¿STEEL PANTHER son geniales o unos fantoches? No nos queda claro…

Estamos aquí discutiendo el señor Pablo Mayoral y el señor Esquitino sobre la cuestión y no nos ponemos de acuerdo. Cada uno argumentamos nuestras razones a favor y “en contra” de STEEL PANTHER pero no terminamos de dilucidar si son geniales o una parodia. Leer el artículo y nos contáis qué os parece a vosotros…

Steel Panther, ¿molan o no?

¿Por qué debemos amar a STEEL PANTHER?

A ver, Esqui, pues lo primero por lo que tienen detrás. STEEL PANTHER no son unos arribistas, llevan en el negocio mucho tiempo y no precisamente pintando la mona. Es más o menos sabido que el germen de STEEL PANTHER proviene de METAL SKOOL, e incluso antes de METAL SHOP, pues tuvieron distintos nombres cuando giraban por clubes antes de sacar su primer CD como STEEL PANTHER. Se nota que en esa época pulieron ese desparpajo del que hacen gala en los conciertos. Algo muy parecido a lo que un grupo como TWISTED SISTER vivieron en su día antes de la fama. Digamos que por esto ya podríamos ponerle a STEEL PANTHER la medalla de la autenticidad, pero vamos más allá y para ello tenemos que centrarnos en hablar de su guitarra Satchel.

Buenos músicos?

Su verdadero nombre es Russ Parrish y con 19 años estaba graduado en el G.I.T. y se dedicaba a tocar con un tal Paul Gilbert. Ahí estaba Satchel , tocando la guitarra en el grupo paralelo de Jeff Martin y Paul Gilbert cuando no estaban ocupados con RACER X. Gilbert entró en MR. BIG y Satchel se dedicó a tocar el bajo y a componer con él, compaginando todo esto con trabajos más o menos sonados como tocar la guitarra en los WAR & PEACE de Jeff Pilson (DOKKEN) o en el primer trabajo de los FIGHT de Rob Halford (JUDAS PRIEST). Esto último gracias a la mediación de Jeff Martin, que era muy amigo de Halford. A lo que voy es que Satchel siempre ha sido un miembro muy activo de la comunidad de virtuosos de Hollywood, a la cuál pertenecían también el batería Stix Zadinia, el bajista Lexi Foxx (también con pasado halfordiano) y, especialmente el cantante Michael Starr, el cuál hizo varios intentos de destacar en la escena del Hair Metal con LA GUNS (en una de sus etapas más oscuras), DANGER KITTY o el tributo a VAN HALEN, ATOMIC PUNK.

En resumen, músicos curtidos, provenientes de la escena que en la actualidad homenajean, y son muy virtuosos. Aun así, no todo es tocar, también hay que destacar (y molar) y STEEL PANTHER lo hacen porque son jodidamente divertidos, siendo ése su segundo punto fuerte. Si habéis tenido ocasión de ver al grupo varias veces en la misma gira (o en distintas actuaciones en vídeo al menos) habréis comprobado que sobre un mismo guión los músicos improvisan sus bromas y guiños a toda velocidad y con muchísimo desparpajo, adaptándose a cada situación con agilidad. Provocadores, irrespetuosos, atrevidos, STEEL PANTHER son como el Rock and Roll, ¿O es que alguien ahora va a decir que prefiere a cuatro tíos vestidos de calle y mirando al suelo con vergüenza mientras repiten su show cada noche? No yo, que desde luego que me quedo con una actuación exuberante en la que lo mismo puedo bizquear por el altísimo nivel de ejecución musical que rodar por el suelo de risa con los solos de laca, pelo y espejo.

Hay que calibrar también hasta dónde llega la broma y con qué quedarse de lo serio, pues aunque STEEL PANTHER parodien la escena más exagerada del Glam Metal de los 80, lo cierto es que han sacado varios de los mejores discos de ese estilo en años, y superando a muchos combos clásicos porque… ¿Cuánto hace que DEF LEPPARD no pone en la calle un single como “The Burden of being wonderful”? ¿Y cuánto tiempo ha pasado desde que VAN HALEN sacaron algo remotamente parecido a “Supersonic Sex Machine”?… Podría seguir horas así, pues STEEL PANTHER parodian algo en lo que a su vez son maestros. ¿No es genial?

Tits or not to tit?

Para el final dejo lo que parece que es lo único que trasciende a veces de STEEL PANTHER: sí, suben chicas al escenario, y ellas se desnudan… y… ¿y qué? La cosa no va más allá de una manera que tiene su público de participar en ese gran circo de diversión y Hard Rock que STEEL PANTHER montan allá donde actúan. ¿Cuándo dejó el rockn´roll de ser gamberro, provocador y divertido?

Por mi parte ya tengo mi camiseta del grupo de cara a su venida a Madrid… Esqui, no te lo pierdas… Death to all but Metal!!!!

¿Porqué tenemos que “odiar” a STEEL PANTHER?

¡Que no, Pablo, que no!, que son unos pintamonas y una broma de mal gusto y unos machistas. Además, hacen música obsoleta, hard rock de ascensor y de centro comercial americano para paletos y nostálgicos de cuando vieron a POISON y a MÖTLEY CRÜE en el 89 cuando eran jóvenes y lozanos. Sexistas, cosifican a las mujeres ¡y a ellos mismos!, y encima están recauchutados, llevan pelucas y tatuajes de mentira, ¿pero eso que es?

Nude Panther

Vale, cierto que llevan ya un montón de discos a sus espaldas (todos ellos de una calidad aceptable), que sus videoclips son divertidos y originales (y muy gamberros) y que como músicos no son mancos ni Michael Starr es precisamente un triunfito de la vida. Pero… ¿qué es lo que buscamos en una banda? ¿Buena música o diversión en lo que todo vale? O me dirás ahora que los dioses GIGATRON, en los que claramente se han inspirado STEEL PANTHER, también son buenos y merece la pena verles, ¿no?

Los hardroqueros no tenéis criterio y os da todo igual mientras os hablen de chicas, de coches, de tomar cervezas en el parking lot de turno y de rodar con tu moto en la noche melena al viento y rubia de labios prominentes y tetas de anuncio de colonias a tu vera. Os domina la autopista y os nubla la razón el hecho de que suenen bien y que os recuerden a vuestros adorados BON JOVI, KISS o WHITESNAKE. Pero si esos grupos llevan muertos años, ¡aceptarlo de una vez! En vez de mirar para adelante y escuchar nuevas bandas y vestiros como hombres decentes preferís seguir yendo como fantoches, peinando los cuatro pelos que os quedan como nenas ochenteras y mostrar vuestros tatus talegueros de sex, drugs y rock n´roll, ¡madurad de una vez!

STEEL PANTHER unmasked

STEEL PANTHER… o el chiste del sueño americano y el cualquiera puede ser una estrella del rock si se lo proponen. Sólo hace falta una buena peluca, verse todos los vídeos, a tope de laca, del 87 al 91, y saber escribir letras zafias, burdas y rudas, además de reírse como paletos camioneros de Wisconsin viendo tetas y escuchando rock bizarro y pasado de moda como si eso fuera lo más. Que no, que no es vintage, que no es chic, que no es la moda, que si participamos de algo así estamos matando gatitos, oprimiendo a las nuevas bandas y cercenando la creatividad y los sueños de todos los niños que en las escuelas decentes aprenden piano, flauta y estudian a los compositores clásicos de verdad.

¿De verdad que aspiramos a ser decadentes rockstar melenudos y tatuados que bebemos cervezas por doquier, eructamos entre risas y tenemos una pléyade de groupies a nuestro alrededor dispuestas a todo…? Hmmm… ejem, esto no suena tan mal… ¡da igual, no me cambies el argumento, que no molan y punto! Y vosotras, chicas, ¿en serio esto es lo que buscáis en una banda a día de hoy?…

Os denigran, os humillan, os utilizan, quieren que le enseñéis las tetas al mundo y que les adoréis como dioses del rock manowarero (hardroquero, perdón) que son. Vale que en los 80 todas (y muchos) tuvisteis fantasías húmedas con Jon Bon Jovi, con el David Coverdale de entonces, con los morritos de Joey Tempest, con la sonrisa arrebatadoramente sexy de Kip Winger, con el porte de Mark Slaughter y la macarrería aniñada de Sebastian Bach o con el culito de Blackie Lawless en su época más glamera (vaya, esto me gustaba hasta a mí, ¿¡qué me pasa doctor!?)… ¿Pero ahora?, que ya sois señoras (o hijas, y hermanas) y ellos señores… y padres (o abuelos), ¿siguen generando ese furor uterino con su música pasada de moda y sus pelucas? ¡Qué son tíos modernos disfrazados de hardroqueros, leñe!

¿Molan o no Steel Panther?

El caso es que… su música es pegadiza, suenan bien y malos, malos tampoco son… ¿Y dices que son divertidos y que se ríen hasta de su sombra y son gamberros y transgresores? Lo cierto es que a mí me gustaban mucho los grupos angelinos cuando estaba en la universidad, y Axl Rose y Tommy Lee han sido centro de mis fantasías durante años (esto lo negaré ante un juez si me preguntan). Además, creo recordar que mi vieja chupa de flecos de ante debe estar en el fondo de mi armario y tengo una cami muy chula del “1987” que la puedo recuperar para ese día… Y la verdad es que aquellos vídeos de antaño de las bandas hardroqueras eran la bomba…

¿Y dices en serio que recuperan fielmente esa estética y ese rollo sin ruborizarse y sin ser ridículos? Jo… pues a lo mejor les doy una oportunidad… que hace demasiado que el rock n´roll dejó de ser divertido. ¿Cuándo decías que tocaban, Pablo?… Vale que tienen un directo grabado en el garaje de la casa de la madre del bajista y eso es muy molón, y denota una actitud y buen humor genial, y que sus fiestas son legendarias, como si mañana se acabara el mundo.

¿Qué hago?… Eso sí, prometo abuchearles cuando pidan tetas y les voy a hacer un calvo si me miran. Y no pienso bailar con sus canciones, no voy a mover el culito al ritmo de sus pegadizas melodías ochenteras, ¡no me pillaréis en un “In&out”!…

¡Que no, que no me gustan! ¡No vayáis!… Bueno, por si acaso os pica el gusanillo, les tendremos ya la semana que viene en nuestro país en estas fechas:

  • 11 de febrero de 2018 – Barcelona (sala Razzmatazz)
  • 12 de febrero de 2018 – Madrid (sala La Riviera)
  • 13 de febrero de 2018 – Bilbao (sala Santana 27)

¡Yo no me lo pierdo!… que Pablo no se lo pierde, quiero decir… (nota mental: matar al subconsciente y al fan ochentero y hardroquero que sigue ahí escondido, cuando tenga un rato).

¿¿¿¿¿Pero seguro que hacen fiestas así?????…

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »