MAD MAX quemando el escenario en Madrid

Después de dar uno de los mejores conciertos en el Galia Metal Fest, MAD MAX volvían a nuestro país para alegría de sus fans, pues es un grupo que tampoco se ha prodigado mucho por nuestros escenarios. Os lo contamos y mostramos en el artículo

MAD MAX – Domingo 15 de Septiembre 2019 – Sala Silikona (Madrid)

MAD MAX

Antes de arrancar esta crónica, pongo por delante que soy uno de esos fans y me parece que MAD MAX entre el 84 y el 87 escribieron algunas de las mejores páginas del Heavy Metal / Hard Rock, no sólo alemán sino a nivel mundial, manteniendo el nivel hasta nuestros días después de la reunión alrededor del año 2006 (primero a finales de los 90 y finalmente ya en 2006, como os contábamos en esta previa).

Que esta introducción sirva para dar contexto al lujo que supone ver una de tus bandas preferidas tan de cerca y además con un repertorio de lujo. La única pega fueron los problemas de sonido, pero ya llegaremos a esa parte más adelante. Ahora es momento de recordar lo fuerte que salieron MAD MAX al escenario con “Running to Paradise”…

Muy valientes al salir con un tema nuevo y un éxito por su parte, si bien, la clásica “Burning the Stage” iba a ser el corte clásico que iba a terminar de ganarse al público… o no, porque la canción con la letra más emocionante sobre subirse al escenario y la comunicación entre público y banda (sí, vale, me encantan MAD MAX), no veía reflejado el mensaje en la totalidad de los asistentes. Ok, vale, es domingo y estamos cansados, pero la magia de este concierto bien merecía una reacción mayor, y más porque no me cabe duda que los que allí estábamos éramos todos acérrimos del grupo. Pocos pero bien avenidos, como se suele decir.

Más material nuevo: “D.A.M.N.”, “Thirty 5” y en elk nuevo single, “Beat of the Heart”, Michael Voss detiene el tema a mitad, se disculpa y explica que con el zumbido, que parecía provenir del equipo de bajo, MAD MAX no podían dar lo mejor de sí mismos y que por favor alguien se ocupara del tema… Mientras, no sé si cayeron en otras fechas, pero tuvimos un guiño a su proyecto CASANOVA, y sonaron un trocito de “Rome Burns” y “Hollywood Angels” de los citados CASANOVA en formato más o menos acústico.

Era evidente que sobre el escenario los músicos no estaban cómodos del todo (tampoco es la mejor sala para una banda tan profesional e histórica, ni el respetable estaba 100% metido en el concierto como debería) y aún así sacaron adelante la actuación con la profesionalidad de los mejores.

“Fallen from Grace” iba a ser la rampa de lanzamiento de un concierto que había perdido el pulso, pero que iba a remontar con una batería de clásicos de los primeros tiempos del grupo seleccionados con cuidado… ¿Faltaron temas? Bueno, “Love Loaded” o “Rollin’ the Dice” bien podrían haber estado ahí, pero al final de la crónica está el repertorio completo y, ¿qué queréis que os diga?, Si cuando descubrí el grupo (primeros 90) a mí me hubieran dicho que iba a ver a MAD MAX a un metro tocando un “Rollin’ Thunder” perfecto no me lo habría creído. Y comentando que el verdadero creador, inspirador y compositor de la banda, al menos entonces, era el guitarrista Jürgen Bretforth que uniendo esfuerzos a un joven y recién incorporado a la banda Michael Voss dieron al grupo el sonido por el que les conocemos.

Otro momento destacable lo ocupó la veloz “Wait for the Night”, auténtico Speed Metal sin perder la melodía marca de la casa (y anunciada como el tema más rápido y cañero que nunca hayan hecho MAD MAX). Algo así sólo está a la altura de los más grandes, ellos lo son. No puedo olvidarme de resaltar el espléndido estado de la voz de Michael Voss, que encaró con garantías canciones que grabó en la veintena como  “Fly Fly Away” sin despeinarse.

MAD MAX

La segunda parte del concierto pasó a toda velocidad y casi sin darnos cuenta “Fox on the Run” de los SWEET (¿o era de BELLA BESTIA?, jeje) ya sonaba en la Silikona. Terminaría siendo de las más coreadas, claro, y es que ese extra de popularidad que le dio ser la sintonía de la Emisión Pirata durante tantos años.

A mí se me hizo más emocionante “Lonely is the Hunter” antes, con su sublime parte final a toda pastilla, y justo después “Stormchild” como único bis para cerrar dejando muy alto el pabellón y haciéndonos desear otro concierto del grupo en nuestro país un poco menos accidentado en lo técnico y quizás en mejor sala, mejor día y sin competencia directa (estaban tocando SARATOGA a la vez gratis en las fiestas de Villa de Vallecas muy cerca, y se notó sin duda).

No es la primera vez que cierro una crónica de un concierto organizado por Kivents agradeciendo que, como promotores, traigan a bandas distintas y tan queridas en muchos casos. En este caso para mí tener a MAD MAX de nuevo en mi ciudad 12 años después de su última visita fue una auténtica pasada ¡Gracias!

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnehavy.com)

Repertorio:

  • Running to Paradise

    MAD MAX

  • Burning the Stage
  • A.M.N.
  • Thirty 5
  • Beat of the Heart (parcial)
  • Rome Burns 
  • Hollywood Angels 
  • Fallen from Grace
  • Rollin’ Thunder
  • Heroes Die Lonely
  • Thoughts of a Dying Man
  • Wait for the Night
  • Fly Fly Away
  • Never say Never
  • Night of Passion
  • Lonely is the Hunter
  • Fox on the Run
  • Stormchild

¿Cerramos con la galería de fotos del concierto? Tanto en este enlace de Facebook como debajo en el slider lo tenemos:

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »