SARATOGA en Madrid… aparte de en el escenario, ¿dónde estaban los heavies?

SARATOGA: Madrid, 4 de febrero 2017 (sala But)…

Mientras la banda se encuentra en Estados Unidos en estos días, es buen momento para recuperar la crónica de su concierto en Madrid de presentación de su último disco, que ya tocaba

En una noche complicada, que había que elegir entre MUCHOS conciertos atractivos esa noche, por supuesto uno que nos íbamos a perder era la presentación oficial en Madrid del último disco de SARATOGA, “Morir en el bien, vivir en el mal”. En la sala But de Madrid, una sala más que digna para la presentación, con gran escenario, buen sonido y una disposición que nos encanta para ver conciertos. Cierto es que, lidiando con la grandísima competencia de ese día, el bolo se quedó en unos tres cuartos de entrada que, seguro, en otro día menos cargado hubiera sido lleno absoluto.

Lo que sí me sorprendió, y reconozco que no para bien, es que en un día en el que suponía que muchos de los heavies de Madrid estarían aquí, no fue así. Cierto que la competencia con unos gigantes como ASFALTO en una noche muy especial para ellos (que de hecho reventaron la Riviera grabando DVD con muchos invitados de relumbrón) no les favoreció en absoluto y mucho del potencial público habitual de SARATOGA, en especial su audiencia más veterana y netamente roquera/heavymetalera, estaba esa noche en otra sala. Pero de ahí a primar el público más joven y sobre todo menos heavy, por decirlo así, hay un trecho muuuuy grande. ¡Eh!, y no quiero que nadie me tilde de nada, pero la realidad es que eché mucho, mucho de menos a las melenas y las camisetas del rock en este concierto. Esto hizo que el ambiente fuera raro, menos heavy de lo habitual en un concierto de SARATOGA, y más frío, no lo puedo expresar de otro modo.

SARATOGA2 copiaEn fin, vamos con lo que fue y no con lo que pensaba que iba a ser: dos horas de torbellino en directo, como siempre, y eso que aunque sabía que iban a presentar profusamente el nuevo disco, como es lógico, creo que se excedieron en tocarlo casi en su totalidad. Vale que la vez anterior en La Riviera había sido repertorio 100% de grandes éxitos, pero creo que ni tanto ni tan poco, que todo en punto intermedio encuentra su medida justa… Insisto opinión personal, y diciéndoselo en confianza al propio grupo que son amigos y nos conocemos desde que Franco era corneta, como quien dice. Lamentablemente se quedaron fuera demasiadas canciones, creo que, imprescindibles, que por ejemplo me parece imperdonable dejar sin tocar “Mi ciudad” en la presentación en Madrid (quien sabe si fue por falta de tiempo, que entonces me callo).

Bueno, tras una presentación casi épica e hímnica (marcial incluso por parte de Dani a la batería, y jugando con la pantalla de detrás “mirándonos” de manera fija), aparecieron a degüello de la mano de “Perseguido”, que abre como un ciclón su último disco. Soberbios, en el mejor sentido del término, sabiendo superiores encima del escenario y demostrando que a día de hoy a nivel de heavy metal hay pocas bandas a su altura. Sobrados, insisto en incidir en que lo digo de la manera más positiva posible, presentando credenciales de manera grupal e individual, con Jero y Niko al mando, mandando como viejos lobos de mar que son, Dani demostrando que seguramente es uno de los dos o tres mejores baterías de este país… y Tete demostrando a su vez que a día de hoy es el mejor cantante de este país.

Lo dije tras el concierto de La Riviera, y lo he dicho en más ocasiones en los últimos meses: gustará más o menos como frontman, su estética, su imagen… pero encima del escenario no tiene rival a día de hoy. Mis reverencias una vez más, señor Novoa (y eso que no estuvo tan incommensurable como en La Riviera, y le costó un poco arrancar)… ¡Ah!, y un recuerdo especial a Niko, por cierto, demostrando siempre profesionalidad absoluta y una convicción máxima encima de las tablas, dedicándole el concierto a su padre recientemente fallecido (un abrazo, uno más, amigo).

SARATOGA5 copia“Tras las rejas” o “Maldito corazón” nos ponen las pilas, y eso que ya digo que el respetable estaba frío, o eran muy jóvenes o sentían poco el metal, pero me sentí raro entre el público esa noche, ¿qué extraño, no? Era como si el bicho raro entre el público esa noche fuera yo y no al revés… Lo cuento como lo viví y sentí, ojo, experiencia 100% personal, pero creo que esa noche los heavies y roqueros estaban más en ASFALTO o en TEQUILA SUNRISE que aquí… curioso, de verdad que aún hoy lo pienso y fue raro. Bueno, siguiendo con el bolo, me sorprendió también, en este caso para muy bien cómo un tema “diferente” y de otra época como “No sufriré jamás por ti” se ha convertido en un superclásico inamovible del repertorio, ¡acierto total! Y de los temas nuevos, ¡cómo suena “Mi venganza”!, uffff, tremendísima…

Justo antes del tema que da título al nuevo disco, llegó la dedicatoria especial de Niko al señor Nicolás del Hierro (excelente poeta, por cierto), y de nuevo aquello estaba a morir con “Vientos de guerra”, seguramente la canción más heavy que se ha escrito en este país en los últimos 20 años, y pocos grupos veteranos la podrían tocar a tal velocidad y volumen (y nivel vocal) como lo hacen SARATOGA en la actualidad, ¡qué burrada! Y por el contrario de repente nos sorprenden poco después con la versión acústica de “Si amaneciera”, uno de los temas más queridos y apreciados del público de la banda (y de las canciones más especiales para Jero). Momento dulce y excelso, sin duda.

Dentro de las curiosidades, que no me lo esperaba, han mantenido en el set “Heavy metal”, también de aquel glorioso tercer disco, aunque un servidor (y algunos más) echamos de menos más canciones de los tres primeros ataques del grupo. Ya lo he dicho, y bueno, no sigo por ahí pero es la verdad… De cualquier manera, los cortes del nuevo disco son excelentes, y sin duda canciones como “El ciprés solitario” o “El vals de la rosa herida” tienen nivel más que de sobra para mantenerse en el set muchos años, y de hecho fueron realmente bien aceptadas en la But (cantadas de hecho por la gran mayoría de la audiencia, requisito indispensable para que el pulgar se mantenga arriba o caiga de cara a futuros repertorios).

SARATOGA11 copiaCon “Resurrección”, sonando a una velocidad vertiginosa se cerraba el concierto, para retomar poco después con los bises, en los que quizás me sobró “No pidas perdón” (de las más “flojas” del último en mi humilde opinión), todo lo contrario de la gloriosa “Como el viento”, una de las mejores canciones que ha compuesto Jero en toda su historia (que ya es decir, y con una historia muy atractiva y personal detrás, como nos explicó Tete una vez más) para cerrar de manera rotundísima con “Perro traidor”, imprescindible… Incomprensiblemente, al menos para mí, el concierto se cerró ahí, con muchos esperando “Mi ciudad” y pensando en otros clásicos como “Rojo fuego” o alguna otra que se quedó fuera esta noche… en un concierto que en Madrid siempre tiene que ser aún más especial.

Bien, que SARATOGA en directo siempre es de sobresaliente, pero me quedé con un regusto raro al salir. No sé, quizás es que mis expectativas eran muy altas esa noche, que esperaba un extra de la presentación en Madrid (de montaje, de duración, de ambiente…) o que mirando alrededor durante el concierto no me sentí 100% identificado esta vez entre el público de la banda. ¿Quién sabe?, seguramente fueran sólo impresiones mías… De cualquier manera, conciertazo, como es impepinable hablando de SARATOGA tocando en directo en… su ciudad. 

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com)

Y para muestra un botón, ya sabéis:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »