ROSENDO ‘resucita’ a los muertos (Palencia) en su gira de despedida…

Nos adelantamos unas pocas horas al concierto de despedida de ROSENDO en Madrid de esta tarde/noche, y como aperitivo os ofrecemos esta delicatessen del gran concierto de Palencia de hace unos días nada más y nada menos que haciendo dupla con BURNING. Comenzamos a despedirnos de verdad, pero despacito…

ROSENDO + BURNING + CRONÓMETROBUDÚ: Pabellón Municipal de Palencia, Viernes 23 Noviembre 2018  

Rosendo

Poco a poco, como el mejor licor que se degusta a pequeños sorbos, paso a paso, en una lenta pero incesante ascensión a los altares, y de bolo (trepidante) en bolo (electrizante), ‘partido a partido’, como diría el Cholo Simeone, la actual gira y probablemente el último gran tour del maestro ROSENDO (en muchos años y lo que te rondaré morena…) va dando sus últimos coletazos…

Fuimos testigos a su paso por Palencia, junto a BURNING (otro combo que no necesita presentación) y los burgaleses CRONÓMETROBUDÚ de otra cátedra-recital, o recital catedralicio, si ustedes prefieren, que aquí el orden de los factores no altera el producto. En resúmen, un aquelarre que deja boquiabiertos a los espectadores y que ‘resucita’ al más pintado pues, por muy cansados que lleguemos al recinto (después de una larga jornada laboral) y de meternos 250 Km pal’ cuerpo, ese power-trío de ROCK URBANO con mayúsculas, es capaz de desatar la pasión hasta del más tibio e introspectivo de los espectadores.

Un público de mediana edad que abarrotó la pista del frío recinto palentino, con el aforo por la mitad, unas 3.500 personas (las gradas semi-vacías atestiguan que el rocanrol auténtico no pasa por sus mejores momentos, al menos fuera de las grandes ciudades), de igual modo que la provecta media de edad del respetable, indica a las claras que hemos envejecido juntos, y bastante bien además, a nuestro modesto entender. Aunque da mucha pena, observar el escaso interés que despiertan estas propuestas en el tramo de edad entre 20 y 30 años, ¿qué le vamos a hacer?… Así está el país, en un mundo cada vez más enfermo y en decadencia…

Rosendo

Por desgracia, la inmensa mayoría de la chavalería de hoy en día está en otra onda, y los grandes emporios mediáticos imponen para ellos las funestas modas del perreo, el trap y la vulgaridad. Hay que tener domesticado al personal, si queremos hacer caja… deben pensar los mandamases. También es verdad que hay rock para niños y rock para adultos, y lo que hoy nos ocupa, es ROCK de VERDAD, con enjundia y bemoles, para gente con bagaje… personas mayores, en definitiva.

Todos los años solemos ver al maestro ROSENDO entre 5 y 7 veces (estos últimos años se ha prodigado bastante en las Fiestas Patronales del verano, para nuestro deleite y satisfacción). Pero en esta anunciada ‘última gira’ (preferimos ponerlo en cuarentena) todo está resultando distinto. Sobre todo por la percepción de que no vamos a ver a ROSENDO en directo en bastante tiempo, una vez se acabe el año en Madrid y Barcelona. También hemos faltado a varios de sus recitales (por distintos motivos), especialmente los celebrados en Toledo capital y pueblos de esa provincia (Madridejos, Fuensalida), lo cual nos da mucha rabia, pues están muy cerca de Madrid. Y de los celebrados en nuestra Comunidad, este humilde escriba solo pudo contemplar la enorme descarga del Rivas Rock 2018 (de cuya crónica dimos buena cuenta aquí entonces).

En Getafe – Cultura Inquieta, 30 de Junio, coincidió con OZZY y JUDAS PRIEST (en Download), aunque sí estuvieron otros compañeros de la web, y tres meses después, actuó ROSENDO en las Fiestas de Majadahonda, el jueves 13 de septiembre, compartiendo cartel también con RULO & LA CONTRABANDA, pero volvió a solaparse con otra descarga ineludible en las Fiestas de Fuenlabrada donde actuaban MURO, ÑU, AVALANCH Y SARATOGA. También es mala suerte… Pero la vida da segundas oportunidades, para sacarse las espinitas clavadas y sobreponerse a las ocasiones perdidas. Así que a principios de agosto allí que nos fuimos a La Adrada (Ávila) para contemplar otro show en loor de multitudes en un vetusto y arenoso campo de fútbol, en otra genial descarga de ROSENDO que guardaremos en la memoria y conservaremos en las neuronas para la posteridad…

Rosendo

Tengo amigos madrileños que se han ido hasta Tarragona a disfrutar del Maestro (buen show junto a LEIZE y MANERAS DE VIVIR) y también nos hubiera gustado mucho asistir a su concierto de Manises, Valencia, (junto a BARÓN ROJO) pero no pudo ser. Así que el día de autos, me dejé convencer y pusimos rumbo a Palencia, para disfrutar de otro bolo irrepetible junto a BURNING, en un estelar cartel conjunto que ya hemos visto varias veces y con enorme satisfacción a lo largo de nuestra ajetreada existencia rockera (desde BARRICADA, ROSENDO y BURNING, Rockódromo de la Casa de Campo, 11 de mayo de 1986 o BURNING + ROSENDO, 6 septiembre 1991, Plaza de Toros de las Ventas… hasta hoy mismo en Palencia).

Seguro que alguno de nuestros lectores más avispados nos recordará más veces que los han visto juntos tocar y en distintos lugares de nuestra geografía… Para nosotros y si no me fallan las cuentas, no hay dos sin tres, y otra vez triunfamos como nunca, a pesar del frío y la distancia, contra el cansancio y los elementos que a veces se interponen en nuestra felicidad.

CRONOMETROBUDU:

Cronometrobudu

De tal guisa que, llegados al recinto, pudimos aparcar en la misma puerta, en buena parte gracias a estar avispados y disfrutar así, en una noche desapacible y lluviosa, de un buen rato, con el rock-celta-punki-balcánico de CRONÓMETROBUDÚ, unos burgaleses inasequibles al desaliento que ya van por su sexto disco, “Esperanto”(2016).

Trataron de calentar el ambiente dentro de lo posible, hasta la llegada de los dos platos fuertes de la velada. Pusieron toda la carne en asador y fueron bastante aplaudidos… que no es poco.

BURNING:

Salieron con la prestancia, buen hacer y repertorio habitual. De inicio, “Jack Gasolina” nos puso las pilas (y el W.C es una gran fila…) esperando a “La Bestia Azul” con la que subir un escalón, “Baila Mientras Puedas” (que todavía estamos vivos y coleando), antes de que la guapa de turno nos deje con la miel en los labios: “Tú te lo llevas todo y luego te vas”. Rock castizo y cheli, y profesionalidad a raudales en la voz (y teclados) de Johnny Cifuentes, y en las seis cuerdas de Eduardo Pinilla y Nico Álvarez, o aporreando la batería con ese feeling que sólo tienen algunos, como Kacho Casal. ¿Y qué decir de nuestro dandy particular al bajo, Carlos Guardado?, siempre con esas gafas y esa sonrisa perpetua, o del saxo humeante de Miguel Singluff “Maikol”. Hasta Nico Roca estuvo sembrado en las percusiones, y es que estos chicos dan sopas con honda al mas pinturero del lugar…

Burning

Con esas patillas y esos personajes irrepetibles a sus espaldas, como “Jim Dinamita” (que produce pesadillas a tu ‘papá’ y a las mentes planas y pacatas de la gris actualidad), o esos paisajes arrebatadores, desde la maravillosa “Weekend” (‘fin de semana, te dejan salir, con un papel del estado, calles mojadas huelen tu nariz, estás de buena gana…’) a “Una noche sin tí”, con la que cerraron el recorrido, pasando por las imprescindibles y arrebatadoras “Como un huracán”, “No pares de gritar”, “Muévete en la oscuridad”. Desde luego, que nos apetecía mojar el gaznate con “Ginebra Seca” (no me lo cuentes nena, yo estuve allí, sí, sí…).

“No es extraño” que el público casi enloqueciera con tal trasiego: “Mueve tus caderas”. ¡¡BURNING forever !!

¿Vemos galería de fotos de las dos primeras bandas de la noche para ir abriendo boca para el maestro?

ROSENDO:

Un estupendo primer plato (no nos olvidamos de los sabrosos entrantes de Cronómetrobudú) justo antes de un festín antológico, de los que hacen época y se recuerdan toda la vida. Este humilde escriba andaba ya bastante cansado a esas horas de la noche, pero fue escuchar los primeros acordes del bardo de Carabanchel en “Aguanta el tipo” (nunca mejor dicho) y que todo el malestar físico se evaporara como por arte de magia. Y es que ROSENDO sonó como nunca, que su banda es un verdadero trueno (excelsa labor de Rafa Vegas al bajo y Mariano Montero a la batería) y su Stratocaster un relámpago que despierta al más pintado, Se podría decir, sin temor a ruborizarnos ni nada por el estilo que Rosendo & Co resucitan a un muerto. Y luego están esas letras sin igual y ese gracejo nada común, “Por meter entre mis cosas la nariz”, “Cada día”(me duele más partirme el pecho), “Que muela la muela (y si duele, que duela, ¡viva la Revolución!).

El Rosen y el Rafa

Todo ello antes de acordarse del “No dudaría” de Antonio Flores y de la Prima Elena en “Cosita” y sobre todo, de poner los puntos sobre las íes en “El ganador”(de niño pijo a sueldo fijo, un carrerón, aplicado en el dictado: sol-fa-mi-re-do”) que parece escrita para algún político que yo me sé, y al que le han regalado el Master, y que nuestros queridas eminencias del Tribunal Supremo le han exonerado de toda culpa… ‘Que mierda de país’ como apostilló nuestro protagonista en “Cúrame de Espantos”, no sin antes gritar bien alto “Deja que les diga que no” …

De este modo, entre canciones como cuchillos: “Cuándo”, ‘ya ves, los Chorizos mienten’ apostilló nuestro héroe, y otras perlas más personales pero igual de incisivas como “Soy” o “Amaina tempestad” trascurrió una velada de pura delicia, mostrando esa “Vergüenza Torera” que el ROCKERO de Carabanchel lleva dentro, antes de que al respetable le invada un éxtasis colectivo con los himnos ”Flojos de Pantalón”, “Masculino Singular”, “Y dale!”… y todas esas rolas diamantinas que el maestro esparce como quien da de comer a las gallinas, ¡pio, pio!: “Navegando a muerte” con el “Pan de Higo” bajo el brazo. Son “Maneras de vivir” que el zombie consumista, el reguetonero de encefalograma plano, el poligonero satisfecho (de tanto perrear), el deglutidor de ‘Operaciones Truño’ y detritus similares, o el esclavo sonriente de las vallas publicitarias no entiende.

Peor para ellos. Ya sé que son mayoría y que vivimos en un ‘Ultramemia’ Global y que “España es Idiota’ como cantan los DEF CON DOS. Sólo unos pocos nos libramos de tanta inmundicia y tanta miseria. Bravo por nuestra lucidez y nuestros bemoles de no someternos a esta podredumbre, aunque comamos todos los días lentejas y prediquemos en medio del desierto.

El Mariano

¡¡Y bravo, bravísimo!! por ROSENDO. Lo suyo es harina de otro costal pues no tiene competencia. Inalcanzable para el común de los mortales… Y de este modo, salimos con una sonrisa, de oreja a oreja, en una noche en verdad INOLVIDABLE, y también ante el deber cumplido, de haber estado en el sitio justo, en el momento adecuado. Que a veces, se confunde la obligación con la devoción…

La obligación de mantenernos pulcros e íntegros (musical, intelectual y culturalmente hablando) y la devoción ante uno de los artistas más grandes que ha dado el país.

Texto y fotos: Fran Llorente

Vemos para cerrar un excelente resúmen de la noche para cerrar, de la mano de la televisión palentina:

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »