Nuestra opinión (al menos la primera) sobre «Senjutsu» de IRON MAIDEN

Justa o injusta, polémica o no, parcial o imparcial, aquí está nuestra primera visión u opinión sobre «Senjutsu» después de varias escuchas completas del disco. La valoración, eso sí, es subjetiva (y algo objetiva también, o eso pretendemos) de David Esquitino. Eso sí, en unos días publicaremos otra review con otro punto de vista, para que tengamos debate.

IRON MAIDEN – “Senjutsu” (Universal Music)

¡Qué difícil es enfrentarse a este tipo de comentarios, críticas y demás! Son de esos artículos en los que escribas lo que escribas no vas a acertar y a su vez “te van a dar” lo pongas bien o mal. Con lo cual al final lo más coherente, honesto, y creo que correcto, es decir lo que uno piensa al respecto de la manera más objetiva y respetuosa posible, pero mojarse. Pues bien… No, no me ha gustado, y seguramente no me mienta a mí mismo al decir que, sabiendo lo que iba a haber, me ha decepcionado.

Llamadme iluso, romántico, que tengo la cabeza a pájaros, que vista la trayectoria de 20 años para acá del grupo estoy a por uvas (dejo justo a propósito fuera de esta calificación numérica el fantástico “Brave new world”, al que el tiempo ha acabado dando la razón dejándolo como el mejor disco de IRON MAIDEN en esta segunda… o tercera etapa, como se quiera entender)… que podría ser, pero no. Dicho esto, está claro que esperar un LP “parecido” a cualquiera de “Fear of the dark” para atrás es totalmente imposible. Nadie lo pretende, ni ellos, ni yo, ni su sello o el promotor de turno que les contrata, ni los fans ni cualquier seguidor del rock duro o heavy metal en general. Eso ya, discográfica o compositivamente hablando al menos, no existe ni volverá a existir… y lo tenemos todos muy claro, ellos los primeros.

Formatos

Y oye, con la perspectiva del tiempo yo soy de los pocos (o no tan pocos, ojo) que reivindica la extraña era de Blaze Bayley, con dos discos que creo que el tiempo y los propios fans los hemos empezado a tratar «ahora» como merecen. Lo relevante de nombrarlo es que entonces cambió todo en la banda, y no sólo el cantante, detalle casi “menor” mirando con la perspectiva de los años posteriores, pero es una etapa que nos ha dejado canciones excelentes que incluso se han mantenido mucho tiempo en los repertorios del grupo. El caso es que ya entonces viró el camino de una banda de heavy metal directa, potente pero con tendencia a hacer temas largos y profusos que eran tremendos, y paso a ser un grupo de rock con gusto por el progresivo, las canciones larguísimas y las composiciones “a la Harris”.

Por supuesto, y no es cuestión baladí, ya no estaba Martin Birch produciendo y de repente un “desconocido” Kevin Shirley cogió los mandos y cinceló a su manera (y a la de Steve Harris) el sonido de los MAIDEN desde entonces hasta ahora: menos duros, menos directos, con menos filo (¡si hasta le recortaron los picos al logo al principio!), y con profusión de largos desarrollos instrumentales, melodías más facilonas en general y canciones “prog wannabe”. Y no está ni bien ni mal pero sin duda que estos MAIDEN del nuevo siglo son otros al 100%, y a muchos nos cuesta infinito reconciliarnos discográficamente con ellos. Lo intentas, escuchas cada uno nuevo con ilusión renovada, con ganas de que te guste, le das varias oportunidades… lo dejas un tiempo y un día cualquiera vuelves a probar, pero sigue ahí la indiferencia.

Y «Senjutsu”, palabrería aparte, no es ni más ni menos que otro álbum más de esta nueva época. Es decir: 100% un disco de IRON MAIDEN de los últimos 20 años: menos rápido, más oscuro, con canciones más largas, con composiciones menos técnicas y menos enrevesadas (y con menos chispa en general), temas menos duros, con un sonido plano y con poco brillo… Mentiría como un bellaco si no digo que, pandemia mediante, y siendo ahora MAIDEN un grupo que está en lo más alto (más alto que nunca de hecho, curioso), me esperaba muchísimo más del nuevo álbum… No otro trabajo diferente, ojo, pero mucho más o algo bastante mejor, en mi humilde opinión de no experto en música, ni en producción, ni en progresivo ni siquiera en tocar ningún instrumento. Lo mío es la pluma, y escuchar rock y heavy metal para después escribir de ello como un seguidor que junta letras de manera más o menos coherente y ordenada. Como tal, iluso de mí, me esperaba lo que ya no puede ser: sencillamente otra cosa. Pero esto no es “otra cosa” sino lo mismo que “Dance of death” (aún con muchos momentos acertados, por cierto), “A matter of life and death”, “The final frontier” y “Book of souls”.

IRON MAIDEN- 2021 Photo copyright by JOHN McMURTRIE

Y sí, vuelvo a dejar fuera “Brave new world” en la categorización, de nuevo totalmente a propósito, porque creo que el tiempo lo ha puesto al nivel merecido si no de los clásicos, sí de convencer por igual a viejos y nuevos fans, y eso no es difícil, ¡es casi imposible! El problema es que volvemos a la dinámica que para mí tienen TODOS los discos de IRON MAIDEN desde entonces: gustan bastante a los nuevos fans y casi nada a los viejos fans. Y no es por nostalgia, ni por “metalpaquismo” ni porque los maduros no estemos al loro de lo que se lleva y se hace ahora en el “metal”. No, no es eso, es sencillamente que no es bueno (o no nos lo parece a a los profanos en música como yo, vaya), que no te hace saltar de la silla, que no te levanta, que te deja totalmente indiferente, que no emociona, que pasa canción tras canción y te quedas igual. O la triste realidad de que estos IRON MAIDEN son otros, son los de ahora, y no está ni bien ni mal, pero la idea es de nuevo la misma: esto no es para mí (y a la vez no me bajo de la burra en opinar rotundo que además es que no es bueno, o no está al nivel ni de lejos de lo que el nombre de IRON MAIDEN debería presentar, y representar, en un nuevo disco).

Vale, temas profusos de 9 o 10 minutos (de hecho hay seis nada menos por encima de los 7 minutos), ¿y?… Me vuelven a sobrar tres o cuatro de ellos en todas las largas, y es la sensación del Día de la Marmota, porque me lleva pasando en los últimos 5 discos. Una vez más vuelvo a destacar los dos temas no largos del disco, al igual que en su momento me pasó con “Rainmaker” o “Montsegur” en “Dance of death”, “The alchemist” de “Final frontier”,  o “Death or glory” y “Tears of a clown” de “Book of souls”. Zapatero a tus zapatos que dirían algunos, o si no sabes nadar para qué te metes al agua, si somos tal vez injustos e incluso algo maleducados. Pero es que una vez más lo mejor del disco, con diferencia para mí, es “Stratego” y “Days of future past” (¡los temas de 4 minutos!). ¿Del resto? Pues partes de “Lost in a lost world” o de “Death of the celts”, el solo final en “Writing on a Wall”, las melodías y teatralidad de “The time machine”, la mitad de “Hell on earth”… pero poco más. Trozos, partes, momentos… y ya.

Después, ya digo que soy un “paleto musical”, y será ese el problema supongo, pero escucho composiciones eternas de riffs y melodías facilonas que se repiten sin más, todo a medio tiempo, a medio gas, sonando sin brillo, con las guitarras bajas (incluso yéndose de tono, ¿cómo es posible?), con la batería sin fuerza, Bruce sin demostrar poderío en casi ningún momento, bajo preponderante todo el tiempo… No sé, de verdad que me deja frío, helado y sin ganas de seguir intentando que me guste lo que no me va a gustar ni en mil escuchas predispuesto a ello. ¿Visión parcial? Total y absolutamente. ¿Injusto quizás? Creo que no, porque si nosotros, los fans (y los periodistas con más razón incluso) fuéramos los primeros en pedirle más a nuestras bandas favoritas y no conformarnos con todo lo que nos dan precisamente solo por ser seguidores, tal vez la autocomplacencia y el “todo vale, si va a vender igual” sería diferente.

Portada

Al final la sensación es la misma desde hace cinco discos ya: Podría ser un gran trabajo recortando los temas, produciendo estas canciones de otra manera, diciéndole a Steve Harris que no pueden entrar las mismas canciones iguales una y otra vez (vale, esta vez aportan cosas diferentes “Writing on the wall”, “The parchment” o la propia “Senjutsu” –en mi opinión, desacertadísima y aburridísima para abrir, por cierto-, o incluso “Death of the Celts”, con esos dejes precisamente celtas –y eso que mucho de este tema ya estaba en “Nomad” del “Brave New World”, pero mejor-), pero es que no son temas que destaquen para nada, y veremos cómo en poco tiempo acaban enterradas en los setlist porque es lógico)… Es decir, el mismo “acierto” o «error» desde hace casi 20 años, pero ellos no quieren verlo o les da igual, que sería aún peor.

Algunos dirán aquella manida frase de “¿qué les vamos a pedir a estas alturas?, o “bastante hacen con seguir aquí con su edad”, o “con que saquen nuevos discos me vale”. Pues mira, no, que si JUDAS PRIEST, MAGNUM, ACCEPT, UDO, SAXON, MR BIG, WHITESNAKE (tema vocal aparte), OBÚS, URIAH HEEP, HELLOWEEN… lo hacen muy bien, a los cabeza de cartel habría que exigirles lo mismo o más. ¿Y qué sentido tiene poner a un Eddie agresivo y “molón” de nuevo en la portada si luego los tiros no van a ir por ahí? ¿O aludir al punto exótico con el título, imagen y demás, como en su momento ocurrió con el antiguo Egipto, con el futuro más o menos distópico, con el Infierno y demás, o las letras más o menos históricas? En fin… otra decepción.

No merece la pena darle más vueltas (y esto no quita para poder publicar en estos días en la web otra reseña más acorde con los gustos actuales de los seguidores de IRON MAIDEN), pero mi opinión tiene que ser la que me sale del corazón y la más sincera y justa que puedo dar (tenga razón o esté equivocado, que esa valoración no me corresponde a mí hacerla). En otras palabras: a los que alucinen con los nuevos discos y tiempos discográficos de IRON MAIDEN les volverá a encantar “Senjutsu”, y a los que llevamos 20 años esperando otro gran disco de la Doncella, seguiremos esperando cada vez con los brazos más cruzados y con el ceño más fruncido.

No puedo decir más, y cierro este escrito mientras termino la enésima escucha del disco intentando lo imposible, que no acabe más pronto que tarde enterrado en mi estantería de trabajos irrelevantes y olvidados para siempre. Para gustos los colores, supongo, y que opinen mejor los entendidos o lo que tengan “mejor gusto” que yo para los discos polémicos y/o que suscitan división de opinión. Pero peco siempre de sincero y acabo vendido.

Lo siento IRON MAIDEN pero… cuando hagáis la gira de presentación de este disco me la volveré a saltar.

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Portada

Tracklist del disco:


  1. Senjutsu (Smith/Harris) 8:20
  2. Stratego (Gers/Harris) 4:59
  3. The Writing On The Wall (Smith/Dickinson) 6:13
  4. Lost In A Lost World (Harris) 9:31
  5. Days Of Future Past (Smith/Dickinson) 4:03
  6. The Time Machine (Gers/Harris) 7:09
  7. Darkest Hour (Smith/Dickinson) 7:20
  8. Death Of The Celts (Harris) 10:20
  9. The Parchment (Harris) 12:39
  10. Hell On Earth (Harris) 11:19

Comments

39 thoughts on “Nuestra opinión (al menos la primera) sobre «Senjutsu» de IRON MAIDEN”

  1. Pedro says:

    Buenas, me gustaría saber dónde dices que se van de tono las guitarras. Gracias.

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Hola Pedro, no es un punto en sí. Es una sensación general de guitarras poco trabajadas, bajas y sin brillo. Cómo digo en el artículo, no soy profesional del sonido ni músico ni productor… Hablamos de impresiones y sensaciones. Un saludo y gracias por debatir.

      1. Imanol says:

        Comparto el contenido de la crítica. Lo peor de Iron Maiden es que sabiendo de los grandes discos que hicieron en sus comienzos, actualmente parecen ser una caricatura de lo que fueron. La magnífica carátula del nuevo redondo para nada tiene que ver con un contenido que para nada se muestra rabioso ni lleno de energía. Otro disco más para la colección y otra espera más de algo mejor, porque no espabilo.

        1. Red Hard´n´Heavy says:

          Pensamos parecido entonces 🙂

          1. David says:

            Me sumo

  2. Iván fernandez says:

    Me deja frío tu comentario, bastante desacertado por cierto. El origen de las composiciones de Harris provienen de la guitarra clásica española con tintes orientales y celtas. Lo detectamos en su momento con to tame a land y sus guiños a Asturias y lo detectamos ahora con the parchment y el bolero de ravel. Por otro, las melodías de Steve Harris se quedan en la cabeza y eso lo viene haciendo hace mucho tiempo, así se repitan mil veces, si eso no es un talento único todas las bandas lo harían. La verdad tu comentario es simple y bastante mediocre y lo que denota es una nostalgia trasnochada por éxitos pasados. Solo te dire algo de este nuevo álbum, los solos de las guitarras de los tres guitarras me vuelan la cabeza y no tienen nada que envidiarle a bandas clásicas como pink floyd. En este álbum se les ha permitido volar y lo han hecho de una manera excepcional. Solo escucha los solos de darkest hour y te darás cuenta de lo que digo. Lastima que no valora un trabajo honesto y bien hecho y te quedes por ejemplo con helloween donde sigue haciendo lo mismo de los años 80 y que no aporta nada nuevo, ese si un trabajo aburrido.

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Un saludo y gracias por tu opinión con respecto y educación.

    2. David says:

      Puede ser que tengas razón en el tema de las guitarras. Pero en líneas generales no me hace sonreír el álbum, no me arranca lo que antes me hacía sentir. Y con todo respeto, no estás tan desacertado el artículo, parece que hacer unas crítica medianamente objetiva está mal.
      Me alegro que te haya movido el piso el álbum, ojalá s mi también, llevo años extrañando a Iron…

  3. Oscar says:

    Para mi este es un disco plano, sin alma y poco innovador. el sonido sin ninguna sorpresa, y lo más preocupante…las composiciones tienden a repetirse si estás familiarizado con los álbumes precedentes. Trabajo bastante inferior a The Final Frontier, en donde encontramos temas mucho mejor elaborados como Isla de Avalon, Coming Home…. con mayor punch como The Talisman,
    Iron Maiden es un gran grupo….que renuncio voluntariamente a sus raíces para construir un sonido hard rock progresivo. Están en su derecho. Pero al paso que van la época de Paul Di Anno es ya una joya para enmarcar. Por no hablar de su época dorada de Poweslave….Su última gran obra Seven Son…..hay que tiempos aquellos…. Simplemente añadir que los grupos progresivos como Threshol o Dream Theater….hacen discos con mucha mayor solvencia….

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Un saludo y gracias por tu opinión con respecto y educación.

    2. Iván fernandez says:

      Las canciones largas de dream theater o threshol, son desordenadas y aburridas, llenas de tanto virtuosismo que generan indigestión musical. Ya quisieran generar las melodías de Maiden. Lo grande de Maiden es que lo simple y lo complejo confluyen en gran equilibrio.

    3. David says:

      Excelente comentario y acertado… Sin más nada que opinar!!

  4. Oscar says:

    Maiden ciertamente han cuidado siempre la melodía. Y eso es algo que también les honra. Los albums más cuidados musicalmente desde la segunda época Bruce son BNW y The last Frontier. El resto tienen algún tema memorable pero en conjunto, son albums poco recomendables y fácilmente olvidables, incluido Senjutsu. Para solos…..me entretienn más los de Kiko Loureiro en Megadeth.

    1. Iván fernandez says:

      Esa ya es una respuesta subjetiva, simplemente no te gusto el álbum. Pero decir que musicalmente no es valorable si es bastante discutible. Este álbum es muy bueno por la belleza melancólica que desprende. Una atmósfera que the final frontier no la tiene.

    2. Iván fernandez says:

      Por otro lado, yo comparé los solos de Maiden con los de pink floyd por su feeling y sentimiento, además de ser virtuosos obviamente. Los solos de megadeth son pura velocidad como la mayoría de las bandas de hoy en día.

  5. Ben says:

    Creo que, desde el 2004, tomaron la decisión de hacer la mayor caja posible a la marca porque entendían que les quedaban pocos años. Esto afectó a los conciertos y los discos. Han amortizado las putas lonas traseras de su set de directo, jajajaja, y con los discos lo mismo, ya no sólo el engordar artificialmente los temas ( me pueden explicar por qué tiene que haber tres solos y cambios en ritmo en todos ?? ) , sino en perder calidad de sonido en las mezclas. No me puedo creer que nadie conocido les diga que suenan con muy poca definición y fuerza. Que pena, cómo me acuerdo de Martin Birch y del ingeniero de directos Doug Hall.

    1. Iván fernandez says:

      Pregúntale a Pink Floyd porque sacaba canciones larguísimas como shine on you crazy diamond, con introducciones acústicas larguísimas y punteos de alto
      Metraje. Creo que no has podido entender lo que hace maiden en la actualidad y no dejas de compararlo con lo que hacia en los 80.

    2. Iván fernandez says:

      Pink floyd también engordaba artificialmente los temas y metía muchos solos??? Hermano explíqueme, usted que sabe tanto de música. Aquí los estoy escuchando, canciones de 13 minutos y de las más reconocidas a nivel mundial.

    3. Iván fernandez says:

      Que suenan con poca definición y fuerza???? Un productor amigo me dijo que tenía alta calidad de grabación y producción con un sonido acústico íntimo pero imponente. La bateria con excelente campo estereo y muy presentes los detalles del charles y los tons excepcionales. Manejo de compresión muy calculadora que genera una cercanía entre la batería y la voz. La voz usa una técnica de auto pannig pero sólo en las frecuencias agudas en los tiempos del delay y tonos de la de voz a tres capas. Te invito a que analices todos estos conceptos de producción en relación con el nuevo álbum de Maiden, antes de aventurarte a criticar la producción.

    4. David says:

      Martin Birch el mejor productor de la época y además de Iron… Contigo…

  6. Sur says:

    Sinceramente no me gusta la critica, no aceptas la evolución de maiden desde x factor, pero la has escrito con mucho respeto, y por supuesto debo respetarla, es tu opinion y yo tengo otra. Aun así eres un crack y me ha gustado leerte.

    1. Red Hard´n´Heavy says:

      Un saludo y gracias por la opinión, aunque no la comparta. Yo no he dicho que no acepte la evolución desde X Factor, es más, reitero una y otra vez que «Brave new world» es excelente, al igual que me gustan muchas cosas de «X Factor», de «Virtual XI», de «Dance of death»… Pero vaya, que mi opinión está clara 🙂

  7. Pocho says:

    El único disco de los últimos que no me ha gustado es final Frontier, lo considero el peor disco de maiden incluso . Lamentablemente senjutsu se le acerca. La canción que da inicio al disco ya te baja de un hondazo la ilusión. No es q sea inescuchable el disco, sino q pasa sin pena ni gloria. Pero bueno voy a volver a escucharle a ver si ya sin expectativas me parece más digerible. Saludos

    1. Iván fernandez says:

      Jajjajajaj, en este momento es el disco más exitoso de toda la historia de Maiden. En billboard está en el número 3 y ha competido de tu a tu con monstruos del rap. Lo siento pero creo que algo bueno deben haber hecho para que le guste al mundo. Creo que estás nadando contra la corriente.

      1. David says:

        Entonces para ser un buen disco tiene que venderse…
        Vaya, colocaremos A Reguetón por encima del metal entonces.
        Muchas veces comprar un disco sin oirlo!!!!

  8. Pocho says:

    Con ese criterio el rap es mejor q iron maiden , ya q sale mejor en las listas q vos mencionas jajaja . Sin ir más lejos hay cada uno q supera en ventas a maiden q mameta. Pero bueno son mejores según vos jajaja . En lo personal me importa poco y nada, mi opinión del disco es esa, más no es una verdad absoluta

    1. Iván fernandez says:

      Cuarto en la lista de rolling stones. Ya supero los éxitos de los discos de los 80s. Y está siendo adorado a nivel
      Mundial por todo el mundo. Repito, sigues nadando contra la corriente. Que no te gusto ok, pero que es malo es si es una apreciación que no se compadece con la aceptación del senjutsu a nivel mundial.

      1. David says:

        Solo fue que antes comprabas los discos de Iron sin oir nada , ahora los oigo y luego los compro, que tenga muchas ventas dolió indica que las gente quiere Iron, pero no necesariamente que le guste mi que ya compró.

  9. Oscar says:

    Comparto mucho la valoración inicial y principal y también en parte la de Ben. Y digo en parte porque para mí la decadencia en sus composiciones se inicia bastante antes y coincide con la entrada de Janick Gers. El álbum No Prayer…..es la prueba más palpable de ese descenso. Si bien aporta bastante dinamismo en directo….el grupo nunca se recuperó del todo de la perdida de su esencia: rapidez, guitarras dobladas, composiciones que fluyen y melodías bien elaboradas….

    1. Iván fernandez says:

      Escucha stratego y the time machine, composiciones de Gers de excelente calidad.

  10. Oscar says:

    Ya he escuchado el album varias veces. Que menos para poder opinar. Stratego, The time machine y Lost on a Lost word son tal vez los temas que ofrecen mejores prestaciones. The time machine tiene un defecto, y es que muy similar a temas que ya aparecen en X factors donde Gers estuvo bastante activo a nivel compositivo. El problema es que estos temas compiten bien con los del resto del album….pero no pueden competir con ningún tema de Poweslave, Seven Son…o Killers…. Y lo que a mí juicio resulta más sorprendentes, es que .no compiten con los mejores temas de Brave New World o The last Frontier como Isle of Avalon, The Talisman o la que cierra el álbum.

    1. Iván fernandez says:

      Cómo así que compiten? Este es un tema de gustos no de competencia. Y este escenario es subjetivo. Por ejemplo, para mi The time machine es muy superior a the talismán, es decir, me gusta mucho más.

    2. David says:

      Copia y pega de temas, me duele tanto eso de Iron!!!!

  11. Isaac says:

    Sinceramente no puedo estar más en desacuerdo.
    Es curioso que últimamente todas las reseñas que critican este álbum se centran siempre en lo mismo, que si las canciones son largas y que no suena como los álbumes de los 80.
    Y es que veo mucho nostálgico de los 80 que ya no les gusta una canción si pasa de los 7 minutos…. pues a esos mismos les diría que se parasen un momento a repasar la duración de las canciones clásicas de maiden que tanto les gustan, Powerslave, Halloweed be thy name, fear of the dark, rime of the ancient mariner, The clansman, Sign of the cross…
    Maiden siempre tuvo su toque progresivo y siempre tuvieron canciones largas, y sí, desde la época de Bayley es cierto que lo acentuaron, pero eso se llama evolución, y el algo que elogiar.
    Maiden ahora mismo podría hacer cada 3 años un copia pega de sus años dorados y seguirían nadando en billetes pero en vez de eso optan por avanzar en su sonido, probar cosas nuevas y no acomodarse, y eso es algo que siempre me gustó de ellos, no olvidemos el cambio del somewhere in time o el seventh respecto a lo anterior, me imagino a todos estos nostálgicos clamando contra el uso de sintetizadores y el cambio de sonido en la época, ahora son clásicos.
    Respecto al cd, después de escucharlo en profundidad y darle vueltas y vueltas me gusta, no es su mejor cd, ni siquiera de los últimos 20 años, pero si una mejora seria respecto a los dos anteriores.
    Tiene mucha variedad, temas ligeros como stratego, o writing in the wall, temas largos, destacando hell on earth y mucha experimentación, de hecho que empiecen con Senjutsu me parece una declaración de intenciones, una canción larga, con un tempo muy propio, un enorme Nicko fuera de su zona de confort y toda la banda anunciando que no es otro álbum genérico.
    Sobre la producción, pues tengo oido toda clase de improperios contra el trabajo de Kevin, pero aquí yo escucho una batería impecable, siempre acompañada de ese bajo característico, siempre omnipresente (quizá menos en writing in the wall, curioso) unas guitarras que brillan cuando tienen que hacerlo y con un hueco para cada una de las 3 y un Bruce que si bien no llega a notas agudisimas, si le noto una evolución y amplitud de registro, con canciones donde es casi un narrador, donde acompaña a los instrumentos y en general lo noto mucho más cómodo cantando estas canciones.
    Así, si no eres un nostálgico que sólo aceptaría eternamente un Powerslave bis, creo que es un álbum muy disfrutable, tiene mucha variedad, con canciones cortas (sí, las tiene aunque se le olvide al redactor), medio tiempos, baladas y largas (vuelvo a mencionar aquí «hell on earth» la mejor canción de maiden en 20 años) con espacio para probar nuevos sonidos y estructuras.

    1. Oscar says:

      Lo que se critica no es que las canciones sean largas…Iron Maiden siempre han hecho temas largos y épicos. Lo que se critica es que lo temas actuales han perdido la frescura que tenían los Tame a Land, Phantom of The Opera, Hallowed by the name, Isla of Avalon, The Nomad un larguísimo erc Lo que se critica es que en este álbum igual que pasó con Book of souls han vuelto a perder brillo No es un tema de nostalgia. Maiden evolucionó bastante bien en Brave New y a excepción de los 2 primeros temas también dio un salto de calidad con The Last Frontier….pero el aclamado Jenjutsu nos devuelve a los tiempos de X factor….e incluso le hace bueno

      1. Iván fernandez says:

        Jajajajajja, perdieron el brillo y es el álbum más exitoso en su historia: 3 en la billboard, número uno en numerosos países, derrotando al rapero drake y música de moda y mediática, y el más vendido en formato físico en 45 años para cualquier tipo de música. Que sigan entonces sacando estos discos sin brillo, jajajaj. Sin duda Iron Maiden ya no es una simple Banda de heavy metal, es una Banda atemporal al nivel de the Beatles.

    2. Iván fernandez says:

      Estoy totalmente de acuerdo, incluso si le hubieran cambiado el orden sería más dinámico. Qué tal escuchar el senjutsu así?: 1.- stratego. 2.- Death of the celts. 3.- days of future past. 4.- The writing on the wall. 5.- hell on earth. 7.- senjutsu. 8.- darkest hour. 9.- lost in the lost world. 10.- The parchement.

      1. Iván fernandez says:

        Time machine después de senjutsu, me la salte

  12. Darico says:

    La crítica debería ser objetiva y no con tanto tinte personal. Entiendo que a mucha gente no le guste y entiendo que aburran esas canciones largas. A nivel técnico el disco es impecable. La ambientación es prácticamente cinematográfica, curiosamente no se habla aquí de los textos, que en mi opinión son brillantes. Para mi es un gran álbum, me llega y me emociona como hacía mucho no me emocionaba esta banda. En cuanto a ellos como músicos… tanto los solos como la base rítmica están a una altura importante, la expresividad en la voz y el sentido que Dickinson da a cada palabras es extraordinario, pero claro para darse cuenta de eso hay que saber de que está hablando, y que profundidad tienen los textos.
    Mi humilde opinión.
    Un saludo y gracias por contribuir a que el metal siga vivo.
    D

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »