Recuperamos crónica de RIOT V en Madrid

A veces nos retrasamos, ¿qué le vamos a hacer? Recuperamos la crónica de RIOT V en Madrid (texto) y Vitoria (fotos) siendo además uno de los mejores conciertos de heavy metal que vimos en la segunda mitad del año.

RIOT V + S.N.A.K.E. – Viernes 15 de noviembre (Madrid, sala Nazca)

RIOT V

Cómo nos gustan las noches de puro heavy metal y el hecho de ver clásicos, superclásicos de nuestra escena (vale, remozados en este caso como todos sabemos) en tan buena forma. Y eso que en este caso la noche empezó un tanto torcida, como ahora os contamos, pero afortunadamente todo se solventó y finalmente lo que resultó fue una excelente noche de heavy metal puro y duro.

Os ponemos en antecedentes muy rápidos: RIOT V obviamente son la continuación de los míticos RIOT, una vez que nos dejó hace unos años su guitarrista, principal compositor y líder desde siempre, Mark Reale. Con su beneplácito, y sobre todo de la mano de su mano derecha desde 1989, Mike Flyntz y el bajista Don Van Stavern (que estuvo en la banda de 1986 hasta 1990… y después se reenganchó ya en 2008, siendo un miembro importante porque varios de los temas tanto de «Thundersteel» como de «Privilege of power» son suyos), el grupo ha seguido adelante como RIOT V, con dos discazos desde entonces y muchos conciertos fantásticos del grupo que hemos podido ver hasta ahora, sobre todo en festivales o como teloneros (como la última vez con PRIMAL FEAR por ejemplo). Era el momento de verles por fin en gira y como cabezas de cartel, cerrando el último periplo de presentación de su último disco, «Armor of light».

Con los miembros veteranos al frente (incluyendo al batería Frank Gilchriest, ex VIRGIN STEELE, y que lleva ya muchos años con RIOT), junto a los más jóvenes pero más que solventes Nick Lee (guitarrista) y sobre todo el forzudo cantante Todd Michael Hall, sin duda RIOT V están en un momento excelente. Ya con una formación estable desde hace unos 5 años, con nuevo material de lujo bajo el brazo y sobre todo mostrando un estado de directo al nivel de los grupos clásicos de primera división, sin duda que RIOT V merecen dar un paso adelante ya y subir de escalafón.

S.N.A.K.E.: 

Snake

Pero no nos adelantemos ni nos extendemos en la mera opinión subjetivo y vamos a lo que vamos, que lo primero es destacar eso, la excelente noche de hard/heavy, primero, y de power metal USA (es decir, heavy metal clásico rápido y acelerado de los Estados Unidos) que vivimos en Madrid. Y eso que empezó accidentado como digo, ya que a poco de comenzar los locales (nacionales quiero decir, que no son de Madrid sino de Murcia) S.N.A.K.E., se rompió el parche del bombo de la batería (que iban a usar las dos bandas) y al no haber repuesto, mientras la organización (con la ayuda de músicos y amigos locales) conseguía solventar el problema, la banda trataba de pasar el trago con la mayor profesionalidad posible, ¡y a fe que lo consiguieron!

En su momento destacamos aquí lo mucho que nos había gustado su segundo trabajo, «Only one flag», y que les queríamos seguir la pista y verles en directo, ¡pues hoy nos quitamos la espinita! Y tenemos que corroborar lo que nos pareció escuchando el disco entonces: hard/heavy ochentero, divertido y vacilón, buen rollo, actitud y calidad a raudales. Vale que todavía no están al nivel de RIOT, ¡que sólo les faltan 30 años de carrera para ello!, pero fueron unos muy dignos teloneros. Pese a que tuvieron que recortar su actuación, y después tocar un par de temas más mientras se solucionaba el tema del dichoso parche de la batería, como digo me parecieron excelentes, divertidos y muy profesionales.

Cierto es que un servidor les comentaría (y por aquí aprovecho y lo hago) que deberían homogeneizar su estética… no por nada, pero despista un poco ver a cada uno vestido totalmente diferente sobre el escenario. Que no debería ser un dato relevante, pero los heavies nos fijamos en estas cosas, ¿qué le vamos a hacer? De cualquier manera, y es lo importante, su desparpajo y calidad supera con creces a los «peros» que les podamos poner en directo. Y más cuando pones a bailar y moverse a una sala llena de heavies parcheados y que han crecido escuchando discos como «Thundersteel», «Restless breed», «Inishmore» y compañía.

Snake

¿Canciones? Pues desde la propia «Only one flag», la divertida y movida «Rock evolution» o ese «Heartbeat» con la que se despidieron finalmente en ese momento un tanto «Spinal Tap» de la noche (aunque afortunadamente todo se solucionó más o menos bien como ahora os seguimos relatando)… Con la boca pequeña sólo hago un comentario más al respecto, ¿en serio RIOT V no viaja con recambio de los parches de la batería ni la organización tenía previsto este detalle?

Bueno, de todo se aprende, y seguro que para la próxima no les vuelve a pasar… En este enlace podemos ver la galería de fotos de su concierto o debajo en el slider:

RIOT V:

RIOT V

Pasamos a RIOT V y como digo no voy a incidir más en el problema de la batería, que se solventó afortunadamente y punto, pero esto demoró el inicio del concierto y, afortunadamente (le damos las gracias a la sala por ello porque no es lo habitual en absoluto, y en fin de semana menos todavía), sólo tuvimos que lamentar un par de temas recortados del set… cuando todos pensábamos que la media hora menos no nos la quitaba nadie.

Es/era una pena porque en esta gira RIOT están haciendo repertorios extensos y repasando casi todos los discos del grupo, que es un lujazo, incluso rescatando canciones nada habituales y pasando de las dos horas de concierto. En Madrid nos quedamos un poco más justos, pero al final sólo tengo que protestar por quedarme sin escuchar mi querida «Angel eyes», que fue una de las sacrificadas… ¿qué le vamos a hacer?, que alguna de las mejores tenía que caer. De cualquier manera, tanto la banda como la sala se portaron de la mejor manera posible al respecto y se salvó un concierto que, antes de empezar RIOT no estaba tan claro que salieron todos satisfechos de allí.

Por cierto, del tema de los limitadores de sonido de la Nazca no decimos nada, que estamos en zona 100% urbana y por lo que sea tienen unos limitadores de volumen muy exigentes que en algún momento del concierto nos hicieron torcer el gesto a más de uno. Para más explicaciones técnicas al respecto, algún buen amigo técnico de sonido (gracias, Vasco) sabe algo de esto y seguro que os lo cuenta mejor si le preguntáis… Nosotros al concierto y a disfrutar, que en ese tipo de cosas, sabiendo que se trata de shows en discotecas y esto tiene sus pros y contras (y a mí la Nazca es una sala que me gusta mucho para conciertos en general), no podemos incidir mucho.

Riot V

Heavy metal puro y duro, temazos, y a cabecear y disfrutar… en este caso no a un volumen brutal ni duro y potente, pero suficiente… y con la banda aportando el extra de calidad y de clase y actitud que mejora cualquier presentación en directo y/o limitación o problema técnico, como hubo esa noche. Y Mike Flyntz con fiebre y casi sin poder hablar del trancazo que tenía, pero aún así también lo sacó adelante con la máxima profesionalidad, ¡doble aplauso!… Aparte de la buena forma de la banda en sí, y del pedazo de cantante que tienen con Todd Michael Hall, hay que destacar la compenetración en sí, que tiene el grupo y el buen rollo que desprenden, que se nota viéndoles sonreír y disfrutar sobre el escenario que están viviendo una buena época.

Por cierto, comentando sobre el cantante, excelente vocalmente y llegando sin problema tanto a esos agudos imposibles de Tony Moore como al rollo roquero de Guy Speranza, Mike Dimeo y compañía, reconozco que como frontman me convence mucho menos, las cosas como son. Y eso que se esfuerza e intenta ser simpático y comunicativo… pero siempre le noto un tanto forzado y poco natural cuando no está cantando (tema lucir músculos aparte que… bueno, supongo que yo también lo haría si tuviera, jeje). No sé, es lo único que aún me chirría un poco viendo a RIOT en directo, pero lo importante es que vocalmente lo borda y es más que justo destacarlo.

No hemos dicho tampoco que, sin llenarse, hubo una buena entrada esta noche, y eso que con S.N.A.K.E.S se rondaba el medio aforo justo, pero ya a punto de empezar RIOT V tanto el ambiente como la afluencia era mucho mayor. Y público veterano, como es lógico, y de los exquisitos, como apreciamos cuando tocaron canciones menos habituales y escondidas de su discografía, que muchos agradecimos… y que a veces no es lo habitual precisamente, al menos en conciertos de bandas menos underground.

RIOT V

Bajista con la botella de tequila bebiendo y ofreciendo a las primeras filas, banda dándolo todo y nosotros enfrente disfrutando, que no siempre se puede ver a estas alturas a bandas clásicas en tan buena forma. Comenzaron con uno de los temas actuales como es “Victory”, que me gusta que confíen en su nuevo material, aunque se metieron rápido a todo el mundo en el bolsillo con “Flight f the warrior” y “On your knees”. Quizás las guitarras estaban un punto bajas, ¡malditos limitadores de sonido!, pero RIOT V suenan mucho en directo pese a todo. Seguíamos con clásicos de todas las épocas como “Metal soldier”, “Restless breed” (mucho menos habitual), “Johnny´s back” y “Storming the gates of hell”, ¡menudo cañonazo inesperado!

Puro Power Metal USA y heavy metal ochentero pero sonando como deberían sonar las bandas del estilo en la actualidad, y sin vivir de las rentas, que los dos discos de la formación actual estuvieron bien representados en el set. Eso sí, es un lujazo escuchar canciones a medio tiempo tan especiales como ”Bloodstreets” o “Take me back” o que recuperen temas nada manidos como “Road racin´”, mucho más roquera. Ibamos acercándonos al final, cuando parecía que iba a ser corto, sonando seguidas tres de las imprescindibles como son las más antiguas “Swords & Tequila” y “Warrior” junto al cañonazo “Thundersteel”, que puso aquello patas arriba.

Algo debieron negociar bien en el camerino porque el bis afortunadamente fue más largo de lo previsto. Tras mirar a los comienzos con “Narita”/»Outlaw”, era el momento de rematar de la manera más épica posible con “Sign of the crimson storm” lo que había sido un conciertazo…. Con dificultades técnicas, Mike Flyntz enfermo, retrasos y recorte de setlist incluido, pero el conciertazo de RIOT V en Madrid fue de bandera.

Al final, como se suele decir, el que vale, vale… Y RIOT V está portando y ofreciendo el legado de RIOT y Mark Reale de la manera más digna posible, ¡gracias!

Texto: David Esquitino (Madrid) / Fotos: Juan Ramón Felipe (Vitoria)

En este enlace podemos ver la galería de fotos completa de RIOT V en Vitoria o debajo en el slider:

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »