Review del nuevo trabajo de DREAM THEATER, “Distance over time”

Gracias a su distribuidora en España, tenemos el último trabajo de los padres del progresivo moderno, DREAM THEATER. No cabe duda de que, para los amantes del género, este fantástico (ya lo avanzo) “Distance Over Time”, va a ser en breve el disco del año, al menos en cuanto a relevancia y nerviosa espera.

DT

DREAM THEATER – “Distance over time” (Century Media)

La patata caliente que tenían los neoyorkinos entre las manos era enorme, después de un “The Astonishing” que fue una maravilla musical… pero no apto para todo el mundo. El lanzamiento levantó ampollas entre los seguidores más progresivos y metaleros, ya que, el anterior intento de los progs fue de un progresivo sutil y mucho trabajo armónico… pero de metal más bien poco. Fue una estupenda ópera rock pero para muchos, como para el que escribe, DREAM THEATER son otra cosa. Ni a la banda ni a la compañía se les escapan estas cuestiones y me da la sensación de que han pensado “vamos a darles a la curia diez temas de lo que mejor sabemos hacer: metal progresivo”.

DT 2019

Y eso es precisamente “Distance Over Time”: una vuelta a los THEATER más metaleros, modernos y directos. Ya dijeron ellos en el estudio de grabación que su idea era componer todos juntos canciones más directas y orgánicas, capturarlo todo y, sin decirlo, darle una hostia en la boca a los que decían que estos THEATER sin Portnoy van como pollo sin cabeza (todos lo hemos pensando, sí, y este disco te pone el dedo en los labios). ¿Lo han conseguido? Sí, y con creces. El LP es sobresaliente: directo, inspirado, atrevido… y curiosamente breve. “Distance Over Time” recoge en su versión de 2019 toda la esencia de los últimos trabajos de la banda con el mejor sonido (por fin) que les recuerdo en su época reciente.

Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Yo tenía mis dudas, pero poco o nada se puede achacar a las composiciones de este nuevo opus. Todo va dirigido a no perderse mucho en los temas, y la alegría es que lo hacen sin abandonar los pasajes instrumentales complicados (más breves de lo normal, claro), las estructuras con compases irregulares y la destreza técnica absoluta. Además, sumas que Labrie lleva años en buena racha…y el tipo da en el clavo de la interpretación.

Dicho esto, el crisol de “Distance Over Time” lo forman, como decimos, diez cortes muy directos y variados, técnicamente brutales, con una brisa positivamente comercial por un lado y un huracán técnico e imposible por otro. Todo en el mismo paquete y sin desentonar. Así son ellos. ¡Ojo también!, que hay sorpresas en forma de cortes muy atrevidos para lo que es la discografía del combo como “Room 137” (idea de Mangini) o el bonus “Viper King”, con sonoridades nunca antes escuchadas en este grupo.

En vinilo siempre mejor

Como en un monstruo de varias cabezas (siempre ha sido así) los de Petrucci nos engañan con temas aparentemente comerciales y más simples que antaño como la inicial “Untethered Angel”, composición clásica de apertura, con un verso sincopado que abre a un estribillo ultra comercial y una parte instrumental de quitarse el sombrero. Crees que te han colado un single, haces el análisis instrumental y rítmico… y ves que aquí hay chicha, y de la buena. Lo mismo ocurre con la inicialmente metalera “Paralyzed”. El riff inicial te da en la boca y luego todo desemboca de repente por cauces mucho más melódicos y virtuosos, dejando un espacio sin precedentes a Labrie. De hecho, muchos cortes tienen el aroma de fondo a los trabajos en solitario del vocalista, así que, no me extrañaría que esta vez haya colaborado más que en otros lanzamientos.

Del mismo corte, y con una parte media preciosa y preciosista se presenta “Fall Into Light”, otra partitura dirigida por riffs modernos, poderosos y progresivos al inicio, que luego se hacen a un lado para dar espacio a Labrie y al lucimiento del resto de la banda, porque sí, en la mezcla (yo tenía mis dudas con los streamings iniciales) está todo deliciosamente separado y por fin Mangini suena real. Dos intentos de Richard Chycki no bastaron y le ha costado el bigote.

Decíamos que hay espacio para el atrevimiento y la curiosidad como compositores en este “Distance Over Time”. ¿Aburrirse? estos chicos nunca. Dadle una escucha a la locura de “Room 137”, que abre como un “The Beautiful People” de MARILYN MANSON y que luego THEATER  se llevan a su terreno de forma magistral. Los desarrollos musicales que describen la obsesión de un matemático con el número 137 es simplemente para quitarse el sombrero. Y hay mucho más en cuanto a frescura y atrevimiento en “Viper King”, un corte que parece compuesto directamente por Joe Satriani… y vaya, va y dice Petrucci que lo compuso en la gira del G3. Todo tiene sentido. Se han dejado esta stravaganzza como tema extra para la edición limitada y es una pena, porque, si es verdad que no casa completamente con el aire del resto del trabajo, uno no se puede perder a estos THEATER tan entretenidos y casi alegres.

DT

No hemos comentado aún nada de la parte más épica y puramente progresiva de los norteamericanos. Vamos a ello: En forma de de epicidad algo comprimida (no llegamos a los diez minutos por tema) “At Wit’s End” y la brutal “Pale Blue Dot” nos muestran ese aire más descaradamente técnico, épico, abierto y magistral de DT. Con casi diez minutos muy bien aprovechados por corte, da mucho a tiempo a todo, y todo bueno. Más que explicar, espero a que salga el lanzamiento y lo escucháis. Eso sí, no puedo dejar de comentar lo monumental que es el cierre “Pale Blue Dot”, un corte que hace referencia a cómo llama Carl Sagan a nuestro planeta (punto azul pálido), visto como parte del universo, y que trata del compromiso que tenemos para cuidarlo y no destruirlo.

Con un concepto  tan importante entre manos, “Pale Blue Dot” es la mayor muestra de desarrollos instrumentales acertadísimos, partes muy complicadas, casi imposibles, distintas partes faraónicas, unos versos oscuros con un Labrie inspiradisimo que te dejan con la boca abierta y que, por su dramatismo general, cierra de forma solemne este “Distance Over Time” que les ha quedado de matrícula de honor.

Luego viene la mencionada “Viper King”… y veréis que no cuadra mucho, no… ¿Se nos olvida algo? No, esperad. Esta vez les ha quedado perfecta hasta la balada. Dirigida por el piano de Rudess, “Out Of Reach” es un precioso medio tiempo, mucho más entero e inspirado de lo que suelen ser los momentos más íntimos. Esta vez todo se centra en la emoción y ojo a Labrie, que lo borda. Este corte es para él y se ve que lo disfruta.

DT

A nivel individual poco, o mucho, se puede hablar de esos músicos bendecidos por una inspiración que hace sobresalir aún más la técnica que ya se les supone a maestros de Berklee y Julliard. Por comentar otra cuestión, que sigue levantando ríos de tinta, para ser justos escucho a un Mangini mucho más orgánico que antes. Sigue sin ser tan expresivo ni acertado como Portnoy en la escritura de sus partes, pero cierto es que cada vez veo más lejos la vuelta de Portnoy. Mike Mangini está muy  bien integrado y hace lo que tiene que hacer… un poquito más de brillantez e independencia respecto a los riffs marcados por Petrucci y adiós debate.

El bajista John Myung sigue elaborando un brillante trabajo sucio por detrás, haciendo cosas que sólo él puede hacer y siendo fiel escudero de las guitarras de Petrucci. Le acompaña a todas, y eso fácil no es, pero cuando quiere se escapa y de repente brilla. Rudess sigue a lo suyo con los sonidos con los que está a gusto y nos sigue dando lecciones en unisonos imposibles junto a Petrucci. Mucho descaro con el Hammond, más de lo habitual, y eso que se ve que es el segundo capo en la organización después de Petrucci.

¿Más tinta? Esta vez no. Labrie hace varios discos que ha encontrado su sitio gracias a que las composiciones son más modernas y graves tonalmente. Un balón de oxígeno necesario a ciertas edades. Cumple de manera inspirada donde toca y ¿qué queréis que os diga? es la voz de DREAM THEATER.

King of prog?

Sí, este “Distance Over Time” es una vida extra en la carrera de DREAM THEATER. Un definitivo (por ahora) puñetazo en la mesa para callar opiniones de los que dicen que esto ya no es lo que era. Los dos primeros adelantos levantaron mis dudas. Escuchado el global, he de decir que la hora de música que nos dejan DT es la vuelta a los mejores momentos de su carrera y auguro que este lanzamiento les va a llevar de nuevo a giras más extensas si cabe.

Los amantes del género y de DREAM THEATER estamos de enhorabuena. Vuelven los progs más metaleros, inspirados y dotados de la escena. Sé que “The Astonishing” es una joya en el ámbito de las óperas de rock pero, ¿qué queréis que os diga?, para mí  DREAM THEATER y su esencia son lo que nos dejan de nuevo en esta obra de arte “Distance Over Time”. De vuelta al altar a quemar inciensos, que los dioses del progresivo vuelve a rugir hambrientos.

Texto: Javier Paredes (mailto:javier@redhardnheavy.com)

Tracklist del disco:

  1. Untethered Angel (Petrucci) – 6:14

    DT

  2. Paralyzed (Petrucci)- 4:17
  3. Fall Into The Light (Myung) – 7:04
  4. Barstool Warrior (Petrucci) – 6:43
  5. Room 137 (Mangini) – 4:23
  6. S2N (Myung,Petrucci) – 6:21
  7. At Wit’s End (LaBrie) – 9:20
  8. Out of Reach (LaBrie) – 4:04
  9. Pale Blue Dot (Petrucci) – 8:25
  10. Viper King (LaBrie) – 4:00 (Bonus Track)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »