Crónica de RAT-ZINGER presentando su nuevo disco en Madrid

ratzinger1RAT-ZINGER+ DEBRUCES: Viernes 7 de octubre (sala Caracol, Madrid)…

Fantástica noche de rock para hijos de perra la que nos esperaba en Caracol, y además en sesión golfa, que desde hace un tiempo en esta sala hay a veces dos sesiones de conciertos por noche. En este caso nos tocaba esperar hasta pasada la medianoche, pero bien pasada, para comenzar nuestro turno.

Ya cerca de la 1 de la madrugada, las luces se encendieron para dar paso al grupo madrileño DEBRUCES. Al público asistente le costó un par de canciones ponerse en modo concierto, tras un comienzo un poco flojo para ya tan altas horas de la noche, aunque con la canción «Fuerza en la calle» y «En la cuneta» comenzó el verdadero show. Un in-crescendo hasta la «13.12» rematando con la traca final «De qué lado estás» «Arañazos» «Mala hierba» y «Jueves», con el escenario lleno de compañeros, amigos e invitados, en un desfase más o menos controlado que de todos modos nos dejó un tanto fríos a los que no somos fieles seguidores del grupo… algo que ocurrió totalmente lo contrario en el caso de los protagonistas, aunque no nos adelantemos.

No es un grupo que despierte en mí grandes debruces5pasiones, con ese punto de punk rock más o menos típico y esos dejes a REINCIDENTES y similares en su propuesta, pero que en directo ganan mucho más que en estudio, sin duda. En definitiva, una banda con bastante recorrido por delante aunque, bajo mi punto de vista, le falta ese «algo», ese punto de rabia, furia, rebeldía… Llámalo X. Un concierto de currantes sin alardes pero cumpliendo con bastante buena nota.

RAT-ZINGER: 

Tras un breve descanso en el que las «ratas» comenzaron a apoderarse del escenario, los hijos bastardos del Papa dieron comienzo a sus gritos de dolor. Como pasó con DEBRUCES, necesitamos todos un par de canciones iniciales para calentar y soltar después un bolazo de 24 temas. Había que ajustar el sonido, quitarnos los nervios y despertarnos de un plumazo los asistentes, ya más de media sala y con público muy variado, por cierto. Eso sí, tralla, mala ostia, actitud y mucha rabia sonora íbamos a tener para dar y tomar desde el primer momento.

«Aplastándote», «Apártate», «Uno de los nuestros»… iban cayendo mientras se sucedían, aún, tímidos pogos ante un Podri (como se conoce al cantante de RAT-ZINGER) que estaba poniendo todo su corazón y parte de su garganta en animar a la gente. Uno de los momentos más memorables de la noche llegó después de la canción «L.E.Y.» cuando, tras un leve parón de unos diez segundos, Podri y los suyos se enfundaron las sotanas eclesiásticas para atronar la sala con «Amén» y «Larga vida al infierno» y ya, con un público a sus pies, en «Patria» volaba gente entre los asistentes. Sonidazo, las canciones atronando la sala una tras otra y el público como locos feligreses con Pinky y compañía.

Un par de temas más tarde se desbordó «El kaos en mi» donde los RAT-ZINGER contaron con la colaboración de Giuseppe (bajista de KAOS URBANO, y que se quedó un rato con ellos en escena) añadiendo, si cabía, un punto más de locura a la noche. Pero ahí no quedó la cosa, «Soy un kalashnikov» y la profética «Rock and roll para hijos de perra» precedieron a la colaboración casi para cerrar del guitarrista Bruno Peinado (BOIKOT entre otros) que hizo uniformarse a los protagonistas con camisas hawaianas, ¡que no falte el bueno humor nunca!, para ofrecernos el ya clásico «Tenéis speed»… esa versión de MOTÖRHEAD que han hecho suya y que puso patas arriba la sala. “No éramos nadie hasta que hicimos esta versión, ¡la hostia!” , como dejó bien claro Podri en la presentación.

Un buen concierto en el que cerraron con «9mm», sin hacer prisioneros y sin bises. Personalmente eché de menos algún corte extra como «Balas y Ruido» o «Sicario del santo padre» del último álbum. Eso sí, nada que objetar a estos bilbaínos que se dejaron hasta la última gota de sudor sobre el escenario de la mítica sala Caracol de Madrid. Son una apisonadora encima del escenario, y los más macarras del lugar, y encima suenan de cojones, montan un buen show en directo (con «cuatro cosas» sobre el escenario pero muy vistosas) y tienen canciones que son bombas incendiarias de la primera a la última.  En ratzinger8definitiva, ¡bolazo!

Si los hijos bastardos del Papa sobrevuelan la cercanía de tu hogar, no lo dudes, ve a rendirles pleitesía y no te defraudarán ni lo más mínimo. El único punto negativo de la noche estaba en la barra, sea en Madrid o donde sea pero cinco euros por un botellín de cerveza me parecerá siempre un abuso, aunque allá cada cual con lo que hace en su casa. Eso sí, a nivel musical ni un pero, que RAT-ZINGER demostraron lo que son a día de hoy: una de nuestras bandas más en forma en disco y en directo, y uno de los herederos mejor posicionados para coger el testigo principal y liderar desde ya mismo nuestra escena de punk rock y rock n´roll rabioso y combativo. Al tiempo…

Texto: Rul y David Esquitino

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »