Resurrection Fest: Crónica del sábado y y final

Llegamos a la última jornada del festival… El blanco y el negro de los maquillajes de KISS y su Kiss Army inundaron Vivieiro y el Resurrection Fest eclipsándolo todo. Os lo contamos: 

Logo Resu 2018

SÁBADO – 14 de julio 2018

Tras nuestro resúmen del miércoles, jueves y viernes, nos queda sólo hablar de la última jornada del festival. ¿Vamos con la crónica del sábado en el Resurrection? 

PÚRPURA

Una de las bandas instrumentales que iba a actuar este año en Viviero son PÚRPURA. Elementos de Prog, toques Heavies. Una forma curiosa de empezar el día en el Desert Stage mientras presentaban “Storm I” (que reseñamos en la web en su momento) y la gente poco a poco se incorporaba a la última jornada del Resurrection Fest.

SUGUS

Resu Punk Kid

Después de años en barbecho el combo de Hardcore melódico SUGUS ha vuelto a la carga. No les vi actuar nunca en sus inicios hace dos décadas, pero desde luego que a lo que ofrecen hoy le falta garra por todas partes, si bien también puede ser que nunca simpaticé demasiado con el lado más amable del cariñosamente llamado (o no) “Punk de patinete y gorra”.

Desde luego que el escaso público de la carpa los recibió con pasividad y reservaron fuerzas para entregarse con combos más fuertes.

APOSENTO

Nunca tendrán el reconocimiento que merecen como pioneros del DEATH en nuestro país que son, pero a nadie le amarga la posibilidad de ver una banda tan histórica como APOSENTO en concierto. Un buen viaje musical a los tiempos de otros ilustres como NECROPHILIAC, TOTAL DEATH y demás grupos ya casi olvidados… salvo por los acérrimos del género y que abrieron paso para toda la escena extrema de nuestro país.

FRANK CARTER & THE RATTLESNAKES

FRANK CARTER

Mucho salto, mucho tirarse al público, los Resukids en el escenario, mucha floritura y desde luego que el ex GALLOWS es muy grande animando a la gente… pero a nivel musical flojito, flojito.

Nada que no se anticipara en “Modern Ruin”, su último trabajo, pero al final aquello parecía más una clase de aerobic en un crucero para jubilados que un espectáculo musical. Pulgar hacia abajo. Cierto es, también, que nuestros gustos más clásicos no casan 100% con propuestas tan suaves y “abiertas” como la de Frank Carter y su banda.

IGORRR

IGORRR

¡Qué originales, qué locos, qué atrevidos! ¡Y qué cantidad de gente congregaron IGORRR en su actuación! Dos cantantes, voz masculina y femenina, un batería y un DJ. No sabría muy bien ni cómo definir su música, pero hay algo en ella que, combinado con su puesta en escena, funciona como un auténtico imán.

Son agresivos, son duros, pero también hay matices ambientales con rollo tecno que sorprendentemente combinan bien con el armazón de Death que soporta el conjunto. Raros, rarísimos… Interesantes, interesantísimos. Eso sí, inclasificables y pese a todo muy originales.

PROPHETS OF RAGE

El super grupo formado por miembros de PUBLIC ENEMY, CYPRESS HILL y comandados por Tom Morello de RAGE AGAINST THE MACHINE eran el segundo cabeza de cartel del día. Desde luego que el grupo a nivel de ejecución es impresionante, y que el carisma de Chuck D. de PUBLIC ENEMY es a prueba de balas, pero para mi gusto había demasiado Funky y demasiada carencia de Metal en el conjunto final.

Killing in the name of… Resurrection Fest

El repertorio fue, en esencia, un grandes éxitos de RAGE AGAINST THE MACHINE. Ya sabéis: “Bulls on Parade”, “Bullet in the Head” y alguna pincelada de PUBLIC ENEMY (“Fight the Power) o de CYPRESS HILLS (“How I Could Just Kill a Man”). El gran final no podia ser con otra cancion distinta a “Killing in the name”, para la cuál contaron con la colaboración de Frank Carter, como si no le hubiéramos visto ya suficientemente.

Quizás no fue de lo mejor del día para nosotros, pero sin duda que tuvo su público y su impacto.

KISS

He tenido la suerte de ver a KISS en tres de las cuatro fechas españolas de su tour (Madrid y Barcelona, en Rock Fest, además de Viveiro), y tengo que decir que su concierto del Resurrection fue el mejor. En Barcelona andaban de pruebas, en Madrid no terminaron de contactar con la gente, no hubo esa atmósfera mágica de su venida anterior; sin embargo en Viveiro lo consiguieron. ¿Cómo lo hicieron? Muy fácil… Recopilemos: repertorio ganador, incluyendo sorpresas como “Say Yeah” o “Flaming Youth”, Paul Stanley cumpliendo dentro de sus posibilidades vocales y deslumbrando como frontman… como siempre, y la banda ya rodada mostrando su mejor cara.

KISS

Quizá el montaje en esta gira no es tan espectacular como en otras, pero nadie puede decir que no se tocaron todas las teclas del universo KISS: la batería elevándose, el confeti, la tirolina para Paul “Starchild”, “The Demon” volando y escupiendo sangre… Y eso es mucho, seas un soldado del KISS Army o no.

La inclusion de KISS en el cartel fue polémica, y era llamativa la cantidad de gente que cogía sitio desde horas tempranas en las primeras filas del escenario principal solo para verles a ellos, pero KISS hicieron bueno el “más sabe el diablo por Viejo que por diablo” y saciaron a sus fans y dejaron boquiabiertos a quiénes no les habían visto nunca. Hoy por hoy siguen siendo la banda más caliente del mundo… incluso en la “fría” Galicia.

ALESTORM

ALESTORM

Me encanta el giro que ALESTORM han dado a su carrera. Nunca fue el grupo más serio del mundo, pero desde luego que cuando intentaban ser los nuevos RUNNING WILD con organillo estaban condenados al naufragio más absoluto, además de que en aquel primer tour eran un auténtico desastre, como atestiguamos los que les vimos teloneando a GRAVE DIGGER en su día.

Ahora son realmente divertidos. Pachangueros, sí, pero en el mejor sentido del término porque es escuchar cortes como “Drink” y que se te vayan los pies, y si encima el conjunto lo adornan las bromas de Christopher Bowes como frontman y un pato gigante, el cachondeo está asegurado… No serán la banda más seria pero sí de las más disfrutables.

EXODUS

EXODUS

Las primeras veces que vi a EXODUS con Souza de vuelta a las voces me decepcioné un poco. Cumplían, y desde luego mejor él que el infame Rob Dukes (ex cantante del grupo), pero no llegaban a igualar el nivel de la época de “Tempo of the Damned”.

Parecía que iban a cumplir y poco más en su actuación en Viviero, pero tras la nueva “Blood in, Blood Out” no cayeron más que clásicos, incluyendo cosas como “Parasite” además de las imprescindibles “The Toxic Waltz” o “Strike of the Beast”. Espero que el seguro medico de Redhardnheavy.com se ocupe de indemnizarme por los moratones que teniía al acabar el concierto, porque no pude evitar unirme al moshpit (lo de pogo es más moderno) para festejar el conciertazo de Thrash Metal que nos estaba cayendo encima.


Y se acabó Resurrection 2018… un festival que nos ha gustado mucho, y que a poco que sigan abriendo espectro musical y metan pinceladas clásicas tan buenas y especiales como este año, allí que nos van a tener edición tras edición… aunque tengamos que comprarnos gorras hardcoretas o subirnos los calcetines más arriba (que las camisetas de basket ya las tenemos). ¡Hasta el año que viene, Resu!

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: Daniel Cruz (web)

Como siempre, aquí tenéis para cerrar un par de galerías: la primera de bandas / conciertos y la segunda de ambiente (además de la galería de fotos oficial del festival del sábado):

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »