RULO: Fin de Fiesta en Madrid, jueves 23 Marzo

RULO & LA CONTRABANDA – Special Tour (triple fecha en Madrid) – Fecha final en Wizink Center…

Rulo y la contrabanda-23Cumpliendo lo prometido, Raúl Gutiérrez, RULO, se embarcó en una especie de Tour de Force por la capital, ofreciendo en una misma semana tres fechas de factura muy diferente: la primera solo, guitarra en ristre, en la sala Siroco (lunes 20 Marrzo), para unas 100 personas; la segunda, al día siguiente, ya con la CONTRABANDA, en acústico, en la Sala Galileo; y la tercera, la que nos ocupa, gran fin de fiesta, en el Palacio de los Deportes de Madrid (WiZink Center), aunque en formato reducido (The Ring: 3.500 personas). Todo ello ya en eléctrico y rodeado por sus compañeros, en una especie de vuelta al ruedo y salida por la puerta grande (es un decir) de un recinto demasiado grande, donde caben 16.000 almas en su formato más grande, y pocos artistas de nuestro rollo (rockeros se entiende) consiguen llenarlo en su totalidad. Que recordemos, así, a bote pronto, solo EXTREMODURO, MAREA o FITO & FITIPALDIS lograron la hazaña. Ni siquiera ROSENDO, BURNING o LOS SUAVES lo han logrado.

Para este humilde escriba sería muy difícil calibrar si fueron 2500, 3.000 o 4.000 las personas que poblaban la media pista del WiZink Center (su actual denominación comercial pero nuestro eterno Palacio de los Deportes), lo que si puede asegurar con total rotundidad es que el ambiente fue mucho más frío y familiar que en la anterior ocasión en La Riviera (como os contamos aquí entonces). Y entonces es cuando me pregunto, ¿porqué muchas bandas se aventuran a tocar en el Palacio de los Deportes si el recinto les tan viene grande? El hecho de que el concierto fuera un jueves (no un sábado, como en la anterior descarga en diciembre) invitó a muchas madres a llevarse a sus hijos pequeños al evento (la juventud es siempre bienvenida, que nadie me malinterprete) y que grupos de amigos (no demasiado rockeros, todo hay que decirlo, que había mucha “clase media” en el Palacio… por no decir “pijos” directamente sin que nadie se nos altere) se dieran cita para disfrutar de un evento pulcro y aseado, como en las mejores galas televisivas del sábado noche. Solo faltó Monchito y su “toooma, Moreno”.

Rulo y la contrabanda-29Nos hubiera gustado asistir previamente a los bolos de Siroco y especialmente al de la sala Galileo (para ver el contraste) y atestiguar la cálida euforia que proporciona la cercanía, pero nuestras circunstancias personales lo imposibilitaron, así que otra vez será… En el Palacio de los Deportes todo fue sobre ruedas, desde la primera tonada hasta la última, pero quizás con un ambiente demasiado gris en los dos primeros tercios del show. Desde los incipientes compases de “Tu alambre”, “Me gusta” y “Mi cenicienta”, tres rolas muy punteras que animaron bastante el inicio, pasando por otras animadas composiciones: “Como Venecia sin agua”, “Objetos perdidos” y “Me quedo contigo”.

Lo contagioso de las canciones hacía presagiar un buen trasiego, como esas películas americanas de excelente factura que, sin conmover al espectador, le hacen pasar un buen rato y olvidar momentáneamente sus penas. De eso se trata, supongo, de conseguir una cierta evasión en el personal, para relegar las miserias cotidianas, y dejar de lado toda la podredumbre que nos invade en una sociedad cada vez más contaminada de pobreza y corrupción.

Incluso si sabemos leer bien entre líneas y descifrar las estrofas de algunas canciones más sombrías (“A solas”, “Divididos”) aparecen estos temas, entre las quimeras del individualismo y los anhelos de nuevas ilusiones, escondidos en la neblina de los deseos postergados. Jirones de piel que se van desperdigando por el camino, “Heridas del rock & Roll”, mientras nuestro protagonista recuerda una de sus relaciones fallidas: “Mi vida contigo era un blues”. Pero Rulo sigue a su bola, “Tranqui por mi camino”, proyectando al bala perdida que lleva dentro y que no siempre consigue elevarse sobre las penurias habituales en el Circo del Rock’n’Roll. Asoma entonces “La cabecita loca”, canción emblemática del espíritu aventurero que quieren transmitir, antes de que despunte como invitado de relumbrón el Guitar-Hero, Carlos Raya, (y a la postre productor de su último disco “El doble de tu mitad”). para marcarse dos tonadas: “La flor” y “Cuatro estaciones”, haciendo brillar aun más una banda muy solvente de por sí.

Rulo y la contrabanda-15El señor Raya (SANGRE AZUL, M-CLAN, ANTONIO VEGA, etc) ha realizado un excelente trabajo en los controles, del mismo modo que cabalga descocado por el mástil de su Les Paul, mientras que Rulo capitanea una nave que con semejante tropa a bordo llega a buen puerto cada noche. Arropado por los genuinos escuderos Adolfo Garmendía ‘Fito’ y Dani Baraldés ‘Pati’, finos contramaestres a las seis cuerdas, más los ‘bandoleros’ Quique Maravilla al bajo y Karlos Arancegui a la batería, el galán del ‘underground’ se mueve como pez en el agua de un océano conquistado de antemano y templado a su entera medida, como si fuera un corsario al servicio de su Majestad.

De este modo trascurrió una entretenida velada que tuvo su colofón con algunos clásicos de LA FUGA, como es lógico (pues Rulo es su compositor): “Por verte sonreír” o la estupenda “P’aquí, p’allá”. Y es que si en algo coincidimos con RULO es que bebemos más de lo que deberíamos (sobre todo cerveza y refrescos azucarados…) que soñamos más despiertos que dormidos (alumbrando un mundo mejor que nunca llega) y que esta puta vida no tiene solución. Pese a todo, certificamos que el gran artesano de canciones que es Rául Gutierrez ‘Rulo’, salió indemne del triple mortal que se marcó en la capital.

Para celebrarlo, nada mejor que entonar en los bises “El Vals del Adiós” en la voz del mariachi tenor LEONARDO FLORES, todo un crack en la materia, para añadir otro súper clásico,”EL Rey” (de JOSÉ ALFREDO JIMÉNEZ), rodeado por una orquesta de Mariachis Mexicanos, ataviados de gala para la ocasión. Ya saben ustedes la moraleja que viene a continuación: “Con dinero o sin dinero, hago siempre lo que quiero…”.Rulo y la contrabanda-23

Que siga la racha. Que el destino no te detenga… Amén.

Texto: Fran Llorente

Fotos: Vlady Contreras

Y para cerrar, como siempre nos gusta hacer, pues un vídeo de la noche, por supuesto (del momento Carlos Raya, que sigue siendo algo muy nuestro):

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »