Segunda Jornada del Galia Metal Fest II – Sábado

Ya estamos de vuelta de la segunda edición del Galia Metal Fest. Un evento que se consolida a nivel de público y que salió de perlas… En el artículo previo os contamos una intro general y la jornada del viernes, y rematamos ahora con el sábado:

Galia

Galia

En nuestro comentario de la segunda jornada, comenzamos por varias actuaciones de nivel y terminamos reseñando el clima que, a diferencia del año pasado, fue espléndido dejando el temporal de 2018 en anécdota. Os lo contamos:

POLISONG

La interesante banda de Ferrol abría fuego en la jornada del sábado. Con su peculiar manera de entender el Hard Rock lo dieron todo ante unos asistentes que se incrementaban poco a poco mientras transcurría su tiempo en escena. Evidentemente era pronto, pero al igual que durante la gira que acaban de terminar con THE QUIREBOYS, seguro que despertaron interés en muchos de los asistentes.

Como comentábamos luego entre bambalinas, a disfrutar y seguir creciendo poco a poco… Lamentablemente acabábamos de llegar desde Madrid y no pudimos verles enteros, aunque sin duda gustaron a los presentes… algunos más que el año pasado a la misma hora, todo sea dicho.

WITCHTOWER

WitchTower

El Heavy Metal orientado a la NWOBHM también puede venir desde Jaén, ¡claro que sí!, y aunque los aires tan británicos de la música contrastan con las arengas en castellano de Víctor (guitarra y voz) al público, WITCHTOWER conectan en directo con los amantes de los sonidos tradicionales con facilidad. Mucho parche y heavy metal clásico, encima y debajo del escenario, pero sobre todo mucha calidad en una banda muy interesante y con mucho que decir en la escena.

Esas armonías dobladas de guitarra, las bases rítmicas galopantes… Se dan todos los elementos que nos devuelven a otra época del Heavy Metal y que WITCHTOWER evocan con facilidad en lo musical, y también en cuanto a puesta en escena, con actitud, ganas y con cortes como “Heavy Metal Sign” que rápido levantan puños y encienden gargantas, como debe de ser. Buena actuación en los primeros compases del festival y con mucha gente pendiente de ellos. WICHTOWER seguirán subiendo en base a actuaciones como la del Galia, seguro.

CICLÓN

CICLÓN

No íbamos a abandonar el Heavy Metal clásico porque era el momento de que al escenario del pabellón de Pozal de Gallinas subieran a actuar CICLÓN. Desde luego que son una apuesta segura para un festival y como tal se desenvolvieron exprimiendo al máximo su tiempo de actuación. Hacía tiempo que no tocaban, y de hecho andan preparando su tercer disco, pero lo disfrutaron y nos hicieron disfrutar, que no es poco.

Pirotecnia, las apariciones de la criatura sobre el escenario, canciones que ya son clásicos como “Caballeros del Rock”… y, lo más importante: la esencia de ese sonido de Heavy Rock de nuestro país mantenida como un tesoro y que entre todos deberíamos cuidar. No son los más técnicos ni lo pretenden, pero gustan de hacerlo bien y dar un buen espectáculo, y como tal la valoración de todos fue positiva sin duda con los vallecanos en Pozal.

Buena actuación en la que escuchamos también cortes ya imprescindibles de  “Fuera de control” como “Luna de Lobos” o “En tu celda” para redondear el setlist de CICLÓN de la mejor manera. ¡Bien por ellos!

S.D.I.

SDI

S.D.I. eran una de las bandas que más ganas tenía de ver de todo el festival. La entrevista que mantuvimos semanas antes con Reinhard Krusse no había hecho más que alimentar el hype… pero una actuación lastrada por un sonido débil terminó por no colmar mis expectativas a pesar de que el setlist fue imponente:. “Alcohol”, “Absolute Banger”, ·Megamosh”, “ComingAgain” o, su gran tema, “Sign of the Wicked”. No faltó nada de lo mejor de su repertorio y ni por esas llegaron más que a cumplir.

Cierto es que tampoco eran la banda más conocida o popular entre los presentes, incluso tocando delante de mucha vieja guardia del heavy/thrash metal… Ellos ponían ganas, con un Krusse especialmente activo y empeñado en desatar un gran “Mega Mosh”… pero en ningún momento se llegó al entusiasmo que más adelante desatarían otros grupos del cartel en ese aspecto. Hay días en los que inexplicablemente las actuaciones no salen adelante con éxito por bien planteadas que estén, el sábado fue uno de ellos para S.D.I.

MAD MAX:

¡Qué gran actuación la de MAD MAX en el Galia! Una de las mejores del día sin lugar a dudas, aunque normal con esos mimbres. Probablemente son uno de los grupos más injustamente olvidados del Hard& Heavy y, con todo, fueron capaces de hacerse valer sin telones, tocando con luz diurna y sin grandes artificios. No contaron con nada más que su música para hacer un concierto de quitarse el sombrero. El que vale, vale, que se suele decir… y MAX MAX triunfaron merecidamente.

MAD MAX

Comandados por Michael Voss (CASANOVA, Michael Schenker’s TEMPLE OF ROCK…) desgranaron un repertorio con concesiones al nuevo material de “35” como “Beat of the Heart”, pero construido sobre todo alrededor de “Night of Passion”. Lo mejor fue que los temas más recientes no tienen nada que envidiar a los clásicos, salvo el cariño que podamos tener a las canciones de toda la vida, pero el concierto fue sólido y compacto independientemente de qué material estuviera sonando en cada momento.

No lo voy a esconder, es uno de mis grupos preferidos y volver a escuchar “Burning the Stage” en concierto después de tantos años desde la última vez fue un auténtico placer. Eso por no hablar del gustazo de que recuperarán una canción como “Lonely is the Hunter”, la propia “Night of Passion”… pero insisto: cosas como “Fallen from Grace” (compuesta junto a Don Dokken) no bajaban el pistón para nada. Lástima que el concierto fuera muy corto… aunque nos quitaremos la espinita en unos meses que vuelven en solitario a nuestro país, como han anunciado hace muy poco.

Volviendo al concierto, evidentemente para MAD MAX hay un tema imprescindible: la versión del “Fox on the Run” de THE SWEET (que aquí versionearían BELLA BESTIA años después). La historia la explicó el propio Michael Voss al presentarla: fue sintonía del programa de radio del Pirata –“Emisión Pirata” – muchos años. Por cierto, por allí andaba el propio locutor disfrutando del momento. A mí me habría gustado escuchar muchos cortes más, así a bote pronto cosas como “Losing You”, “Love Chains” o “Criminal Religion” no hubieran estado de más, pero el tiempo que tenían era el que era y sólo queda esperar que vuelvan en un tour propio.

Cerrar la parte de esta crónica dedicada a MAD MAX resaltando el espléndido estado de forma del grupo: todos los temas tocados y cantados perfectos. Lo dicho, ¡nos vemos de nuevo en octubre!

NERVOSA

No es tan fiera la bestia como la pintan. He visto ya varias veces a NERVOSA y no terminan de convencerme. Viniendo de un país con una tradición metalera tan salvaje, NERVOSA no están a la altura de lo que Brasil ha ido exportando hasta ahora ni tampoco de las bandas que han hecho carrera sin salir de sus fronteras (¿alguien dijo SARCOFAGO, AZUL LIMAO, DORSAL ATLANTICA, SEPULTURA…?).

NERVOSA

Sí,  Fernanda Lira en su papel de frontwoman se mueve bien, pone los ojos en blanco con cara de mala e interactúa con el público, pero la música es muy plana y lo estático de Prika Amaral (guitarra) no ayuda a dinamizar el show tampoco. Son jóvenes, buena imagen, actitud y temas correctos… pero falta algo más, al menos en nuestra opinión.

Las canciones que sonaron se movieron en zonas comunes del Thrash actual, aunque con excepciones. Ya sabéis: “Into the Moshpit” validando la autenticidad de NERVOSA con referencias a TANKARD, EXUMER y muchos más en la letra, alguna que otra canción de odio genérico como “Masked Betrayer” y, lo más interesante: “Hostages” o “Raise your Fist” con una carga política y contestataria que las hace mucho más llamativas que al resto… y sería la dirección a seguir por el grupo si alguien me preguntara a mí.

Sí, quizá lo escrito no es muy favorable a NERVOSA, pero para dar todas las ópticas posibles a su concierto, es de ley mencionar que en su actuación las primeras filas fueron un pogo constante, así que desde luego que tienen su éxito y algo de lo que están haciendo bien a mí se me está escapando.

SU TA GAR

Su tiempo sobre el escenario marcó un antes y un después en el festival, y sin duda fueron los triunfadores absolutos de la noche y punto. En estos últimos coletazos de su gira XXX aniversario pusieron el Galia patas arriba a base de un Heavy/Speed incontestable. Contaron con más sonido, luces y equipo que el resto de bandas del día, que para ello eran justos cabeza de cartel, y demostraron que a día de hoy están un peldaño por encima del resto.

SU TA GAR

Con “Jaiotze Basatia” vertebrando el repertorio también iban a sonar “Azkar zuregana” y “Nazka” de “Hortzak estuturik”, pero el protagonismo iba a ser para “Begira”, “Mari”, “Jo ta ke”… y mucho más porque ya sabéis que para celebrar sus tres décadas SU TA GAR han buceado hasta su época de demos y también tocan “Gudari”, la versión de PRIEST “Electric Eye” o una de mis preferidas: “Basamortuetako zalduna”.

Aitor explicó que Xabi se había roto el dedo recientemente y a la hora de ejecutar ni se notó. Todos los temas tocados a toda velocidad, como es de ley y, aunque no hubiera montaje decorando el escenario como, por ejemplo, en su concierto de Bilbao, SU TA GAR volvieron literalmente loca a la gente. Headbangin’ , puños en alto y el mejor Heavy Metal retumbando por el pabellón y poniendo el listón tan alto como para barrer de un plumazo la actuación de NERVOSA y también la de THE QUIREBOYS… que iban a tener que lidiar con salir después de semejante cañonazo de Heavy Metal.

THE QUIREBOYS

THE QUIREBOYS

Aplastante el peso con el que el vocalista Spike y sus compañeros iban a tener que luchar, pero más sabe el diablo por viejo… De hecho, entre un montón de bromas sobre el carácter Heavy del festival, QUIREBOYS salieron a hacer lo suyo, ese Hard clásico de toda la vida heredero de THE FACES y salvaron los muebles, e incluso podríamos decir que sobrevivieron con dignidad al huracán SU TA GAR.

Pusieron toda la carne en el asador prácticamente desde los primeros compases regalando a lo largo de su concierto un montón de canciones de “A Bit of What You Fancy”. Desde la emoción de “I don’t love you anymore” ( “tiene que sonar en todos los conciertos de QUIREBOYS”, dijo Spike al presentarla) a la marcha de “There she Goes Again” que puso a todo el público a bailar; sin olvidarnos de cosas más contemporáneas como “Mona Lisa Smiled” y canciones puntuales de “Amazing Disgrace” que, al fin y al cabo, es el trabajo que venían a presentar, aunque lo que terminó prevaleciendo es el buen rollo y la diversión que los temas de QUIREBOYS siempre desprenden.

No voy a negar que les he visto dar conciertos superiores al del pasado sábado, que la voz de Spike no estuvo en su mejor noche, y que supongo que la cercanía de una sala hace mucho en su caso, pero lo pasamos muy bien bailando con QUIREBOYS. Y es que… ¡”This is rock n´roll”, amigos!

CLOVEN HOOF

Puede que no sean uno de los combos más populares de la NWOBHM, pero desde luego que CLOVEN HOOF pueden lucir la vitola de grupo legendario con orgullo. Lo que pasa es que ese estatus hay que defenderlo en directo y comandados por el virtuoso bajista Lee Payne como único miembro original lo cierto es que lo consiguieron. Quizás no tocaron en la mejor hora y la prueba de sonido fue demasiado larga, pero luego compensaron con creces la espera y resolvieron con solvencia una actuación “difícil” (por la hora y el público inicialmente frío).

CLOVEN HOOF

Lejos de cuando en sus primeros tiempos se caracterizaban como los cuatro elementos vestidos con ropas exageradas e histriónicas, hoy por hoy la agrupación apunta más a un rollo de Heavy verdadero, de True Metal, seductor cuando menos. Mucha culpa (bendita en este caso) la tiene George Call… Como vocalista ha sido parte de combos como OMEN, BANSHEE…, pero sobre me ha sorprendido averiguar que era miembro de ASKA, la banda que el Ministerio de Defensa de EE.UU. llevaba de aquí a allá para entretener a las tropas. Recomendados a pesar del tufillo patriotero USA. Por cierto, los mejores pantalones del festival los llevaba él, si nos permitís el momento “fashion” en la crónica.

A lo que voy, Call sabe como mover a la gente en condiciones adversas y se notó. Como notó el cansancio entre el público y se ganó a todo el mundo bajando al foso en varias ocasiones, y mientras tanto Lee Payne llena él solo el escenario con un carisma del que carecen el resto de músicos de la banda curtidos en proyectos de altura como SANCTUARY, por ejemplo y que desde luego saben tocar. ¡Un buen profesional y un cantante muy solvente!

Es curioso lo bien que les sienta a las canciones de CLOVEN HOOF algo de endurecimiento. “Nova Battlestar” bordeaba ya el Power Metal USA en el tratamiento que esta nueva encarnación del grupo le da, y un poco así con todos los cortes clásicos que cayeron. La vacilona y picante “Crack the Whip” también se benefició del nuevo estilo, así como el toque épico de “Highlander” o la velocidad de “Reach for the Sky” que sirvió para cerrar una buena descarga que sólo lastró el cansancio en los cuerpos de los que llevábamos allí desde primera hora. Hay ganas de verles de nuevo quizás en mejores circunstancias…

DEBAUCHERY vs BALGEROTH

DEBAUCHERY

Después de actuar en la jornada del viernes, DEBAUCHERY tenían un segundo concierto en el Galia… pero no para repetir sino para hacer otro bolo distinto como DEBAUCHERY VS BALGEROTH. Distinto atuendo y distinta música con el combo ataviado con máscaras demoníacas de cara a presentar en sociedad su curioso híbrido musical. Me recordaron mucho a lo que viene haciendo MIDNIGHT sólo que con más medios y algo más próximo a los sonidos extremos.

Pena de problemas con el bajo porque la actuación prometía en cuanto intensidad, pero la parte técnica medró la fuerza de DEBAUCHERY VS BALGEROTH, que como pudieron mantuvieron el tipo con una base de guitarra y batería aunque la cosa no llegó a encauzarse de nuevo. Y ya era tarde y la gente respondió menos a la propuesta que el día anterior, las cosas como son…

DARK EMBRACE

Galia

Ya sólo quedaba la actuación de DARK EMBRACE para cerrar este segundo Galia. Todavía con “The Call of the Wolves” de 2017 bajo el brazo, cerraron el festival con su Heavy Metal oscuro con tintes góticos… aunque lógicamente la presencia del público iba bajando ya a esas horas, al igual que la intensidad de la respuesta.

En resumen, variedad de estilos, buenas instalaciones, grandes conciertos, juntarnos con nuestros amigos… todo lo que un buen festival puede ofrecer lo tuvimos en el Galia Metal Fest II.

Gracias amigos de Kivents, y Galia Metal Fest en general, por las facilidades y el trato, como siempre… ¡A por la tercera edición!

Texto: Pablo Mayoral (pablo@redhardnheavy.com)

Fotos: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

En este enlace tenemos la galería de fotos completa del sábado en Facebook, o debajo en el slider:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »