Artículo homenaje sobre rockeras ya fallecidas (internacional)

Un año más, el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, y nosotros queremos celebrarlo con un sentido homenaje a algunas mujeres que lograron llegar alto en el masculino mundo del rock… y que además ya no están entre nosotros. Faltarán muchas, pero queremos que esta amplia representación sirva de recuerdo a todas.

RHNH

Llegamos de nuevo al 8 de marzo, fecha en que todos los años se celebra el Día Internacional de la Mujer, reivindicativo con motivos, aunque cada vez generando más divisiones de opinión y discrepancias socio-políticas, como suele pasar cada vez que se reivindica algún derecho social. Nosotros nos alejamos de todo eso (aunque nuestra postura, como podéis imaginar, está clara y nunca la hemos ocultado, ni la ocultaremos) pero seguimos en nuestra línea de fijarnos en lo que más nos gusta y a lo que nos dedicamos: el mundo del rock n’ roll y heavy metal en todas sus variantes.

Y qué mejor que aprovechar la fecha en cuestión para rendir un homenaje a algunas mujeres valientes, pioneras, que se sumergieron en un mundo dominado por hombres y no se rindieron hasta encontrar y ocupar su lugar en él. Algunas siguen entre nosotros pero otras, tras perder sus vidas, dejaron su huella para siempre y merecen este recuerdo y homenaje en este artículo. Estas mujeres son sólo una muestra de todo el listado que podría salir, y sin duda faltarán otras luchadoras incansables que lograron llegar más o menos alto en la escena del rock y el heavy metal. Sirva este modesto artículo para homenajear a todas las que fueron protagonistas, a las que lo son hoy y, si sirve para incentivar a la nueva generación, pues tanto mejor. Desde aquí nuestro aplauso y recuerdo.

Marsha Zazula

Por poner un comienzo, o más bien hacer una referencia para empezar, recordemos que no hace mucho rendíamos homenaje a una mujer estadounidense que, como dijimos entonces, no cantaba ni tocaba ningún instrumento, pero que consiguió ganarse su puesto y el respeto en el mundo de la representación y la promoción. Se trataba de la manager de bandas de heavy metal Marsha Zazula, os animamos a que lo leáis de nuevo en este artículo

Y dicho esto, vamos con algunas cantantes y artistas que merecen su puesto de honor, en orden más o menos cronológico, sin más. Empezamos con las foráneas, antes de buscar a las españolas en un segundo capítulo del artículo.

Artistas internacionales que nos dejaron: 

Janis Joplin (Janis Lyn Joplin, 19 de enero, 1943 – 4 de octubre, 1970) es tal vez la primera que se nos viene a la mente a todos, al menos a nivel clásico / pionera. Fue una cantante y compositora americana famosísima ya en su época, en la que había muy pocas mujeres relevantes en el mundo del rock. Su carrera fue cortísima, solo duró 4 años (de 1966 a 1970), debido a su prematura muerte (por una sobredosis de heroína a los 27 años). Pero le dio tiempo a publicar dos discos liderando la banda de rock psicodélico BIG BROTHER AND THE HOLDING COMPANY, y otros dos en solitario (el último publicado tras su muerte).

También de forma póstuma fue incluida en el Rock N’ Roll Hall Of Fame, y considerada como una de las artistas más influyentes de la historia del rock. Y muchísimos artistas posteriores cayeron bajo su influjo, tanto en su aspecto hippie y descuidado como en su peculiar estilo eléctrico de voz desgarrada y movimientos vibrantes. A día de hoy sus discos y recopilaciones posteriores siguen vendiendo millones de copias. ¿Os imagináis si hubiera sobrevivido hasta la actualidad?

Cuando se apagaba la estrella de Janis, se encendía la de la baterista Sandy West (julio 1959 – octubre 2006), que con solo 15 años decidió crear una banda de mujeres, buscó y conoció a la guitarrista Joan Jett, y formaron THE RUNAWAYS, una banda de hard rock y protopunk / pop de chicas adolescentes. Poco después llegaron la cantante y guitarrista Lita Ford y la cantante Cherry Currie, tan jóvenes como las primeras, pero todas ellas con un alto nivel musical y mucha profesionalidad, por lo que siempre se les tomó muy en serio. Su carrera fue también corta, apenas 4 años, pero fue bastante exitosa. Con su segundo disco se las consideró una de las principales bandas de punk / rock, y llegaron a girar por América, Europa y también por Japón, donde arrasaron en ventas.

Sandy ya no pudo volver a tener tanto éxito tras el final de THE RUNAWAYS (provocado por desacuerdos sobre el estilo a seguir, y cogiendo a su vez el testigo exitoso tanto Lita Ford por un lado como Joan Jett por el otro), aunque lo intentó con un disco en solitario. En 2005 su tabaquismo la llevó a sufrir un cáncer de pulmón, agravado con un tumor cerebral, y murió un año después, a los 47 años. Descrita como una de las mejores féminas bateristas de la época, si no la mejor, pionera y poderosa, dejó un hueco irremplazable.

Joplin y West coincidieron en el tiempo con la alemana Nico (Christa Päffgen, 16 de octubre, 1938 – 18 de julio, 1988), que tuvo una carrera más larga y una lista de amigos espectacular. Fue modelo de grandes diseñadores y actriz en películas de importantes directores, como “La Dolce Vita” de Federico Fellini (1960) o “Chelsea Girls” de Warhol (1966). Pero centrándonos en su faceta musical, comenzó nada menos que grabando un single con Brian Jones (THE ROLLING STONES), producido por Jimmy Page (LED ZEPPELIN). Conoció a Bob Dylan y cantó una canción suya en su álbum debut. Warhol la animó a cantar en el álbum debut de THE VELVET UNDERGROUND.

Después empezó su carrera en solitario, apoyada por sus ex compañeros, que, según las palabras de ella, hicieron musical y compositivamente todo lo contrario a lo que ella quería. Así que animada por su amigo Jim Morrison (THE DOORS), empezó a escribir sus propios temas. Grabó varios discos e incluso algunos piensan que su estilo musical y su imagen de pelo rojo y ropa negra iniciaron la estética gótica posterior. Siempre la acompañaron grandes músicos, como John Cale y Lou Reed (VELVET UNDERGROUND), Iggy Pop, Brian Eno y Phil Manzanera (ROXY MUSIC), y también es destacable por su peculiar armonio, un instrumento de viento con teclas, similar a un órgano pero sin tubos y más pequeño, además de “portátil” (Patti Smit le compró uno nuevo cuando le robaron el suyo).

Llegó a hacer giras abriendo para bandas de rock importantes por Estados Unidos, Europa, Australia y Japón. Durante muchos años fue adicta a la heroína y vivió en varios países, casi hasta su muerte tras caer de su bici durante unas vacaciones en Ibiza (España). Era bohemia y vanguardista. Inspiró a muchas bandas, como SIOUXIE AND THE BANSHEES, THE CURE o MORRISSEY, y se hicieron varios eventos póstumos recordándola, incluida la canción de THE CULT “Nico”.

En estos mismos años 80, la neoyorquina Wendy O. Williams (Wendy Orlean Williams, 28 de mayo, 1949 – 6 de abril, 1998) fue cantante, compositora y actriz. Vivió una turbulenta adolescencia en la que viajó sola por el país (llegó a vivir en Londres, donde fue arrestada varias veces) e hizo toda clase de trabajos (incluso como bailarina sexual y actriz porno). Comenzó su carrera musical en 1980 liderando la banda punk THE PLASMATICS, que llamaban la atención por su teatral puesta en escena, con desnudos, armas y explosivos, y sierras eléctricas (y varios arrestos más por conducta obscena sobre el escenario y fuera de él).

Grabó tres discos con su banda, y publicó otros tres en solitario (alguno producido por Gene Simmons y con la colaboración de todos los miembros de KISS). Además, grabó con MOTÖRHEAD el single «Stand by Your Man» en 1982 (Lemmy le dedicó de forma póstuma el tema “No Class”, en su disco en directo “Everything Louder Than Everyone Else”). De hecho siempre tuvieron una fuerte amistad y ella fue muy cercana a los miembros clásicos de MOTORHEAD, sobre todo a Lemmy. Llegó a ser nominada como mejor cantante en los premios Grammy de 1985, y acabó su carrera haciendo algunas comedias y series de televisión.

Vegetariana, amante de los animales y deportista, ninfómana y exhibicionista, al final logró dejar el tabaco y otras adicciones (como la heroína, que consumió gran parte de su vida). Pero en 1998, sufriendo una gran depresión, nos dejó en su tercer intento de suicidio.

Otra rockera ochentera, y también cercana a MÖTORHEAD, con una corta carrera fue la londinense Kelly Johnson (Bernadette Jean «Kelly» Johnson, 20 de junio, 1958 – 15 de julio, 2007), fundadora (o una de las fundadoras) del grupo de heavy metal británico GIRLSCHOOL. Ya de niña pasó del piano a la guitarra, descubrió el rock y a los 19 años empezó a componer, y formó la banda con sus nuevas amigas. Tuvieron éxito inmediato y fueron incluidas en la llamada “New Wave of British Heavy Metal”, en gran parte por su estrecha relación con la banda MOTÖRHEAD (aunque curiosamente ninguna de las dos bandas forma parte realmente de ese movimiento, porque son anteriores). Kelly componía, tocaba la guitarra y cantaba (al menos a nivel de coros y segundas voces).

Destacó como brillante guitarrista, pionera en imagen, sonido y actitud, admirada por otros colegas masculinos, en un momento en que costaba que las bandas femeninas fueran valoradas por igual. Ellas no se pronunciaron respecto al feminismo, pero Kelly sí se declaró defensora del medio ambiente, los animales y el veganismo. En 1984, Kelly dejó la banda, que ya no tenía tanto éxito como en su debut o primeros tiempos. Se fue a Estados Unidos, y tras algunos intentos de retomar su carrera, dejó la música y empezó a trabajar con gente sorda. En 1993 volvió a formar parte de GIRLSCHOOL, con quienes estuvo actuando hasta 1999, cuando se le diagnosticó un cáncer que acabó con su vida 6 años después.

Otro caso parecido en esa década es el de Jan Kuehnemund (Janice Lynn «Jan» Kuehnemund, 18 de noviembre, 1953 –10 de octubre, 2013), que formó su banda de chicas ya en el instituto. La llamó GENESIS y después la renombró como VIXEN, para evitar confusiones con la otra banda británica. En 1981 se fueron de su Minnesota natal a Los Ángeles. En los años siguientes, Jan fichó a Janet Gardner (cantante) y Roxy Petrucci (batería, y que tenía ya una importante experiencia previa con su hermana Maxine en MADAM X) y Share Ross (bajo), y ya con el debut de su disco homónimo en 1988 saltaron a la fama y empezaron a salir de gira con bandas como SCORPIONS, OZZY OSBOURNE o BON JOVI. El álbum “Rev It Up” (1990) tuvo algo menos de éxito (aunque giraron con KISS y DEEP PURPLE) y se separaron poco después tras un extraño tercer disco llamado “Tangerine” que no funcionó en absoluto.

En 1997 VIXEN se formó de nuevo sin Jan, que demandó y ganó a sus ex compañeras, y formó su propia banda VIXEN con otras artistas, publicando otro disco, y uno más con su proyecto paralelo DRAWING DOWN THE MOON. En 2013, Jan no consiguió vencer al cáncer (algo que mantuvo en secreto hasta el final) y murió en octubre (tras lo cual sus ex compañeras, que seguían juntas en otro grupo, recuperaron el nombre de VIXEN, según dijeron “en su memoria”… y tras asegurar que estaban muy cerca de reunirse las cuatro chicas originales). De todo esto nos habló la propia Jan en esta entrevista con Esquitino, previa a su descafeinada visita a nuestro país (en un particular festival en Alcalá de Henares, Madrid, llamado “Rockzinante Excalibur Fest” junto a Glenn Hughes, Raven, Tony Martin… en 2006) con esa extraña encarnación de VIXEN que mencionamos.

Jan siempre será recordada como una artista auténtica, con un talento excepcional para llevar a una formación femenina al éxito, y una gran fortaleza para resistir hasta el final.

Ya casi rozando la década de los 90 apareció Michelle Meldrum (Michelle Meldrum-Norum, 28 de septiembre, 1968 –21 de mayo, 2008), un caso claro de “de casta le viene al galgo”. Hija de músicos y actores, a los 13 años fue con su familia desde Detroit a Los Ángeles, escuchó el disco “Virgin Killer” de SCORPIONS y quiso ser como Uli Jon Roth y Michael Schenker. Empezó tocando thrash metal en WARGOD con Gene Hoglan (DARK ANGEL, DEATH y STRAPPING YOUNG LAD), para después fundar junto a Nicole Couch la banda de chicas PHANTOM BLUE, puro heavy metal, en 1987. Triunfaron con su primer álbum homónimo y salieron de gira con bandas importantes, aunque hicieron poco más en los malditos 90 tras un muy digno “Built to perform” del 93.

En 1995 se casó con el guitarrista John Norum (EUROPE) y se fue a vivir a Suecia, donde formó MELDRUM, otra banda de hard rock internacional, aunque en tesituras más cañeras y “de esa época”, que llegó a ir de gira con la banda de Zakk Wylde BLACK LABEL SOCIETY y con SEPULTURA, MOTÖRHEAD (Lemmy colaboró en su segundo disco) y otras bandas destacadas. Con tan solo 39 años y un hijo pequeño, sufrió un colapso cerebral producido por un quiste, que la dejó en coma, falleciendo 3 días después. Un año después, MELDRUM publicó en su memoria el álbum que había terminado de grabar antes de morir. Era considerada no solo como una gran guitarrista, sino como una persona encantadora y solidaria, y toda una pionera de la música dura en EEUU.

Ya en el siglo XXI, la cantante austriaca Nicole Bogner (marzo 1984 – enero 2012) tenía solo 16 años cuando conoció a los miembros de la banda de power metal sinfónico VISIONS OF ATLANTIS. Poco después se unió a ellos, participando en la grabación de la primera demo, «Morning in Atlantis”, y de sus discos “Eternal Endless Infinity” (2002) y “Cast Away” (2004), donde destacaba la voz operística de Nicole, que encajaba perfectamente en el deseo de recrear el mito de la Atlántida y los secretos del Océano. Nicole, considerada la mejor cantante en la trayectoria de esta banda, la dejó en 2005, para dedicarse a otros proyectos.

Desafortunadamente, murió en 2012, con tan solo 27 años, tras sufrir una grave enfermedad, dejando desolados a sus ex compañeros y a muchos fans.

También ya en este milenio, Jill Janus (Jill Janiszewski, septiembre 1975 – agosto 2018) se hacía llamar “Penelope Tuesdae” cuando empezó a ejercer como DJ. Empezó a cantar cuando casi se acercaba a la treintena, formando parte de la banda de heavy metal VEXY STRUT durante 3 años, hasta 2006. Otros tres años después formó HUNTRESS, con los que publicó tres álbumes entre 2012 y 2015, tras lo cual la banda se disolvió. Según confirmó ella misma, sufría un grave trastorno bipolar que degeneró en esquizofrenia. Por si esto fuera poco, casi al mismo tiempo se le diagnosticó un cáncer.

En esa época, Jill había recuperado un proyecto abandonado antes de formar HUNTRESS, se trataba de “Victory: The Rock Opera”, formando equipo con Angus Clark (TRANS SIBERIAN ORCHESTRA). Y también participaba en las bandas femeninas CHELSEA GIRLS y THE STARBREAKERS. Pero en 2018 se suicidó, tenía 42 años. Se decía de ella que no solo era una trabajadora incansable y muy imaginativa, sino también muy familiar, amante de los animales y más querida de lo que ella misma imaginaba.

Si nos vamos del rock y el heavy metal al mundo del punk, encontramos también a estas otras grandes mujeres que nombrar y destacar en este artículo:

La estadounidense Lorna Doom (Teresa Ryan, 4 de enero, 1958 ​- 16 de enero, 2019) fue bajista de la banda punk GERMS (tras responder a un anuncio en el que se buscaba a “dos chicas sin talento”) entre 1976 y 1980. Ese año el cantante se suicidó y no solo desapareció la banda, sino que Lorna abandonó la música. Murió a los 61 años, enferma de cáncer.

Su compatriota y coétanea Kim Shattuck (Kimberly Dianne Shattuck, julio 1963 – octubre 2019) presumía de algo más de talento, ya que era cantante, compositora, guitarrista y bajista. Colaboró en la banda de rock alternativo PIXIES y lideró el grupo de punk rock THE MUFFS en los años 90. Además, participó en otros proyectos del mismo estilo, hasta su muerte hace poco más de un año, a los 56 años, afectada de ELA.

La historia de la joven Mia Zapata (Mia Katherine Zapata, agosto 1965 – julio 1993) es especialmente trágica. Comenzó a tocar la guitarra muy pronto en su ciudad, Ohio (EEUU), donde se unió a otros músicos para formar el grupo de punk THE GITS. En 1989 se fueron a Seattle, donde en ese momento estallaba el movimiento grunge. Grabaron dos discos de rock alternativo, y actuaron por Estados Unidos y Europa. Mia fue brutalmente violada y asesinada en Seattle, donde sus familiares y amigos (incluidos muchos músicos) no pararon hasta que se encontró a su asesino años después, y formaron un grupo de enseñanza de autodefensa para las mujeres. Sus amigas del grupo 7 YEAR BITCH le dedicaron el álbum “Viva Zapata”. Vamos con ellas.

Stefanie Sargent y Lisa Faye Beatty fueron guitarristas de la banda de punk de Seattle 7 YEAR BITCH, enmarcada dentro del sub-género llamado “Riot Grrrl”, referido a punk hecho por mujeres. La primera fue la guitarrista en los dos primeros años, hasta que murió, y la segunda estuvo en los dos últimos años de la formación. La banda se estrenó abriendo para la mencionada justo antes, THE GITS, y el éxito de su primer disco se vio empañado precisamente por la repentina muerte de Stefanie en 1992, a los 24 años, tras haber consumido heroína y alcohol.

El disco “Viva Zapata” fue dedicado a la muerte de la antes mencionada Mia y a la de Stefanie. En cambio, Lisa pasó de técnico de sonido a guitarrista de la banda en 1996, pero ya no se llegó a grabar el que sería su cuarto disco, y la banda se disolvió. Tocó en algunas otras bandas (incluso con Iggy Pop) y murió en 2011 en un accidente de tráfico, a los 47 años.

Vamos al Reino Unido, donde encontramos a dos artistas punk peculiares. Vi Subversa (Frances Sokolov, junio 1935 – febrero 2016), de origen judío, fue la cantante, compositora y bajista del grupo de anarco-punk POISON GIRLS. Tardó bastante en empezar su carrera. Antes tuvo un hijo y una hija que acabarían siendo miembros de otras bandas de punk. Tocó por primera vez a los 40 años, y a los 44 publicó un single con POISON GIRLS, con canciones relativas al feminismo más radical. Ya en la pasada década creó el trío VI SUBVERSA’S NAUGHTY THOUGHTS, y actuó por varias ciudades de Inglaterra. La última vez lo hizo con la banda THE CRAVATS. Murió en 2016, tras una corta enfermedad.

La otra artista punk británica se hacía llamar Poly Styrene (Marianne Joan Elliott-Said, julio 1957 – abril 2011) y lideró el grupo punk X-RAY SPEX. Tras escapar de su casa para vivir una adolescencia nómada y hippie, y tras fracasar como diseñadora de ropa y cantante de reggae, descubrió a SEX PISTOLS y formó su propia banda punk, al acabar la década de los 70. Fue descrita como el arquetipo de la “feminista punk moderna”. También fue diagnosticada de trastorno bipolar y esquizofrenia. Participó en la grabación de tres álbumes y varios singles, y actuó a menudo por toda Inglaterra, incluidos actos feministas y reivindicativos. Se hizo vegetariana y se unió a los Hare Krishna. Murió de cáncer a los 53 años, y U2 le dedicó una canción en una actuación.

En tonos musicales más ligeros, también podríamos mencionar a Cassie Gaynes, que fue corista en el grupo de rock sureño LYNYRD SKYNYRD. Y seguramente no hace falta que os expliquemos quiénes son Dolores O’Riordan (THE CRANBERRIES), AMY WINEHOUSE y Marie Fredriksson (ROXETTE). Quizás no fueran roqueras propiamente dichas pero sí mujeres muy relevantes en la historia de la música y de hecho algunas de las artistas más importantes de la escena pop/rock de los últimos años.

Texto: Mar Fuertes

Esto es sólo una pequeña muestra de lo que el talento femenino puede llegar a desarrollar en el mundo del rock duro y el heavy metal. Por ello dedicamos este artículo a las rockeras que ya no viven, pero deseamos que sirva de homenaje a todas las mujeres luchadoras que creen en sus posibilidades y no se rinden. A estas que hemos citado no las olvidaremos. ¡Gracias y hasta siempre!

¿Completamos el artículo con algunas de las artistas musicales de nuestro país que tristemente ya no están con nosotros? Lo tenemos en este apéndice / segunda parte

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »