Bolazo de 40 aniversario de THE TOY DOLLS en Madrid

Estuvimos celebrando el 40 aniversario de THE TOY DOLLS en Madrid. Os contamos la crónica del concierto tanto de los protagonistas como de los teloneros CRIM. Texto de Esquitino y fotos de Aitor Recio:

THE TOY DOLLS + CRIM: Jueves 16 de diciembre de 2020 (sala But Madrid)

THE TOY DOLLS

Aunque la frase sea de los STONES, nos va a valer también en este caso para comenzar la crónica del divertido concierto de los no menos históricos (no he dicho famosos ni populares, aunque han tenido sus épocas incluso mainstream, ¡ojo!)… I know, it´s only (punk) rock n´roll, but I like it!!!! 40 años de historia, de irreverencia, de punk rock divertido y vacilón, y de patear culos desde la sorna, la ironía o la mera chufla (aunque rascando en las letras, como suele pasar, tienen más chicha de lo que inicialmente parece). THE TOY DOLLS en estado puro, ¡y la sala a reventar!

Cierto es que, aunque vengan presentando nuevo disco (este interesante «XIII episode», aunque en el fondo es un disco más de THE TOY DOLLS, sin mirar mucho más allá), la excusa para esta gira son los 40 años de historia de uno de los grupos más gamberros, divertidos, particulares e incluso inusuales de la historia del rock. Y sí, utilizo la palabra «rock» a propósito porque aunque sean adalides del punk, nunca han sido una de las bandas referentes de ese estilo y siempre han tenido seguidores de todo pelaje, desde roqueros de todo tipo, heavies, punkies y también pijos (sí, pijos también). Y ni más ni menos que una buena representación de todo esto había en la But hace unos días para disfrutar de uno de los conciertos importantes para comenzar el año a lo grande.

Por cierto, aparte de variopinto, público en general veterano también, vale, y con comentarios constantes de si la primera vez les vieron en el Canci hace 30 años, en el Sol hace 10, en la Revolver hace 20, en el festival de turno hace lo que sea, en el Azkena hace 10 años (como en mi caso fue la última vez que les ví). Y ellos a lo suyo, a divertirse, divertirnos y sobre todo reírse de todo y de todos, como llevan 40 años haciendo y manteniéndose en forma sin variar demasiado la fórmula (ni musical ni de show). Y tocando, que curiosamente es una de las bandas de punk más «virtuosa», y Olga siempre ha sido aparte de un frontman muy eficiente, un buen guitarrista y el grupo encima del escenario siempre ha sonado potente y competente… 40 años después siguen igual.

The Toy Dolls

También influye para bien que, aunque ya sólo quede Olga como miembro original del trio, tanto el bajista (que llevará 20 años con la banda seguro) como el batería, Mr Duncan (que llevará ya unos 15) obviamente son veteranos y se las saben todas. Cierto que el show que ofrecen, pese a ser muy fresco y dinámico, no es el más innovador del mundo, pero oye, con sus gafas marca de la casa, sus bromas de niños malos, sus trajes de colores, sus coreografías y sus trucos escénicos sencillos pero efectivos… aparte de su repertorio de clásicos, por supuesto, les dan de sobra para que la hora y media de show te deje con una sonrisa imposible de borrar, y que no dejes de cantar y bailar en todo momento.

Lo saben, lo potencian y lo disfrutan ellos los primeros… y si encima están en forma, suenan muy bien, la sala responde y los temas siguen sin fallar, la fórmula 40 años después sigue funcionando igual de bien ¡y mejor! que el primer día. Sólo un «consejo»… Olga, no te quites las gafas en directo, no hace falta, jeje.

CRIM: 

Hay que decir, por cierto, que contamos con unos teloneros muy interesantes que, aunque personalmente no les conocía, no son precisamente unos recién llegados ni una banda amateur. Se trata de los tarraconenses CRIM, que aparte del hecho de sonar un tanto diferentes a los TOY DOLLS (aunque ellos estaban emocionados de telonearles), pues lo suyo quizás es un punk rock por un lado más combativo pero a la vez también más pegadizo y «accesible», sobre todo destacó que cantaban en catalán, que aquí no estamos tan acostumbrados. Y ojo, funcionó genial e incluso la banda tenía sus seguidores propios… más los que se ganaron con su buen hacer sobre el escenario.

CRIM

Seguramente en el rock, ni entre la verdadera gente de bien (que no son precisamente los que nos venden los políticos de turnos, sobre todo los de las banderitas), hay tonterías con el idioma, la procedencia y demás, y por supuesto que les recibimos muy bien. Además ellos se ganaron el respeto, el aplauso y el reconocimiento de todos los presentes (que aunque no estaba aún la sala llena, sí hubo durante CRIM una media entrada larga ya) porque se marcaron un bolazo. Concierto largo además, para estar abriendo, que tocaron durante una hora completa y lo agradecieron, y lo agradecimos, porque gustaron mucho… que ya habría tiempo después para la diversión con los jefes.

Buenas melodías, canciones chulas, y la gente con ellos, ¿qué más se puede pedir? Cinco discos ya, y con temazos como «Benvingut enemis» o «Castells de sorra» nos ganaron. ¡¡¡Les seguiremos la pista!!!!

Vemos la galería de fotos de la banda en este enlace o debajo en el slider:

THE TOY DOLLS: 

Con una espera larga (las cosas como son) salían TOY DOLLS con toda la sorna, pachorra y cachondeo positivo del mundo para la hora y media de punk rock marca de la casa que nos iban a ofrecer. Pese a estar presentando el nuevo disco, y tocar alguno de los temas recientes (como la rápida y vaquera instrumental «El cumbanchero»  o ese descacharrante «Richard Clayderman´s a creep» en la parte final del concierto… figura de cartón mediante y puñetazo posterior al muñeco incluido), al final en un 40 aniversario es inevitable que el concierto fuera colección de grandes éxitos y temas conocidos.

Si a esto le añadimos el buen rollo del grupo entre ellos y el punto de concierto divertido (¡y cañero!) que nos ofrecen, y la excelente predisposición a saltar y bailar del respetable, pues podéis imaginaros la fiesta que se montó esta noche en la But… Intro circense, trajes rojos, gafas de colores y toda la sala a bailar al ritmo de «Fiery Jack», «Beating by a beg bug» y demás. Ellos sin parar de moverse, bailar, corretear y hacer bromas continuas, ¡que no falte la diversión!… pero tocando y sonando muy bien, que una cosa no quita la otra y THE TOY DOLLS nunca han sido precisamente mancos, aunque a veces pueda parecer lo contrario.

A veces tocando canciones más rápidas y gamberras y otras puros himnos futboleros y todos cual hooligans a cantar cerveza en mano esos himnos clásicos como «I got asthma». No podían faltar los temas más conocidos como la divertida «Lambrusco kid», con la broma inicial de ir sacando tamaños de botellas hasta llegar al gigante hinchable con el que Olga ya sí comienza el tema satisfecho, o por supuesto ese «Nelly The Elephant», que me encanta que la toquen en mitad del show y no al final «por decreto», como pasa con muchas bandas. Ya por aquel entonces ellos estaban sin camiseta, sudando la gota gorda y mostrando el blanco nuclear de guiris ingleses veraneando en Benidorm, jeje, ¡y sin parar de moverse!

Y seguimos de superclásicos con «She goes to Finos», que sigue sonando tan bien en directo como antaño, y o mismo con la más melódica «Alec´s gone», tras preguntarnos Olga si no creemos que está ya un poco viejo para esto, ¡claro que no, colega! Era el momento de que nos repartieran gafas para todos y atacar ese inmortal «Harry Cross» que podéis imaginar que bailó hasta el apuntador y el regidor. Ya en los bises, ¡y con Olga sin gafas! (que no le reconoceríamos por la calle seguro), más clásicos y más caña con «Dig that groovie baby» de sus primerísimos tiempos, ¡con Telecaster de triple mástil! a lo CHEAP TRICK punkie.

Toy Dolls

Último «encore», que dicen los guiris, y tras el enésimo juego instrumental sobre todo entre Olga y Tommy, jugando con ese popular «When the saints are marching in», pero tocándolo Goober era el momento de terminar de poner la sala patas arriba de la mano sobre todo de «Idle gossip» para terminar de rematar una noche redonda. Lo decía al principio, es sólo punk rock y me gusta… y no siempre es necesario ver a las mejores bandas instrumentales o los conciertos con letras más profundas y espectáculo más rimbombante para salir más que satisfecho y con una sonrisa perenne después de un concierto.

¡Por otros 40 años de THE TOY DOLLS!

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com) / Fotos: Aitor Recio

Vemos las fotos de THE TOY DOLLS en este enlace o debajo en el slider:

Set list THE TOY DOLLS:

  • Fiery Jack

    Olga

  • Cloughy Is a Bootboy!
  • Arthur Clark’s a Dark Horse
  • Bitten by a Bed Bug
  • The Death of Barry the Roofer With Vertigo
  • Benny the Boxer
  • Up the Garden Path
  • Dougy Giro
  • Spiders in the Dressing Room
  • I’ve Got Asthma
  • El Cumbanchero
  • The Lambrusco Kid
  • She’s a Worky Ticket
  • Nellie the Elephant
  • Richard Clayderman’s a Creep
  • She Goes to Finos
  • Toccata in Dm
  • Alec’s Gone
  • Drum Interlude
  • Harry Cross (A Tribute to Edna)
  • Wipe Out (The Surfaris cover)

Bis

  • Dig That Groove Baby

Bis 2:

  • When the Saints Go Marching In
  • ([traditional] cover)
  • Glenda and the Test Tube Baby
  • Idle Gossip 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »