BLACK LABEL SOCIETY arrasa en La Riviera de Madrid

En un mes plagado de grandes conciertos, la visita de BLACK LABEL SOCIETY en Madrid consiguió que muchísimos fans se acercaran a la sala La Riviera casi agotando las entradas. Aquí os lo contamos…

BLACK LABEL SOCIETY + MONOLORD: Martes 13 de marzo de 2018 (sala La Riviera)

Un martes frío, y un tanto lluvioso, no amedrentó a muchísimos seguidores de la banda que querían ver al renovado Zakk Wylde (guitarrista de nuevo con OZZY) y sus compañeros con su show completo bajo el nombre de “Grimmest Hits Tour” presentando su nuevo álbum de estudio, acompañados de los suecos MONOLORD. Por la fantástica respuesta del público y cómo transcurrió todo, creo que había muchas ganas de reencuentro por ambas partes y olvidar alguna visita no muy afortunada de la B.L.S. a Madrid hacía varios años y que pilló al guitarrista californiano en no muy buen momento; ni musical y mucho menos personal (Sala Macumba).

MONOLORD

MONOLORD:

A las 20:00 comenzó el show de los teloneros, MONOLORD. Un trío de Gotheborg (Suecia) que salió a tocar ya con bastante gente en la sala y que comenzó con mucho interés el inicio de su descarga. Lo primero fue fijarnos en la gran cantidad de equipo que habían traído, con unos amplificadores preciosos muy estilo vintage y que le dieron ese sonido añejo  tan atractivo a su corta descarga.

MONOLORD apuestan por un sonido sludge, es decir, con ritmos muy pesados, sucios y muy intensos que acompañan con una fuerte presencia de bajo y un monótono ritmo de batería repetido hasta la saciedad, mientras que su vocalista, Thomas V Jäger, daba rienda a una voz rota y seca que no acompañaba al sonido de su guitarra, inexistente desde donde estábamos hasta ya transcurrido más de la mitad de su actuación.

Su puesta en escena fue simple, prestando más atención al bajista, Mika Häkki, que fue quién realmente le dio interés, tocando su instrumento con pasión, con rabia y ganas mientras ese sonido áspero y muy monótono iba envolviendo la sala sobre todo el ritmo que marcaba la batería de Esben Willems. Llegando al final, y con ayuda de mejores luces y sonido, la banda se mostró más variada, escuchando un tono hiriente de voz de Thomas influenciado por Ozzy, sin duda… con más influencia aún de BLACK SABBATH de hecho, terminando con “Empress Rising”. Tema  difícil, elaboradísimo, muy rebuscado y que mostró a una interesante banda que logró hacerse al final, con un público que no era el suyo.

Muy monótonos pero al mismo tiempo muy interesantes en tan sólo 30 minutos de actuación. El setlist de MONOLORD en La Riviera fue: Where Death meets the Sea / Lord of Suffering / Rust / Empress Rising

BLACK LABEL SOCIETY: 

Zakk…¡Salvaje!

Un enorme telón que cubría todo el gran escenario de La Riviera hacía presagiar que la BLACK LABEL SOCIETY se había tomado esta gira muy en serio:  Trayendo un buen montaje, mucho equipo y saliendo en condiciones para su entregadísimo público, que lucía orgulloso esas famosas siglas de la formación norteamericana.

A las 21:10 el enorme cayó el enorme telón y aquello comenzó como un cañón. Impresionante aparición de la banda, con muchas ganas, plenos de fuerza  y acompañados de unos efectos de humo y luces rojo anaranjadas que les ayudaron a mostrarse aún más poderosos mientras arrancaban con un clásico, “Genocide Junkies” del “1919 Eternal”, poderoso y ya dejando a Zakk tomar el protagonismo subiéndose a una tarima central para que toda la sala le pudiera ver bien. De aspecto está fenomenal, con el mismo look de siempre, pero de ánimo parece estar todavía mejor, moviéndose por el escenario, sonriendo y esforzándose mucho por dar el mejor show posible, contando con un sonido que fue mejorando a medida que iba transcurriendo el concierto.

Me gustó mucho la banda que, aunque por supuesto saben que Zakk es la estrella, saben ganarse enseguida a los asistentes, especialmente un John DeServio siempre sonriente, con un precioso bajo con las cuerdas rojas y verdes al que supo sacar todo y más. Era fantástico ver la rapidez de sus dedos mientras no paraba de moverse, de apoyar a Zakk y de transmitir el buen rollo de la banda para/con el público. Más en segundo plano se mantuvo Dario Lorina (segundo guitarra) pero que es el complemento perfecto a Zakk sacando entre los dos esa variedad de sonidos, ásperos, fuertes, poderosos, sucios, y chocantes en muchas ocasiones, para luego dejarnos totalmente impresionados con la ejecución de solos como el que se marcó Zakk entre el público que fue una auténtica barbaridad. No podemos olvidar al batería, Jeff Fabb, escondido entre la cadena de altavoces y bajo el gran telón con el logo de la B.L.S., pero su presencia era notoria, espectacular en su ejecución y dando mucha vida al show.

BLACK LABEL SOCIETY. Bleed for me!

Fue todo muy vivo, muy animado, con los músicos dando lo mejor de ellos, subiéndose Zakk para lucirse mientras iban descargando casi seguidos las canciones de su set. No hacía falta que Wylde se dirigiera al público ni para dar las buenas noches, pues consiguieron un ambiente fantástico con toda la sala levantando el puño y coreando todo antes de que se lo pidieran. Claro que no todo era caña, también hubo momentos de sentimiento como el homenaje que el norteamericano realiza siempre al tristemente desaparecido Dimebag Darrel (PANTERA), muy amigo suyo y al que le dedica un sentido “In This River” al piano mientras dos grandes fotos del guitarrista asesinado aparecían cubriendo los altavoces.

Ahí marcó un punto de inflexión en el desarrollo del show, con temas ya más suaves, más faltos de la fuerza del principio, ralentizando el desarrollo del espectáculo aunque luego supieron volver a retomar la increíble fuerza del principio, ganándose a todos con el fantástico solo de Zakk entre el público ya comentado, y terminando con columnas de humo, luces fantásticas realzando a todos los músicos y cerrando con “Concrete Jungle” y su clásico “StillBorn”. En definitiva, una hora y 50’ de gran concierto; con un pequeña parte de cierto bajón pero que sirvió para tomar fuerzas y dejar el nombre de la BLACK LABEL SOCIETY como una banda en plena forma y un Zakk Wylde pletórico que tiene mucho que ofrecer todavía.

Mucho mejor de lo que me esperaba de él, vaya… Su banda de 10 y, eso sí, unas quejas al merchandising que siguen poniendo las camisetas a precios más dignos de Paris Hilton que de un fan normal.

El setlist de la BLACK LABEL SOCIETY en la Riviera fue: Genocide Junkies / Funeral Bell / Suffering / Bleed for me / Heart O’Darkness / Suicide / Tramples / All That Once Shined / Bridge To Cross / In This River / The Blessed Hellride / Love Unreal / Fire It Up / Concrete Jungle / StillBorn

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Fotos: Yolanda Moreno (Yolanda Moreno Music Photo)

¿Vemos a Zakk haciendo el sólo entre el público? (vídeo cortesía de MariskalRock)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »