Crónica Wacken Oper Air 2022 – Segundo día (jueves 6 agosto)

El jueves 4 de agosto 2022 comenzó caluroso en el Wacken Open Air 2022. Un poco de lluvia nocturna pero nada de esos adorados barrizales que hemos vivido. Muchos cambios en el festival y a la vez en el clima de la zona. Tras la crónica del miércoles, os contamos del jueves:

WOA

Por la mañana había que colocar en la mente la nueva disposición de muchas zonas del festival que han sido trasladadas, como es el caso del mercadillo el cual me costó encontrar, porque los recortes en planos, horarios e indicaciones en general son demasiado drásticos y cuesta situarlos. En ese camino, me acerqué a ver, que no a hacer, el divertidísimo y muy sano “Meta Yoga”, que es brutal, espectacular, genial.

En el escenario “Welcome to the jungle” la genial Saskia Thode pone a miles a hacer ejercicios muy fáciles y divertidos para empezar bien el día: Estiramientos, flexiones, posturas varias y luego, al finalizar, un levantamiento de brazos con el símbolo Metal para terminarlo como se debe. Saskia no estaba sola, que con ella en el escenario vimos a Iván y a María Neila de los geniales ALIEN ROCKIN’ EXPLOSION los cuales actuaron allí, con gran éxito, todos los días del festival.

Alien Rockin Explosion

De verdad que, si tenéis la oportunidad, haced el Metal Yoga que, además de pasar un rato fantástico, sirve para poner la columna y riñones en su sitio después de las duras jornadas del festival. ¡Venga!, a verlo en las redes sociales que os va a gustar.

Ya de paso, entramos en varias de las carpas que ofrecen algo más al público y en eso el W:O:A gana por goleada al resto de eventos musicales, poperos o del Rock/Metal. Además de recintos para comprar cosas de paso, ayudar a fundaciones y organizaciones geniales como la FULL METAL ARMY, SEA SEPHERD, etc, pudimos ver una increíble exposición del creador de varias portadas de AVANTASIA (entre otros). Estar debajo de los cuadros originales que han dado lugar a esos discazos es algo increíble, pero no sólo era el cuadro original de la portada del “Moonglow” sino que las imágenes (como una avispa inmensa meciendo un bebé) impactaban en extremo. Genial para una mañana intensa y previo a una cantidad de buenos conciertos que mucho Metal Yoga tienes que hacer para recuperar tu cuerpo pero el alma está más que llena y feliz.

Hay una tradición para los jueves del W:O:A en la que hay que participar al menos una vez, y es entrar de los primeros. Si no estáis dispuestos a correr como posesos del fondo a la valla de los dos escenarios grandes (el “Harder” y el “Faster”), por lo menos tenéis que verlo. A las 15:00 se abre oficialmente el festival, se da el acceso a The Holy Land, al llamado “Infield”, o recinto cerrado donde están los conciertos principales, y es tal el ansia, las ganas, que cuando se oye por megafonía que se van a abrir las puertas, muchísimas televisiones de todo el mundo y por supuesto miles de móviles se preparan para capturar el momento. Después de quitar el cierre, se oyó un cálido “Welcome, Metalheads!” (bienvenidos fans del Metal) ¡y a correr!

Wacken!

No os puedo describir el momento pero corrí como una loca llena de emoción y alegría por pisar de nuevo algo que nunca se tuvo que cerrar y menos por ese virus. Los recuerdos horribles de esos dos años terribles que he pasado se iban evaporando y, aunque casi me muero (una tiene una edad), llegué a la valla de los primeros y pude coger sitio en todo el centro mientras toda la Seguridad nos daba la bienvenida con la mayor de las sonrisas. Ya sí que estábamos en casa.

Después de ver a Thomas Jensen y Holger Hübner (los organizadores) dando la bienvenida y bajando a saludarnos (momentazo inolvidable), se dio paso a la actuación de SKYLINE, el grupo del jefe (de Thomas) que son los encargados de abrir oficialmente el festival abriendo con “30 Years Ago” (himno de 2019) que nos puso lagrimita en el ojo y los pelos de punta. Madre mía, qué momento más feliz… Ya había miles de asistentes delante, todos cantando y agradeciendo a los dioses del Metal estar allí. SKYLINE son la banda perfecta para abrir el festival porque son una banda de versiones entrañable e histórica, versioneando a KISS, SAXON, MAIDEN y cerrando con otro himno, el “This is W:O:A”, explicativo de dónde estás y qué adoras.

Sí, por fin ya estábamos de nuevo en el interior de casa, en “Tierra Santa” de verdad. No entiendo cómo no hubo barro después de las lágrimas que los más asiduos a esto derramamos… fueron mares pero de felicidad.

Este año, al ser la vuelta, había tiempo entre actuación y actuación con lo que me permitió reencontrarme con la gente y más estando el “Beergarten” (la taberna-terraza al aire libre) justo al lado de los dos grandes escenarios al haber trasladado el tercero en importancia (el “Louder”) al otro lado. Desde ahí presencié la actuación especial de GRAVE DIGGER, espectacular, como nunca. Esas cosas sólo pasan allí ya que el grupo apareció con un gigantesco conjunto de músicos escoceses, con esas gaitas y percusión que atronaban el norte mientras sonaba el famoso himno “The Dark of the Sun” dando paso a la actuación de los germanos. Heavy Metal alemán, aplastante y contundente con un Chris con el pelo más encrespado y más blanco pero en plena forma.

Grave Digger

Dueños y señores del inmenso escenario, todos lo disfrutamos a saco. Es verdad que todas las bandas han procurado dar lo máximo y mejor en este reencuentro con los fans allí y se notó en la entrega y la pasión de todos los shows. ¡Cómo sonó “The Clans Will Rise Again”!, con la orquesta-conjunto detrás… Momento inolvidable y mucho más el cierre con “Rebellion”, para mí lo mejor que tienen, y su clásico “Heavy Metal Breakdown” para dejarte K.O. Sólo con ver tanta gente en el escenario, el sonido de las gaitas y sus ganas, GRAVE DIGGER protagonizaron uno de los momentos más grandes del festival germano.

Otro habitual de jueves del W:O:A es UDO, aunque en este caso apareció con su banda DIRKSCHNEIDER (con repertorio de ACCEPT). Por este señor no pasan los años, salvo en el blanco más intenso en su pelo, pero por voz, por actitud y ganas es como si acabara de empezar. No aportó nada nuevo durante su show en el “Faster Stage” al que, incomprensiblemente, no tuvo ni imágenes en las pantallas (recorte total). Mucha gente, mucho apoyo por parte del público y ganas de escuchar en vivo su etapa en ACCEPT. Cayeron “Starlight” con el que empezó y ya una selección de éxitos sin parar y a saco. “Midnight Mover”, “Breaker”, “Up to the Limit”… un no parar.

Heavy Metal clásico, del de verdad para los más cerrados, sin fisuras. Nada nuevo pero todo muy bueno. En esta edición era preferible, y más en la apertura, escuchar en vivo todo lo que adoras, y Udo y su banda, DIRKSCHNEIDER, cumplió con creces poniendo a cantar la cancioncita “ay dí ay do, ay dá” del “Fast as a shark” a todo el recinto y más. Heavy Metal will never die!

Dirkschneider / Mercyful Fate

Me di una vuelta para intentar ver otras cosas imposibles de ver en España (de momento) como HÄMATON, banda rara germana, adoradísimos allí y ahora en mi casa que ofrecían una actuación exclusiva llamada “Berlin Show” en el lejano escenario “Faster”. Ellos son muy alemanes, diferentes y hacen a todo: tan pronto son aplastantes como te hacen versiones de sus canciones en plan Soul-Swing-Jazz todo como si estuviéramos en los cabarets de su patria antes de la II Guerra Mundial. Con unas elegantes bailarinas en el coro, ellos con sus máscaras y maquillaje pero de traje y una sección de viento, aquello no sabías cómo definirlo ni etiquetarlo pero fue una auténtica pasada, un regalo de W:O:A de verdad.

En este festival ves cosas que no te crees y que no vuelves a ver. Mención especial al “Jolyne” (de Dolly Parton y luego Miley Cyrus) cantada como “Berlín” que era sólo sorprendente y quedó espectacular. No sé todavía qué es lo que vi pero mereció muchísimo la pena la caminata hasta allí. Cerrados de mente, no vayáis al W:O:A porque estas cosas es lo que le hacen diferente al resto de la escena.

Tenía un poco de tiempo antes de coger sitio para MERCYFUL FATE, así que rápida visita a la zona ancestral, al WACKINGER LANDE en la que eché en falta muchas actividades (como las peleas con sacos medievales) y bastantes puestos tanto de comida como de cosas. Pude ver la falta de la enorme carpa “Bullhead” en el que sacar los escenarios W.E.T. y HEADBANGERS al aire libre ha hecho que hayan tenido muchísimo público, mucho más seguro de cara al virus.

Qué grandes bandas han tocado allí, como “MISTER MISERY” (Horror Metal desde Suecia), V.I.D.A. (el miércoles, con los que empezamos, desde Argentina que os recomendamos por la potentísima descarga, buenísimos, aprovechando su set al máximo), aunque también han pasado por esos dos gente tan importante como ROTTING CHRIST (en uno de sus mejores momentos), MICHAEL MONROE tan impactante y entregado como siempre, genial, SUICIDAL ANGELS, DOYLE… Pero si hay dos bandas previamente desconocidas que me encantaron fueron LOST SOCIETY (¡qué locura!, alucinante, del mejor Hard Rock brutal desde Finlandia) e INSANITY ALERT, según ellos Metal Punx, desde Austria. Por favor, echadles un vistazo porque se salen, aunque música y en actitud, incalificables aparte de espectaculares.

Lástima que no me daba la vida para ver a LETZTE INSTANZ, ERIC FISCH & FRIENDS, ME AND THAT MAN o a LUCIFER que me tuve que esperar al festival noruego Midgardsblot para verles. Demasiados grupos y poco tiempo para todo lo que quieres ver, si es como en mi caso, que me encanta todo. Qué estrés…

Amon Amarth

Se rumoreaba, se decía que había mucho tiempo entre los shows y que estaba justificado porque AMON AMARTH iba a presentar su nuevo disco allí. Pues sí, bajo el nombre de GUARDIANS OF ASGAARD, con el tema homónimo y encima del símbolo central del festival entre los dos escenarios grandes y arriba del todo, aparecieron los suecos ante numerosísimos fans que les recibieron como se merecen. El nuevo trabajo, (“The Great Heathen Army”) salía al día siguiente y qué mejor manera que tocar allí en un escenario pequeño, altísimo, dominando a todos y con una legión de guardianes vikingos (todo el pueblo armado en la pasarela que une al Harder y al Faster).

Una descarga corta, muy intensa y que presagiaba que el disco lleva a los orígenes de la banda. Gracias, paganos, por acompañarnos en el campo de batalla de Wacken, dijo un Johan Hegg muy emocionado, !qué punto! Tocaron “Guardians of Asgaard” / “Shield Wall” / “The Great Heathen Army y “Get in the Ring” (nuevas) / “The Pursuit of Vikings” y por últiimo el genial “Twilight of the Thunder God”. Momento WACKEN, sorpresa y delicia.

Llegaba momento grande del día con MERCYFUL FATE y ya eran muchos miles de almas las que se agolpaban en el Harder Stage. Le había visto en GMM y fue genial, en una de las carpas pero aquí prometía mucho al ser al aire libre, con escenario gigantesco, con luz diurna y con todo su montaje pero en enorme. Mira que este señor (King Diamond) nunca ha sido santo de mi devoción pero este 2022 ha conseguido dejarme asombrada con sus actuaciones. De rojo, con la mantilla, la corona, ese maquillaje tan personal, la imagen de él de rodillas adorando a Satán, tan solemne y misteriosa y de repente esa forma de cantar tan increíblemente suya, no deja indiferente a nadie. Además con la banda que lleva, con viejos y nuevos miembros que le arropan perfectamente, es aplastante el espectáculo tanto sonoro como visual.

A sus 66 años canta como siempre, con esos tonos elevadísimos que no decaen ni fallan a pesar de subirse escaleras durante tanto tiempo. Este señor no es de este mundo, con esa mezcla de lamento, a veces dulce ora infantil, para pasar después a destrozar fantásticamente tus sentidos, con sonidos infernales salidos de su garganta es algo que debe ver y oír todo el mundo, heavy o no. Cayeron maravillas como “The Oath” (con la que abrió), “Melissa” y cerrando con un intensísimo “Satan’s Fall”. Maravilloso. Nunca pensé que me iba a gustar tanto.

No dejaron nada más que 15 minutos para coger sitio en JUDAS PRIEST, celebrando su 50 aniversario en el sitio más Heavy Metal del mundo. Pues… otra vez que sí pero no.

Me explico: JUDAS PRIEST es sinónimo de todo lo que significa el estilo, que de hecho son ellos el estilo, y cuando vas allí haces algo más porque para eso estás allí; es lo que nosotros esperamos de esta impresionante banda. Si no les has visto nunca, estarás todavía en una nube pero aquí, en The Holy Land, en el Faster Stage siendo cabecera de cartel, no hagas lo mismo que estás haciendo en la gira y estés frío y poco comunicativo. Hicieron el mismo show que en Graspop, una serie de sus mejores temas, un grandes éxitos pero uno detrás de otro, con caramelitos como “One Shot at Glory” para empezar, y ya.

Judas Priest

Rob Halford con aspecto renovado (fijaos en su nariz), con una imagen muy adecuada a la edad que tiene y a los tiempos que vivimos pero para mí, es la segunda vez que les veo allí y de nuevo echo en falta algo más. Además, en las pantallas (mucho más pequeñas por los recortes), había huecos negros, con un señor intentando arreglarlo que casi estabas más pendiente de él (porque la posible caída era mortal) que en el escenario. Sí, sonó todo, con Richie Faulkner muy recuperado físicamente, muy integrado en la banda y haciendo homenaje a BLACK SABBATH con notas del “Iron Man” pero… de cumplir y ya.

Por supuesto el show no fue malo aunque aquí se les pide mucho más y todos lo dan… menos los JUDAS. Eso sí, atendieron a la petición del público del “Painkiller” y se la cantó casi como en los 80. Un señor que va para los ídem de años… paliza de gira incluida, y hacer esto sin morirse es un logro total pero como concierto, como show (ayyyy las pantallas y el sonido, ayyyy, que no parece Wacken) fue lineal, sin comunicación como debería. Pero bueno, hubo moto, cambio de ropa (demasiado brilli brilli) y para mí el mejor fue Scott Travi, que le echó más ganas que el resto. Lo dicho, para los noveles en la banda, pues todavía tienen los ojos como platos… pero el resto, sí pero no.

El set list de JUDAS PRIEST en W:O:A 2022 fue:

Intro con War Pigs (B.S.) + Battle Hymn // 1.- One Shot at Glory / Lightning Strike / You’ve Got Another Thing Comin’ / Freewheel Burning / Turbo Lover / Hell Patrol / The Sentinel / A Touch of Evil / Victim of Changes / Blood Red Skies / The Green Manalishi (With the Two Prong Crown)  / Diamonds & Rust / Painkiller

BISES: The Hellion / Electric Eye / Hell Bent for Leather / Breaking the Law / Living After Midnight

Wacken night

Ya era medianoche y, aunque parezca mentira, ya no había más actuaciones en The Holy Ground, había que irse al Wasteland Stage (muy lejos) para ver los movimientos con fuego (el sonido me horripila) o a las distintas fiestas del camping, muchísimo más atractivas, así que a bailar y a lo que hiciera falta cerrando el jueves a altas horas de madrugada… o mejor dicho, primeras horas del viernes, que ya os contaremos con el sábado en otra publicación.

Texto: Rocío Gómez / Fotos: Oficiales Wacken

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »