Review del nuevo disco de CRÄSHDIET – «Rust»

Aquí está nuestra reseña del nuevo disco de los renacidos CRÄSHDIET, una de nuestras bandas preferidas de sleaze rock actual. El álbum se llama «Rust» y en él presentan a su (enésimo) nuevo cantante. Veremos si esta vez es el definitivo… El artículo es de Esquitino…

CRASHDÏET: “Rust” (Frontiers)

Crashdiet

Había muchas ganas de escuchar por fin el nuevo disco de los ¿renacidos? CRASHDÏET, una de esas “nuevas” (entrecomillo porque al final ya llevan casi 15 años por aquí) bandas de hard rock sleazy que parecía que se iban a comer el mundo pero que lamentablemente por unas cosas y otras, que ahora comentamos, no terminaron de despegar.

Sobre todo con el primer disco parecía que eran una de las promesas suecas más firmes de ser unos nuevos MÖTLEY CRÜE, GUNS, SKID ROW, BUCKCHERRY y demás, pero al final el suicidio de su cantante, Dave Leopard, en 2006 (adicciones, peso de la presión y fama temprana mediante) truncó todo y de hecho la banda no ha llegado a levantarse de verdad desde entonces. Y de hecho han sufrido un baile de cantantes desde su primer disco que nunca han permitido la estabilidad. Y eso que junto a HARDCORE SUPERSTAR y 69 EYES parecía que eran algunas de las bandas que se iban a comer el mundo en el futuro… pero lamentablemente no ha llegado a ocurrir.

Desde la experiencia de un demasiado suave Oli (actual cantante de RECKLESS LOVE) primero, y después un mucho más macarra Simon Cruz (todo un clon vocal de su admirado Sebastian Bach, y con el que sacaron para mí su mejor disco desde el primero, un tremendo “Generation wild” en 2010) pero que no terminó tampoco de cuajar en la banda (o con sus compañeros más bien) y les dejó de nuevo en la cuneta a mediados de 2015. Ahora desde 2017 están con Gabriel Keyes (quizás un punto intermedio entre los dos vocalistas anteriores: ni tan “moñas” y guaperas como Oli, ni tan macarruzo y “punky” como Simon) y ahora por fin tienen nuevo trabajo en la palestra con él al frente.

Crashdiet

Estéticamente y a nivel de sonido, siguen por supuesto con su hard rock / sleaze ochentero (pero actualizado) por bandera, con sus adorados MÖTLEY a la cabeza de sus influencias. Y a su vez una vez más han parido un buen disco de rock n´roll sleaze como decimos, pero sin más, y al menos los seguidores como yo, al igual que les pedimos a otras bandas que no terminan de despuntar al 100% como parecía (llámese KISSIN´DYNAMITE, CRAZY LIXX, DYNAZTY, H.E.A.T., ECLIPSE y compañía… y los propios HARDCORE SUPERSTAR, estancadísimos con dos o tres flojos últimos discos), pedimos algo más, bastante más. La producción es sucia y cruda, actual también, pero me gusta, aunque a las canciones del disco le pido un poco más.

Por supuesto que no son malos temas en absoluto, y de hecho hay tres o cuatro cortes como las macarrísimas «Reptile» (100% SKID ROW del «Slave to the grind») o el corte final «Filth & Flowers» o la más hardroquera «Idiots» que me gustan mucho. También podemos destacar buenos momentos en la inicial, y homónima, «Rush» (muy MÖTLEY actual) o ese medio tiempo marca de la casa que es «In the maze», o más macarreo en cortes como «Parasite» o «Into the wild», pero se me queda la sensación de que esto ya lo he escuchado más veces y sobre todo que me falta algo más. Sin estar nada mal, ojo, y quizás siendo «injusto» en la apreciación de pedirles una marcha extra a CRÄSHDIET a estas alturas.

Sí, los temas son buenos, pegadizos y suenan realmente bien, pero falta ese extra de punch, de magia, de ese algo que te atrapa como ya digo que sí hacía su primer disco o el “Generation wild”, el maravilloso discos homónimo de HARDCORE SUPERSTAR, o incluso alguno de los últimos trabajos de nuestro STAR MAFIA BOY o JOLLY JOKER, por ejemplo (que no todo va a ser alabar lo de fuera). No sé, se me ocurre el ejemplo de otro de sus artistas seguro admirados, un veteranísimo MICHAEL MONROE que sigue demostrándole a los jóvenes cómo se hace esto en disco y en directo.

Crashdiet

Escuchas el disco, y bien, “mola”, es el estilo que me gusta y no se meten en camisas de once varas ni en probaturas o experimentos absurdos… pero ya digo que al final de la escucha la sensación es que estamos sólo ante uno de los nuevos buenos discos de otra buena banda de hard rock / metal / sleaze escandinavo. Quizás somos, yo el primero, demasiado exigentes al respecto, pero creo que debemos serlo. Y si una banda como CRASHDÏET quiere volver a ser aspirante al trono, tiene que afilar más la guadaña, apretar más los dientes, ser malencarado en algo más que las fotos y los vídeo… y demostrar el hambre y la fuerza y fiereza que sí tenían los MÖTLEY, SKID ROW, HANOI ROCKS, DOKKEN y demás en sus inicios. Eran otros tiempos y otros condicionantes, por supuesto, pero en 2019 yo le pido más a estas bandas… por mucho que me gusten, ojo, y que crea que sus discos son buenos.

No sé, hoy estoy inconformista y creo que hay que exigirle más a las bandas con un pedigrí, background y potencial grande… y los liderados por Martin Sweet y Peter London pueden dar más. Eso sí, es el primer disco oficial con el nuevo cantante y eso les da una vida extra sin duda. Ya veremos qué tal se maneja/n en directo… y mientras tanto a disfrutar, una cosa no quita la otra, con este “Rust” que, no me malinterpretéis, no está nada mal.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com

Tracklist del disco:

Rust

1. Rust
2. Into The Wild
3. Idiots
4. In The Maze
5. We Are The Legion
6. Crazy
7. Parasite
8. Waiting For Your Love
9. Reptile
10. Stop Weirding Me Out
11. Filth & Flowers

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »