Resumen del último día del WACKEN OPEN AIR 2017 – sábado 5 de agosto

Cuarto día (tercero oficial) de Wacken en este 2017 para rematar este reportaje… Desde primera hora de un sábado soleado y caluroso, fuimos a disfrutar de la última jornada del WACKEN OPEN AIR 2017. ¿Qué vimos?, pues muchas cosas fantásticas que os contamos…Tras la crónica del miércoles/jueves y la del viernes vamos con la última jornada del festival…

La mañana del 5 de agosto 2017 de presentaba más soleada y con mucho del barro que adornaba el recinto ya casi seco así que desde primera hora estuvimos en el recinto viendo conciertos tremendos… Comenzamos a primerísima hora con POSSESSED, una de las poquísimas bandas presentadas por la Organización. Los norteamericanos tuvieron muchas cosas a su favor para disfrutarles plenamente, como fue un rato sin tromba de agua, temperatura más que agradable, poco público que te permitía acceder sin problemas a las primeras filas y buen sonido, sobre todo en lo que se refiere a la batería, clara y perfecta. Show intenso, perfecto para abrir el día aunque noté a Jeff Becerra un tanto desmejorado físicamente, un poco más estático en sus correrías con su silla de ruedas y con la voz un tanto más seca… por no decir un tanto afónico ya soltándose la melena y metiéndose en el concierto un tanto tarde cuando presentaron “Shadowcult”, su nuevo trabajo después de décadas, rápido y potente cayendo clásicos como “My Belief” también.

Si los californianos fueron estupendos para comenzar muy bien la jornada, tocaba ir corriendo al Harder Stage (antiguo True) donde descargaron BEYOND THE BLACK, una formación alemana de  Symphonic Metal que sube como la espuma (de la carpa a éste en 2 años) y que es una de mis favoritas para disfrutar allí. Muchísima gente que les apoyó desde el principio del show mientras ajustaban el sonido que retumbaba bastante… Todo recae sobre ella, Jennifer Haben, su vocalista que va a más, tanto vocalmente como encima del escenario sabiendo encantar a los presentes.

Fue un show más duro, más fuerte que en 2016, destacando el efecto de fuego real sobre los instrumentos, por ejemplo el piano, mientras ella nos regalaba los oídos con “Love Me Forever”, homenajeando a Lemmy de MOTÖRHEAD, y la divertida “In The Shadows” que acompañamos y cantamos todos. También sobresaliente los movimientos de las luces superiores del escenario, brutal y espectacular no habiendo visto nada igual pero es Wacken y aquí todo es lo más. En resumen, un concierto muy bueno aunque les veo un poco agarrados a su exitoso álbum… pero ya veremos cómo funcionan en el futuro. La banda muy bien y ella de diez.

Corriendo por encima del barro y aguantando un sol nórdico abrasador, fuimos al LOUDER Stage (antiguo PARTY) para bailar como posesos con RUSSKAJA, otros habituales de este festival y últimamente también presentes en festivales nacionales. Esta curiosa formación austriaca (según su Facebook) de Russian Turbo Polka, congregó no a muchos sino a muchísimos fans que, nada más empezar, ya estaban incrementando el ambiente festivo que crean ya desde el inicio. Sonaba muy bien (eso sí, un poco bajo al coincidir con los Hermanos Cavalera en otro) aunque luego lo arreglaron para disfrutar de las trompetas, el violín y la enorme capacidad de Georgij Makazaria (voces) de contentar y divertir a todos, incluso hablando en castellano cosa que no entendimos el por qué lo hacía allí.

Muy divertido aunque los temas fueron más lentos y menos bailables que otras ediciones, llenando de energía positiva todo el Wacken y haciendo un guiño anti terrorista gritando con nosotros “Music is our religión!”, como debe ser. Otra vez a la carrera para intentar coger un sitio bueno para HEAVEN SHALL BURN, otros que parece que viven allí y que consiguieron que muchísimos más (incluso un vendedor ambulante de cerveza) se unieran a los Wall of Death, pogos y sobre todo al increíble Circle Pit por el que son tan famosos. La verdad es que esta vez sí me gustaron, sí me pareció que, a pesar de la monotonía de su estilo musical en mis oídos, dieron más música y menos charla. Es decir ofrecieron más unión como banda y disfrutaron cada nota que hacían mientras que lucían un escenario precioso con atrezzo de ruedas gigantes en movimiento.

Por cierto, vamos a ver antes de seguir una galería de fotos de ambiente que seguro que a todos nos hacen sonreír.

Este sábado era jornada de disfrutar más con la intercomunicación de las bandas que actuaban en los diversos escenarios y qué mejor que seguir así con los divertidos POWERWOLF. Los alemanes en festivales grandes como éste son espectaculares y aquí, con miles y miles de entregadísimos fans delante (entre los que nos encontramos), todos participamos en irreverente misa que son sus shows. Muy parecido o, mejor dicho, casi idéntico al último en Madrid pero distinto de participación, que aquí saltaba hasta el apuntador moviéndose toda la HOLY LAND of WACKEN cuando cayó el “We Drink Your Blood”, su himno.

No decaía ni la fiesta en el ambiente y mucho menos las ganas de ver a nada menos que ALICE COOPER y su fantástica banda centrándose en esta ocasión más en la música que en lo que es lo visual si lo comparamos con el del ROCK FEST BARCELONA unas pocas semanas antes. Es verdad que verle de día, con sol, se hace raro pero es una gozada total… Tuvieron una hora escasa así que fueron encadenando un tema tras otro, sin descanso, sin tanta parafernalia ni lanzamiento de collares pero dando más protagonismo a los solos de los geniales músicos que le acompañan como Nita Strauss a la guitarra que fue muy aplaudida. Si los POWERWOLF nos hicieron cantar, imaginaos el de Detroit y su gente lo que consiguieron con “Poison”… Todavía se me ponen los pelos de punta al recordarlo y sobre todo cuando termina presentando a sus músicos y terminar señalándose diciendo “Y YO” como un selfie escénico. Apoteósico.

Aquello era un no parar de ver súper bandas, de todos los estilos y colores así que a coger el mejor sitio para otros habituales y que ahora mismo han sabido convertirse en dignos cabeceras de cartel, AMON AMARTH. Aquí a WACKEN trajeron el stage set (la modalidad de atrezzo de escenario) del casco vikingo dentro de su “Jormsviking World Tour” (como vimos en Madrid hace unos meses y que os contamos aquí). Creo que pocos se quedaron en el camping pues no cabía nadie allí cuando arrancó el magnífico espectáculo que descargan estos suecos, que contaron con todo: una barbaridad de luces, de efectos de humo y fuego, explosiones bien coordinadas con las canciones y mucho más volumen, potencia y nitidez en el sonido del Faster Stage, que hasta ese momento había sonado bien pero un tanto falto de fuerza.

Aquí era otra cosa desde el comienzo espectacular con “Pursuit of Vikings” para amenizarlo con escenas de batallas de vikingos y otros soldados mientras seguían con “Deceiver of the Gods” y ¡oh, sorpresa!, nada menos que la Reina, Doro Pesch que acompañó a Johan Hegg (vocalista) en “A Dream That Cannot Be”, en una imagen tremenda: él tan grande, tan poderoso y ella tan pequeña pero tan fuerte y enorme… Esa imagen es Wacken, esa unión es lo que sólo ves allí y hace que merezca la pena cada microsegundo que pases en la Holy Land aunque estés helado y lleno de barro, da igual. Impresionante, brutal y poderosa actuación que terminó con runas ardiendo, con alzamiento del cuerno, golpe de Martillo de Thor y reafirmando en el escenario a una banda genial, AMON AMARTH.

¡Vaya tarde!, era un no parar y la noche no parecía que iba a ser menos que todavía quedaba mucho ya que nada menos que seguíamos con AVANTASIA, uno de los cabeceras de cartel compartidos y que, aunque es habitual verles, allí es un espectáculo incomparable. Los miles de fans que abarrotaban el recinto eran incontables haciendo que saliera magia tanto del escenario con las apariciones de los diversos vocalistas como lo que generaba el público.

Es algo que no se olvida así como mención especial al más que increíble juego de luces (sobre todo los que recubren ahora los dos escenarios grandes) con los que contaron. Fue Jorn Lande quien comenzó con Tobías Sammet las dos horas de fantástico espectáculo, muy parecido al que vimos en ROCK FEST BCN aunque aquí sí con Eric Martin, (presentado como Eric Big Mouth Martin aludiendo a su banda), con mucho más protagonismo de Jorn (con el que comenzó el show con “The Scarecrow”, fantástico), con el pequeño gran Bob Catley, siempre tan elegante dándole mucho protagonismo también en esta ocasión a Herbie Langhans que a su vez cantó “Shelter from the Rain“ con el legendario vocalista británico.

Lástima que Amanda Somerville se quede siempre rezagada, con lo increíble que resulta en escena, tan guapa y esa melena tan maravillosa además de su voz llevándose todos millones de aplausos más que merecidos. Pero claro, nosotros lo habíamos vivido unas semanas antes  pero muchos en la Germania del Norte puede que no se esperaran a Geoff Tate (ex QUEENSRYCHE) que salió triunfador con “Sedaction of Decay”. Lo que sí le tengo que tirar de las orejas a Tobias es el hecho de que fue como una especie de “deja vù”, esa sensación de que estás viviendo algo que ha pasado antes. Hizo lo mismo que en 2015, igual, con el mismo paseo por escenarios metiéndose (de broma) con KREATOR y sus fans. Divertido pero hombre, no quedó nada bien bajando muchas décimas un show de sobresaliente. Lo dejamos en notable alto pero lo de las luces (tonos morados, fucsias y naranjas, increíbles) y la magia creada en “Farewell”, y el resto de las más conocidas, fue algo que no se olvida.

Todavía temblones de los grandes shows vistos uno detrás de otro, qué mejor que continuar con algo totalmente distinto como KREATOR… Y si encima tiene efecto Wacken de que te caiga una lluvia de esas de noche tan fresquita, nórdicamente hablando, y que limpia de fans no tan fans el recinto, pues todavía mejor. Impresionante el fondo de escenario y la decoración en general para recibir a la formación alemana, muy queridos en el festival y además con el lugar que les corresponde: de cabeceras también de cartel, desplegando todo el potencial que llevan dentro y más. El sonido continuó siendo como el que contaron los suecos antes, ya más potencia, más fuerza y adecuado totalmente para la fantástica descarga de la banda que jamás te hace algo que salgas decepcionado.

Aquí eran ellos y todo lo que le pusieron para todavía realzar más la brutalidad, el poderío y la barbaridad que es su directo, con su vocalista y líder Mille Petrozza mucho más en forma (física y vocalmente) aún que en giras anteriores. Cayeron muchos de sus clásicos que sonaron aún mejor con todo el montaje alrededor , además adornado con el fuerte viento y la lluvia que regaba el recinto, vaciándose poco a poco… pero ahí estábamos, disfrutando y girando la cabeza con “Enemy of God”, “World War Now” y todo lo que cayó. Fantástico, espectacular y sin palabras nos dejó.

Para cerrar el WACKEN 2017, el mensaje de agradecimiento de los organizadores (Thomas Jensen y Holger Hübner) mientras abandonábamos el recinto grande para dirigirnos a la carpa (Bullhead Tent) sacrificando a SUBWAY TO SALLY, que me encantan, para disfrutar a LORDS OF BLACK, la banda madrileña que a la vez que ALIEN ROCkIN’ EXPLOSION, hicieron historia en el festival alemán. La banda de Tony Hernando, Andy C, Ronnie Romero y Javi García contaron con poco público pero más que nada porque es muy tarde ya, es el cierre y hay que salir corriendo a los transportes para ir al aeropuerto o a los lugares de origen de los fans.

Pero sí estuvimos allí, rodeados de compañeros de medios, amigos y fans que supieron dar a LORDS OF BLACK el recibimiento que necesitaban en esa noche especial. Ellos devolvieron ese cariño y soporte con creces, dejando el listón muy alto, con un show muy dinámico, muy estudiado y mostrándose como la gran banda que es, que te puede gustar o no su apuesta pero es cierto que no te dejan indiferente. No  sólo es la voz, es la guitarra de Tony, la compenetración con Andy a la batería y Dani, nuevo miembro, al bajo, sonando como un bloque compacto y dándolo todo.

Buen sonido, aprovechando el tiempo al máximo, con Ronnie cantando espectacular y más comunicativo y participativo en el show… Fueron 45’ de auténtica tralla con homenaje a uno de los más grandes, a DIO con el “Neon Knights” con alusión al terrible holograma (muy acertado, Ronnie) gustando a todos, a pesar de la hora, los nervios de la vuelta y el disgusto de que era lo último, después de una jornada espectacular (para mi gusto la mejor de 2017) y dejando un buen sabor de boca y una sensación estupenda. Mira que yo no llevo el españolismo para nada en las venas (al contrario) pero el mérito de esta banda hay que reconocérselo y desearles lo mejor para ediciones venideras.

Foto: Iñigo Malvido (¡gracias!)

Ya aprovecho para comentar que la otra banda madrileña, ALIEN ROCKIN’ EXPLOSION, hizo todavía más historia al actuar el viernes 4 y el sábado 5 de agosto 2017 como invitados en el llamado “Machine’s Late Night Show”, un programa de variedades (entrevistas, humor, música) que se emitía a través de WACKEN TV todas las noches. Participaron en el programa como la banda del mismo tocando canciones en acústico en el “Welcome to the Jungle Stage”, donde se realiza el Wresting (los combates de lucha libre).  Así que este año doblete de ellos y Metal nacional por partida doble.

Con la sensación de que habíamos visto conciertos irrepetibles, otros no tan espectaculares como esperábamos nos fuimos llenos de Heavy Metal, en todas sus distintas interpretaciones y diciendo eso de “See you in Wacken 2018 rain or shine”; lo haremos, seguro.

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com)

Fotos: Boliche Ángeles, Corsarios y Wacken Oficial 

Vamos con ese tremendo “Death in fire” de AMON AMARTH para rematar:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »