Artículo: “Use Your Illusion I y II” de GUNS N’ ROSES – 30 Aniversario

Ya 30 años… Tres décadas de “Use Your Illusion I y II”, de GUNS N’ ROSES, 30 canciones sonando hasta la saciedad, más de 10.000 días en los que si no suena una, suena otra, al menos en mi cabeza. Y podría seguir así 10.000 días más. Qué menos que rendirle un pequeño homenaje… Texto por Mar Fuertes: 

GNR

En el verano de 1987, Geffen Records publicó el álbum “Appetite For Destruction”, el debut discográfico de una banda americana poco escuchada hasta entonces, GUNS N’ ROSES. De hecho, tampoco es que inicialmente se llenara el ambiente con las agresivas melodías hardrockeras de dicho trabajo. Pero cuando los singles empezaron a sonar en las emisoras y el grupo empezó a salir de gira, estalló la bomba: fue el disco debut más vendido de la historia en todo el mundo, y se calcula que ya ha vendido más de 30 millones de copias. Como ocurre con muchas grandes obras de arte, las opiniones fueron dispares al principio, pero en general es uno de los trabajos musicales más aclamados de la historia del rock.

¿Cómo se supera eso? ¿Qué se hace después para, al menos, mantener el nivel? Millones de adolescentes y jóvenes (entre los que me incluyo) fuimos conquistados por la energía, el espíritu rebelde y rabioso que desprendía ese primer disco. Y esperábamos una secuela digna, que nos hiciera crecer sin perder nada de eso. ¿Lo tuvimos? Bueno, tras ese EP llamado “Lies” (con grabaciones primigenias en directo y algún interesante tema nuevo), estaba a punto de llegar la obra magna que cambiaría la historia de nuestra música. Así, al comenzar la década de los difíciles años 90, hace justo 30 años, llegó la respuesta, en forma de doble LP: “Use Your Illusion I” y “Use Your Illusion II”, dos tazas de caldo rockero variado y, en teoría, para todos los gustos.

De nuevo, la opinión se dividió, y, a día de hoy, ambos LP´s siguen teniendo defensores y detractores (especialmente centrada la crítica en la extensión de ambos álbumes, y que posiblemente de haber quedado en disco sencillo, con lo mejor de cada parte, hubiera sido el trabajo perfecto). Ni le damos ni quitamos razón al argumento, que de hecho es válido incluso revisando los discos tantos años después, como no podía ser de otra forma con esta banda que te puede gustar más o menos pero en ningún caso te dejará indiferente, jamás.

Guns n Roses 1991

Tras 30 años escuchando este extenso trabajo doble, mi opinión personal es que sí, que lo lograron. En los 30 temas en total (vale, realmente 31) que componen ambos plásticos sigue presente esa rabia, esa descarga de energía violenta, casi punkarra a veces, junto a melodías que nos enternecen cuando hace falta. La estética tanto del grupo como de las portadas del doble álbum cambió, sin duda. Se notó que los “okupas” y los desarrapados que habían malvivido durante sus primeros años de carrera en los suburbios de Los Ángeles, ahora tenían medios para mostrarse tanto ellos como para mostrar su trabajo (tanto en las carátulas como en los videoclips de los singles, y por supuesto en las fotos promocionales), con un estilo más cuidado, elegante y casi glamouroso, pero sin perder peligrosidad ni punto callejero.

¿Hizo eso que lo que importa de verdad, la música, perdiera la fuerza y el espíritu inicial? Yo creo que no. Con la incorporación de un nuevo batería, Matt Sorum (ex THE CULT entonces) menos guapo quizás pero más potente y preciso que su predecesor Steven Adler; la aparición del piano de Axl Rose y de los teclados de Dizzy Reed, en las baladas y en otros temas más movidos; voces nuevas (sobre todo la de Izzy Stradlin) protagonizando algunos cortes, con permiso del poderoso (en todos los sentidos) Axl Rose. Destacando sin duda el mayor virtuosismo y perfeccionamiento de las guitarras (especialmente la del ya reputado y admirado Slash), y del bajo de Duff McKagan, sencillo, más callejero y rudo, además de por supuesto la voz del propio Axl elástica y dinámica, adaptándose a cada canción como fuera necesario, emulando incluso a sus admirados QUEEN por momentos…

No se puede negar el avance compositivo y sonoro de este trabajo, incluyendo en la loa y en la crítica la profusión de arreglos utilizados, y el exceso instrumental y musical que contiene. De hecho, con este doble álbum quedaron consagrados todos los miembros como grandes músicos (que ya después unos resultaran más simpáticos y otros más insoportables es, era y fue un tema aparte).

Y una vez el disco doble en la calle, siendo GN´R ya superestrellas mundiales, la comparación con el primer trabajo es inevitable, está claro. Aquí ya no cuentas con el factor “sorpresa”,sino que ya esperas algo que conoces y que deseas que se mantenga y se supere, y no te sirve un producto que te parezca que es de menos calidad o con cualidades inferiores. En mi caso concreto, aprecio en este extenso trabajo lo que había antes, ampliado con mayores dosis de virtuosismo, un punto más alto tanto musical como vocal y una mayor variedad de estilos. Algo que solo puede hacer una banda de nivel muy alto… como ya eran GUNS, excesos evidentes y desvaríos personales aparte.

Según quién opinara, el “I” era mejor que el “II” o viceversa. Hubo quien los alabó en su conjunto y quien se sintió decepcionado con el producto global. Yo me quedo con las dos partes, pues reflejaban el espíritu de una banda con ganas de probar cosas nuevas y no estancarse un sonido que había sido perfecto, para muchos, pero ampliable y renovable. Además, demostraron ser buenos músicos con muchas ganas de crecer y avanzar… aunque el éxito entonces casi les devorara (y sin el casi). Podíamos dar también muchos datos técnicos del disco (de ambos digo), de la producción, de la inmensa gira de casi tres años que siguió a la publicación de los trabajos y que destrozó a la banda… pero preferimos seguir por la senda documental y personal.

Use your illusion

Por otro lado, hablamos de 1991… Era la época en que llegaba (y arrasaría poco después) un género alternativo muy diferente, unos años en que se buscaba una supuesta rivalidad entre GUNS N’ ROSES y METALLICA con su “Black Album” (rollo masculino), o incluso entre GUNS N’ ROSES y BON JOVI con su discografía hasta la fecha (rollo femenino, que había otro contexto social); en que caía en declive el heavy metal clásico y el thrash, y llegaba pisando fuerte el death metal, black metal y demás estilos extremos, al menos en el norte de Europa y partes de EEUU… Se “acababan” AEROSMITH y MÖTLEY CRÜE y llegaban GN´R… y METALLICA. Y giraron juntos y tuvieron sus más y sus menos, pero esa es otra historia que, al menos en este artículo, no nos incumbe.

En mi caso concreto, yo empezaba a descubrir, por mi cuenta y sin ayuda, el mundo del rock y del heavy metal, así que lo que escuchara en ese momento tendría una gran influencia en mis gustos futuros. GUNS N’ ROSES ya me había conquistado en su primer álbum, y consiguió fidelizarme en este segundo trabajo de larga duración. A nivel global, logró mantener vivo, en una época difícil, el hard rock angelino original con pinceladas de heavy metal clásico y guiños a sonidos punk, y llevarlo a cotas más altas. Y popularizarlo e incluso hacerlo generalista, pero de nuevo ese es otro debate.

En “Use Your Illusion I y II” hay temas que sí recuerdan a sus orígenes y a su bombazo de disco debut (y que de hecho venían de años atrás, como por ejemplo “Civil war”, que recordemos que entre “Apettite” y “Use” distan 4 años), y que les incluyen, pese a quien pese, en el grupo de las mejores bandas de heavy metal: “Right Next Door To Hell” y la parecidísima “Perfect Crime”, llegando en la segunda a ritmos punk desenfrenados. Igual que ocurre en “Garden Of Eden”, más punk todavía, y en la violenta “Get In The Ring”, una provocación directa y sin tapujos, invitando a sus detractores, en este caso enemigos directos de la prensa, a pasar a la acción física (30 años después, a todos se nos ocurren nombres actuales a los que dedicarles el tema, seguro).

Y también en cortes como “Locomotive”, las salvajes “Shotgun Blues” y “Back off bitch”, o la tremenda “You could be mine” (banda sonora de “Terminator 2”, acompañada de un popularísimo videoclip, con Arnold Schwarzenegger abriendo el vídeo).

Otros cortes en cambio dan un giro enorme y consagran a estos músicos que merecen ser valorados por sí mismos: Izzy Stradlin mostró sus cualidades vocales en “Dust N’ Bones” y en la acústica “You Ain’t The First”, donde canta en un tono sobrio pero muy efectivo, bajando el ritmo y rozando el estilo country, acompañado por el sinuoso slide de Slash. Algo más rítmico suena “Bad Obsession”, donde Izzy hace la percusión junto a la armónica de Michael Monroe (vocalista de HANOI ROCKS), nada menos, puro sonido americano bebiendo de muchas fuentes clásicas (el sonido sureño abre también la canción “The Garden”, cantada por Axl, aunque el vídeo que lo acompaña es de todo menos country, es un tema callejero con el mismísimo Alice Cooper recitando su poemita retorcido).

Pero no todo es sobriedad y “americanismo” en Izzy, que también canta en “Double Talkin’ Jive” y “14 years”, más rockeras. Y Duff McKagan combinó el bajo con el micrófono en “So fine”, su homenaje a Johnny Thunders (NEW YORK DOLLS), con coros del malogrado Shannon Hoon (vocalista de BLIND MELON, que murió de sobredosis pocos años después). Comentar, por cierto, que Izzy Stradlin sólo estuvo en las primeras fechas de gira, y salió de la banda abrumado por la fama y lo grande que se había hecho el grupo en muy poco tiempo… y también para luchar contra sus adicciones, en un punto muy alto entonces de su «cuelgue» con la heroína, bailando de más con «Mr. Brownstone»… Dejó la banda en noviembre de 1991 (en medio de una larga gira, que acababa de comenzar) entrando Gilby Clarke, que estuvo hasta 1994. Pero esa también es otra historia…

¿Alguien se iba a imaginar que versionarían temas tan poco rockeros como el “Live And Let Die” de PAUL MCARTNEY, o el “Knockin’ on heavens door” de BOB DYLAN? Y sin embargo los hicieron suyos a la perfección y son (casi) más conocidas y reputadas que las originales a día de hoy. ¿O que nos pusieran a bailar en las rítmicas “Bad Apples”, “Dead Horse” o “Pretty Tied Up” (muy politicamente incorrecta la letra, por cierto, y que hoy posiblemente se aceptara diferente)? A mí se me van los pies con ellas aún hoy, las cosas como son.

Las baladas fueron los superhits para la tele y los/as más románticos/as (o menos roqueros,/as que es otra forma válido de decirlo), y posiblemente fueron las que les convirtieron en auténticas súper estrellas mediáticas (tal vez muy a su pesar) de la música: “Don’t Cry” y “November Rain” arrasaron, y no solo en el mundo del rock y del heavy metal, un poco como ocurrió con “Carrie” y “The Final Countdown” de EUROPE (los mayores fans de estos temas no conocen más canciones de la banda en cuestión) o con las baladas más comerciales de AEROSMITH (idem). Son dos canciones maravillosas con dos vídeos impresionantes (con Axl presumiendo de novia modelo, Stephanie Seymour concretamente), la primera por partida doble, ya que aparece en ambos vinilos con distintas letras, algo tal vez innecesario; y sobre todo la segunda, que lo tiene todo: piano solemne, aires de himno de estadio, arreglos perfectos, voz de Axl inmensa y un Slash estratosférico en un solo épico y ya histórico.

Tal vez quedaron demasiado “quemadas” por la MTV y demás emisoras y cadenas televisivas musicales más comerciales (en los casos de las tres bandas citadas), pero esto no les resta un ápice de calidad. En este sentido, se salva un poco la tercera balada, “Estranged”, menos pinchada pero también muy valiosa. Como curiosidad, entonces fue el videoclip más caro de la historia, contando con delfines e incluso un portaviones de la marina norteamericana a su disposición… y pagado por la compañía, entendemos.

La famosísima “Civil War”, impresionante para abrir el segundo volumen y que tan bien funcionó (y funciona) en los conciertos, merece un capítulo aparte. Lo mismo que “Coma”, en el “I”: 10 minutos de lo que se puede considerar un tema conceptual en sí mismo, llena de parones, arrancadas, mezcla de sonidos musicales, vocales y tecnológicos, psicodelia y ruidos variados, una ensalada de situaciones y sensaciones. Rara, diferente, extraña y poco comparable con otros temas. O la odias o la adoras, yo me incluyo en el segundo grupo. Esta canción, y tal vez también “Breakdown, y el escueto “My world”, medio rapeado, con el que dan un cierre magnífico, son los cortes raros del álbum, pero no por eso menos apreciables.

Hay que decir que, excepto en esta última canción, se atrevieron con canciones de más de 7 minutos que, al menos en mi caso, se me pasan muy rápido, cosa que no me ocurre en otros temas parecidos de otros trabajos de otras bandas, algunos muy recientes… Dejémoslo ahí. ¿Mi favorita? Pues aunque es casi imposible elegir una sola, creo que voy a dar mi voto a una que no he mencionado aún, la emotiva “Yesterdays”, que a día de hoy, y como me ocurre con el “Wanted (Dead Or Alive)” de BON JOVI (tanto en sus letras y música como en los videoclips que los acompañan), me llevan a una época gloriosa, cuando ambas bandas estaban en su máximo esplendor, para goce propio y ajenos… ¡qué años tan buenos los de «ayer»!

Como mencionábamos al principio, hay quien dice que escogiendo los mejores temas de cada disco y eliminando el resto, habría salido un trabajo tan perfecto como el “Appetite for Destruction”. Yo digo que no, que a mí no me sobra ni un tema. La fusión de rebeldía, rabia, melodía, entrega, macarrería y ternura a la vez, junto con el desarrollo y perfeccionamiento de sus músicos, crearon un producto lleno de talento, calidad, diversión y pasión, que 30 años después algunos (o muchos) nostálgicos seguimos disfrutando como el primer día.

Estoy por volver a colgar el poster gigante en mi habitación… no os digo más.

Texto: Mar Fuertes Magdaleno / Colaboración: David Esquitino

GUNS N´ROSES: “Use your illusion I”:

Portada del «Use your illusion» I

  1. Right Next Door To Hell 2:58
  2. Dust N’ Bones 4:55
  3. Live And Let Die 2:59
  4. Don’t Cry (Original) 4:42
  5. Perfect Crime 2:22
  6. You Ain’t The First 2:32
  7. Bad Obsession 5:26
  8. Back Off Bitch 5:01
  9. Double Talkin’ Jive 3:19
  10. November Rain 8:53
  11. The Garden 5:17
  12. Garden Of Eden 2:36
  13. Don’t Damn Me 5:15
  14. Bad Apples 4:25
  15. Dead Horse 4:17
  16. Coma 10:08

Como curiosidad, comentar que la portada de ambos discos (en el I en amarillo y en el II en azul) está tomada del cuadro renacentista «The School Of Aristotles» de Rafael. Vemos arriba y abajo ambas portada, junto al tracklist de cada uno de los discos:

Portada del «Use your illusion» II

GUNS N ROSES: “Use your illusion II”:

  1. «Civil War» – 7:42
  2. «14 Years» – 4:22
  3. «Yesterdays» – 3:16
  4. «Knockin’ on Heaven’s Door» – 5:36
  5. Bob Dylan cover
  6. «Get in the Ring» – 5:41
  7. «Shotgun Blues» – 3:23
  8. «Breakdown» – 7:05
  9. «Pretty Tied Up» – 4:48
  10. «Locomotive» – 8:42
  11. «So Fine» – 4:07
  12. «Estranged» – 9:24
  13. «You Could Be Mine» – 5:44
  14. «Don’t Cry» (alternate lyrics) – 4:45
  15. «My World» – 1:26

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »