Review del disco de NUCLEAR REVENGE – Thrash / Black Metal

No sólo está bien reseñar discos de bandas conocidas, internacionales y demás, sino que la función de descubrir nuevas bandas y reseñar nuevos trabajos que nos llaman la atención es algo que nos encanta hacer. Aquí tenemos la review del nuevo disco de los vascos NUCLEAR REVENGE, un buen trabajo de tralla / metal extremo del que nos habla profusamente Ángel Ruiz:

NUCLEAR REVENGE – “Dawn of the primitive age” (Awakening Records)

Nuclear

El País Vasco siempre ha contado con una interesante y bastante nutrida escena de bandas dedicadas a las diversas aleaciones del metal extremo y menos recomendable para la hora del café. Y para mi sorpresa, bastante más reconocida y respetada a nivel internacional de lo que me esperaba, como pude comprobar personalmente entrevistando a los chicos de MOONSORROW en Helsinki, dejándome con la boca abierta al asegurarme que aún tenían los trabajos de ADHUR, ILBELTZ, NAKKIGA o aquel legendario EP de hace años, TRIARCHY OF VASCONIA, aparte de preguntarme sobre los planes de la gente de AIUMEEN BASOA por motivos obvios.

Pero ciñéndome a lo que nos atañe, estos cuatro mozalbetes patateros no son nuevos en esto de hacer ruido a lo bestia, sino que llevan ya unos añitos molestando a sus vecinos, manteniendo desde prácticamente sus inicios la dupla Speedhammer (batería) y Cryptic Agressor (Guitarra y voz), siendo Pestilence Breeder (guitarra) y Skullreaper (bajo) las nuevas incorporaciones con respecto a su trabajo de debut, “Let the the tyrants rise”, allá por el pre-pandémico 2018… Hasta ahí la clase de historia y las comparaciones, pues poco hay que comparar entre ambos trabajos. De hecho, poco o nada se parecen por muchos motivos, y es que su “Mayhemic metal” suena muy diferente en cada uno de ellos, y  no siempre porque así haya sido su deseo, me temo.

Empezando por el trabajo de portada de ambos discos, diré que personalmente me parece más lograda la portada de “Let the tyrants rise”, independientemente del color, el diseño, trazos, etc… Me parece de mayor calidad que el de “Dawn of the primitive age” por mucho que se ajuste a nombre del trabajo y su contenido, pero en esto podemos coincidir en que no influye en la calidad de la música, y sobre todo que depende mucho de gustos personales, así que no seré yo quien se queje por este apartado en particular.

Para quienes no conozcan a NUCLEAR REVENGE, supongo que podría decir que su “Mayhemic metal” es básicamente un cruce de thrash y black metal, que no es lo mismo que lo que hoy en día se conoce como “blackened thrash metal”, aunque mayormente, y en mi humilde opinión, lo que hacen es básicamente un black metal muy primitivo con multitud de préstamos del thrash metal más old school, así que con eso supongo que es suficiente para que os hagáis una idea de cómo suenan.

Nuclear Revenge

¿Es un mal trabajo? ¡En absoluto!, dejaron muy claro con su debut que se podía sonar bien dentro de su estilo incluso contando con unos medios limitados. Y, como vuelven a demostrar en este segundo redondo, no es que estén faltos de ideas a la hora de componer, nada más lejos de la realidad… Entonces, ¿dónde está el “pero”? Pues  hay unos cuantos, ninguno de ellos relacionado con su labor como músicos, compositores etc., pero sí un buen puñado relacionados con la producción. Aquí me adentro en aguas pantanosas y arriesgo mi vida a sabiendas de que “Them, the bastards” podrían enviarme a un “Agonic tormentor” y hacerme pagar por mi osadía…

Pero como decían los antiguos (y no, no hablo de los de Lovecraft), las cosas claras y el chocolate espeso: Hay muchas bandas noveles intentado sonar cada una más maligna que la otra, intentando ser la más “Trve kvlt” y sonar más old school que Quorthon (BATHORY) grabando en el sótano de su madre con el radiocasete del vecino. Los hay quienes creen que el sonido esos primigenios primeros álbumes de black metal era un sonido buscado aposta, y no lo que realmente era, que no era otra cosa que el resultado de la escasez de medios/dinero para hacerlo mejor, ni más ni menos. Está más que claro que estos chicos no buscan una producción cristalina, pero tengo muy claro también que no es necesario sonar como el “Under funeral moon” de DARKTHRONE para transmitir la misma sensación, aunque me temo que el productor de este redondo no lo tenía muy claro…

Para mí, a nivel compositivo ambos álbumes están parejos, pero es curioso que suene mejor su álbum de debut que éste, da la sensación de que el productor, ingeniero o lo que fuera  o no está acostumbrado a trabajar con este tipo de bandas o sencillamente ecualiza a todas por igual independientemente de lo que hagan. La batería de Speedhammer suena sin profundidad, es como si no tuviera reverberación suficiente… No tiene fuerza, cuesta distinguir caja de timbales etc, porque parecen estar grabados prácticamente al mismo volumen y con un tono demasiado parecido, cosa que físicamente es imposible, mientras que los bombos no es que suenen en un segundo plano, es que suenan casi en la lejanía. Y es que no hace falta que suenen a un volumen atronador, “ Battles in the north” de IMMORTAL es un perfecto ejemplo de ello, aunque en segundo plano y con un sonido muy de la vieja escuela, están presentes. Personalmente este apartado en concreto me ha parecido un total despropósito, y no creo que sea algo que ellos mismos buscaran.

Distribución internacional

La voz de Cryptic Agressor pese a sonar peor que en su anterior trabajo es más o menos lo esperado, aunque mejorable, pero tampoco me convence demasiado teniendo en cuenta que a mi parecer no suena como debería para el estilo de la banda, y sobre todo porque hablo en base a compararlo con su álbum de debut, que es lo que trato de transmitir… pero es que me cuesta mucho hablar positivamente de la producción en general. Las guitarras es otro apartado del que dudo que estén satisfechos, pues ni de lejos suenan lo afiladas y/o agudas que deberían para su estilo (repito,  bajo mi punto de vista). Por ejemplo la rítmica se solapa en demasiadas ocasiones con la solista, y sobre todo ganarían muchísimo con más profundidad, diferentes pistas superpuestas o algo por el estilo  (esto ya es algo a decidir por la banda) como ya se ha visto muchas veces antes. En cuanto al bajo poco decir, está, pero no estaría de más darle más presencia.

Con todo esto que he dicho parece que estuviera hablando de un mal trabajo, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de un álbum notable dentro de su estilo, mucho más que simplemente digno, y que de estar grabado con otro gusto estaría sin problemas a la altura de formaciones de renombre. Estos chicos tienen el futuro que ellos mismos quieran, solo esperemos que para la siguiente consigan una mejor producción/sonido porque personalidad la tienen más que definida, y tengo muy claro que en directo tienen que sonar mejor que en este trabajo. Ya han demostrado en su debut que también pueden hacerlo en el estudio, cosas de presupuesto como todo supongo… ¡¡ánimo y a por todas!!

Texto: Ángel Ruiz

Tracklist del disco:

Portada

  1. Agonic tormentor
  2. Summon the nameless ones
  3. March of the undead
  4. Proclaimed among the wicked
  5. Dust
  6. Dawn of the primitive age
  7. Descending wings of perversion
  8. Eyes of revelations
  9. Everlasting void
  10. …From the crypt

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »