Critica del primer disco de SNAKEYES: “Ultimate Sin”

 Ya podemos leer la crítica del debút de los gaditanos SNAKEYES, continuación de SPHINX y deudores de los mejores JUDAS PRIEST… no os lo creéis? Leer, leer…

SNAKEYES “Ultimate Sin” (Autoeditado)…
snakeyes-ultimate-sin

SNAKEYES – Ultimate Sin

Ya están aquí SNAKEYES, ¡y de qué manera! Esta banda de auténticos musicazos parece que ha llegado para quedarse, y más con este “Ultimate Sin” bajo el brazo que comienza dándote una bofetada en la cara desde el primer instante del disco.

Recordamos, u os contamos para el que a estas alturas aún no lo sepa, que SNAKEYES surge de la separación de la que durante muchos años fue una de las mejores bandas de metal que ha dado nuestro país, los gaditanos SPHINX. Un grupo que fue siempre una de las grandes promesas  del metal patrio pero que, como casi todas las bandas del género en  España, se quedó por desgracia en sólo eso, una promesa que acabó por separarse (tras varias etapas y parones en su carrera).

Espero que éste no sea el caso de SNAKEYES puesto que, a falta de poder verlos en directo (aunque algunos afortunados sí les pudieron ver en su presentación en Madrid hace pocos días), después de escuchar el disco con calma, puedo decir que, en mi opinión y si siguen haciendo las cosas así, tienen que ser uno de los grupos que, por derecho, estén en lo más alto del Heavy Metal nacional en los próximos años. Como ya he comentado, el grupo está formado por una mayoría de ex miembros de SPHINX: el guitarrista Justi Bala, el batería Carlos Delgado y el bajista José Pineda (ahora también en la banda de José Rubio, NOVA ERA), que además es el que lleva la mayor parte del peso de la banda.

Foto David Esquitino

De hecho, Pepe es el principal encargado de la composición, y también encargado de la grabación y producción de este gran disco que es “Ultimate Sin”, haciéndose acompañar para esta nueva aventura del cantante rumano Cosmin Aionita (que también milita en las filas del grupo 9.7 RICHTER), todo un descubrimiento.

Hay también que recordar que, aunque éste es el primer larga duración de la banda, ya habían debutado meses antes con su EP “Welcome  to the Snake Pit”, cosechando una buena aceptación por parte de público y prensa desde el principio… pero centrémonos ya en el disco que tenemos entre manos… 11 canciones componen este primer álbum de SNAKEYES, y “Demon in Your Mind” es el tema encargado de abrir el plástico, comenzando con un redoble de batería seguido de un agresivo riff de guitarra y unas voces en un registro verdaderamente alto por parte de Cosmin, a la altura del mejor  Rob Halford y/o Ripper Owens. Luego la canción se torna más melódica y baja un poco en velocidad  después del segundo estribillo continuando con un gran solo y finalizando con una vuelta al estribillo y la rapidez.

Habiendo escuchado solo un corte ya podemos apreciar una apuesta por un Heavy Metal más clásico de lo que era quizá SPHINX, aunque con un sonido muy actual, y no puedo evitar que vengan a mi cabeza bandas de metal alemán, pero de las mejores y del corte de clásicos como ACCEPT, GRAVE DIGGER, RAGE y sobre todo UDO en solitario, por el tipo de sonido, de composición, e incluso por la voz de Cosmin cuando utiliza registros más graves. Tengo que admitir que este tipo de bandas a un servidor le vuelven loco y hacen que mis ganas aumenten para seguir escuchando con ansia el resto de canciones.

11002579_414651052035463_4870164969687128101_n

Ultimate sin

“Denied” es en general más relajado sin perder dureza, con un riff más pesado y heavy que sigue recordándome a algunos de los míticos temas de los primeros ACCEPT. “Shadow Warriors” y “Black & White” son dos cortes muy de heavy metal clásico, con buenos riffs y solos de guitarra y una base rítmica demoledora que empasta a la perfección, completada con una labor vocal excepcional. “Blood of the Damned” continúa en la línea de las dos anteriores con una parte muy machacona que hace las funciones de estrofa,  con mucho juego de bombos por parte de Carlos, que hace un gran trabajo durante todo el disco.

“Rise of the Triad” llega en la mitad del LP para poner un punto de calma que dura pocos segundos, rotos por un buen solo de guitarra y que acaba siendo un corte que recuerda a la parte más melódica del Power Metal Alemán, haciéndome recordar una vez más a los ya nombrados GRAVE DIGGER. “Time of Dismay” sigue la línea de su predecesora, cerrando la parte central del CD, haciendo que el mismo quede dividido en 3 partes perfectamente diferenciadas y equilibradas. Vuelve la caña con la propia “Ultimate Sin”, que recordamos fue la elegida de la banda para su primer videoclip. Guitarras chillonas, doble bombo y un tempo más rápido, con una de las guitarras que más pueden gustar a los amantes de los solos, perfectamente realizados por otro lado por Justi, que hace un gran trabajo en solitario a lo largo de todo el álbum (ndr: en el disco perfecto, pero en directo no sobraría una segunda guitarra de apoyo, las cosas como son).

De nuevo un temas más lento y pesado en el mejor de los sentidos es lo que nos trae “Snake Pit” en otro buen corte de Heavy Metal. La recta final del disco llega de la mano de “Down with the Devil”, que es quizá la más Power Metalera y melódica, y pierde algo de contundencia. En mi opinión es la más floja del disco, aunque puede ser más por un tema de estilo que de calidad. De hecho, es de las que mejor están funcionando y de las que mejor han calado entre los fans desde el principio, y también es la favorita de David Esquitino como pudimos escuchar en la entrevista con el grupo publicada hace unos días.

SnakeyeS-lanseaza-videoclipul--Ultimate-Sin-Llega el final, y lo hace con la canción más relajada de todo el trabajo, “The Cross is a Lie”, con un comienzo muy melódico, aunque el riff principal no deja de ser cañero, y sube en contundencia hacia la mitad del track, para terminar de una manera más relajada y melódica de nuevo. Eso sí, atención a la letra, “atizando” a la Iglesia como sólo los grupos de heavy metal saben hacer.

En resumen hay que decir que SNAKEYES han hecho un muy buen trabajo con este “Ultimate sin”, que personalmente ha superado con mucho mis expectativas. Es el resultado que surge cuando se junta un grupo de buenos músicos con  un puñado de buenas canciones, y si además se consigue mezclar con un buen sonido, no puede haber otro resultado que un auténtico discazo como éste, que tiene que llevar a esta banda a estar entre los grandes del Metal del estado. ¡Enhorabuena y mucha suerte, chicos!

Texto: Javier Gil

Comments

One thought on “Critica del primer disco de SNAKEYES: “Ultimate Sin””

  1. Pingback: Bloque de noticias del 5 de junio 2015 |
  2. Trackback: Bloque de noticias del 5 de junio 2015 |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »