Crítica del nuevo EP de LUJURIA

lujuria (1)LUJURIA: “Esta noche manda mi polla” (Maldito Records)…

“Lujuria”, como acepción me refiero en este caso… bendita lujuria que nos obliga a mantener la cabeza y las pulsiones siempre activas. Que no falte nunca la tiranía de los deseos, que nuestras cabezas no dejen de pensar e imaginar, que la rabia e impotencia no nos nuble la vista ni las ganas de dar puñetazos en la mesa. Es más, que a veces mande la sinrazón, y que la violencia mental y la espontaneidad sean protagonistas activos de nuestras acciones. Y sí, seguro que muchos desde fuera se quedarán con el punto facilón, con el chascarrillo, con el “caca, culo, pedo, pis” de turno del título y la portada… bienaventurados ellos que pasan por la vida pero la vida no pasa por ellos.

Pero no, los que conocemos a LUJURIA desde hace años, desde siempre, vaya (ahora hablo de la banda e incluso del concepto de la misma), sabemos que aquí hay mucha más chicha. Hay denuncia, dedos metidos en el ojo, culo y genitales de turno (no buscando sólo placer precisamente) y ganas de seguir molestando, o al menos estando, que no es poco. Como se suele decir, aquí sólo hay dos posturas: o estar con ellos o contra ellos, y la gente del rock y del heavy, al menos los de verdad, hace mucho que elegimos el camino. Y además los más listos, los buenos, sabemos darle la vuelta a las cosas, utilizar los retruécanos del lenguaje, usar metáforas y presentar algo “facilón” como gancho, como anzuelo, como recurso propio incluso, para luego colártela por detrás, nunca mejor dicho. Bueno, y también para colártela por delante, a pecho descubierto que decían aquellos, y de manera clarividente… pero sólo para el que quiera leer entre líneas y saber que detrás de los colores morado y rosa TWISTED SISTER no se encuentra precisamente la fiesta y el cachondeo sin más.

Siempre lo han hecho, y siempre lo han dicho, y además especialmente desde “Licantrofilia” y “Sexurrección” han sabido hermanar perfectamente sexo, calle y lucha (si es que no lo han hecho desde los comienzos de la banda). Pulsiones desde el bajo vientre que apuntan directamente a tu cabeza, justo entre los ojos y tratando de acariciar, o despertar, a tu cerebro. En este caso tenemos entre manos un “humilde” EP, en el que además con toda la soberbia y la desfachatez del mundo nos dicen que “esta noche manda mi polla”… Y es que dejan bien claro en el libreto del mismo que ya está bien de tragar, de aguantar y de que no demos ese paso adelante de una vez para cambiar las cosas, denunciar lo que pasa y sacar el “Kalashnikov” ficticio para que de una vez manden nuestras pollas y nuestros coños… es decir, nuestros genitales y no los suyos.

Lujuria-banda

Dicho todo esto, está claro que el grupo a estas alturas no tiene que demostrar nada a nadie, ni justificarse ni defenderse: y LUJURIA hacen heavy metal, sin complejos, y suenan a ellos, sin importar que ahora sea Manuel Seoane y no Julito el que lleve las riendas guitarreras (y tal vez compositivas) de la banda… con todos los respetos para el Chepas, del que siempre me he declarado fan, por actitud, por morro, por sonido “punkrockero” y por chulería. Y sí, que Óscar no es el mejor cantante del mundo, ¿cuántas veces habremos oído el mismo reproche? (ok, dicho y escrito por mí el primero), pero se cree lo que canta y le pone toda la rabia y alma del mundo en ello, y por eso lo destaco. Autenticidad, algo tan sencillo y a la vez tan caro de conseguir en este mundo sosainas y prostituido del rock n´roll actual… menos mal que aún sigue mereciendo la pena, que si no… ¡Ah!, y puestos a declararme fan, Maikel, un grande a la batería, ¡con dos cojones!

Cuatro temas sólo, y sí, son guarretes, que hablan de pollas, tríos, condones, sexo anal, sexo oral… Pero miramos más allá, y lo dicho, que nos la coman y que les den por culo a los que nos critican y nos joden la vida. Que sí, que todos sabemos lo que pensamos y de qué pié cojeamos, pero siempre me gustan las bandas que tienen las narices de escribirlo y denunciarlo públicamente. De frente o a cuatro patas, que todo nos gusta y el vicio es tan lujurioso como corsario como roquero, y además no entiende de colores, que nos suele dar igual el morado, el rosa y el rojo, pues todos son parte de la misma gama cromática… ¿o no? Por cierto, musicalmente me gusta el detalle de comprobar cómo los temas me recuerdan un poco a los LUJURIA más clásicos, de esos primeros tiempos en los que eran peores músicos pero mucho más gamberros y tal vez un poco menos comprometidos (pero sólo un poco, que siempre han abogado por la libertad, la tolerancia y la denuncia, que a nadie se le olvide). Así, suenan muy heavies, muy crudos, muy macarruzos, incluso bisoños en el buen sentido del término. Con pocos medios tal vez, pero utilizados con mucho corazón, personalidad e intención, que se nota y se agradece.

Curiosamente, de las cuatro canciones del EP me quedo sin duda con la más heavy, con ese “Mil dudas me asaltan” tan rápido y agresivo, dando sin vaselina una vez más a nuestra querida Iglesia y a su coherencia y amor por la humanidad, ejem… También me ha gustado mucho la directa “Esta noche manda mi polla”, puñetazo en la mesa como decimos, incluso en lo musical, y que va a molar en directo. “Mi primer condón” me ha dicho menos, aunque siempre es interesante leer con atención lo que dicen las letras de LUJURIA (destacando también en este caso el buen trabajo guitarrero/tecladista de la canción). Y finalmente me ha gustado sonreír escuchando “Menage à trois”, no sólo fantaseando sobre la temática de la canción, gamberra y socarrona a tope, sino recordando aquellos tiempos de los primeros discos que tanto escuché en su momento (sobre todo el debút y el gran “Sin parar de pecar”)… sonando más hardroquera ésta si acaso.

En definitiva, que la lujuria nos siga manteniendo despierto el cerebro y lubricados los sentidos, incluso activos los genitales, ¿porqué no? Y es que no está de más recordar que las pulsiones, la sangre caliente y el corazón no tienen porqué estar siempre por detrás de la mente fría y la razón en nuestras acciones. Que sí, que esta noche manda mi polla, ¡coño!… y tres cojones me importa lo que digan los demás.

Texto: David Esquitino (david_esquitino@redhardnheavy.com)

Comments

2 thoughts on “Crítica del nuevo EP de LUJURIA”

  1. Pingback: Esta noche en Corsarios del Metal Óscar de LUJURIA y especial (anti) Semana Santa |
  2. Trackback: Esta noche en Corsarios del Metal Óscar de LUJURIA y especial (anti) Semana Santa |
  3. Pingback: Concierto especial de XXV aniversario de LUJURIA en Segovia |
  4. Trackback: Concierto especial de XXV aniversario de LUJURIA en Segovia |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »