Nuevo escupitajo social en directo de GATILLAZO en Madrid

Hace pocas semanas disfrutamos de la vena clásica del punk rock de GATILLAZO en Madrid, además como fiesta previa de presentación del Rivas Rock de este año. Allí estuvimos y aquí os lo contamos:

Logo

GATILLAZO, viernes 6 de abril de 2018 (sala Mon, Madrid)

GATILLAZO en acción.

Lo he dicho muchas veces y lo sigo defendiendo cada vez más, que estoy punkie, ¡muy punkie! Sí, mi rollo es el rock pero los tiempos me obligan, o me empujan más bien, a “darle” al punk. Curiosamente no soy el único, porque en este caso, y ya nos ceñimos al concierto que nos ocupa, casi había en la sala mismo número de melenas y/o camisetas roqueras y heavies que crestas e imagen más punkie.

Comentar, por cierto, que aparte de una nueva presentación de GATILLAZO en Madrid, el concierto servía como fiesta de presentación del Rivas Rock en Madrid. Y de nuevo la sala Mon (antigua Penélope) estaba hasta los topes, sin sold out, para ver a Evaristo y compañía escupir realidad social y punk rock de primera categoría (además sonando cada vez menos punkies y más roqueros, en mi humilde opinión, curioso…). Que es un placer y un honor seguir viendo cómo y porqué molesta a los que les canta bonitas coplillas en sus canciones.

Por ello, la velada comenzó con un vídeo de presentación de la nueva edición del Rivas Rock (que disfrutamos el pasado fin de semana en Madrid y que os contaremos en breve) y un concurso para regalar algún abono para asistir “por la cara” al mismo. Todo ello para dar paso, ya cerca de las 21:45 a una nueva velada de la banda, junto a LENDAKARIS MUERTOS (que veremos también ya presentando nuevo disco en la capital), más en forma del panorama actual. Curioso que sea el mismo que ya hace 30 años lideraba el movimiento y escribió, escribe y ha escrito las mejores letras del estilo… y canciones, tanto en sus primeros años de LA POLLA RECORDS, la última etapa como LA POLLA y ahora ya como GATILLAZO desde hace mucho.

La Mon a tope para ver a GATILLAZO

Y como no podía ser de otra manera, fue hora y media justita de protesta y subversión social, de ironía marca de la casa y de mucha caña, con la sala como un hervidero cantando y bailando como posesos… punkies. Lo que sí que me cuesta entender es esa obsesión del público actualmente en estos tiempos de subirse continuamente al escenario. Y voy más allá, si sólo fuera así para luego tirarse sobre la gente y demás, pues bien, pero subirse para “molestar” al artista (que Evaristo cada día está más incómodo con estas cosas, y lo disimula cada vez menos) y luego hacerse el selfie de turno in situ, me parece hasta surrealista. Tenía y tengo otro concepto de lo que es ser punki a día de hoy, sin duda, y está mucho más cerca de la manera que lo hace Evaristo que de los que se suben para dar la nota y el cante. Será que me hago mayor…

Bueno, desde los primeros cortes como “Sr Juez” o la gran “Fóllate al líder”, más reciente, repartiendo cera musical y lírico, como no podía ser de otra manera, y con Evaristo, cresta/mohicano y camiseta roja en ristre, siendo el principal foco de atención. De cualquier manera, a mí me encanta cómo suena la banda, la cera que dan y lo bueno que son GATILLAZO en directo. Vale, no son virtuosos ni creo que nadie de los presentes busque eso en un concierto de los de Salvaterra, pero el nivel es tremendo, ¡y cómo suenan!

Evaristo

Absurdo escupir sin más la ristra los temas que tocaron, que no me gustan ese tipo de crónicas y menos en un concierto de bailar, sudar y cantar consignas en forma de letras tan inteligentes, pero no puedo evitar seguir reverenciando la ironía y bala de canciones como “La última patada” u “Otra para la policía”, que de domesticados nada. Y sí, yo también “Quiero ser un puto viejo”, ¿qué pasa?… eso sí, un viejo como El Drogas, como Alice Cooper o como el propio Evaristo, ¡qué cojones!

“Porno en acción”, “Casi famosos” o los molestos problemas técnicos de la parte intermedia del concierto nos llevan en volandas a la final con ya clásicos inmortales como “Pijos powers”, sonando tan “sucia/deliciosa” como siempre, “Nº1 en USA” o la propia “Esclavos del siglo XXI” (para mí el mejor disco de la banda con diferencia… posiblemente incluyendo los de LA POLLA RECORDS también), con la que cerraron el concierto antes de los bises.

Y sí, “Johnny” sigue siendo un hijo de puta, y seguimos “Odiando a los partidos”, aunque sea un final un tanto previsible en los conciertos de GATILLAZO desde hace bastante tiempo. En fin, una de las mejores bandas de punk rock que tenemos en nuestro país, y una de las que más te hacen pensar. Y sí, son viejos pero muy sabios, y una panda de hijos de puta… pero de los buenos.

¡Cuánta falta nos hacen más Evaristos tanto en la música como en el día a día! Pero no, los punkies y no punkies de hoy siguen más interesados en los selfies y pintar la mona en Internet que en tener un solo minuto de libertad y dedicarlo a la crítica y escupitajo social, ¡qué pena!

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Fotos: Fran Llorente

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »