Presentación y primera jornada del Rock The Coast

Después del resumen general de la primera edición del festival Rock The Coast, Fernando Checa, Fernando Galicia y Javier Gil se turnan para comentar los conciertos del día de presentación (jueves) así como los del primer día (viernes). Nos lo cuentan los compañeros y nos lo muestra la propia organización. 

Rock The Coast 1

ROCK THE COAST: 13 – 15 de junio de 2019 (Fuengirola, Málaga) – Primera Jornada

Ambiente

Aunque el festival como tal comenzaba el propio viernes, el día anterior, jueves, hubo una fiesta de presentación muy especial, previa de hecho al Rock The Coast oficial, y que costaba 20 euros. Pero merecía la pena. Os lo contamos: 

Jueves, 13 de junio: 

Rock The Coast comenzó su andadura con una fiesta de presentación en el Castillo Sohail, de Fuengirola, la noche del 13 de junio de 2019. Y lo hizo con una apuesta original a la par que arriesgada…

WARDRUNA:

Era arriesgado no sólo porque el abono del festival no daba derecho a este concierto, sino también porque apostó por traer a WARDRUNA, el proyecto de folk escandinavo liderado por Einar Kvitrafn Selvik, en vez de un grupo de rock o metal más típico o conocido, que hubiera sido lo esperado. Y les salió bien, porque el recinto se llenó para ver a la banda, en la que además ha supuesto su primera visita a España.

Wardruna

Durante aproximadamente hora y media WARDRUNA hicieron gala de un gusto exquisito en su interpretación, con un setlist basado en su trilogía discográfica Runaljod, a excepción de “Völuspsá” y “Snake Pit Poetry” (con la que cerraron, únicamente con Einar en el escenario cantando con un arpa celta), y en la que contaron con instrumentos propios del folk nórdico, como dos lur, arpas de boca, un arpa celta, un tagelharpa o una fídula en ocho.

El escenario, sin más parafernalia que un telón jaspeado de fondo y los instrumentos, iluminado con luz tenue de distinto color según el tema interpretado, en el marco incomparable del interior del patio del castillo, aportó el marco idóneo para que los noruegos lo llenaran de magia… esa que sólo la música es capaz de transmitir. Sin duda fue, pese a ser la primera, una de las mejores actuaciones de todo el festival: por diferente, por exquisita, por lo que transmitieron. Un gran acierto que, en nuestra opinión, quizá la organización debió acompañar con un acceso libre a los poseedores del abono completo.

Texto: Fernando Galicia

Viernes, 14 de junio:

Thyrant

El viernes comenzaba propiamente el festival, pasada ya la fiesta presentación del primer día con un gran concierto de WARDRUNA, y los conciertos en los escenarios principales se inauguraban con ARKONA, propuesta a caballo entre el folk y el metal liderada por una enérgica Masha Arkhipova a los que pudimos ver brevemente tras el proceso de entrada en el recinto, siempre algo más lento en los comienzos del festival.

Casi al mismo tiempo, en el escenario del Castillo, los malagueños THYRANT comenzaban su descarga, que pese a lo temprano de la hora atrajo a un puñado de incondicionales de la banda. Aunque realmente el primer concierto que íbamos a poder disfrutar completo era el de Blaze Bayley, con ya una entrada considerable pese a la hora y con muchas ganas de ver al otrora cantante de IRON MAIDEN llevar adelante un show enfocado en los temas de la Doncella

BLAZE

El temible calor de las tres de la tarde en Fuengirola se vio sofocado por fuertes rachas de viento que, pese a todo, no resultaron en ningún momento molestas, ni para el público ni para el sonido de un músico que sigue siendo muy querido en nuestro país. BLAZE siempre tendrá la mochila de haber sido el cantante de IRON MAIDEN en una época complicada. Su carrera posterior ha tenido altibajos pero pese a todo siempre ha tratado de mantener la mayor honestidad en todo lo que hace.

Blaze

Y de esta manera, siendo consciente de que el público sigue queriendo corear los temas de MAIDEN, ha preparado una serie de shows en los que revisita algunas de las canciones más populares de los dos discos que grabó. Así, la posibilidad de volver a cantar de nuevo “Lord of the flies”, tema con el que comenzó el concierto, “Sign of the Cross” o levantar el puño a ritmo de la épica de “The Clansman” llevó a su actuación en volandas desde el primer minuto.

Musicalmente acompañado por un puñado de músicos muy solventes (que posteriormente tendríamos ocasión de volver a verlos bajo el nombre de ABSOLVA) no tuvo el mejor sonido del festival pero solventó con buena nota la actuación. BLAZE puede gustar más o menos pero desde luego siempre se muestra como una persona tremendamente agradecida en los escenarios españoles y como detalle especial posiblemente acabara con “Cómo estáis amigos”, sonriente, feliz aunque solo fuera por un rato de sentirse arropado por un buen grupo de asistentes disfrutando de lo que es, por derecho propio, parte de la historia del heavy metal.

Texto: Fernando Checa

GRAVEYARD

Eran la primera banda de la que iba a poder disfrutar en este ROCK THE COAST, y uno de los mayores atractivos de todo el festival para mí. Ya había tenido la ocasión de verles en alguna ocasión y siempre me ha parecido que han cerrado actuaciones de 10, y aunque en lo que a técnica se refiere, como siempre, no puede ponérseles ninguna pega, su paso por Fuengirola me dejó un cierto sabor agridulce. El sonido les acompañó, como digo, técnicamente estuvieron impecables e incluso me dio la sensación de que el bueno de Joakim Nilsson venía con las cuerdas vocales en mejor estado que en su anterior visita a nuestro país, pero no creo que aprovechasen la ocasión para elegir un set list que pudiera meterles nuevos fans en el bolsillo.

Graveyard

Los suecos son de esas bandas que sacan disco y se encargan de presentarlo, y tanto que lo hicieron, con más de medio set list de su reciente “Peace”, interpretando temas como “Walk on” o “Please don´t”, pertenecientes a este último, que es un gran disco en mi opinión, pero que a mi parecer no alcanza el nivel del tremendo  “Inocence & Decadence”, del cual no incluyeron ni un solo tema en el cortísimo set elegido en esta ocasión.

Las pocas canciones que descargaron fuera de su nuevo álbum fueron pertenecientes íntegramente al disco “Hisingen Blues” con grandes temas que jamás quedan fuera de sus conciertos como “The Siren”, en detrimento de canciones algo más “movidas” que creo que podrían haber enganchado más al público festivalero. En pocos meses les tendremos por España para disfrutarlos en sala, y espero que con bastante más tiempo de concierto, que a los que disfrutamos de esta banda creo que nos supo a poco.

Texto: Javier Gil

LEO JIMÉNEZ

Leo salió al escenario 2 de Rock The Coast sabiendo que era el gran representante del metal español de ese día en el festival. Y como tal lo hizo saber, reivindicando a nuestras bandas, reivindicando nuestro idioma, y reivindicando el sitio de los grupos españoles de heavy metal en la escena actual. Y lo hizo sin complejos, arropado por una banda que respondió en todo momento con gran solvencia y calidad. Antonio Pino y Rufo Cantero (guitarras), Edu Fernández (bajo) y Carlos Expósito (batería) han conseguido formar un bloque muy sólido, sobre el que Leo levanta cada canción con gran aplomo, ofreciendo un directo realmente potente.

Leo

Contaron con la colaboración de Tanque Ruiz (DENIRO y FIEBRE), haciendo voces guturales en “Misantropía”, y con la de Mr. Korpa durante la interpretación de “Mesías”. A destacar, los temas “Desde niño” (con el que el vocalista de Fuenlabrada hizo un guiño al público presente “de más de cuarenta años”), y la fantástica versión del “I’m still alive”, de NOCTURNAL RITES (rebautizada en español como “Aún sigo aquí”). Cerraron con “Volar”, ganándose el aplauso del público. El único detalle que no me termina de convencer es ver a Leo con la guitarra, y no porque la toque mal, sino porque con dos guitarristas en la banda creo que no lo necesita, y que de cara al espectáculo se aprovecharía mucho más su talento indiscutible como frontman.

Al margen de ello, fue una gran actuación que demuestra que Leo está actualmente en lo más alto del heavy metal español, y que se ha ganado el respeto de un público exigente que abarca ya dos generaciones.

Texto: Fernando Galicia

HITTEN

Pues sí amigos, había más bandas nacionales en el cartel que los omnipresentes thrasers ANGELUS APATRIDA, y ahí se presentaban HITTEN, desde Murcia dejando claro a los muchos asistentes extranjeros que se daban cita en el recinto cómo somos capaces de gastárnoslas por aquí. Y lo de estos chicos es puro derroche de actitud y energía, perfectamente combinados con buena técnica y rabia heavy metalera.

Hitten

Les tocó defender su show en el escenario del Castillo, a una de las peores horas posibles, bajo un sol de justicia y un sonido francamente horrible, con una pelota de graves rebotando en los muros del castillo que hacía difícil disfrutar de su contundencia. Pero lejos de arrugarse fueron descargando sin piedad toda su fuerza con temas de su último disco como “Final Warning”, “Twist os Fate” y “In the Heat of the Night” entre otros, con unos Johnny y Dani desatados mientras sus dedos volaban sobre sus guitarras y cerrando el concierto con el único tema que no pertenecía a su último trabajo “Twist of Fate”, y este no era otro que “State of Shock”, que daba título a su segundo álbum…

Lástima de hora y lástima de sonido, pero qué gran concierto se marcaron HITTEN, ¡sí, señor!

Texto: Javier Gil

WINTERSUN

Aún con un sol de justicia en lo más alto, alrededor de las 17.15, salieron a escena los finlandeses WINTERSUN. La banda liderada por el otrora fundador de ENSIFERUM, Jari Mäenpää, hacía acto de presencia en Rock The Coast para celebrar el 15º aniversario de su primer disco, homónimo, que decidieron interpretar de forma íntegra en Fuengirola (aunque no siguiendo el mismo orden del tracklist). En el otro escenario estaban BLOODHUNTER, pero a veces es imposible desdoblarse y no pudimos ver la actuación de Diva Satánica y compañía.

Wintersun

Un concierto especial, que haría las delicias de los seguidores más acérrimos de la formación nórdica. No obstante, también es bueno recordar que este es el álbum de WINTERSUN que contiene los temas más cortos de su repertorio, lo cual los hace ser especialmente buenos para actuaciones en festivales, donde los grupos, en general, apenas llegan a la hora de show. Y por lo tanto, fue una buena decisión realizar una actuación de aniversario.

Buen sonido, buena actitud de los músicos y puesta en escena bastante sobria, aunque tuvieron la suerte de “caer” en el Escenario 1, que permitía la proyección de imágenes de fondo y la instalación de algunos telones para adornarlo. De lo contrario, sin ese azul y esas estrellas dibujadas, se hubiera hecho aún más raro ver a estos “caminantes blancos” tocando al lado de la playa y cogiendo color (rojo, claro). A pesar de la hora, hubo una buena respuesta de público de lo más variopinto, nutrido por una gran cantidad de extranjeros entre los que no faltaban los cuernos de cerveza y las cabelleras rubias. Bienvenidos a España…

Texto: Fernando Galicia

U.D.O.

U.D.O.

Hemos visto ya tantas veces en directo al pequeño vocalista alemán que alguno podría pensar que en que cada nueva ocasión que tenemos de ver una actuación suya se va a repetir lo ya conocido, pero la realidad es que U.D.O. siempre tiene algo nuevo que aportar. Tras las giras en las que se centró en sus viejos temas de ACCEPT ya hace tiempo que decidió volver a enfocarse en su carrera, profusa tanto en lanzamientos como en calidad y, estando los alemanes en activo, es una buena noticia poder ver a U.D.O. desgranando canciones que injustamente estaban quedando fuera de su repertorio y que deseamos cantar con la misma fuerza que sus viejos éxitos.

Orondo, pequeño y con la misma garra que en las mejores ocasiones, su voz volvió a estar al nivel de sus mejores momentos. Es una auténtica gozada poder cantar la potente “Mastercutor” o la marchosa “24/7” o recordar temas más antiguos como “Independence Day” o “Man and Machine”. Mención especial a la banda que le acompaña, donde brilla especialmente Andrey Smirnov en la guitarra y con su hijo Sven a cargo de la parte rítmica. Sin mayores sorpresas o veleidades, Heavy Metal puro y duro es lo que pudimos disfrutar durante la hora que estuvieron en el escenario, sin ningún tipo de contemplaciones y dejando claro que, nuevamente, U.D.O. es un auténtico valor seguro para cualquier festival.

Texto: Fernando Checa

TARJA

Tarja

Tarja Turunen llegaba a ROCK THE COAST como la principal vocalista femenina del festival, y sorprendió desde el principio tanto por su puesta en escena como por su actitud. Acostumbrado a verla con sus vestidos largos y su imagen de diva operística, delicada y capaz de adaptarse a cualquier tipo de escenario más allá de los propios del heavy metal, en esta ocasión apareció con un aspecto mucho más metalero, enfundada en unos pantalones y una chupa cerrada hasta arriba, ambos de cuero negros, gafas de sol y taconazos. Mucho más cercana a la femme fatale de los vídeos de ALICE COOPER que a Eurídice.

En definitiva, muy distinta, y ciertamente atractiva, aunque me dio la sensación de que se traicionaba a sí misma no sólo en cuanto a imagen, sino incluso en su forma de cantar (y esas cosas no suelen salir bien nunca). Tras ella, en el escenario, una banda reordenada sobre las tablas de forma también peculiar, en la que sobresalía, en el mismo centro, el cello eléctrico negro de Max Lilja, espectacular durante toda la actuación, y relegando a uno de los lados a la batería. Desde la inicial “No bitter end”, hasta “Until my last breath”, fueron desgranando un repertorio íntegramente compuesto por canciones de su carrera en solitario, en el que no faltaron temas como “500 letters”, “Demons in you”, “Victim of Ritual”, “Innocence” o “Dead Promises”, y en el que la única concesión fue la versión de “Over the hills and far away”, de GARY MOORE (aunque también la hacían en su momento con NIGHTWISH), que particularmente creo que destrozaron…

En lo personal, a pesar de su imagen rompedora, Tarja estuvo fría, como en general toda la banda, y se dirigió muy pocas veces al público (aunque, eso sí, molestándose es hacerlo en castellano cuando se sentía capaz). En resumen, actuación algo decepcionante, que refuerza mi impresión de que Tarja Turunen está bastante perdida, y no termina de encontrar un camino sólido en el que desarrollar una carrera en solitario; ni por estilo, ni por imagen. Debería aclararse primero consigo misma, y desterrar los demonios que la están aconsejando mal.

Texto: Fernando Galicia

ABSOLVA

Absolva

Tras acompañar a BLAZE, la banda de los hermanos Appleton, ABSOLVA, tenían su propio hueco en el festival, en este caso en el escenario del Castillo. Había muchas ganas de ver a un grupo que se mantienen fieles al sonido clásico de las bandas británicas y, pese a que su actuación coincidió prácticamente en tiempo con TARJA, un buen puñados de amantes del heavy más añejo disfrutamos de un concierto que nos dejó muy buenas sensaciones.

Canciones muy pegadizas como “Never Back Down” u otras que nos rememoraron a la época más dorada de IRON MAIDEN como “Live for the Fight” demostraron que ABSOLVA es una banda que debe ser tenida en cuenta como una alternativa con gran futuro. Fue un concierto complicado por la hora y por las bandas entre las que tocaban, pero superaron con nota el reto. Muy bien.

Texto: Fernando Checa

U.F.O.

Hace pocas semanas nos enterábamos del fallecimiento de Paul Raymond (guitarrista y teclista clásico del grupo… y ex MSG entre otros) y muchos pensamos que podía ser la puntilla definitiva para una banda embarcada en una gira de despedida de los escenarios. Ya hemos comentado en muchas ocasiones en esta web que somos bastante escépticos con este tipo de farewell tour, pero teniendo en cuenta que en los últimos años el estado físico de Phil Mogg tampoco ha sido el mejor, parece evidente que es posible que en esta ocasión si nos enfrentemos a una retirada definitiva. Pero lejos de plantear suspender la gira, UFO ha continuado con ella y lo que tuvimos ocasión de ver en Fuengirola fue absolutamente grandioso.

U.F.O.

Son ya muchas veces las que he tenido ocasión de verles en directo y me atrevo a decir que ésta ha sido una de las mejores. Con Phil Mogg cantando como hacía tiempo que no le escuchaba: serio, elegante, pero manteniendo su peculiar voz en los registros que todos esperamos. Con la relativa, sorpresa de volver a ver en la banda a Neil Carter (¡madre mía!, qué recuerdos de aquel jovencito con rizos y flequillo imposible acompañando a Gary Moore en los ochenta) y con la inconmensurable presencia de Vinnie Moore que es capaz de hacernos incluso olvidar a aquel súper-guitarrista rubio que todos tenemos en la cabeza cuando escuchamos temas de UFO.

Por supuesto el recinto, con una excelente entrada ya, iba a estallar con “Lights Out”, nos harían mover nuestras posaderas con “Makin´ Moves” y nos volveríamos locos con una maravillosa versión de la eterna “Rock Bottom”. Como es obvio el cierre estaba cantado, y “Doctor, Doctor” es ya mucho más que un himno que supera a una banda mítica e inolvidable. Sonrisas alrededor, gestos asintiendo, miles de manos aplaudiendo, refrendaron que la actuación de U.F.O. había sido una de las mejores que íbamos a poder vivir en el ROCK THE COAST.

Texto: Fernando Checa

SCORPIONS

Todavía con cara bobalicona por el fantástico concierto de UFO nos movimos para coger sitio frente al abarrotado escenario en el que en unos minutos iban a comenzar SCORPIONS. Como era previsible, el público a esas horas ya era completamente heterogéneo. Posiblemente los más duros del lugar decidieron subir al castillo a disfrutar de ABORTED, programados casi en la misma franja horaria, de forma que a los más fieles y clásicos seguidores de los alemanes se nos unió ese amplísimo grupo de seguidores que recuerdan a SCORPIONS por sus baladas… Como si una de las bandas más grandes de la historia del Hard Rock no tuvieran en su carrera temas que superen en calidad e incluso en sentimiento los, permítaseme la expresión, dichosos, “Wind of Change” o “Still Lovin´ You”.

Klaus

Da igual, a estas alturas no nos vamos a sorprender por ello, de forma que esperamos pacientemente para ver si la gira en la que llevan embarcados tantos años que ya ni recordamos tenía algo nuevo que ofrecer… He visto a SCORPIONS en la última década tantas veces que ya soy incapaz de recordar el número. Desde luego en más de una docena de ocasiones desde que lanzaron aquella idea de su retirada en el año 2010. Y ciertamente he disfrutado con la última producción basada en una pantalla trasera gigantesca en la que se van mostrando desde la bandera del país en el que tocan hasta proyecciones más o menos impactantes. Pero empieza a resultar aburrido ver una y otra vez lo mismo.

Desde el primer momento del concierto nos dimos cuenta de que, una vez más, el concierto que íbamos a ver es la misma propuesta de los últimos años. Calcada en cuanto al setlist y a la producción, pero con un problema difícil de superar: envejecida. O mejor dicho, envejecidos ellos, y mucho. Puede que no fuera su día o puede que hayan decidido que vivir de las rentas es lo más cómodo para un grupo que tiene buena parte ganada con tan solo salir a escena. Pero los que llevamos décadas disfrutando de SCORPIONS empezamos a sentirnos algo más que molestos.

Klaus ha envejecido, lo cual es absolutamente lógico, pero su voz lo ha hecho a marchas forzadas. En Fuengirola apenas fue un asomo de esa voz nasal tan peculiar pero a la vez brillante que tantas veces nos ha emocionado. Rudolf sigue corriendo por el escenario, si bien cada vez transmitiendo menos empatía, es tan sólo lo que toca. Mathias cumple, bien, sin más. Nunca fue el más comunicativo, pero incluso la insulsa pieza instrumental con la que lleva años permitiendo que Rudolf y Klaus descansen se convierte cada vez más en algo intrascendente. Solo Mikkey Dee (ex batería de MÖTORHEAD) hace abrir la boca al respetable. Su fortaleza, su simpatía e incluso la enésima vez que vemos su solo, sigue siendo lo mejor del show. Poca renta para una banda a la que hay que exigirles más, mucho más.

Scorpions

Respecto al setlist, como digo, sin cambios frente al de los últimos años. De nuevo el medley de temas setenteros, felizmente recuperados, si bien con ganas de que alguna vez cambie alguno de ellos, “The Zoo” y el lanzamiento de baquetas al público, una actual “We Built This House” para los seguidores más “mainstream”, “Send Me An Angel” a ritmo de balada clásica y la única novedad, “I´m Leaving You” que creo recordar que llevaban bastantes años sin tocar. Sosas versiones que desmerecieron “Blackout” o “Rock You Like a Hurricane” y la gloria para aquellos que piensan que SCORPIONS es poco más que un grupo de baladas. Para los demás, frustrante, mucho…

Aun así, aunque sólo sea por tantos años como llevo siguiéndoles, esperaré que fuera tan solo un mal día, un muy mal día…

Texto: Fernando Checa

EUROPE

Uno de los grandes atractivos de Rock The Coast eran, sin duda alguna, los suecos EUROPE, que salieron al escenario 2 a las 23.40, tras la actuación de SCORPIONS. Y lo hicieron como viene siendo costumbre últimamente, con el single de su disco más reciente: en este caso “Walk the Earth”, del álbum con el mismo nombre. Y también como viene siendo ya costumbre, EUROPE demostraron que no son un juguete roto, que son mucho más que “The Final Countdown”, y que no tienen ninguna intención de acomodarse para vivir de las rentas.

Europe

De esta forma, sonando como un cañón, con ese sonido más oscuro que portan desde su reunión en el año 2000, centraron su setlist en la alternancia de sus dos épocas, aunque por primera vez en mucho tiempo inclinaron la balanza hacia los clásicos, algo que no ocurría desde hace más de diez años (o al menos con tanta diferencia). Supongo que sabedores del sitio en el que estaban, del tiempo que tenían (una hora y cuarto), de que habían tocado detrás de una banda como SCORPIONS y del público objetivo que tenían delante, con mucha presencia de ingleses, alemanes y nórdicos, decidieron ser por un día algo más asequibles, y recortar de lo perteneciente a su última etapa musical. Bien, nada que reprochar, del mismo modo que si hubieran decidido hacerlo al revés.

Con el bajo sensiblemente alto, volvieron a rallar a gran altura, ofreciendo un show sobrio en imagen, sobrio en actitud (especialmente sangrante el estatismo facial y corporal de John Leven) pero intenso en lo musical (todo lo contrario de lo que habían hecho SCORPIONS minutos antes). Joey Tempest se echó la banda a la espalda, y manejó el concierto a su antojo, interactuando con el público, sonriendo y sin parar de moverse él… y su pie de micro.

Entre lo interpretado, sonaron dos canciones respectivamente de tres de sus últimos discos (se saltaron Bag of Bones: “Walk the Earth” y “The siege” –Walk the Earth-, “Last look at Eden” y “The beast” –Last look at Eden-, “War of kings” y “Hole in my pocket” –War of Kings-),  dieron preponderancia a The Final Countdown (“Rock the night”, “Heart of Stone”, “Carrie”, “Cherokee” y “The final countdown”), hicieron un par de Out of this world (“Sign of the times” y un brillante “Superstitious” en el que metieron, como sorpresa, un fragmento del “Here I go again” de WHITESNAKE), y volvieron a mirar hacia Wings of Tomorrow para interpretar el siempre intenso “Scream of Anger” y una de las grandes sorpresas de la noche: un “Dance the Night Away” que me atrevería a decir que nunca habían tocado en España.

Scorpions

Está claro que Norum no tiene intención de dar mucha cancha a las canciones de Prisoners in Paradise, un álbum injustamente arrinconado por los suecos. Joey Tempest estuvo muy bien, cantando a gran nivel, aunque se le notaba algo tocado; y el resto del grupo, pese a su sobriedad, estuvieron perfectos en la ejecución (mención especial a Norum, que será huraño pero también un guitarrista excepcional).

El público lo pasó en grande, y la sensación final fue la de una banda triunfadora que sigue sorprendiendo a los que se quedaron en los ochenta, haciendo gala de valentía, personalidad y maestría. De lo mejor de Rock The Coast, ¡bravo!

Texto: Fernando Galicia.

ANGEL WITCH

Temiéndome lo peor después del mal sonido que habían tenido HITTEN en el Castillo, me dispuse a ver mi segundo concierto en ese escenario, cruzando los dedos para que a ANGEL WITCH no les sucediera lo mismo. Superclásicos, eran otra de las bandas que más me apetecía ver, porque aunque había tenido la oportunidad de verles hace un año en Madrid durante el festival del Pounding Metal Union y, aunque su estilo no sea de mis favoritos a priori, su mezcla justa de NWOBHM con un puntito de oscuridad y pesadez me parece perfecta.

Angel Witch

Para mi sorpresa comenzó mucho mejor de lo esperado, y los temas clásicos como “Gorgon” o “White Witch” comenzaron a sonar, haciendo las delicias de los verdaderos fans de la banda y dejando quizá un poco fríos a los que se acercaron al concierto pensando que esta banda siempre es tan movida como en su tema bandera “Angel Witch”. La voz estaba demasiado baja para mi gusto, pero el sonido seguía siendo correcto, quizá Kevin Heybourne tampoco ponía demasiado ahínco en hacerse escuchar un poco más, sin descanso y sin apenas mover un músculo, continuaban tocando temas como “Baphomet” o “Angel of Death”, hasta cerrar con el esperado por muchos, y coreado por todos, “Angel Witch” cerrando un muy buen concierto por parte de los británicos.

Texto: Javier Gil

CARCASS

Llegaba el turno de ocupar las primeras filas de los amantes de los sonidos más extremos, que aunque fueran escasos en el cartel de este Rock The Coast, el viernes se vieron maravillosamente representados por los brutales CARCASS. Era el último concierto de la noche, empezó con bastante retraso, empezaba a hacer frío y evidentemente el estilo de los de Liverpool (UK) no era el que más podía atraer a priori a la mayoría del público del festival, pero aún con todo esto en contra, el grupo comandado por Jeff Walker arrasó literalmente con el escenario y con todos los asistentes.

Carcass

Su Death metal Grindcore deliciosamente salpicado de melodías fue destruyendo corte tras corte con todo lo que encontraba a su paso, con la batería de Daniel Wilding percutiendo nuestros cerebros, y canciones como “Exhume to consume”, “Cadaver Pouch Conveyor System” o “Genital Grinder” fueron dejando claro a los asistentes que habían decidido quedarse hasta el final cómo se las gasta esta banda.

Me alegró comprobar que bastante gente aguantó hasta el final del show y pudieron llevarse para el recuerdo una gran actuación, algunos sorprendidos por lo que acababan de ver, y otros reafirmando una vez más que CARCASS sigue estando muy pero que muy en forma.

Texto: Javier Gil

Rematábamos un excelente primer día de festival, y a la cama que el segundo no le iba a la zaga precisamente… y venían RAINBOW… ¿Pasamos la página?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »