que hacemos un buen repaso general y hablamos de la mayoría de bandas principales que actuaron en Viña Rock 2015 en esos dos últimos días de festival, además de algún guiño puntual a actuaciones más pequeñas que también vimos y que nos gustaron.

P.D. – Por cierto, aquí podemos ver muchos de los conciertos del festival que se emitieron online y en streaming durante el transcurso del festival, que se agradece y es un lujazo para recordar y rememorar buenos momentos.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Javier Gil 

Viernes 1 de mayo:

Vita ImanaPara nosotros empezaba el viernes nada menos que con un grupazo del calibre de VITA IMANA. Temprana hora del sábado para ver a la increíble banda madrileña cuyo paso por cualquier festival es siempre de agradecer. Incluso para un evento que no es de su rollo, consiguieron atraer a público de lo más dispar. Poco tienen ya que demostrar, que además se habían presentado en VIÑA ROCK por tercera vez, lo cual es bastante para una banda de tan corto recorrido, para hacer las delicias de todo el que se atreviera a acercarse a esas horas, las 18.30 de la tarde, por el escenario Poliakov, tanto por el calor (aunque fue bastante menos agobiante de lo que sería el sábado) como por el bofetón sónico que tenían preparado la banda comandada por Javier Cardoso, de rojo y desatado como siempre, para darnos en la cara a los numerosos asistentes que no quisimos perdernos su actuación, haciendo un repaso a los tres discos que han sacado hasta la fecha y siguiendo con la presentación de su último disco que vio la luz en 2014 “Oceanidae”, tocando temas llenos de rabia, como “Paranoia”en el que animaron a los asistentes a hacer un moshpit, que por supuesto hicieron encantados. Sin olvidarnos de sus ya clásicos como “Un nuevo sol” o “Romper con todo”, que fue lo que hicieron…

El resto de la banda, cada vez más conjuntados y con más fuerza, son el complemento perfecto que necesita Javier ya que todos forman una de las mejores formaciones que hay en la actualidad; que son totalmente los SEPULTURA de aquí o mejores incluso. Siempre tengo que hacer mención especial a Myriam, su percusionista que a pesar del calor y del sol que la cegaba, es un espectáculo visual impresionante cuando está concentrada con sus instrumentos, metiéndote con el resto un ritmo infernal en el cuerpo. Hubo muchos pogos, circle pits, Wall of Death y el ya obligatorio momento de que Javier Cardoso nos invita a agacharnos para en unos segundos pegar un salto multitudinario que llenó de buenas vibraciones el Viñarock 2015. Cada vez mejores, una banda impresionante estos VITA IMANA, genial y de lo mejor del festival. Esperamos poder volver a disfrutar de ellos a no tardar mucho, en un concierto suyo en una sala y con su público.

HamletTiempo justo teníamos para refrescar el gaznate, y recorrer un poco el recinto para ubicarnos, ya que al llegar habíamos ido directos a la actuación de VITA IMANA, y de ahí volvimos rápidamente al escenario Poliakov para otra de las actuaciones que evidentemente no podíamos perdernos, la de los también metaleros madrileños HAMLET. Les teníamos ganas pues, aunque les habíamos perdido un poco la pista durante los últimos años, ya queríamos haberles visto en Madrid durante la presentación de su último disco, “La ira” a la que finalmente no nos fue posible asistir (los periodistas a veces también enfermamos, ¿qué le vamos a hacer?), y ésta era una buena ocasión para sacarnos la espina. Empezaron fuerte HAMLET, que son ya unos de los veteranos del festival, y arrasaron completamente con todo lo que se puso a su paso, con Molly animando al público desde el inicio mismo, mezclándose con la gente de las primeras filas, y sonando como un cañón desde el primer acorde, aunque su voz  estaba un poco abajo en la mezcla para mi gusto.

Eligieron un set list ideal para este tipo de festivales plagado de clásicos como “Irracional”, “Jodido facha”o “Dementes cobardes”. También tocaron a la perfección temas de mis favoritos de toda su carrera como “Denuncio a Dios”o “Limítate” y demostraron en todo momento que la banda ya no se resiente para nada de la salida del guitarrista Alberto Marín (KAOTHIC), y que han sabido sustituirle perfectamente por un Ken HC que estuvo muy a la altura de las circunstancias. En definitiva, de los mejores conciertos que hemos visto de HAMLET en festivales, después de una cierta sensación agridulce que nos dejaron hace dos o tres años en el festival DERRAMEROCK en Ourense.

RosendoEra el momento de ROSENDO en el escenario ZHEM, aún de día, y otro clásico no sólo del festival sino del rock nacional, que ha tocado en el Viña en innumerables ocasiones y que nos ha regalado en el mismo tanto conciertos excelentes como otros más normalitos… Lamentablemente en esta ocasión fue de las segundas, con un repertorio que no nos terminó de convencer hasta la última parte con los “Flojos de pantalón”, “Agradecido” y demás por bandera, y con un Rosendo un tanto más parado que en otras ocasiones. No siempre se puede estar de dulce, aunque siempre cumple y la gente está con él como icono que es de nuestra música guitarrera y carabanchelera.

¡Ah!, y como siempre Rafa al bajo y Mariano a la batería, muy correctos lugartenientes pero en un festival hay que tener mucha “Vergüenza torera” para basar el concierto en temas nuevos y dejar los clásicos casi exclusivamente para el final. Creo que no acertó, como no lo está haciendo en mi humilde opinión en los últimos años con el repertorio, flojo hasta “Flojos de pantalón”, y traca final de relumbrón para terminar, demasiado típico, demasiado habitual, demasiado predecible… Rosen, que tú lo puedes hace mejor, ¡leñe!

Después de ROSENDO llegaba el momento de olvidarse de todo y reírse, y para esto uno de los mejores grupos que puedes encontrar es EL RENO RENARDO, que actuaban por segunda vez ya en Villarobledo, una vez más en el escenario Poliakov. Muchas caras jóvenes se veían en las primeras filas, muchas de las mismas ya pudimos verlas durante el concierto de HAMLET, por lo que suponemos que ya estaban durante la actuación anterior cogiendo sitio para disfrutar de los de Getxo (Bilbao), y es que es impresionante el movimiento que están generando este tipo de bandas, junto con las grupos tributo, justo en el momento en que peor está el negocio de la música para la mayoría, al menos si compones tus propias canciones o hablas de temas serios. Pero estamos hablando de la actuación de EL RENO RENARDO, una banda muy graciosa, con mucho sentido del humor pero que además encima del escenario suenen muy bien.

El Reno Renardo2De todos modos, se les notó algo más nerviosos a Jevo y sus secuaces que en otras ocasiones, seguramente por la hora en la que estaban actuando esta vez, una de las horas puntas, las 22:45 concretamente, pero la verdad es que estuvieron muy bien, divertidos, por supuesto, pero al margen de esto suenan muy compactos y musicalmente lo hacen genial. Tocaron algunos de sus temas más conocidos  como “Festival” (muy apropiada para la ocasión”), “Tu hámster” (¿os suenan RAMMSTEIN?), “El Reno Renardo”,  “El bogavante” y por supuesto “Crecí en los 80”, su primer superhit interplanetario. Además de lo que suponía tocar en un festival de este calibre a una de las mejores horas, era una fecha especial para ellos pues era el cumpleaños de Ander, el bajista, y lo celebraron por todo lo alto, triunfando en VIÑA ROCK con tarta de cumpleaños incluida, en lo que para Ander seguro que es un gran recuerdo para toda su vida… que no creo que en esos momentos estuviera pensando en comprarse un Delorean para viajar años atrás.

Otra vez a la carrera para llegar al escenario Zhem y disfrutar por tercera vez este año del bueno de Evaristo y sus GATILLAZO, que estuvieron apoteósicos como siempre. A pesar de los recientes problemas de salud que ha arrastrado el mítico cantante de LA POLLA, pudimos comprobar que está en plena forma, dándonos una buena lección de actitud y PUNK con mayúsculas, del que quizá deberían aprender muchas de las bandas que vienen detrás. Grandes GATILLAZO, que nunca decepcionan, y que además metiendo el dedo en el ojo y el culo siguen siendo referencia: “Esclavos del siglo XXI”, “Sr. Juez”, “La última patada” (uno de los últimos y más rotundos himnos del rock nacional de los último años), “Nº 1 en USA”, “El puto amo”… además de algún clásico de LA POLLA RECORDS, como “Odio a los partidos”, que nunca falte.

GatillazoDe lujo y demostrando que el “buen rollo” en un festival no está reñido con la actitud y la crítica social… y si alguno de los “chavalitos” más jóvenes que sólo estaban allí para ver al “colgao punki” del que le hablaban sus padres ha aprendido algo de la importancia de los mensajes en las canciones tras ver a GATILLAZO, yo ya me marcho contento de este Viña.

Como siempre pasa en los festivales de este tipo, ahora coincidían dos bandas que teníamos muchas ganas de ver, y no se puede estar en dos lugares a la vez, así que optamos por ver el comienzo de SÔBER, que sólo nos estaba permitido acceder al foso durante tres canciones, y fueron las que vimos. Y ninguna pega en lo musical por supuesto, por todo el mundo es sabido que son una de las bandas que mejor suenan en directo en este país, y además habían arrancado fuerte con los éxitos del disco que les mandó a la cumbre, “Paradysso”, y con la archiconocida “Loco” del disco “Morfología”, con lo que no teníamos muchas ganas de marcharnos, pero no queríamos perdernos a KAOS URBANO actuando en todo un VIÑA ROCK, así que salimos a la carrera hacia la otra punta del recinto, concretamente al escenario Delicious Seeds para ver lo que nos tenían preparado los de Alcobendas (Madrid).

Para los que no conozcan a KAOS URBANO, son uno de los grupos de Oi! / Street Punk más representativos y veteranos de la península. A punto de cumplir los 20 años en la carretera,  demostraron seguir con la misma fuerza y la misma rabia contra este estado que nos mata. Poco a poco se llenaba la explanada del escenario hasta alcanzar un lleno total, y es que no es para menos. Los de Alcobendas hicieron un repaso por toda su discografía, centrándose principalmente en los discos “No hay vuelta atrás”y su penúltimo trabajo (recordamos que el último ha sido un disco de versiones), “Sexo, drogas y streetpunk”. Descargaron los que para mí son los mejores temas  del disco, y quizá de toda su trayectoria:“Entregados” y “Años salvajes”.

Kaos Urbano2No faltaron los temas clásicos, y como siempre con letras contra el fascismo, el capitalismo y los políticos. “Bronka y rebelión”, “En pie de guerra”, “Tu pasado”, “Inadaptados”o “La memoria de los vencidos” fueron algunos de los temas que descargaron. La voz rota de Sku junto con las guitarras de Fray y Mig, Giuseppe al bajo y Peke a la batería, nos transmiten de todo lo que se siente y se vive día a día en un barrio obrero. Aprovechando que poco después tocarían sus colegas de RAT-ZINGER, su cantante “Podri” colaboró con ellos en un tema. Como siempre, un público fiel y entregado al 100%. Sin duda,  uno de los mejores conciertos de VIÑA ROCK 2015.

Poco después, en el escenario ZHEM eran REINCIDENTES los que bien entrada la madrugada tomaban al asalto “su” Viña Rock, que no en vano son una de las bandas que más han actuado en el festival. Quizás no suenan tan duros, rotundos y combativos como antaño, pero aún son una buena banda para disfrutar en este tipo de festivales. Liderados como siempre por Fernando Madina y Juan Barea, y a ritmo de sus clásicos como “Nazis nunca más”, “Ay Dolores” (que nunca se dejen de reivindicar derechos y denunciar injusticias desde un escenario), “Vicio” o “Móntate una estafa”, siempre una fiesta en directo.

Reinci2Quizás sus temas más nuevos son menos conocidos por el respetable y, como ROSENDO un rato antes, quizás deberían ajustar un tanto los repertorios actuales al formato de festival y al público que tienen delante. De todos modos, “El comercio del dolor” y sobre todo “La ciudad de los sueños” siguen funcionando, aunque nada comparado con “La republicana”, “Cucaracha blanca” o “Jartos de aguantar”, claro. Bien pero nada que ver con la tormenta sónica, encadenando un tema tras otro a toda velocidad, de antaño

Para cerrar la noche del viernes en el escenario Delicious Seeds, teníamos como comentábamos a los bilbaínos RAT-ZINGER. Teníamos muchas ganas de verlos en directo, ya que en una anterior ocasión que actuaban en San Sebastián de los Reyes junto con KAOS URBANO e IGNOTUS no nos fue posible llegar a su actuación. Ataviado con su cinturón de balas y camiseta de KAOS URBANO se presentó “Podri” en el escenario, que habían decorado con figuras de ratas gigantes y un puño americano. En menos de una hora dejaron a sus seguidores, que no eran pocos precisamente, casi sin aliento con su punk rock cañero y macarra. Tema tras tema, sin descanso.

RatzingerHicieron un repaso casi al completo de último disco “Rock and roll para hijos de perra”, con temas como “Dios salve a Ronnie Biggs”, “Patria”, “Diez minutos más” o “Ley”, tema en el que en el disco colaboró Brigi Duke (EL DROGAS y ex KOMA) y que esta vez cantó Giuseppe, bajista de KAOS URBANO. Se acercaba el final y comenzaban a sonar esos acordes tan característicos por parte de el bajista,  Pinky, que todos reconocimos al instante, no podía ser otra canción que “Tenéis speed?”, su particular adaptación del clásico de MOTÖRHEAD “Ace of spades”. Otra de las versiones de la noche fue “Mi navaja” de QUEMANDO RUEDAS.

No podíamos cerrar el viernes de mejor manera que con esta pedazo de banda, muy pero que muy buenos RAT-ZINGER, completamente recomendables, son una auténtica apisonadora.

Texto: Elena Eguía, Javier Gil, David Esquitino y Rocío Gómez 

Fotos: Javier Gil (y gracias a Mari Caballero con el cable con las de REINCI)

Comments

One thought on “Crónica e impresiones de VIÑA ROCK 2015 (I): Introducción y viernes 1 de mayo”

  1. Pingback: Parental Advisory Explicit Fest y Rivas Rock… y novedades de Viña Rock |
  2. Trackback: Parental Advisory Explicit Fest y Rivas Rock… y novedades de Viña Rock |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »