RULO en Madrid: “El doble de lo esperado, la mitad de una cita”

rulo3RULO & LA CONTRABANDA – Sala La Riviera (Sábado 17 /12 /2016) – “El doble de lo esperado, la mitad de una cita”

En un día repleto de conciertos interesantes en Madrid, RULO & LA CONTRABANDA colgaron el cartel de “Sold out” en La Riviera, protagonizando un ameno recital que encandiló a sus fans y dejó buen sabor de boca entre la concurrencia, en general. Excelente calidad de sonido y una banda muy solvente para rodar las canciones de su último trabajo, que estaban presentando, “El doble de tu mitad”. Los que quieran repetir, por cierto, tienen una nueva cita a lo grande el próximo 23 de marzo en el Palacio de los Deportes (o como se llame ahora).

Será cuestión generacional o no, pero Raúl Gutiérrez sabe conectar con jóvenes y cuarentones, y esto en el mundo del rock n’roll, según están las cosas, ya es mucho. Como un galán ajado de la quinta golpeada por la crisis, haciendo equilibrismos en el alambre con la bohemia por bandera, nuestro protagonista vive en su particular laberinto de “19 bolos y 500 noches (de farra)”. Hay que reconocer, aunque sus canciones sean más livianas que las del jienense, que a Sabina le ha salido un alumno aventajado en este cántabro de Reinosa. De hecho, cómo será el flechazo de intenso (o inescrutables los caminos de la promoción) que RULO ha seducido también al biógrafo oficial del flaco, Javier Menéndez Flores, que se apunta a prologar este último disco suyo.

En la noche de autos, RULO & LA CONTRABANDA protagonizaron un entretenido trasiego. Desde las primeras rolas: “Tu Alambre”, “Me gusta”, “Mi cenicienta” todo fue coser y cantar, con la parroquia entregada a la causa de antemano. Al buen tono de la función contribuyó lo bien que se muestra el resto del grupo, LA CONTRABANDA, un cuarteto de curtidos profesionales que imprime solidez a la propuesta artística de un menda capaz de venderle la luna al más pintado, y que viene arropado por un combo de salteadores de caminos: los bandoleros Adolfo Garmendia ‘Fito’ y Dani Baraldés ‘Pati’ a las seis cuerdas, más el concurso de Quique Maravilla al bajo y Karlos Arancegui a la batería. Siempre por vernos sonreír, ¡gracias!

rulo1Amores extraviados y otros nuevos vienen a dar en el tuétano del asunto, recordando viejas aventuras en canciones como “A solas”, “Objetos perdidos” o “Como Venecia sin agua”. Todo el concierto tuvo aire de celebración, salvo un tramo en el ecuador, más sosegado, donde cayeron composiciones como “Me quedo contigo” o la enigmática “M”, una balada semi-acústica para endulzar paladares y reivindicar causas perdidas. “Noviembre”, “Mi vida contigo era un blues”… echaron más leña al fuego, nuevas dosis de mordiente y agitación, hasta dar con “La cabecita loca”, la clave del asunto.

Ya no hubo tregua y en los bises, perlas como “Por morder tus labios”, “Heridas del rock’n’roll” o “Pa’ aquí Pa’ allá” (que algunos recuerdos y guiños lógicos a LA FUGA también hubo): vicios y maneras de vivir que de algún modo compartimos todos: “Vivo más de noche que de día; sueño más despierto que dormido…” y veo mas conciertos de los que debería, jeje.

Por suerte, o por desgracia, estamos enganchados a esta bendita adicción que es el ROCK’N’ROLL. Con el “Vals del Adiós” nos fuimos con la música a otra parte. Ya lo decía mi vieja, ¡¡a ver cuando sientas la cabeza!!

Texto y fotos: Fran Llorente

Y como se suele decir, para muestra un botón:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Translate »