¿Día de los Inocentes? Tracklist del 2020 – Spain edition

Este año no estamos con ánimo, o inspiración para jugar a los Santos (o Malditos) Inocentes, qué bastante inocentada ha sido 2020. Lo que sí vamos a hacer es daros dos listas de canciones que, a nuestro entender, representan este año muy bien. Nacional e internacional… Empezamos con los nuestros.

Eso sí, para que quede constancia: No pretendemos hacer apología de nada ni lista definitiva de nada, ni siquiera hacer el decálogo definitivo de canciones que hablen de virus, pandemias, confinamientos y vacunas. Tan sólo queremos sonreír un poco juntos escuchando buena música, y recordando este 2020 como lo ha sido: una jodido y triste broma e inocentada. Haremos dos partes: nacional e internacional… ¿Empezamos el repaso musical de temas nacionales para este particular «Día de los Inocentes»?

  • LEÑO – «Cucarachas»:

Puñados de cucarachas van recorriendo las calles, invadiendo nuestra casa y contaminando el aire… Vale, sabemos que la canción de Rosendo y compañía no habla de virus, ni de pandemias ni siquiera las cucarachas que tenemos sentadas en el Congreso (más en una bancada que en otra, pero bueno, ese es otro debate). Y este caso no es divertida precisamente, pero nos sirve para comenzar este repaso a la banda sonora de 2020 ejemplificando muy bien la de cucarachas, ya sean bichitos pequeñitos o bichos grandes, que han sido tristes protagonistas en este 2020.

Sepultureros del tiempo, licencia para matar, los que alimentan el odio, con odio se encontrarán… y con odio, y sorna, se lo dedicamos. Hay que exterminar la plaga, y nos lo decían ya hace 40 años…

  • JORGE SALÁN – «Es momento de luchar»:

Del pasado al presente, de 1980 a 2020 y de la negatividad a empezar a ponernos positivos, o al menos seguir reaccionarios. Es momento de luchar, de superar este 2020, de volver a sonreír, a vivir y a la ansiada vieja normalidad. Otro de los virus de este 2020 ha sido la ponzoña vertida en y desde las redes sociales, como bien supieron detectar Jorge Salán y El Drogas en esta canción. Nos han controlado más que nunca desde una pantallita (de ordenador y móvil) y hemos entrado en el juego y caído en la trampa más que nunca.

Genios de la oración negándolo todo con sus voces desfiguradas… Y ha habido una guerra civil virtual que va a costar mucho tiempo reconducir. ¿Dónde está tu batalla, a qué lado de la barricada?… Es momento de luchar, porque hay muchos frentes abiertos… y las mordazas caerán:

  • EL RENO RENARDO – «Hasta la Polla»: 

Vale, rebajemos el punto de seriedad, pero a la vez sigamos protestando y criticando muchas de las cosas que han pasado en este feo 2020… y lo han caracterizado. Policías de balcón, listos, tontos, advenedizos, malmetedores, abrazafarolas y quijotes de turno abanderando «la resistencia», o «la verdad», según se mire. Y no miró a las altas esferas esta vez, que ya tendrán lo suyo, sino más abajo: a tu vecina, a tu compañero de curro, a tu amiga, a tu amante y a tu conocido del instituto… y sí, por supuesto a tu cuñado.

Lo dicho, hasta la polla… de este 2020, y de sus pintorescas gentes. Gracias, Ktulu, por este armaggedon que ha sacado lo peor de la gente:

  • BARÓN ROJO – «Campo de concentración»: 

Año difícil para mostrar el amor irredento por la mejor banda que ha dado este país, como ya os contamos en el especial corsario sobre la historia de BARÓN de este año, con sus pros y sus contras. Al final, se impone la lógica y es imposible no rendirse a la evidencia… aunque cueste. Y bueno, lo peor, o al menos más difícil de este 2020, aparte de la pandemia en sí, fue el confinamiento de casi 4 meses que vivimos de marzo a junio. Y exactamente eso, dentro de su faceta profética y de Nostradamus urbanos, nos contaban hace tantos años en Campo de concentración. Todo exactamente todo lo que pasó está en esta canción.

Este mundo es un campo de concentración, pero piensa que es posible la evasión…  Corre, escapa, huye, escápate… Quizás Sherpa ya venía de Raticulín entonces, ¿quién sabe? En fin… Superamos el confinamiento, y quizás alguna vez superemos la puñalada al corazoncito rojo.

  • ANGELUS APATRIDA – «Bleed the crown»: 

Muy tentado estaba de incluir la versión de «Resistiré» de ANGELUS, que curiosamente se ha erigido como la ganadora de la lucha entre las canciones de ánimo de pandemia. Es hasta divertido, visto desde ahora, que la buena no era ni la de BARÓN ni la del DÚO DINÁMICO, ¡sino la de ANGELUS APATRIDA!… Finalmente, como otra de las inocentadas de este 2020, al menos en España, ha sido el paripé de la monarquía y el golpe durísimo a la pantomima de los bribones borbones (en minúsculas, sí, que el trato especial o la distinción ya no la merecen… si lo merecieron alguna vez) que ha supuesto esta crisis mundial, que les ha dejado totalmente con el culo al aire como nunca.

Comenzando por la salida del armario (y del País) de nuestro querido y simpático bonachón Rey Emérito, siguiendo por el mutis del rey actual (y sus secuaces) ante la crisis institucional más grande que ha tenido nunca la «corporación real» (de nuevo sin distinción), apoyo por silencio a los militares fusiladores incluido, y terminando por el ridículo, vergonzoso, vergonzante y totalmente ya fuera de lugar discurso de Felipe el Grande (por alto) en este jodido 2020. Por favor, basta ya, y que sangre la corona de una vez (o que desaparezca el «coronavirus», además del Covid 19, por favor):

  • SANTA – «Sobrevivir»: 

Tanto el «Huérfanos de la tormenta» como este «Sobrevivir» nos podrían servir perfectamente para lo que quiero expresar ahora. He escogido la segunda, porque hemos estado encerrados y salir ahora nos da miedo, pero sobreviviremos. El caso es que el mundo de la música, y la cultura, está herido de muerte. Posiblemente muerto ya de hecho, pero de alguna manera habrá que volver y resucitar, o vivir una adecuada reencarnación… 2020 ha sido terrorífico para los que de alguna manera nos dedicamos a esto, de manera profesional o altruista. Y 2021 no pinta mucho mejor, porque ha cambiado la tendencia, los gustos, la manera de relacionarse, de ir a eventos, de ver conciertos, seguramente de hacer festivales… Y los conciertos grandes volverán, seguro, y la gente irá… ¿pero los pequeños, y las salas, y las bandas…?

Quizás hemos estado estado demasiado tiempo levantando castillos en el aire, todo este tiempo atrás de hecho, y ahora viene la triste realidad. Sobrevivirán algunos, los huérfanos de la tormenta, los del viejo transistor, pero muchos ya se han quedado en el camino. Da miedo, porque todo está cambiado… ¿Sobreviviremos?

  • SINIESTRO TOTAL – «Bailaré sobre tu tumba»: 

Vale, me he puesto demasiado serio, y a veces hay que reírse para salir de las situaciones, o al menos llevarlas mejor. Eso sí, que nadie entienda esto por lo que no va, que por supuesto no lo saco a colación por bailar sobre la tumba de ninguno de los fallecidos en este maldito 2020… pero sí va de reírnos de la situación. De hecho alude a eso, a la capacidad de la risa y la sonrisa para superar las adversidades… personales, profesionales, musicales y demás. Y sí, morirá el virus, o nos acostumbraremos a él, y bailaremos sobre su tumba.

También, retomando el tema previo, supongo que habrá bailar sobre la tumba del modelo musical anterior y encontrar la manera de que el nuevo sea igual o mejor que antaño… Por si acaso, te mataré con mis zapatos de claqué, y te asfixiaré con mi malla de ballet.

  • LA POLLA RECORDS – «Ellos dicen mierda»: 

Éste no pretende ser un post político EN ABSOLUTO, aunque eso no quite para que nos mojemos en los comentarios, en lo expuesto y las críticas. De cualquier manera, repasando algunas de las peores cosas que hemos vivido en este annus horribilis, aparte de la pandemia en sí, sin duda el fango del mundo de la política de este país (y de todo el mundo, que acordarse de Trump, Bolsonaro y compañía hace vomitar) se lleva la palma.

Creo que el peor virus al que nos enfrentamos en este 2020 no ha sido un pequeño bichito hijoputa precisamente, sino al virus del odio, del fascismo, de los intereses económicos, y el conseguir dividir a una sociedad, ya tradicionalmente dividida y enfangada. Ellos dicen mierda, nosotros amen… más claro no se puede decir. Y yo no quiero callarme… 

  • LEIZE – «Sacando jugo»: 

Curioso cómo los mensajes de finales de los 80 y principios de los 90 siguen teniendo exactamente la misma validez (o más) que antaño. Y cómo en cualquier situación o grave problema se puede aplicar la máxima de que tiran más dos tetas que dos carretas…. Perdón, un sillón y unos milloncejos que la salud de la gente, que cuidar a tus ciudadanos (perdón, votantes). ¿Pandemia?, ¿muertos?, ¿hospitales?, ¿sanitarios?, ¿educación?, ¿cultura?, ¿solidaridad?… ¡Bah!, números, votos, privilegios, negocios y sacar jugo, partido y el mejor beneficio electoral / económico de lo peor que pueda pasar. Comienza la partida, la compra de opinión… Cómo se reparten los pedazos a ver quién se sienta en el sillón. Reparto de poder, otra vez… 

Cuántos más muertos mejor, cuánta más crisis mejor, cuanta más pandemia mejor, cuantos más tontos e incultos delante de la pantalla de la tele o detrás del teclado, mejor. Y mientras tanto a seguir sacando jugo. En 1991, en 2020 o cuando sea… Propagandas de papel mojado, ¿dónde están las promesas y la ilusión si son falsas?: 

  • LENDAKARIS MUERTOS – «Cóctel molotov al chivato del balcón»: 

Mejor reírnos, ¿no?… Más cosas jodidas de 2020, y más personajes que han marcado la personalidad, la historia y han pintado el cuadro costumbrista de lo que ha sido este año (desde marzo, ok). El chivato del balcón, el porculero que no mira los problemas dentro de su casa pero al de fuera si le dejaran le apedrearía. Policías de balcón, mirar la paja en el ojo ajeno (en vez de hacerte la tuya en tu casita sin molestar a nadie ni acusar al vecino). Toque de queda sólo para los demás, o pedirle el perro a tu suegra, o bajar la basura 10 veces al día para fumar un poco. Ayudar o comprender no, pero criticar y decir lo que otros hacen mal (y tú bien) ha sido el mantra de muchos en este 2020. Quizás la verdadera inocentada de este año… o al menos una de las peores que hemos sufrido.

En fin, hay que reírse como digo, porque lo de que el confinamiento iba a sacar lo mejor de nosotros, nuestra faceta humanitaria, incentivar la solidaridad y las ganas de ser mejor persona… pues va a ser que no ha sido así.

  • OBÚS – «Dosis de Heavy metal»: 

Vacunas, antídotos, soluciones, «nueva normalidad»… Lo que sea, pero no olvides tomar tu dosis de heavy metal. ¡Nunca te arrepentirás! Y que vuelvan los conciertos, los festivales, los encuentros con amigos antes y después de los bolos, los viajes a ver grupos donde sea, y la música en directo.

Los roqueros duros vuelven otra vez, espero, y pasa de DJ´s bobos… Mensaje válido hace 40 años y ahora:

GIGATRON – Apocalipsis Molón: 

Terminamos esta primera parte (en este enlace tenemos las dedicatorias internacionales a 2020). En fin, si tenemos que irnos al otro barrio, al otro mundo, y nos toca vivir el Apocalipsis, al menos que sea uno molón, ¿no?… Quitaros las legañas y despertad, que comienza el juicio final. Y los pijos están mejor situados para llegar antes al Valhalla, ¿les ayudamos? O al menos nos reímos de y con todo esto para cerrar:

¿Repasamos la lista de canciones dedicadas o relativas al 2020 en el parámetro internacional?

Texto: David Esquitino (david.esquitino@redhardnheavy.com)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Redhardnheavy utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »