Conciertazo de ROBERT RODRIGO BAND y SINESTRESS en Madrid

Noche hardroquera de lujo en Madrid hace unos días, con la banda / proyecto del gran guitarrista Robert Rodrigo, sus ex compañeros en AIRLESS y el gran Gioeli presentando su primer disco. Y nuestros amigos y compañeros de SINESTRESS abriendo. Os lo contamos:

ROBERT RODRIGO BAND + SINESTRESS – Sala Cool Stage (Madrid), viernes 31/05/2019

ROBERT RODRIGO

Buena propuesta para el viernes 31 de mayo, con dos bandas de corte hardrockero… Me dolió llegar al sitio y ver que no había mucha gente, aunque al final de la noche la cosa se animó algo más. Aun así, no entiendo cómo no se congregó más público. La ROBERT RODRIGO BAND, con Johnny Gioeli (HARDLINE y AXEL RUDI PELL) a la voz, creo que era motivo suficiente para que guitarristas, vocalistas y seguidores del buen Hard Rock en general, se pasasen esa noche por la sala Cool Stage.

En mi caso, me ilusionaba mucho este concierto, por cosas que iré comentando poco a poco…

SINESTRESS:

Para abrir, una banda que lleva ya unos años dando caña y demostrando que se lo toman muy en serio: SINESTRESS. Su último disco “Miedo” estuvo muy presente en el setlist de esta noche. Empezaron con dos temas del mismo, “Grito en el silencio” y “Exiliado del mundo”. ¡Muy buen comienzo! El sonido, al principio, no era muy bueno, pero a medida que el concierto fue avanzando, la cosa mejoró, hasta llegar a un punto en el que todo sonaba claro y cristalino… y mirabas al escenario ¡y se veía!

SINESTRESS

Había buena iluminación, algo que ya sabemos que no suele ser muy normal en nuestras salas. Espero que, poco a poco, se lo tomen en serio; que cuando hay un concierto, estamos ante un espectáculo “audiovisual” en el que los asistentes, vamos a escuchar y a ver. Y eso fue lo que pudimos hacer los que allí fuimos. Que tengamos que agradecer estas cosas es una señal del “pozo” en el que aún estamos metidos.

El tercer tema en sonar fue “Pequeño héroe”, perteneciente a su demo reeditada en 2018 y que contenía este tema como bonus track. Siguieron con dos cortes del último disco “Miedo” y “Huye conmigo”. A la banda se le nota que están muy bien ensayados, entre ellos hay muy buen rollo, y lo que proyectan son buenísimas vibraciones… Terminados estos, atacaron con una versión de JOURNEY “Separate Ways” y, vuelvo a insistir, el sonido era una maravilla y el tema les quedó de lujo. Miki, ¡cómo no!, tomó la iniciativa con el teclado para este momento. Instrumento que claro, estuvo muy presente a lo largo de su set. Algo que también le dio maestría a la actuación de SINESTRESS, fue la genial base que forman Diego (Batería) y José (Bajo).

SINESTRESS

La voz de Chimo estuvo perfecta, las dos guitarras (Alejandro Penedo y Kiko), se compenetraban a la perfección… La verdad es que fue su noche, y sólo les faltó algo más de gente pero ahí ya no es nada que ellos puedan hacer… Retrocedieron unos años con “Sobran las palabras” de su primer disco. “Guerra sin cuartel” y “Lejos de todo” también de su último trabajo. Para terminar, volvieron a su primer disco y tocaron uno de sus clásicos, que siguen con “Las botas gastadas”. ¡Buen concierto!

En este enlace tenemos la galería de fotos de SINESTRESS y debajo también en el slider correspondiente:

ROBERT RODRIGO BAND:

ROBERT RODRIGO BAND

Llegó el momento de ROBERT RODRIGO y su banda… pero antes de empezar con su concierto, me gustaría comentar unas cosillas que para mí son importantes:

El Lorca Rock del 2004, se me quedó grabado a fuego, por una simple razón: Cuando apareció el guitarrista Axel Rudi Pell en el escenario iba acompañado de Johnny Gioeli… ARP no era lo que más me interesaba esa noche pero al final, cuando recuerdo ese Lorca Rock, lo primero que se me viene a la cabeza es el timbre de voz de Gioeli y el momentazo que nos regaló con una base de teclado y él cantando melodías, en plan solo de voz. Para mí, fue la banda con la que más disfruté… y eso que EUROPE se salió.

Cuando me enteré del proyecto de Robert (Ndr.: que básicamente son AIRLESS con otro cantante… internacional y de relumbrón), me alegró mucho, pues Rodrigo sí es un guitarra que me gusta bastante, y el tema que seleccionaron para el vídeo del tema que daba título a su disco, “Living For Louder” ,es acojonante, hard Rock del bueno. Dicho esto, y ahora sí, vamos con el concierto:

Apareció sólo Robert primero, con una intro de guitarra “Me Vs Me” con un aire slide, pero sin cilindro de metal ni nada, sólo él, sus manos y su guitarra, que no necesita nada más. Con algún que otro guiño a Hendrix, por cierto. La banda se le unió ya para arrancar con “In A Dream” de su disco instrumental “Wrath”, del que caería algún tema más durante la noche. Llegó el momento de que saliese el cantante, ¡y de qué manera!, pues el tema elegido fue directamente “Living For Louder”, del disco homónimo que presentaban.

ROBERT RODRIGO BAND

Fue un subidón y la banda era un bloque compacto, que parece que lleven tocando toda la vida juntos y se reuniesen para recordar los buenos momentos del pasado. Pero no, es un proyecto de reciente creación, y la imagen que proyectan es la de grupo en toda regla. “Lifeline” fue el siguiente tema, con estribillos geniales y, repito, con un cantante como Gioeli y unos temas como los que compone Robert tendríamos que estar hablando de una banda con mucha proyección. Espero que alguien de fuera se percate de esto y apueste por ellos y les suceda algo parecido a lo que le ocurrió a GOTTHARD con “Lipservice”, porque lo que es aquí, en España…

El siguiente tema, estaba sacado del disco de Gioeli “One Voice”, y “Drive” sonó genial también. A continuación “Dr. Love” nos llevó, ¡cómo no!, a la época de HARDLINE, que era algo que tenía que pasar y que se agradeció de manera unánime. El bajista Miguel Manjón apoyó con sus coros en casi todos los temas cantados, y junto a su compañero en AIRLESS, Paco Martínez (batería), hacen que la banda, como he comentado anteriormente, suene muy compenetrada. “Anita’s Boogie” con un aire a lo “Hot For Teacher” de VAN HALEN, nos regaló otro momento instrumental de alto nivel (como todo lo que sonó).

Hago un alto, para comentar una cosa: el 90% del setlist, está en formato únicamente de bajo, batería y guitarra. Y bueno, la voz de Johnny Gioeli, claro… Tan sólo en un par de temas se rellena con una secuencia programada de teclado. Pues en ninguno de los momentos en los que la guitarra está soleando únicamente con la compañía del bajo se echa de menos otra guitarra de refuerzo. Esto es un dato a resaltar… y algo que aplaudir de la banda en general, y de la magia de Robert Rodrigo como músico e instrumentista en particular. Son muchos los guitarras que no llevan refuerzo en directo, y cuando atacan con los solos sí que se nota algo de vacío y se agradecería el tener otra guitarra o un teclado.

ROBERT RODRIGO BAND

Bien, como digo, en el caso de Robert Rodrigo no es así. La manera que tiene de meter las notas, y la selección de las mismas, hacen que el tema se sostenga por sí sólo y que no te dé esa sensación de que falta algún instrumento de relleno. Y señores, esto no es algo que se pueda estudiar con facilidad… ¡o se tiene o no se tiene! Y en el caso de R. Rodrigo es algo que forma parte de su instinto musical. MUY POCOS GUITARRISTAS CUENTAN CON ESTA PARTICULARIDAD. Era un gustazo escuchar cómo todo se compenetraba de manera maestra.

Volvemos al concierto, y recuperaban otro momento del “Living For Louder”, en este caso “Break It Out”. Aquí Robert ocupó el sitio de Mikel Manjón y se hizo los coros, curioso… Un tema pesado y machacón en el que el timbre de Johnny le dio un rollo brutal. ¡Qué gustazo de cantante! El siguiente corte devolvió todo el groove al concierto, un “Worn Out” en el que contraste del riff de la estrofa con el del estribillo es mágico. Grandísimo tema, que además en directo gana muchísimo.

Por cierto, es hora de comentar que el orden de las canciones fue perfecto, y el concierto en ningún momento decayó, pues todo estaba en su sitio: Temas cantados, instrumentales, más rápidos, más pesados… y el resultado era muy equilibrado. Johnny no paraba de bromear con el público, y sobre todo con Paco (batería), que de hecho el concierto era todo buen rollo, y se agradece.

ROBERT RODRIGO BAND

Llegó el punto emotivo con “Oh Fathers”, del disco “JOHNNY GIOELI One Voice”, y fue la balada de la noche con una carga emocional muy seria. Creo que fue el único momento en el que no hubo bromas por parte de Gioeli. Dedicada a su padre, como podemos imaginar. El sentimiento y la dedicatoria la traspasó a todos los allí presentes.

A estas alturas, quedó claro que la banda era una. Me explico: daba igual de quién fuese cada canción, que todo sonaba como un único proyecto. Los temas instrumentales se mezclaban con los cantados, tanto del proyecto que presentaban Livin For Louder como el de “JOHNNY GIOELI One Voice” HARDLINE. En fin, lo que comentaba al principio, que parecía la reunión de una gran banda, que rememoraban su carrera de años, presentando un nuevo disco (¡discazo!).

Llegaba “Sweet Time”, que empieza con un toque progresivo, pero cuando entra la voz recupera el aire Hard Rock, y cuando parece que la línea está ya marcada, vuelve a intercalar con el riff del principio. Este tema es un ejemplo ideal para lo que comentaba antes: en las partes de solo de guitarra y fraseos que se van mezclando con la voz no se crea vacío, y las notas de R. Rodrigo sostienen por sí solas el tema.

Lo siguiente fue un mini solo de batería, que quedó bastante bien, y de hecho aireó de manera inteligente la dinámica del concierto, ya de por sí muy bien ideada. Creo que a nadie le cansó, no dio tiempo jeje, pues fue cortito y directo… Este tipo de “juegos”, si se hacen bien (como es el caso), ayudan a que el concierto gane. Hay veces, que los solos de batería sirven para ir a la barra a pedir algo ¿no? Al igual que los de guitarra, bajo o lo que sea. Es decir, si son injustificadamente largos te pueden fastidiar la dinámica del concierto. Por eso digo que en este caso contribuyó a ofrecer algo diferente a lo visto hasta ese momento (para bien).

ROBERT RODRIGO BAND

Y ya puestos, para la gran “Life‘s A Bitch”, de HARDLINE, tuvieron otro detalle, que en mi modesta opinión, también fue un acierto. Llegados a la parte del solo de guitarra, éste se alargó y fue añadiendo intensidad de manera progresiva. El salirse del guión de lo que son los temas tal cual están grabados pienso que ayuda a que los directos ganen.

Visión de músico tal vez, pero sorprendiendo al asistente ofreces algo nuevo que no tienes en el disco, y como comentaba, si lo haces de manera inteligente, provocas cierto subidón en el respetable. Pues eso, el solo se alargó lo suficiente como para provocar el éxtasis del público, pero llegados a climax, el punteo terminó y el aplauso del público fue general. Así estaba planeado y así resultó… Las dos siguientes canciones, antes de marcharse, fueron “The Land Of The Seven Colours” y “Three Minutes In San Francisco” ambos instrumentales.

Todos pedíamos otra, y además yo estaba flipando, pero tenía un añadido: Conocía los temas de Robert, su disco Wrath me parecía una maravilla, y lo que había escuchado de AIRLESS me dejaba claro el nivel de feeling y técnica guitarrista. Simplemente brutal. Intuía que se basaba mucho en la técnica de púa y dedos (mano derecha) pero cuál fue mi sorpresa al comprobar que no utiliza la púa en ningún momento. Me parece impresionante ver lo que toca, y que sólo lo haga con los dedos. Una maravilla.

ROBERT RODRIGO BAND

Cuando vuelva a hacer comentarios de lo increíble que me parece la manera de tocar de Richie Kotzen, no tendré más remedio que añadir también a Robert Rodrigo… Bueno, volvieron, ¡cómo no!, y se marcaron otra instrumental, “Blue”, del disco Living For Louder y, no me cansaré de repetir, que todo lo que tocaban no desentonaba. De repente Johnny Gioeli se ausentaba y aparecía de manera muy bien ordenada. La selección del set list fue perfecta, como decía antes, y el introducir el “Hot Cherie” en este momento fue el colofón. ¡Imaginad cómo se puso la sala!

Parecía que ya estaba todo dicho en cuanto a técnica de guitarra se refiere. Pues no… Terminaron con “Southern Skies”, perfecto colofón. La técnica slap que se marca Robert con la guitarra es magistral. Y lo que nos faltaba ya, por si no hubiésemos flipado lo suficiente, era que terminan con un tema que añade algo no visto hasta ese momento del concierto… Slap con la guitarra manteniendo la distorsión. Cada vez se va utilizando más esta técnica venida de los bajistas, y en la guitarra queda de lujo. Pero no es tan normal que se haga con la guitarra distorsionada, pues eso lo dificulta más.

¿Lo veis? Todo súper estructurado de principio a fin… ¿Hay que puntuar? Ok: ¡Un diez!… ¡¡¡Viva la música!!!

Texto: Nacho de Carlos / Fotos: Vlady Pérez

En este enlace vemos la galería de fotos de ROBERT RODRIGO BAND, y debajo tenemos el slider correspondiente:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »