Review del sublime nuevo disco de MSG: «Inmortal»

El nuevo disco de MSG es una autentica maravilla, y la actualidad de Michael Schenker es sublime. Os contamos aquí qué nos parece «Inmortal» y cómo es, para nosotros, este discazo:

MSG

MSG: “Inmortal” (Nuclear Blast)

Lo de Michael Schenker es mucho, pero mucho… y cada vez más. Reverencia y pleitesía absoluta ante uno de los mayores genios vivos de nuestra música. 66 años recién cumplidos (de los cuales serán ya 50 en activo). No olvidemos que empezó con SCORPIONS, la banda de su hermano Rudolf, cuando él tendría 15 o 16 años. Después vendría la gloria con UFO, la vuelta temporal y puntual (y volviendo a dejar maestría) a SCORPIONS y ya después crear su propio legado e historia con MSG desde los primeros 80… en sus distintas encarnaciones hasta ahora.

Entre medias podemos contarlo como queramos, y recordar el período más melódico como “McAuley Schenker Group” a finales de los 80 / primeros 90, aludir a su vuelta puntual a UFO a mediados de los 90 (y con Michael en una época complicada a nivel personal, físico y demás), y su paulatina recuperación y progresión… ya sea como “Temple of Rock” como “Michael Schenker himself” o directamente ya en los últimos tiempos de nuevo con MSG e incluso a modo de “Michael Schenker Fest” junto a la plana mayor de los principales músicos y cantantes que han pasado por la historia de MSG. Todo ello glorificando y recuperando su legado y al mejor Schenker posible.

Está en forma, está limpio, está sano, está ilusionado, y está feliz, lo más importante. Y ni más ni menos que eso nos transmite “Inmortal”, como nos lo transmitió “Resurrection” en 2018. Y desde entonces hay cambios porque, pese a mantener el formato de varios cantantes, quedan atrás (al menos en el disco) los veteranos Gary Barden, Robin Mcauley (el que más en forma está, por cierto) y Graham Bonnet. Eso sí, tanto Gary Barden como Mcauley sí colaboran en la nueva versión de “In search of the piece of mind” para celebrar el 50 aniversario de la primera canción que compuso Michael Schenker en su vida, para el primer disco de SCORPIONS entonces.

Por otro lado, metemos en la ecuación a cuatro nombres bien conocidos (y bien parecidos, reputados y respetados) como son Ralf Scheepers de PRIMAL FEAR (quizás el que más descuadra de primeras), nuestro Ronnie Romero (a su vez el que mejor encaja, por estilo y versatilidad, añadiendo además un nuevo nombre gigante a su cada vez más impresionante CV), y los grandes Joe Lynn Turner (entendemos que sólo colaborando en este caso en un par de temas en estudio, de los más clásicos del disco, por cierto) y Michael Voss (de MAD MAX), ejerciendo tanto de productor como de cantante puntual, en un lujazo que también casa como un guante.

Y también hay cambios en la formación base del grupo que ha grabado “Inmortal”, a modo de superbanda… o de gran familia más bien, recuperando de nuevo a viejos conocidos de la historia de MSG como los baterías Simon Philips o Bodo Schopf (además del gran trotamundos Brian Titchy, ex WHITESNAKE, DEAD DAISIES, FOREIGNER, SLASH…), el bajista Barry Sparks (ex DOKKEN o TED NUGENT… y que en varios períodos previos ya estuvo en MSG) o el reputado teclista Derek Sherinian (ex DREAM THEATER, ALICE COOPER, SONS OF APOLLO…). ¡Menudo lujazo!

MSG

De cualquier manera todo empieza, y acaba, en Michael Schenker. Si él está bien, inspirado, ilusionado y feliz, la magia fluye sola. Y tanto en “Resurrection” como en “Inmortal” la inspiración está fresquísima. Y él está en paz con su pasado, con su presente y con el mucho o poco futuro que le quede. Y se nota en sus temas: sonando de nuevo muy clásicos y con esa magia e inspiración “sencilla” de los mayores genios. Y tocando en sí no hay mucho más que decir: es el genio que más ha inspirado, quizás junto a Eddie Van Halen, a todos los guitarristas posteriores, y lo sigue haciendo. Es el mejor en lo suyo, y en este disco vuelve a poner de manifiesto que, estando bien (de cuerpo, mente y ánimo) no tiene rival.

Así, esto es puro MSG, sonando muy a él / ellos como digo, con un sonido excelente sacado por el gran maestro que es Michael Voss y tanto en la parte más cañera como en las canciones algo más melódicas, el nivel de “Inmortal” está a la altura de la leyenda Schenker. Sobre la clase de su guitarra, su sonido / estilo marca de la casa y demás no hay mucho más que decir: fuera probaturas, fuera experimentaciones y fuera cosas raras y mediocridades para satisfacer no sé a quién. No, puro MSG y puro Michael Schenker en todos y cada uno de los temas. Cierto, que además es un disco corto, back to the basics, que va al grano y que, pese a ser variado, es 100% homogéneo y tiene sentido de principio a fin como MSG. Y eso, siendo un precepto tan básico, es mucho.

Además, todo tiene sentido aquí: portada, temas, sonido y por supuesto encaja la fórmula de los varios cantantes, que no siempre ocurre en un trabajo así. Es cierto que la voz de Scheepers descoloca algo más, como decía, mucho más heavy y que asociamos inevitablemente a PRIMAL FEAR, pero aun así mola mucho el punto más duro y pesado de ese par de temas “suyos”. Por otro lado, como un guante encajan las voces más melódicas y clásicas (hablando de hard rock me refiero) de Turner y sobre todo Ronnie Romero (¡otro punto para el chileno!) y Michael Voss, que son cantantes / músicos 100% escuela Schenker / MSG.

Schenker

Vamos con los temas como tal para cerrar… El disco se abre con el corte más heavy y duro del álbum, “Drilled to kill”, que es el que más se sale de la tónica y sonido marca de la casa, pero si hay que hacer heavy metal lo hacemos como los mejores y con uno de los mejores, en este caso con Ralf Scheepers. Pasamos a un punto mucho más melódico con otra joya como es “Don´t die on me now”, puro MSG de los primeros tiempos y con Joe Lynn Turner a la voz, ¡una delicia! En el tercer corte ya entra en acción Ronnie Romero y se lo come todo, pues “Knight of the dead” es brutal: más dura, más heavy de nuevo, pero melódica (puro MSG pero de ahora digamos) y con Ronnie demostrando que es el mejor discípulo actual de los Dio, Coverdale o del mejor Gary Barden mismamente.

Bajamos revoluciones con “After the rain”, que es otra maravilla, a medio tiempo y con la dulce voz de Michael Voss aportando clase al tema. Musicalmente uno de los cortes más ensoñadores del disco y con esa magia que sólo Schenker sabe aportarle a sus canciones, enriquecida en este caso con el deje perfecto de Voss. Volvemos a la caña y al punto duro con otro de los temas de Scheepers… Y es que “Devil´s daughter” no es tan cañera como la primera pero con la voz de Ralf la caña sube muchos enteros, y la batería es tremenda en el tema, hard rock muy clásico pero a la vez acelerado y duro. Más clase con uno de los temas destacados del disco como es “Sail the darkness”, de nuevo con Ronnie, que lo borda. La cadencia del tema es puro Schenker, aunque con un punto casi RAINBOW sublime, y la voz de Ronnie lo eleva al infinito. ¡Bravo!

MICHAEL SCHENKER

La siguiente, “The queen of thorns and roses” podría ser perfectamente de MAD MAX, y es una de las más pegadizas y a la vez “comerciales” del LP. La melodía es sublime, la voz de Michael Voss te seduce y te atrapa al segundo, y el ritmo del tema, superclásico, te obliga a mover las caderas. Schenker haciendo lo que quiere y como quiere… “Come on over” es de nuevo muy clásico, puro MSG, e incluso UFO, de siempre, con guitarras muy rotundas y una voz de Ronnie bastante agresiva y dando un punto algo más actual pese a que el tema es totalmente atemporal. La siguiente “Sangria morte” es la stravaganzza sonora del disco, algo más barroca pero sin perder punto hardroquero y de puro estilo MSG. Con la voz de Turner gana enteros y clase, y redondea otro temazo.

Y para cerrar llega la revisión de “In search of piece of mind”, superconocida y reconocida pero que es un puntazo recuperarla aquí para cerrar el disco y a la vez celebrar el 50 aniversario de Michael en la música. Su primera canción, uno de sus temas más reputados y elevada al infinito con una producción más actual y las voces de Romero, Barden, Mcauley y (Doogie) White. Una pieza musical sublime, setentera pero a la vez atemporal, toda una reverencia sonora y ambrosía pura para los oídos… ¡Gracias!

Nada más tengo que añadir, y ni un pero le puedo poner al disco, que es un 10 absoluto. Y Michael Schenker es tal cual: Inmortal.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

TRACKLIST “Inmortal”:

Inmortal

  1. Drilled To Kill
  2. Don´t Die On Me Now
  3. Knight Of The Dead
  4. After The Rain
  5. Devil’s Daughter
  6. Sail The Darkness
  7. The Queen Of Thorns And Roses
  8. Come On Over
  9. Sangria Morte
  10. In Search Of The Peace Of Mind

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »