Crítica del último y asombroso último trabajo de DREAM THEATER, “The astonishing”

Header Dream theatherDREAM THEATER: “The astonishing” (Roadrunner/Warner)…

Llevaba tiempo afirmando el guitarrista John Petrucci que DREAM THEATER había creado el trabajo más complejo y ambicioso de su carrera y, para sorpresa de la audiencia incrédula, los neoyorquinos nos presentan “The Astonishing”, una joya de rock progresivo en forma de ópera, o musical, según se prefiera expresar, que por complejidad y trabajo compositivo es ya un clásico instantáneo en estos lares de la música progresiva.

¿Puede una banda con treinta años de trayectoria sacar su mejor trabajo en un periodo de madurez donde, en principio, puede que ya esté todo dicho? ¿Puede un grupo reinventarse casi de arriba abajo para eliminar las dudas de dos trabajos anteriores que estaban rozando la mediocridad en muchos de sus momentos? ¿Puede un combo sobrevivir a la ya lejana marcha de su líder natural y productor artístico? Pues lo cierto es que sí. ¡Y de qué manera!… aunque les ha costado.

ImageProxyLlevaba tiempo afirmando el guitarrista John Petrucci que DREAM THEATER había creado el trabajo más complejo y ambicioso de su carrera y, para sorpresa de la audiencia incrédula, los neoyorquinos nos presentan “The Astonishing”, una joya de rock progresivo en forma de ópera, o musical, según se prefiera decir, que, por complejidad y trabajo compositivo, es ya un clásico instantáneo en estos lares de la música progresiva.

Con más de dos horas de duración y treinta y cuatro temas (mejor si los entendemos como parte de un todo), “The Astonishing” es un opus monumental y conceptual, donde se nos cuenta la historia, aventuras y desventuras de Gabriel, líder natural destinado a terminar con la gran diferencia entre la clases sociales dentro de una sociedad futura donde tecnología y vuelta al mundo medieval se dan la mano, usando el arma más preciada: música hecha por humanos ya que, en el futuro que se nos describe, se encargan de componerla e interpretarla unas máquinas ruidosas llamadas NOMACS. Esta propuesta temática, que puede parecer algo inocente y ligera en un primer momento, queda correctamente reflejada en la historia general, donde la música hecha por una única persona con un don especial, le otorga ese carácter casi mágico de “elegido” para cambiar el futuro de los más desfavorecidos: La música como arma para despertar la conciencia y el alma de la gente oprimida. Desde luego la idea me gusta.

A nivel de composición, “The Astonishing” es absolutamente impecable. Para contar la historia de los ocho personajes protagonistas del libreto, la banda se vale una estructura continuista a modo de ópera o musical, como decíamos, y repartida en dos actos, donde “ Dystopian Overture” en el primero, y “2285 Entr’acte” en el segundo, se encargan de mostrar instrumentalmente los distintos motivos temáticos y modos que después se van a distribuir en unos temas que rondan los cuatro minutos de duración. Petrucci y Rudess se han cargado todo el peso de composición: Petrucci del entramado global, el concepto y la composición general de los temas y, Rudess, sacando galones de virtuoso de Juliard, de las partituras para orquesta, (han contado con el gran David Campbell y la orquesta sinfónica de Praga), corales…y todo lo que le hayan dejado.

Dicen que la “venganza” se sirve fría y, sin duda, este trabajo gira en torno al piano de Rudess y al trabajo inconmensurable de James Labrie, registrando su mejor interpretación para DREAM THEATER, de largo, dejando los virtuosismos de banda progresiva protagonizada por la guitarra y la base rítmica en un muy segundo plano. Curioso es que siempre se ha dicho que Rudess no había explotado toda su capacidad como músico en DREAM THEATER, y Labrie había sido colgado de la soga más de una vez por sus carencias, sobre todo en directo. Pues bien, este “The Astonishing” es la confirmación y reválida de los miembros más “a la sombra” de la banda… y los dos explotan y protagonizan esta ópera. Insisto, el piano de Rudess construye los carriles por donde viajarán el resto de los músicos, y es la cuna que mece a un Labrie que, simplemente, se desborda. Petrucci se rinde por el bien de la historia y minimiza su imagen de guitar hero, realizando partes solistas muy localizadas y centradas más en el feeling que en la técnica. Aunque es Petrucci, claro, y en dos horas se ha dejado algo de espacio para el lucimiento personal, pero muchísimo más comedido del que podríamos pensar.

Que quede claro, presentada así la obra, que es evidente que “The Astonishing” es un propuesta exigente con el que escucha, con muchos detalles, guiños y variaciones de los temas principales y que cobra su grandeza en su totalidad, aunque hay muchos momentos que funcionan perfectamente aislados, como “The Gift Of Music”, “Moment Of Betrayal” (primeros singles de presentación y las más autónomas en cuanto a recurrencia de motivos musicales) “The Path That Divides”, “A Better Life”, “Ravenskill” o la power ballad “Chosen”. La mayoría de los pasajes son, no obstante, más cinemáticos y se entienden mejor dentro del contexto global de la obra por su teatralidad y dramatismo como, por ejemplo “A Tempting Offer”, “Brother Can You Hear Me” o “My Last Farewell”.

Y, por último, para dejar claro las tres naturalezas sonoras que nos vamos a encontrar en “The Astonishing”, tenemos un grupo de elaboraciones sonoras destacadas con los NOMACS, que son composiciones digitales muy cercanas a la música concreta (vamos, que son ruidos con notas musicales y pads de efectos que sirven para mostrar sonoramente la naturaleza de las máquinas de ruido que se encargan de hacer la “música” que se escucha en este futuro), y que rompen con la sonoridad muy melódica y clásica de este LP. De nuevo, al principio este grupo de cortes desconcierta y, una vez revisada la historia y el libreto, se entienden perfectamente.

Insisto de nuevo que todo ello se guarece bajo el marco del rock sinfónico. Ojo a los que busquen a los THEATER más técnicos, progresivos y metálicos porque no los van a encontrar. Los intérpretes están al servicio de la historia, la lógica global de los actos, el poder de la orquesta y la interpretación de Labrie. Insisto en que el esfuerzo del vocalista para este “The Astonishing” es para tomar nota. Él se encarga de dar vida a ocho personajes, adecuando la tonalidad y la altura vocal a cada uno para diferenciarlos, ¡para volverse loco! Quiero ver cómo se acuerda de todo el libreto en directo pues no para de cantar en prácticamente todo el minutaje.

Además, para entrar en situación muchas partes, o canciones, insisto, se tocan entre sí o se ligan con efectos de ambiente a lo PINK FLOYD (sonidos de marchas militares, gritos, espaciales, etc…) donde el ambiente que se desprende es absolutamente cinematográfico y ambiental. De hecho, creo que la forma de escuchar “The Astonishing” es, sin duda, relajado, en calma y con las letras y la historia en la mano. Música y literatura van tan extremadamente unidas esta vez, que se completan y complementan, y es imposible apreciar el volumen de intención que destila el opus si no vamos leyendo lo que les ocurre a los personajes que forman parte de la historia.

A nivel de propuesta musical, DREAM THEATER mudan de nuevo de piel, esta vez en pos de desarrollar un concepto con temas a medio tiempo casi todos, variados en estilos (Lord Nafaryus, el rey déspota de la historia, está representado por estilos musicales “antiguos” con alusiones al tango y el charlestón) y muy teatrales, que nos acercan al “Tommy” de THE WHO, a YES y, ¡como no!, al “The Wall” de PINK FLOYD. Cierto es que alguna parte se desata técnicamente o suenan más contemporáneas y modernas, como en las aperturas de acto, o en momentos de la historia más oscuros o violentos, pero va a ser de forma muy puntual. Por ello, más de uno intuirá que el trabajo rítmico del batería Mike Mangini y el bajista John Myung es posiblemente en más comedido que hayan realizado en su historia con la banda. Encima, curiosamente en el caso de Mangini, podríamos decir que es su grabación más certera y orquestada con el material que le han propuesto para trabajar.

dream_theater_the_astonishingEn resumen, la sonoridad de “The Astonishing” es limpia y clásica, muy rockera y prácticamente nada metálica, muy alejada, por suerte para los que nos gusta que las bandas muestren cosas nuevas, a lo que DREAM THEATER suelen hacer. No quiero dejar pasar por alto tampoco la excelente labor del técnico y productor Richard Chycki (que ha trabajado por ejemplo también con AEROSMITH en los últimos tiempos, entre otros), que ha estado a los mandos del registro y la mezcla de la obra, dejando las labores de producción por completo a Petrucci. Ha capturado y mezclado de forma cristalina unas composiciones que suenan perfectas. O casi, pues insiste Chycki en procesar de forma muy agresiva la batería de Mangini, eliminando gran parte de la dinámica de los golpes para ganar sonido. Ya lo hizo en el anterior lanzamiento de DT y se vuelve a equivocar, en mi opinión. Un sonido de batería más dinámico e “imperfecto” hubiera quedado bastante mejor en la sonoridad global de la obra, remarcando de nuevo que “The Astonishing” suena de manera sobresaliente.

En resumidas cuentas, contar todo lo que han hecho DREAM THEATER con este “The Astonishing” nos llevaría más tiempo del que vais a tardar en escucharlo para todos los interesados en el trabajo de los reyes indiscutibles del rock/metal progresivo. Mi consejo es que os acerquéis sin los prejuicios de las carencias de sus dos últimas obras con los oídos muy abiertos. Al die-hard fan metálico de la banda este lanzamiento le va a dejar muy, pero que muy frío y descolocado si no cambia en chip inmediatamente a modo “rock” y no interpreta la música como dos actos globales. Para su momentáneo alivio, también es justo mencionar que el segundo acto (el nudo y desenlace de la historia) es más breve, oscuro, duro y potente que el primero, (la presentación), en el que se nos presentan a los personajes, los espacios y la situación, siendo los motivos temáticos musicales mucho más melódicos y pausados.

Para los que defendemos a la banda y amamos la música por su calidad y el reconocimiento del esfuerzo más allá de las etiquetas y lo que “se debe esperar” de un grupo, “The Astonishing” es una joya impecable, perfecta y arriesgada dentro de la discografía de estos músicos tocados, de nuevo, por la musa de la inspiración y la mano divina de la música para llevarlo a cabo. A todos los que fuisteis dejando de lado a la banda desde o antes de la marcha de Mike Portnoy os recomiendo que escuchéis esta inmensa ópera de rock. Volveréis a estar en comunión con DREAM THEATER, porque lo que nos han dejado en esta entrega doble de más de dos horas de duración es simplemente “ASTONISHING” (asombroso).

Texto: Javier Paredes (javier@redhardnheavy.com)

 “The Astonishing” track listing:

Act Ifotonoticia_20151208121721_1280

  1. Descent Of The NOMACS
    02. Dystopian Overture
    03. The Gift Of Music
    04. The Answer
    05. A Better Life
    06. Lord Nafaryus
    07. A Savior In The Square
    08. When Your Time Has Come
    09. Act Of Faythe
    10. Three Days
    11. The Hovering Sojourn
    12. Brother, Can You Hear Me?
    13. A Life Left Behind
    14. Ravenskill
    15. Chosen
    16. A Tempting Offer
    17. Digital Discord
    18. The X Aspect
    19. A New Beginning
    20. The Road To Revolution

Act II

  1. 2285 Entr’acte
    02. Moment Of Betrayal
    03. Heaven’s Cove
    04. Begin Again
    05. The Path That Divides
    06. Machine Chatter
    07. The Walking Shadow
    08. My Last Farewell
    09. Losing Faythe
    10. Whispers In The Wind
    11. Hymn Of A Thousand Voices
    12. Our New World
    13. Power Down
    14. Astonishing

Comments

7 thoughts on “Crítica del último y asombroso último trabajo de DREAM THEATER, “The astonishing””

  1. Rudy says:

    Que asombrosa crítica!!!! una de las notables que he leído y que hace completa justicia con el trabajo de Dream Theater.
    Sin duda que en estos tiempos – plagados de música hecha por Nomacs y fácil de digerir – atreverse a realizar una ópera rock de la calidad que tiene The Astonishing, es un atrevimiento único.
    Sin duda uno de los mejores trabajos de Dream Thetaer y un automático clásico!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Gracias, un abrazo!

  2. Mario says:

    Me ha gustado muchísimo tu critica del disco, coincido en gran mayoría y me has hecho ver cosas de una nueva perspectiva del disco. Sencillamente larga vida a The Astonishing.

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Gracias!

  3. Pingback: Exclusiva: Crónica de DREAM THEATER en Paris el pasado sábado |
  4. Trackback: Exclusiva: Crónica de DREAM THEATER en Paris el pasado sábado |
  5. Santos says:

    Buena crítica del disco, coincido plenamente!.

  6. Andrés says:

    No he escuchado el disco pero si canciones como the gift of music o our new world y la verdad no las soporto, en mi opinion la banda se esta volviendo cada vez peor desde que Portnoy no esta en la banda. Tambien escuche un par mas que la verdad no me llamaron la atención ni me parecieron nada innovadoras. Lo que creo que pasa es que petrucci toma mucho control en todos los aspectos de la banda, su composición se esta volviendo monótona y y algo irritable. Mangini no toma muchas decisiones al componer y no parece ser un miembro oficial. Respecto a los demás, creo que el segundo que mas tomaría lugar en la composición instrumental seria Rudess .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »