Crónica de SPHINX en Madrid – Os lo contamos:

Después de 10 años, de nuevo SPHINX en Madrid, y lo disfrutamos muchísimo. Gran concierto y gran noche de heavy metal, con algún problema puntual que se solventó sin consecuencias. Crónica  completa de la mano de Esquitino con fotos de Aitor Recio:

Sphinx

SPHINX: Sábado 15 de mayo (sala 0 Palacio de la Prensa – Madrid)

Noche de emociones y de sensaciones… Lo primero, por cierto, es pedir disculpas… o sencillamente reseñar que estamos algo retrasados con las crónicas que, aunque pareciera mentira cuando estábamos confinados o en las fases más duras de la pandemia (cuando literalmente soñábamos con volver a estar “agobiados” de tantos conciertos por reseñar y comentar). Pero poco a poco van saliendo, que es lo propio y lo justo.

Sphinx

Mis buenos amigos de SPHINX, los gaditanos de metal, ese grupo (uno de ellos) que ayudaron a sostener y levantar la escena a finales de los 90 y principios de 2000 cuando las cosas para el rock duro y el heavy metal no eran ni mucho menos halagüeñas. Y de la mano de muchas otras bandas (ANKHARA, CENTINELA, FURIA ANIMAL, LUJURIA, SARATOGA, TIERRA SANTA…) portaron la bandera del metal (clásico, power, melódico… lo que sea) cuando más falta hacía. Pero en algún momento la Esfinge se había desvanecido y, aunque habíamos tenido otras encarnaciones de la mano como GIZEH o actualmente con SNAKEYES por ejemplo, no era lo mismo.

Lo primero era enterrar el hacha de guerra, nada que unas cervezas, una charla sincera y unos abrazos de hermanos no pudieran conseguir. Y lo segundo sortear los problemas y zancadillas que el destino, en forma de pandemia, ponía a la reunión de SPHINX (que comenzó en 2019 pero no había materializarse hasta ahora). Y sí, ya sé que he hecho el resúmen muy rápido, pero lo importante es llegar de nuevo aquí tantos años después, con la base de la formación intacta (aunque presentaran nuevo batería en estas fechas), las ilusiones renovadas y más fuerza que nunca para “resucitar” la magia de la Esfinge en directo… y esperemos que para la próxima vez, como nos prometieron, también en estudio.

Por mi parte, ¿quién lo diría?, era mi estreno en esta sala tan chula del centro de Madrid. No había coincidido sin más, que los conciertos a los que había asistido en semanas anteriores habían sido en otros recintos. Y me gustó, tanto la sala como el trato como las condiciones, el sonido…. Bueno el sonido empezó farulero, cierto es, pero luego mejoró y todo bien. Un abrazo a la buena gente que hace que se esté convirtiendo en un buen bastión para los conciertos en directo (de todo tipo además y en sesión doble), y dentro de nada seguro que además vemos los bolos ya de pie, como se debería y sobre todo nos gustaría. Luismi, Paco, Mario y demás (Tomás por ejemplo también esta tarde/noche), ¡un gran abrazo!

Sphinx

Por cierto, 10 años casi (y sin el casi) que no tocaba SPHINX en Madrid, y se desquitaron con ganas. Sala llena (en las condiciones actuales, lo sé), banda encantada, buen ambiente… aunque siga siendo raro escuchar heavy metal en directo sentados y con mascarilla. Vale, puntito de mala suerte con la voz de Manuel que tuvo que coger una faringitis pocos días antes, lo que le tuvo más preocupado que lastrado… ¡pero se solventó la papeleta de sobra! ¿Por lo demás? Pepe, Justi, Manuel como digo… y las dos “nuevas” incorporaciones, sobre todo en el caso del batería, «Nikly» (¡menuda pegada!) y un viejo conocido del grupo como es Alex Sánchez.

Y nada, venían de dos sesiones en Sevilla el fin de semana anterior, y había que desquitarse en una plaza tan importante como siempre es Madrid. Flanqueados por dos telones laterales de “Mar de Dioses” y del primer disco (si no recuerdo mal) respectivamente, y recordando sus tres primeros trabajos con un setlist fantástico que, aunque sea un tópico decirlo, hizo las delicias de los presentes. Lástima ese último punto de agudos en algún momento puntual, pero nada que echarle en cara a Manuel al respecto, ¡al revés! Dio lo máximo y fue todo pundonor, saber hacer y actitud… cuando el cuerpo te juega una mala pasada, te encomiendas tanto al coco como sobre todo al corazón y a la testiculina, y p´alante.

No quiero dejar de destacar el mensaje claro de Pepe tanto a favor del heavy metal por un lado y a hacer las cosas no por dinero sino por convicción, como a desterrar (y desligar) de una vez el fascismo (y el machismo, y el totalitarismo, y las desigualdades…) del heavy metal y de nuestra escena. No, el rock no es de derechas y los rockeros y heavies de corazón no aceptamos eso de que todo vale y que no hay que politizar y blablaba. Que no, que no y que no, y Pepe lo dejó muy clarito desde el escenario, ¡bravo!

Sphinx

Curioso por cierto, ver a Pepe Pineda más maltrecho en movimientos por una caída que aún le tiene algo convaleciente y jodido (pese a todo en primera línea, “macarreando” como siempre y con su eterno bajo verde marca de la casa), y a Justi tocando por fin de pie y sin casi secuelas de sus eternos problemas de espalda. ¿Y lo mejor de todo? Verles sonriendo como la primera vez que eran unos críos y estuvimos juntos de promo por Madrid en mi viejo R6 haciendo algunas entrevistas y demás. ¡Qué tiempos aquellos y qué lejos se ven ahora mismo! Y una vez más me encantó rememorar eso tan tonto y tan bonito de: felicidad encima y debajo del escenario, ¡bien!

¡Ah!, el concierto… perdonar, que me lío con las historias de abuelo cebolleta del rock… Pues temazos tan rotundos como “Santa Maldad”, para arrancar tras la intro, la tremenda “La muerte sobre un papel”, con esas melodías MAIDEN marca de la casa, una de mis favoritas que siempre fue “Recluso 943”, “Noche maldita” (dedicada con todo el desprecio y rotundidad del mundo a todos los que maltratan a niños, mujeres… algo tristemente más en boga aún en esta semana precisamente maldita)… Más temazos: “Momentos de lucidez” (pelos como escarpias), la tremendísima “Almas sin paz” (sonando tan épica como antaño)…

Ya en la parte final del concierto, era inevitable escuchar algunos de los temas más clásicos del grupo como “Sin piedad” (invitándonos a sentir esa fuerza sin fin) y sobre todo gritar, “en estos tiempos de profunda sinrazón y miedo” un rotundo y muy claro “No”… Para cerrar con su tema homónimo “Sphinx”, recordando sus primerísimos tiempos con tremebundo cañonazo. Y sí, se me hizo corto el concierto, supongo que buena señal…

Sphinx

Fue un honor, un lujazo y, aunque me resulte raro aún tener delante a Manuel sin su melenón, lo cierto es que me encantó ver una banda tan compacta sobre el escenario y recuperando su sitio en el trono, ¿por qué no decirlo? O al menos reivindicando su lugar en nuestra historia, que no es poco. Estuvimos en su vuelta a Madrid, y estaremos en la siguiente cuando sea… ¡gracias!

P.D.: – ¡¡Qué guapa camiseta del Cai, pisha!!

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Aitor Recio (Noche de Rosas – Fotografía)

Vemos la galería completa de fotos en este enlace de Fotos de SPHINX en Madrid

Cerramos con un vídeo de Sevilla, si nos lo permitimos todos (por aquello de que los han publicado ellos de manera más oficial), aunque fuera de la semana anterior a Madrid:

Setlist del show de SPHINX en Madrid:

  • “Porto Suite” / “Santa Maldad”
  • “La Muerte Sobre Un Papel”
  • “Destino”
  • “Recluso 943”
  • “Condenado A Vivir”
  • “Noche Maldita”
  • “A Las Puertas Dei Infierno”
  • “Momentos De Lucidez”
  • “Almas Sin Paz”

————————-

  • “Mirando Al Infinito”
  • “Ángel Sin Piedad”
  • “No”
  • “Sphinx”

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »