Biografía general de TAHURES ZURDOS (y Aurora Beltrán)

Un placer retomar esta biografía de TAHÚRES ZURDOS que preparamos de cara a la reunión en su momento y que es perfecto momento para actualizarla y sacarla la luz pocos días antes de tocar en Madrid.

El Regreso

A veces, de un sitio pequeño del que nadie ha oído hablar antes sale algún gran talento que de pronto pone a ese desconocido lugar en nuestro mapa mental. Es el caso de un pueblo de Navarra, la villa minera de Potasas, donde había un casino al que acudían los trabajadores del pueblo al acabar su jornada, dejando allí parte de sus sueldos. Esos “tahúres” rurales inspiraron a dos hermanos de allí, Aurora y Lolo. Y así nació en 1987 TAHÚRES ZURDOS (sinónimo universal de jugadores de cartas que hacen trampas usando la habilidad de ser zurdos), una banda de 4 grandes músicos (cinco en realidad) que se convirtió en uno de los grupos más importantes en la historia del rock de España.

Aurora Beltrán Gila fue casi una niña prodigio, ya que a los 13 años de edad, obligada a pasar sentada muchas horas por una enfermedad, ya empezaba a componer sus primeras canciones y a tocar la guitarra que le había regalado su padre. Una de esas primeras canciones es la impactante “Muerte Ven”, grabada en su primer disco con su banda definitiva. Después estudió violín en el conservatorio (para pagar las clases, tocaba en orquestas de la zona). A principio de los años 80 empezaban a salir bandas importantes de Navarra y el País Vasco destacando aparte de los nombres más “radicales” como ESKORBUTO, CICATRIZ y demás, o por ejemplo los propios SUTAGAR, pero sobre todo a BARRICADA por un lado y LA POLLA RECORDS (por el otro… aunque ellos no sean vascos exactamente, pero bueno, admitimos barco).

Ese caldo de cultivo animó a Aurora a crear su primera banda, BELLADONA, junto con otras tres chicas, Josebe Garialde (cantante), Puri Alzelai (bajista) y María Cerrato (batería). Participaron en el festival San Ferminico de 1984, junto con otras bandas de Navarra, Barcelona y Valencia, y en 1986 grabaron un disco, “Las mujeres y los negros primero”, con la discográfica Oihuka. Poco después se separaron, aunque dejaron un legado importante como pioneras femeninas (al menos como banda completa de chicas) en el campo del heavy metal en nuestro país.

Igual que LAS VULPESS andaban “comenzando” el punk femenino, BELLADONA lo hacían desde el lado del hard rock metalizado de la época.

En 1987, Aurora asume tareas de cantante y guitarrista en una nueva formación, con su hermano Manuel Lolo Beltrán (guitarra), y sus amigos Luis Salcedo (bajo, sustituido en 1990 por Juan Manuel Ugarte) y Javier Lizarazu Puntxes (batería). El nombre elegido, TAHÚRES ZURDOS, llegaría a ser imprescindible en las listas de grandes bandas nacionales aunque quizás en tesituras menos duras, pero sin perder intensidad y ganando en calidad. Sus influencias eran grandes grupos internacionales como THE WHO, LED ZEPPELIN, DAVID BOWIE y LOU REED, por el lado masculina, y artistas como Patti Smith o incluso Blondie o la propia Janis Joplin en el lado femenino, y otros grupos de los años 60 y 70.

Tahures Zurdos

Aunque tal vez habría que decir que sus primeras influencias vienen precisamente de su propia vida: hijos de emigrantes andaluces que viven en un pequeño pueblo y forman su banda en Pamplona, uniendo campo y ciudad, lo cual se notará en sus canciones. De hecho esa relación familiar y especialmente con sus padres marcará muchas de las canciones posteriores del grupo.

Comenzaron con algunas actuaciones en el País Vasco, Navarra y otros sitios del norte de España. Grabaron una primera maqueta (se gastaron 40.000 pesetas de las de entonces) que más adelante se convertiría en un disco homónimo, en 1988, con la misma discográfica Ohiuka (que sacó también en algún momento de su existencia a grupos como BARRICADA o LEIZE, ¡casi nada!), con quienes también grabaron su segundo disco, “Tahuría” (fusión de las palabras “Tahúr” y “Lujuria”, dos de los temas más conocidos del grupo en ese momento), en 1990, donde se incluía la versión de un clásico de David Bowie «Five Years».

Ambos discos consiguieron obtener cierto éxito, y sobre todo llamar la atención de EMI, que tras ver el éxito de su canción “Una noche de amor”, que de alguna manera también venía de atrás, les fichó para sacar sus siguientes LP’s, ya con Juan Manuel Ugarte como nuevo bajista: “Nieve Negra” (1991), “Árido” (1992) y “La Caza” (1994) (colaborando Rosendo en el primer single del grupo, “Lo peligroso”, aunque quizás el tema más popular del disco es “Solos contra el mundo”). Siguieron siendo trabajos muy bien aceptados por crítica y público, y sobre todo el primero de ellos se convirtió en su disco más popular gracias a “Tocaré”, su canción más reconocida y exitosa, aunque “Árido” contiene otro de sus himnos más reconocidos como es “Chicas fuertes” (con una temática feminista que siempre han tenido las canciones de Aurora).

En esa época empezaron a tocar en eventos más grandes, y también a ampliar y diversificar su público, aunque nunca abandonaran el rock ni les dieran de lado sus seguidores más “duros”. Empezaban a demostrar que donde mejor se mueven es sin duda en los escenarios, dando magníficos directos, y siendo Aurora cada vez más protagonista y mejor considerada. En 1996 publicaron “Azul”, con BMG-Ariola, y con la colaboración de otra gran rockera nacional, Mercedes Ferrer.

Era un disco interesante pero con una producción más suave, aunque a su vez contiene algunos de los mejores tema del grupo como “Planeta ruido”, la propia “Azul” o “Mujer menguante”. Tendrían serios problemas con la firma discográfica, que intentaron pero no consiguieron convencer a Aurora para que siguiera su carrera en solitario (algo que ella nunca había querido hacer ni que la vendieran o trataran como solista), y no acabaron muy bien. Dos años después publicaron “Tak” con la compañía Arcade, donde hacían sonar un rock menos severo y más cercano al pop y que no terminó de funcionar, al menos entre el sector más netamente rockero.

El disco, producido por Suso Sáez, que había trabajado con Luz Casal, contenía una versión de “Piece of my heart” de Janis Joplin (a la que Aurora admira profundamente), y la versión de un tema de MURRAY HEAD, titulado “Say it ain’t so Joe”, y que ellos incluyen con el título “Dime que no”, otras de sus canciones más populares pese a todo.

En el año 2000 Sony, a través de su filial Epic Records, les fichó para publicar su disco “El tiempo de la luz”, que incluye su versión de “Because The Night” de PATTI SMITH, esta vez retitulada como “La noche es” y cantada en castellano. Se empezaba a rumorear una posible separación del grupo navarro, y este disco intentaba ser un resurgir después de una temporada algo oscura. En 2004, después de que Aurora ya hubiera empezado a hacer algunas apariciones en solitario (dando lugar a fuertes rumores sobre el final del grupo), muy descontenta con el devenir de la industria y con el trato al grupo en esos tiempos, grabaron su último disco, “Directo – 17 años”, con Do It Records, sello discográfico creado por la propia Aurora.

Tahures Zurdos

Es un pack autoproducido, sin apoyo de grandes firmas, un recopilatorio en el que el grupo navarro hizo algo que llevaba mucho tiempo deseando hacer: grabar un directo. Incluye canciones sobretodo de su primera época, y fue grabado en directo en Tudela en diciembre de 2003. En él, todos los miembros del grupo cuidaron hasta el más mínimo detalle de producción, grabación, diseño y promoción. El digipack consiste en dos CD’s y un DVD con algún tema extra que no aparece en los CD’s, con 23 canciones (con colaboraciones de otros músicos, como Luz Casal, Eva Rada, Alicia Arguiñano, Angel Ocray, Carolina Pérez, Maitane Beaumont, Leire Fernández y José Luis Asensio) e imágenes de los mejores conciertos que el grupo había ofrecido a lo largo de su historia (entre 1988 y 2001).

En 2004, poco después de la publicación de este recopilatorio, TAHÚRES ZURDOS dan por finalizada su brillante carrera, tras 17 años de existencia, 8 discos de estudio y numerosos conciertos exitosos. Alegan lo difícil que es mantenerse en el negocio del rock en esa época, con la gran dificultad añadida de la piratería. La curiosidad hizo que su último concierto fuera durante las fiestas del Barrio del Pilar, en Madrid, allá por el final del verano de 2004, al que asistimos y en el que pudimos ver en camerinos a una banda afectada pero sobre todo a una Aurora muy emocionada y sin poder contener las lágrimas.

Pero en los siguientes años Aurora no para de componer ni de tocar, y se dedica a dar algunos conciertos acústicos junto a Eva Rada (instrumentista y corista de TAHÚRES ZURDOS en los últimos años), hasta que graba su primer disco en solitario (“Clases de Baile”, en 2008, con colaboraciones de Enrique Bunbury, Loquillo y Carmen París, y versionando en castellano la canción “Candy” de Iggy Pop con Kate Pierson, la cantante de B-52). También ese mismo año participa en la gira y disco posterior “Otra noche sin dormir”, junto a Rosendo Mercado y BARRICADA. En 2009 se fue de gira por Estados Unidos y siguió colaborando con muchos músicos nacionales en sus discos y conciertos.

En 2011 grabó un nuevo disco en directo, “Museo Púrpura”, grabado en Bilbao junto a Eva Rada, Israel Santamaría y Rosa Cedrón (LUAR NA LUBRE). Es un recopilatorio de sus temas clásicos con nuevos arreglos, además de un tema inédito, “Invicta”, grabado en inglés y castellano, en el que trata la enfermedad renal crónica que le diagnosticaron en 2005. En 2017 publicó un nuevo disco en solitario, “Usiana”… y pese al anuncio del siguiente disco en solitario, por ahora disfrutamos por fin, pausa Covid aparte, de la vuelta de TAHÚRES ZURDOS. De hecho, aquí podemos escuchar esta entrevista con Aurora Beltrán en junio de 2017 que hizo Esquitino tras un concierto acústico en Madrid.

Tahures Zurdos

Se puede decir que Aurora Beltrán, una letrista excepcional sin duda y dotada de una magnífica voz, es el alma y el corazón del grupo, sin ella no habría TAHÚRES ZURDOS. Pero al igual que un corazón no puede sobrevivir solo, TAHÚRES ZURDOS es más que Aurora Beltrán (ella misma siempre afirmó que era una banda de 4 músicos, no de una solista con sus colaboradores). Lolo, Juanma y Javier aportaron siempre un apoyo fundamental sin el que las canciones no se sostienen. Lolo, guitarrista autodidacta poco llamativo pero muy efectivo, aprendió también a tocar la guitarra muy pronto, a los 12 años. Javier Puntxes había estado ya en otras bandas de la zona antes de formar TAHÚRES ZURDOS, y cuando Aurora y Lolo le llamaron había estado tocando en Las Vegas (la de Estados Unidos, sí) durante 9 meses. Juanma, otro músico de actitud tranquila pero muy eficaz, había estado tocando en orquestinas antes también, y toda esa experiencia previa ayudó a la creación de sonidos en las canciones de esta gran banda.

Su rock clásico y en cierto modo urbano (costumbrista más bien) era fresco personal y estaba cargado al mismo tiempo de sensibilidad y ternura. Por eso fue una alegría ver cómo el grupo se reunía de nuevo en verano de 2019 para un concierto benéfico, tras lo cual anunciaron algunos conciertos más por toda España a partir de la Navidad de ese mismo año, y durante este año 2020… cortado abruptamente por la pandemia.

Tras varios dimes y diretes, por fin será posible ver a la banda de nuevo, retomando las fechas pendientes y por ejemplo nos veremos en Madrid este próximo fin de semana en un concierto que sin duda será muy especial.

Texto: Mar Fuertes y David Esquitino

 

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »