Primeras impresiones de Wacken XXX aniversario

Recién llegados de WACKEN OPEN AIR, en su 30 aniversario, os vamos a dar una idea de cómo ha sido esta fantástica edición del festival alemán en general. Hay mucho que contar así que empezamos…

WOA 2019

A pesar de llegar 2 días antes de empezar el festival (recordemos que, oficialmente, el arranque es el jueves con la “Night To Remember”), el martes ya había miles de metalheads llegados de todos los países del mundo llenando el camping. Después de la larguísima caminata a las acreditaciones, plantamos la tienda sin lluvia y con buena temperatura. Nos llevamos todos los artilugios para pasar un Wacken lo más secos posibles pero los meteorólogos (tanto alemanes como de aquí), no han acertado ni una, así que la edición de 2020 pasará a la historia porque ha llovido muy poco y sólo de noche. Gracias a eso el barro no ha hecho acto de presencia. Y llevamos dos ediciones ya sin barro en WOA… ¿será el cambio climático?

Sin embargo sí que hubo un par de peligrosas tormentas eléctricas que llevaron a la organización a desalojarnos del recinto de conciertos (infield) con gran sentido de la responsabilidad. Desde estas páginas, les damos un DIEZ a la Seguridad y a la Organización por la rapidez y efectividad de la evacuación de un recinto abarrotado de gente que salió tranquilamente sin mayores incidentes. Mis respetos tanto a ellos como al público, engrandeciendo aún más el festival. Sol, calor húmedo y una niebla nórdica el viernes que no se veía nada es lo máximo a destacar , en este sentido, además de las dos tormentas en el apartado metereológico.

También es destacable que todos los años que vas a Wacken (y ya son unos cuantos), descubres detalles nuevos en todo, por parte de la organización, que evidencian que no hacen más que pensar y discurrir para que te encuentres allí lo mejor posible sin reparar en gastos. En esta ocasión no podía dejar de admirar las inmensas pantallas (12) que aseguran la mejor visión desde cualquier punto del Infield. Con esa misma idea se ha recortado el tamaño de los antiguos monitores laterales para introducir otros a los lados, con el fin de que, si te vas un minuto, no pierdas el más mínimo detalle. ¡No os digo cómo se ven y cómo se oyen de bien!, aunque sí habría que seguir mejorando el volumen del Faster Stage que a veces se queda corto (como en POWERWOLF).

Le damos un diez a esta mejora pero  en cuanto a la realización se ha minimizado la aparición de imágenes enfocando al abarrotadísimo recinto. Con lo que nos gustaba ver las caras en las pantallas de los afortunados que en ellas aparecen, emocionados, felices… Nunca llueve a gusto de todos, como se suele decir.

Más mejoras:  WC´s (las cabinas con la luz son geniales) siempre limpios, siempre impecables, además de la creación del History Stage (carpa), con pantalla fuera para que vieras todo lo que acontecía en el interior y la sorpresa: el Metal Markt, un inmenso supermercado con todo lo que puedas necesitar. Eso sí, podían haber dejado algo en los puntos del camping para que no te dieras la paliza a andar trasladándolo todo lo “comprable” allí. Si no estás delante, no te haces idea de lo grande que es el sitio: Increíble.

Otro punto más a favor de la organización: el “Moshotel”. En la calle principal (Hauptbahnstrasse), muy cerca del festival. Un lugar donde puede dormir la gente que necesita la comodidad de una cama por diversos motivos. Eso ha hecho que dos servicios extras muy apreciados por nosotros como son el café que servían en el camping “A” los señores de la finca de al lado (los del perrito Golden Retriever, más famoso que la vaca del logo), y la ducha congelada de los lúgubres establos, hayan pasado a la historia para los habitantes del camping básico. Una pena pero los tiempos cambian y los Metalhead también envejecemos. Con dignidad eso sí.

Muchas cosas siguen igual, porque son buenas y los asistentes así lo valoran en las encuestas que pasan. Una de ellas es la comida y bebida… Mismos precios que en ediciones anteriores aunque han sustituido de nuevo la marca de las energéticas (no vamos a poner los nombres, claro), que son imprescindibles en tu dieta diaria si quieres no terminar arrastrándote cual tortuga por la playa al final del día. También sigue el tema de los preciosos vasos serigrafiados con motivos del festival, aunque los que tienen el logo de esta edición no eran muy allá por ser oscuros… pero alguno hemos traído, claro, jeje.

Lo que sí hay que darle un toque a la Organización es en el tema de las camisetas y merchandising en general, que se convierte en una aventura de Supervivientes 2019 para pillar algo. Los modelos son preciosos, a 20 EUR cada uno, todo ok pero… ¿qué haces con los 90.000 ansiosos que tienes delante y que arrasan cuanto ven a su paso? Colas larguísimas, esperas de horas para cogerlas y cuando te toca, de los modelos más “normales” (hay 5 XL y se vende), no queda ni la etiqueta de la caja. Además, esas o las pillas allí o nada, volviéndote a tu casa con la lagrimita de me quedé sin ella, sin mi camiseta.

Nos contaron que repusieron el sábado para dar de comer a los hambrientos de comprar pero, por la tarde, los vendedores de los puestos oficiales llevaban en un cartón en su gorra (súper gracioso el detalle), diciendo que estaba todo agotado, para que lo vieras y no marearas preguntando. A las 19:00 de la tarde, en el inmenso puesto del recinto, quedaban 22 camisetas en exposición y eran de grupos, el resto voló todo. Para el resto de objetos de todo tipo (metalero, claro), tienes otro Metal Markt (no de comida) antes de entrar en el recinto, en el que te puedes pasar allí mil horas viendo cosas preciosas aparte de dejarte la tarjeta más temblona que después de haber visto a SLAYER en primera fila. ¡Una pasada!

De los grupos que actuaron poco vamos contar aquí, pues ya os haremos los resúmenes por día, pero… ¡qué escalofríos te recorren el cuerpo cuando de noche se enciende la increíble luminotecnia que tienen los escenarios! Si antes era preciosa, ahora aún más porque la mejor tecnología en este aspecto es usada en Wacken sin reparar en  gastos. Mención especial y aplauso total al acto de confirmación de las bandas para 2020 (como ya os contamos ayer, ¡guau!… con JUDAS PRIEST, AMON AMARTH, VENOM, DEATH ANGEL…, y entradas agotadas ya, por cierto).

Volviendo a lo que decíamos, unos fogonazos por todo el Infield nos hicieron creer por momentos que estábamos en el mismísimo Infierno. Impresionante. No hay palabras para describirlo ni para detallaros un efecto en humo que dejaban unos dibujos en el aire que parecían medusas nadando, todas a la vez…. Eso sólo pasa y lo ves allí. Da igual carpa que escenario normal, todo es de calidad superior y las bandas lo aprovechan dando lo mejor de sí con la mejor de sus sonrisas además. A destacar el doble show de SABATON (en los dos escenarios), celebrando el XX aniversario del grupo… con sus dos formaciones, la antigua y la actual, ¡tocando a la vez! Ya os lo contaremos…

Para terminar estas primeras impresiones, no dejamos de darle un diez o más al público, a nuestra familia, a los Metalheads que venidos desde todo el mundo. hacen de WACKEN un sitio único, especial y maravilloso, pero eso sí, tienes que ganártelo y contagiarte de lo que hay allí. Buen rollo, camaradería, fraternidad, alegría, ganas de pasarlo bien, de conocer a gente, de bailar como si te fuera la vida en ello, de ver shows que no verás en ningún otro sitio (aunque sea la misma gira) y sobre todo, tender la mano para chocar la de otro que es como tú y pasarlo genial, sin movidas ni problemas de ningún tipo. El que no esté dispuesto a hacer esto, mejor que no venga y que disfrute de los miles de otros festivales adecuados a su gusto que hay muchos y geniales. Esto no es un festival al uso… y ni falta que le hace.

Pues en resumen, genérico y a vista de pájaro, esto ha sido la XXX edición del WACKEN OPEN AIR, un treinta aniversario que ha sido criticado (como siempre) por tener un cartel no con grupos sorprendentes o supergrandes pero lo que sí ha sido así son los shows que han dado y que os contaremos en breve. Que llueva, que te achicharres, que te llenes de barro, nada importa si eres feliz allí como nosotros lo hemos sido y queremos seguir siéndolo el año que viene… ¡Allí estaremos!

See you in Wacken 2020, rain, storm or shine!

Texto: Rocío Gómez (rocio@redhardnheavy.com) / Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

 

 

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »